lunes, 26 de marzo de 2012

¿Quién se ha llevado mi queso?, Spencer Johnson

Autor: Spencer Johnson, M.D.
Editorial: Empresa Activa.
Año de publicación: En 1998 por Spencer Johnson y en 2000 por Ediciones Urano S.A
Número de páginas: 44 páginas

Opinión:

Bueno, acabo de terminar esta fábula/cuento/historia/libro llamado ¿Quién se ha llevado mi queso? Creo que es un libro bastante conocido, pero yo no había oído nunca hablar de él, hasta que lo vi en la página quedelibros, y tras leer algunas reseñas, me animé a leerlo. La verdad, me esperaba algo diferente.  Pensaba que sería un libro de autoayuda, sobre aprender a “cambiar”, a cambiar de trabajo, de forma de ser, de vida…pero eso con un toque de humor. Estaba en lo correcto excepto en la parte humorística 
Yo dividiría esta historia en cuatro partes. La primera, es un prólogo del autor en que  nos explica los símbolos y las bases de la fábula, de forma que podamos entender que cuando dice “queso” no se refiere a un queso literal, sino que se trata de una metáfora de lo que deseamos tener en la vida y que cuando dice “laberinto” se refiere al tiempo que usamos para lograr nuestro objetivos. Esas son unas pocas de las muchas metáforas que podemos encontrar en la fábula.
¡Ay! ¡Qué me ando por las ramas! Os estaba comentando el prólogo. Bien, pues en él nos explica un poco de que va la fábula, pero a mitad del prólogo, el autor empieza a auto alabar su obra, de una forma tan descarada que me provocó dolor de cabeza y odio profundo hacia el autor.  En serio, ¡odio a los escritores tan creídos! Ya me pasó lo mismo con Promise ¿crees en los milagros? En cuya sinopsis ponía “el libro que va a cambiarte la vida” ¡No había para tanto! Y aquí sucede lo mismo, pues el autor comienza a decir lo mucho que le ha cambiado la vida a centenares de personas e incluso pone casos concretos. Muy bien, me alegro por ellos pero cada uno es individual y no reacciona igual.

Lo siento, estoy desquitándome con la obra, a pesar de que es el autor el que tiene toda la culpa. Pasemos a la segunda parte del libro. En él hay una reunión de gente en que se resume el prólogo pero esta vez que parezca más parte de una historia que un prólogo, de forma que el prólogo se hace innecesario e inútil.
En la tercera parte, se va contando la fábula, una fábula sobre dos ratones y dos liliputienses en búsqueda de su “queso”. En la fábula, los roedores (Fisgón y Escurridizo) y los liliputienses  (Hem y Haw) encuentran el “queso”, pero cuando este se acaba, Fisgón y Escurridizo van a buscar más, mientras que Hem y Haw se resignan y se niegan al cambio. Poco a poco Haw se va dando cuenta que así no consigue nada y decide intentar cambiar e ir en búsqueda de más “queso”.
En esta parte de la historia, he de destacar que en ocasiones, Haw se detiene a escribir frases en las paredes del laberinto, entre las que he de destacar ¿Qué harías si no tuvieras miedo?, pues me parece muy inspiradora. Pero no es la única, todas las frases te dan que pensar y te hacen reflexionar sobre tu vida, y tu forma de actuar. Es lo más destacable de toda la historia.
Por último, vemos como los personajes de la cuarta parte debaten qué les ha parecido la historia, y todos aseguran que les ha cambiado su forma de ver la vida, de que nada será lo mismo y bla, bla, bla.
Aah!, lo olvidaba. Justo después hay una recopilación de frases, frases que cualquiera puede encontrar fácilmente por Internet, pero que están bastante bien si no te da pereza leerlas.
Vale, puede que mi reseña sea algo negativa, pero es mi sincera opinión. No puedo decir que no me haya gustado nada, pues la fábula en general era interesante. Antes de terminar, os dejo aquí un trozo que me ha llamado la atención del principio y con el que coincido bastante:

PUNTUACIÓN...2/5!


Primeras Líneas...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

"Sabes que has leído un buen libro cuando al cerrar la tapa después de haber leído la última página te sientes como si hubieras perdido a un amigo." Paul Sweeney