jueves, 2 de febrero de 2023

Viaje a Madrid: Turismo y ruta de librerías de segunda mano

¡Hola a todos! 

Hoy os traigo una entrada bastante peculiar, pues os voy a hablar acerca de mi viaje a Madrid donde, además de turismo, hice una ruta de librerías de segunda mano que había organizado, por lo que, si os interesa, os animo a tomar nota. 

Estuve de viaje del 3 hasta el 5 de enero y visité sobre todo la zona central. Pese a ser la capital, nunca había visitado la ciudad antes. G me acompañó y lo organizamos de tal modo que por la mañana visitábamos librerías de segunda mano, mientras que por la tarde hacíamos turismo. Este último estaba patrocinado por Patt, quien nos demostró que los residentes no saben mucho acerca de su propia ciudad. Sabía llegar a todas partes (con Google Maps) y cuáles eran los lugares más remarcables, pero no conocía muy bien su historia. En su defensa, a mí me hubiera pasado exactamente lo mismo y estoy segura de que a vosotros también. Sé cuáles son los lugares más turísticos de mi ciudad y conozco alguna anécdota concreta de cada sitio, pero no sé nada acerca de la historia de esos lugares. Estaría muy guay que esto se tratara en el colegio, en lugar de memorizar datos para poner en un examen.

El caso es que Patt nos hizo un tour por los principales puntos de la ciudad, muy bien seleccionados, y tuvimos tiempo de visitarlo todo, pero desde fuera. También nos llevó a restaurantes en los que todo estaba muy bueno y a buen precio, y teniendo en cuenta lo especial que soy con la comida, tiene mucho mérito. A esto hay que añadir que, por nuestra cuenta, fuimos al Rey León y a la obra "La vida es sueño".

En general, la ciudad me ha gustado. Se nota mucho la amplitud, a diferencia de la isla en la que vivo y, pese a que las calles estaban atestadas, se podía transitar, También me ha sorprendido lo cultural y multicultural que era, pues, por una parte, había cines, teatros y publicidad sobre arte en todas partes y, por otra, había tiendas y restaurantes de todas las culturas. Los edificios son muy altos, recargados y hay estatuas y decoraciones por todas partes, algo que me ha encantado. Es cierto que si nos alejamos del centro (quizás media hora en autobús) los edificios siguen siendo altos, pero mucho más funcionales, de ladrillo rojo.

A continuación, os hablaré del viaje por partes:

Ruta de librerías de segunda mano

Cuesta de Moyano

Una muestra de lo importante que es la cultura para la ciudad es que tengan un espacio permanente para instalar librerías de segunda mano. Es como si cada día fuera el Día del Libro, y además, de segunda mano. A la hora a la que fuimos solo empezaban a abrir, por lo que no las visitamos todas. Las casetas estaban llenas a rebosar de montañas de libros, pero muchos no eran de publicación reciente y solo estaban a mitad de precio. Me sorprendió encontrar un grupo de habituales reunidos en torno a un librero, expectantes, pues iba a abrir una nueva caja de libros.

Librería Re-Read Atocha

Tiene muchos libros interesantes y el espacio estaba muy bien decorado, con un rincón de lectura. Me gustó que tuvieran cestitas para libros, así como la iniciativa "Una cita a ciegas con un libro", donde los libros estaban envueltos y solo podías fiarte de una nota que contenía una sinopsis hecha personalmente por los libreros. Los precios, como en todas las Re-Read eran: 1 libro, 4 euros; 2 libros, 6 euros; 5 libros, 12 euros.


Libros & Co. Librería Low Cost

Muy pequeñita, pero acogedora. Tiene un formato muy similar a Re-Read y puntos de libro muy bonitos. Los precios son similares a Re-Read: 1 libro, 3 euros; 2 libros, 5 euros; 5 libros, 10 euros. Tiene libros en línea, pero son más caros, a mitad de precio. 

La Casquería. Libros al peso

Pero qué cosa más guay. Nos costó un poco encontrarla, porque estaba dentro del mercado, pero me fascinó. El precio de los libros depende de su peso: si un libro pesa 250 gramos, cuesta 2'5 €; si pesa 500 gramos, cuesta 5 euros. Además, te aseguran que en ningún caso, por mucho que pese el libro, te harán pagar más de 8 euros. El espacio es similar al de un puesto de mercado, por lo que esta peculiar forma de poner los precios es muy adecuada.

Librería Re-Read Tirso de Molina

Muy chula, como cualquier otra Re-Read, y con los mismos precios que las otras. El escaparate era bonito. 

Librería Mujeres. Especialistas en libros feministas y escritos por mujeres

No entramos, sino que solo la vimos desde el escaparate, pues los libros no son de segunda mano. Aun así, la visitamos porque me parecía una propuesta interesante. Me sorprendió que fuera tan grande y contara con tantos libros feministas.

Tik Books. Libros usados MA

Está bien. Me sorprendió que de algunos libros tuvieran tantos ejemplares. Los precios son: 1 libros, 2'90 €; 2 libros, 5 euros; 5 libros, 10 euros.

Librería La Central del Museo Reina Sofía

Había oído hablar mucho sobre la inmensidad de esta librería, por lo que, pese a que eran libros nuevos, quería visitarla. Lo cierto es que nos costó dar con ella porque ES TAN GRANDE que la teníamos frente a nosotros y éramos incapaces de verla. El edificio es muy bonito. Estuvimos siguiendo unas flechas para encontrar la entrada, pero al llegar, nos informaron de que ese día justamente estaba cerrada. Jó.

Librería La Central de Callao

Si esta es la librería pequeña, no puedo hacerme a la idea de las dimensiones de la otra. Pero qué cosa más monstruosa. Podría pasarme el día allí. De nuevo, es una librería con libros nuevos, no de segunda mano, pero merece mucho la pena solo por verse tan rodeado de libros interesantes. Cuenta con tres plantas. En la planta baja, hay revistas, una selección de libros recomendados por Filmin, libros infantiles, una cafetería y una pared llena de cartas de escritores. En el primer piso encontramos la parte de ficción ordenada por géneros. Además, los libros estaban clasificados por idioma y por libros traducidos de X idioma (libros en italiano y libros traducidos del italiano, por ejemplo). Todo muy bien organizado. En el segundo piso, se encontraban los libros de no-ficción.

Libros para un mundo mejor

No sé hasta qué punto es legal que una librería de segunda mano venda los libros más caros que si los compraras nuevos. Como mínimo no lo esconden y te ponen el precio original y al lado, al que lo venden ellos. Podrían justificarlo por ser primeras ediciones, pero no es por eso, pues vendían un libro publicado el año pasado, una octava edición, por 4 euros más que si fuera nuevo. Y no era el único. También había un libro de Terry Pratchett, de una edición cualquiera, por tres euros más. Un timo. Eso sí, el lugar tiene mucho encanto. Si quieres hacer postureo con libros, es el sitio ideal. La decoración es preciosa y el espacio es muy acogedor. Me hizo gracia que en el baño hubiera una arena para el gato que vive en el local y unas escaleras para que pudiera ir a comer. Por otra parte, tiene merchandising y muy original sobre Madrid, a precio normal.

Libros Dodó

Si alguna vez has querido sentirte sepultada por libros, estás en el lugar ideal. La librería está plagada de libros por todas partes y poco organizada. Puedes encontrar novelas publicadas recientemente, pero la mayoría de los libros solo están a mitad de precio.

Librería Releer

Es un lugar pequeñito y bastante desorganizado, pero puedes encontrar verdaderas joyas a muy buen precio. Me sorprendió encontrar tantos libros publicados hacía poco. Según un código de colores, los libros están a 1 €, 2 €, 3 €, 4 € y 6 €, aunque la mayoría están a a dos o tres euros. Quedé encantada.

Libros Melior Filipinas

Otra librería pequeñita, pero en esta ocasión, bien organizada. Además, también cuentan con un buen surtido de libros publicados recientemente. Como la anterior, según un código de colores, los libros están a 1 €, 2 €, 3 €, 5 € y 8 €.

Librería Re-Read Guzmán el Bueno

Una Re-Read tan buena como las otras, también con cestitas y citas a ciegas con libros, y con obras al mismo precio.

Librería Re-Read (O'Donnell)

De nuevo, una Re-Read tan buena como las otras y con libros al mismo precio.


TuuuLibrería Barrio de Salamanca

Estaba cerrada, pese a que en Google ponía que no era así. No abrían hasta la 1 del mediodía, algo que nos sorprendió.

AIDA Books&More Madrid (C/ Claudio Coello)

Un lugar pequeño pero acogedor. Los dependientes son muy amables. Cada libro tiene su propio precio, pero no suelen ser más de 5 euros.

Librería Re-Read Chamberí Martínez Campos

Lo mismo que ya he dicho de otras Re-Reads: igual de buena que las demás y con libros al mismo precio.

AIDA Books&More (Plaza Getafe)

Un sueño. Un almacén de pasillos infinitos con libros hasta el techo. Me hubiera pasado horas ahí. Por desgracia, no pude ver ni la mitad. Se pueden encontrar libros de publicación reciente y no suelen estar a más de cinco euros. Además, puedes comprarlos en línea (pero no están todos) y que te los envíen a casa o recogerlos ahí.


Visita turística

Lugares que vi por fuera, pero en los que estaría guay entrar:
  • Museo Nacional del Prado (es muy grande y tiene zona subterránea)
  • Museo Nacional Thyssen-Bornemisza (a Patt le gusta)
  • Mercado de San Miguel (fuimos con prisas)
  • Catedral de Santa María la Real de la Almudena
  • Palacio Real de Madrid (es inmenso)
  • Jardines de Sabatini (parecían muy bonitos, pero había una fiesta con pompas de jabón y no pudimos entrar. La cola era kilométrica)

Lugares molones que vi:
  • Fuente del ángel caído
  • Palacio de cristal (estaría guay saber más de él)
  • Jardín del Parterre (qué feos todos los parques de mi ciudad)
  • Estanque Grande del Retiro (había más patos en el Palacio de cristal. Los árboles de lucecitas eran bonitos)
  • Monumento a Cristóbal Colón
  • Ayuntamiento de Madrid (edificio favorito de Patt)
  • Banco de España
  • Círculo de Bellas Artes
  • Monumento a Velázquez
  • Fuente de Neptuno
  • The Westin Palace (el restaurante es impresionante)
  • Congreso de los Diputados (había un señor con metralleta vigilando)
  • Ateneo de Madrid
  • Madrid a Federico García Lorca
  • Teatro Español
  • El Oso y el Madroño (es, efectivamente, una estatua)
  • Reloj Carrillón (la plaza es tan grande, que casi no lo vi)
  • Plaza Mayor
  • Casa de la Villa (antiguo ayuntamiento)
  • Jardín del Príncipe de Anglona (es un poco pequeño)
  • Plaza de los Carros
  • Plaza de la Paja
  • Mercado de la Cebada / La Latina
  • Teatro La Latina
  • Plaza de España
  •  Auditorio Nacional de Música
  • Parque de Berlín (tiene fragmentos del muro de Berlín por motivos que nadie conoce)
  • Parroquia Nuestra Señora de Guadalupe (iglesia triangular)

Lugares molones que me han quedado pendientes:
  • Cine Doré
  • Edificio de Plus Ultra Seguro con muñequitos que dan la hora
  • Teatro Real
  • Templo de Debod
  • Palacio de Liria
  • Andén 0 | Estación Museo Chamberí
  • Jardines de Pablo Sorozábal
  • Museo de Historia de Madrid
  • Museo del Romanticismo
  • Museo Sorollas:
  • Real Jardín Botánico
  • Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía
  • Puerta de Alcalá (estaba en obras)
  • Museo Arqueológico Nacional y Biblioteca

Restaurantes

City Kebab (C/ de la Cruz)

Servicio rápido, mucha variedad, a buen precio y está todo muy rico. Lástima que el sitio sea tan pequeño

Las Bravas (C/ de Álvarez Gato)

La calle es una preciosidad, hay que ir solo por eso. El local, por fuera, está decorado con los espejos de Valle-Inclán (Luces de Bohemia), pero son copias. Los originales están dentro del restaurante, restaurados (dentro de lo que cabe), pues unos vándalos los rompieron. La comida está buena, aunque es más para picar con amigos que para llenarte. De todas formas, es parada obligatoria porque la salsa brava que hacen es única (en serio, por todas partes te informan que hay denominación de origen). ¿Problemas? Suele haber cola para entrar, el local está atestado y los camareros van con tanta prisa que se olvidan de ser amables.

VIPS (C/ de la Princesa)

Muy rico. Siempre hay cola, pero el lugar no está demasiado lleno y los camareros son muy amables (dice Laura y su drama de la botella que inundó el restaurante. Tampoco exageres tanto. Además, fue culpa de G). De verdad, qué gente más simpática. Las hamburguesas son grandes, aunque lo que me dejó flipando fue la ensalada, que parecía para dos o tres personas. Es un buen lugar para quedar con los amigos y pasar el tiempo. Eso sí, los precios me parecieron altos. Es verdad que la hamburguesa con patatas son unos 12 €, y que con eso quedas más que satisfecho, pero si le sumas un postre y unos entrantes compartidos, la cosa se infla, hasta el punto de que nos salió a 19 € por cabeza. 

El museo del jamón (Puerta del Sol)

El local es un poco raro, porque parece una cafetería dentro de una carnicería de jamón, pero el ambiente mola. Los bocatas están muy ricos y a buen precio. Es un lugar perfecto para desayunar. 

Chocolatería San Ginés

Para ser un lugar tan emblemático, no me pareció para tanto. Muy curioso que todas las paredes estuvieran forradas de fotos de gente famosa que ha estado en el lugar. No os podéis hacer a la idea de la cantidad de celebridades que había allí retratadas. Es una parada obligatoria, pero a nivel calidad/tiempo, no merece la pena, en especial porque los churros y el chocolate saben como en cualquier parte (pero si a ti no te gusta ni lo uno ni lo otro. No lo habías probado antes. Que sí. Hace mucho. Mucho). Las colas son muy largas, y eso que hay tres locales. Primero hay que hacer cola para hacer el pedido (no puedes pensarlo tranquilamente sentado en la mesa) y después hay que hacer cola para sentarse. El lugar es muy pequeño, estrecho e incómodo, pues tienes al lado a toda esa gente esperando para sentarse. No volvería a ir (esto parecía una reseña sacada de Google Maps).

Tanguito Parrilla

Parrillada argentina. Estaba muy rico. Nunca había visto unos nachos como los de este sitio: era una cosa impresionante tanto por la cantidad de salsas que llevaban como por el tamaño. De nuevo, algo caro, y más si pides un entrante para compartir (pareces una tacaña).

El rey León y La vida es sueño

El rey León

Es muy caro, eso lo primero. Las butacas de abajo costaban 120 euros, las de arriba 60 euros y las de arriba muy lejos, 35 euros. El espectáculo está muy bien y está claro que ha requerido una gran inversión, pero no debería valer lo que vale, pues diez años con dos funciones diarias bien que lo han amortizado. Además, un cubo de palomitas de tamaño mediano cuesta 10 euros y, por alguna razón que no entiendo, la mayoría de la gente los compra. No sé cómo a la gente le sobra tanto el dinero, la verdad. En mi caso, fui porque era un regalo, pero si hubiera sido por mí, no me hubiera gastado tanto dinero en algo así.

Dejando de lado el tema del precio, a nivel de actuaciones ha estado bien, sin que ningún actor me pareciera especialmente remarcable. La actuación de Scar y Mufasa era correcta, pero les falta la garra de los dobladores originales. Los niños, pese a su edad, también lo han hecho muy bien. Me ha sorprendido que gran parte del elenco fuera diverso, algo que me parece fantástico, pero no me ha gustado tanto que tuvieran deje latino, más que nada por el contraste entre unos actores y otros.

En cuanto a las canciones, la música estaba muy alta, por lo que era algo difícil entender correctamente la letra. Además, esta era ligeramente distinta a la de la película, y eso hacía que me desconcentrase. 

Eso sí, el espectáculo es todo un lujo. A nivel de escenografía, está todo muy trabajado. La roca gigante que se desplaza sola por el escenario, el cementerio de elefantes con sus propios géisers o el rostro de Mufasa en el cielo (no era una proyección, sino varios actores llevando piezas hasta formar la figura de Mufasa); un montón de trabajo que requiere una gran cantidad de presupuesto, pero cuyo resultado hace que merezca la pena. 

Y qué decir del vestuario. Con lo difícil que es, no veía a los actores, sino a los animales. Eso es algo que no se percibe si ves alguna grabación por Internet, pero cuando estás allí, logras meterte en la ficción. Todos los trajes están muy bien elaborados, a excepción de Timón, pues aunque el autor va totalmente de verde para mimetizarse con el entorno... este entorno es principalmente marrón, por lo que desentona mucho.

La vida es sueño

El teatro clásico no es para mí. En realidad, hay tantas obras en Madrid, que investigar toda su cartelera resulta inabarcable, por lo que, como sabía que esta obra como mínimo le gustaría a G, acepté ir. La primera mitad fue muy dura, pues no entendía nada, ni a nivel lingüístico ni a nivel narrativo. Constantemente estaba preguntando a G qué estaba pasando, pues no conocía la obra original. La segunda mitad fue algo mejor, pues ya sabía de qué iba la cosa y los monólogos existenciales se reducen.

Pese a que el texto en teoría es el mismo (G dice que se han saltado cosas), la obra no es fiel al original, sino que hace una adaptación. Incluye música actual, un juego de puertas que no entendí y bromas que hacen referencia a la actualidad (pese a que tampoco son muchas). Esa para mí ha sido la mejor parte, junto a la mímesis de los actores con el público. No se quedaban quietos en el escenario, sino que se paseaban por el pasillo central e incluso interactuaban mínimamente con el público. Me ha parecido original y aportaba dinamismo, pero eso solo se veía bien desde el sitio concreto del teatro en el que yo me encontraba, los palcos laterales del primer piso, pues la gente que estaba en el patio de butacas debía torcer mucho el cuello, y los de los palcos centrales se perdían algún movimiento.

Con lo que más problemas he tenido es el lenguaje, pues es muy complejo, en castellano antiguo, no adaptan nada y hablan deprisa. Al principio entendía una palabra de cada cinco, y al final de la obra 3 de cada cinco, siempre y cuando no fuera un monólogo existencialista. Estos puede que tuvieran grandes reflexiones, pero fui incapaz de entender ni uno. Si a mí me ha costado tanto entender mínimamente la obra, no sé qué les debió parece la obra al puñado de niños que acudieron con sus padres.


Bueno y hasta aquí un poco la crónica de mi viaje. Espero que os apuntéis las recomendaciones tanto de librerías como de restaurantes, para que hagáis vuestra propia ruta. Los sitios turísticos que os he indicado están en esa zona, por lo que se pueden combinar ambas cosas (siempre y cuando dispongas de tiempo). Ahora es vuestro turno de hablar un rato, que me encanta escucharos. ¿Sois de la ciudad o la habéis visitado alguna vez? ¿Conocíais o habéis ido a estas librerías? ¿Conocéis alguna otra que no haya mencionado? ¿Habéis estado en alguno de los puntos turísticos mencionados? ¿Algún restaurante al que deba ir en una próxima visita? ¿Habéis visto el espectáculo de El rey León o La vida es sueño

Termino con una foto de mi botín de libros:

lunes, 30 de enero de 2023

La gramática del amor, de Rocío Carmona (Relectura)

 ¡Hola a todos! 

Como veis, vuelvo a estar aquí con una relectura. Este libro lo leí hace muchos años y me gustó mucho en su momento. Como quería comprobar mi opinión al respecto ahora y ver si aún podía recomendarlo en clase, decidí darle una nueva oportunidad. Por suerte, me ha vuelto a gustar.

Título: La gramática del amor 
Autor: Rocío Carmona 
Editorial: La Galera
Encuadernación: Tapa dura con sobrecubierta
Nº de páginas: 280 páginas
Fecha de publicación: febrero de 2011
ISBN: 978-84-246-3670-8
Precio: 17'95 €

Sinopsis:
En un aislado internado inglés, Irene sufre un desengaño amoroso que la lleva al borde del abismo.
Allí un misterioso y seductor profesor le propone que estudien juntos «la gramática del amor».
Irene aprenderá poco a poco a vivir... y a amar.
Mientras se va enamorando de su profesor, un inesperado pretendiente decide luchar por ella, que se debate en una tempestad de sentimientos, aventuras inconfesables y libros que dejan huella en el alma.

Opinión:

Soy bastante de la opinión de la Laura del pasado, pero he decidido hacer una nueva reseña para ahondar más en algunos puntos. De todas formas, si tenéis interés, aquí podéis leer la reseña que hice en su momento.

En general ha sido una novela que ha estado bien. Es una lectura muy recomendada para los jóvenes que se tropiezan con su primer desengaño amoroso. La obra habla acerca de cómo gestionar los sentimientos, de atreverse a decir lo que sientes, de la necesidad de confiar en los demás, de que las relaciones amorosas sean sanas, de cómo superar un desengaño amoroso. El mensaje es muy directo, hasta el punto de que el libro te lo grita a la cara constantemente, pero me parece lógico si tenemos en cuenta el público al que va dirigido.

Lo original es que todos estos temas los trata mediante la literatura. Para ayudar a Irene, su profesor de gramática le prepara un itinerario lector de libros clásicos que pueden ayudarla a comprender mejor el amor. Me ha gustado mucho la pasión que desprende la autora por los libros, cómo da a entender que estos pueden ayudarte a comprenderte mejor a ti mismo, al mismo tiempo que presenta clásicos de forma atractiva. Las clases de literatura deberían ser esto.

La novela resume grandes clásicos de la literatura, reflexiona sobre ellos y extrae enseñanzas que pueden ser útiles para comprender mejor el amor. Incluso en algunos casos se incluyen fragmentos de esas novelas. Puede que el mayor problema es que destripa el final de todas esas historias, pero no me termina de parecer negativo, pues la autora da por hecho que, aunque logre captar la atención de los jóvenes para leer esos libros, no los leerán hasta más adelante, cuando hayan olvidado por completo el argumento. Además, en este tipo de obras lo importante es el argumento, no la trama. 

Tampoco quiero dar a entender que esto es un ensayo, ni mucho menos. La trama gira en torno a cómo Irene va comprendiendo el amor, pero también sobre las distintas relaciones que tiene y los sentimientos que le generan la gente de su alrededor. Además, también está el misterio de descubrir al autor de las anotaciones que encuentra en los libros que va leyendo.

Irene me ha gustado como personaje. Al principio es muy intensita, pero poco a poco va aprendiendo a controlar sus emociones. Es verdad que al final hay alguna escena de celos que no me ha gustado, pero Irene se da cuenta de sus errores. 

Otros personajes importantes son Marcelo y Peter. Marcelo es un amor. Me ha gustado desde el principio. Se esfuerza mucho en trabar amistad con Irene y en ayudarla en todo lo posible. El que no me ha convencido tanto es Peter, el profesor de gramática, pues considero que se excede en su cercanía a Irene. Me parece fantástico que la ayude tanto y que se implique tanto, pero es que hay límites que un profesor no debe cruzar. Es perfectamente normal que Irene se enamore de él teniendo en cuenta todas las atenciones que él le brinda y cómo la mayoría de sus actos se pueden malinterpretar. Es una persona adulta, debería ser consciente de las cosas. 

El resto de personajes no son memorables. La única a destacar es la compañera de habitación de Irene, una mala pécora egoísta que trata muy mal a la protagonista, pese a que Irene no se dé cuenta y se lo perdone todo. No deberían haberse reconciliado. Una lástima que no haya más elenco, pues me ha faltado ambientación. Los padres casi no se mencionan, así como el resto de clases, compañeros y profesorado. 

 Para terminar, mencionar que mi edición tapa dura es muy bonita, con ilustraciones al inicio de cada capítulo y también al final y al principio de la novela, y que a nivel de prosa está muy bien, pues es asequible, al mismo tiempo que tiene cierto tono poético y, como veréis en mi sección de Frases memorables, muchas reflexiones sobre el amor que son para enmarcar.

 En conclusión, estamos ante un libro muy recomendable para clase y para cualquier adolescente pues, aunque es muy directo, fomenta mensajes positivos acerca del amor y las relaciones, además de contar con personajes con los que los jóvenes empatizarán enseguida. A eso hay que añadirle que hace un buen acercamiento a obras clásicas y que tiene reflexiones sobre el amor preciosas.

Cosas que he aprendido:

  • Hay amores apasionados y otros tranquilos, pero son igual de buenos

Y ya para terminar, os dejo con mi avance en Goodreads:

PUNTUACIÓN...3'5/5!

Primeras Líneas...

jueves, 26 de enero de 2023

Viñeta del lector 104#

Por algún motivo, hay gente que defiende los libros y otros que defienden la televisión pese a que no hay discusión posible porque los libros son mejores. Desde que surgió este aparato, se ha visto como el enemigo de los libros, aquello que amenazaba con sustituirlos, pese a que ambos pueden convivir en armonía.

Hay muchos artículos hablando de los efectos nocivos de la televisión: sobrepeso, diabetes, enfermedades cardiovasculares y cáncer, resultado del sedentarismo; depresión y ansiedad, trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH), problemas de sueño y mayor impulsividad infantil, a causa del contenido. Pero como pasa con todo, es el exceso lo que hace daño. Si os fijáis, un abuso de la lectura (permanecer sentado todo el día leyendo, consumir irreflexivamente libros violentos o idealistas, perder horas de sueño a causa de la lectura) puede derivar en unas consecuencias similares.

Es cierto que consumir productos audiovisuales es más fácil que leer, puesto que es una actividad más pasiva que no requiere de tanto esfuerzo mental. Es por ello que en los niños se promueve la lectura en lugar del consumo de películas, pues es más fácil que caigan en las redes de lo segundo que de lo primero.  Y es que la televisión te lo da mascado. Te pone música triste para que sepas cuando llorar, te da las descripciones en bandeja de plata para que no tengas que hacer el esfuerzo de imaginarlo tú, la cámara se centra en la expresión del personaje para que sepas cómo se siente, su duración es mucho menor... Pero también hay libros que te ofrecen muchas facilidades, libros que usan un lenguaje sencillo y cercano, donde te recuerdan constantemente la trama, donde te explicitan qué sienten los personajes para que no tengas que pensarlo.

Es por eso que ya no solo depende de la cantidad, sino también de la calidad, es decir, del tipo de libro/programa/película que consumimos. Sí, la telebasura hace daño, sí, ver películas de forma irreflexiva hace daño, pero lo mismo puede suceder con los libros. Todas las obras tienen un mensaje, aunque sea de forma subliminal, por lo que leer el mismo tipo de libro continuamente sin cuestionar su contenido es igual de pernicioso.

La televisión no incita a la violencia; algunos de sus contenidos lo hacen. Igual que pasa con los libros. Hay libros que han inspirado a la gente a cometer crímenes, incluso hay gente que se ha sentido incitada al suicidio tras la lectura de obras clásicas como Las penas del joven Werther. En todos estos casos, el problema surge a raíz de no reflexionar acerca de lo que se consume. 

Ver películas o series, incluso documentales, puede ser tan positivo como leer libros, siempre y cuando no se abuse de ello y se dedique tiempo a la reflexión. ¿Creéis que es mejor que los niños están enganchados a la televisión o a los libros? ¿Os parece que los libros también pueden ser negativos para la salud? ¿Cómo podríamos quitar a los productos audiovisuales ese estigma social con el que cargan?
  

lunes, 23 de enero de 2023

Hermanastra, de Jennifer Donnelly

 Nº de páginas: 384
Editorial: MOLINO
Encuadernación: Tapa blanda
ISBN: 9788427217690
Año de edición: 2019
Título: Hermanastra  
Título original: Stepsister
Trilogía/Saga: No 
Autor/a: Jennifer Donnelly
Traductor/a: Pilar Ramírez Tello

Sinopsis:
Isabelle no es la preciosa muchacha que ha enamorado al príncipe tras perder un zapato de cristal, sino la hermanastra fea que se ha cortado los dedos de los pies para lograr meterlos en el zapato de Cenicienta. Y ese zapato… se está llenando de sangre. Cuando el príncipe descubre el engaño, la rechaza y condena a su familia al desprecio del pueblo. Pero ella cree que se lo tiene merecido: quería ser como Cenicienta y solo ha conseguido ser mala y celosa. Ahora tiene la oportunidad de cambiar su destino y demostrar lo que las hermanastras feas siempre han sabido: ni siquiera un corazón roto basta para someter a una chica.

Opinión:
Impresión: Feminista

Este libro me lo apunté por recomendación de Viry, pues hizo una reseña muy apasionada. Si os interesa, podéis leer su reseña aquí. A mí me gustan los retellings y este me habían prometido que era bastante oscuro, por lo que decidí darle una oportunidad. Ha estado bien, pero, aviso a navegantes, de oscuro no tiene nada.

«¿Se te ha olvidado lo que soy? Soy el primer y el último latido del corazón. Soy el cordero recién nacido y el lobo que le desgarra la garganta. Soy la canción de la sangre.»

La novela empieza donde termina el cuento. Cenicienta se prueba el zapato de cristal y se casa con el príncipe. A partir de entonces, las hermanastras, que se han herido el pie gravemente para caber en el zapato, y su madre viven en la pobreza y con el desprecio del pueblo. La protagonista de la historia será Isabelle, una de las hermanastras cuyo objetivo es encontrar los pedazos perdidos de su corazón para que la reina de las hadas le conceda lo que más desea: ser guapa. Ella misma se forjará su propio destino, con algún empujoncito aquí y allá de la reina de las hadas, el marqués del Azar y una de las parcas.

«Se quedaron quietas un momento, mirándose a los ojos. La Parca, una criatura sin corazón ni alma, que caminaba con el polvo de Alejandría en los zapatos, las cenizas de Pompeya en el dobladillo de la falda y la arcilla roja de Xi'an en las mangas. Tan vieja como el tiempo. Sin principio ni fin.
Y la joven humana. Tan mal hecha. Nada más que carne tierna, uñas mordidas y un corazón maltrecho que latía en un a frágil jaula de huesos».

En general ha sido una novela entretenida y ligera, que se lee en un suspiro. Eso se debe en parte a la estructura en capítulos muy cortos, algunos de una sola página. Esto me ha molestado, pues algunas separaciones eran completamente innecesarias y dejaban escenas a mitad de diálogo para continuar en el siguiente capítulo.

Por otra parte, la obra logra que empatices con Isabelle y entiendas por qué actuó de la forma en que lo hizo con Cenicienta, y eso me parece loable, pues en principio no parece un personaje que sea fácil de querer. En quienes no profundiza tanto es en la otra hermanastra, Tavi, y la madre de ambas, pues al ser de corte juvenil, es superficial. La obra no pretende hacer un estudio de personajes y mostrarnos toda su complejidad interior, sino que quiere que su mensaje llegue al lector.


Me gustan las obras que quieren hablarte de algo, que quieren transmitirte un mensaje. En este caso, la novela nos habla, por una parte, de perdonarse a uno mismo. En segundo lugar, habla de atreverse a ser quién uno quiera, escapando de los límites que nos impone la sociedad. No tienes que preocuparte por lo que dirán los demás, sino hacer aquello que te gusta y ser aquello que quieras ser, sin importar tu sexo, raza o condición social. Concretamente, esta es una obra reivindicativa del feminismo. Critica todo aquello que hace unos siglos las mujeres no podían hacer por estar encorsetadas en las normas sociales, así como el papel opresor de la sociedad.


El mensaje me parece positivo y si estás interesado en obras que reivindiquen el feminismo y la libertad, esta es una buena opción. Entiendo que la autora pretendía que el mensaje fuera claro, en parte por el público al que va dirigido, pero a mí me ha parecido excesivo. La escena de la obra de teatro con mujeres guerreras ha sido la gota que ha colmado el vaso. Tanto los personajes como la narración inciden constantemente en la necesidad de ser uno mismo y esa crítica a la poca libertad de las mujeres de la época, hasta el punto de resultar reiterativo. Yo soy más de sutilezas, de que el autor confíe en que seré capaz de entender el mensaje de su obra. 

Por otra parte, y aquí me gustaría hacer un inciso para hacer una reflexión respecto al idealismo de la obra. Estoy de acuerdo con el mensaje de ser uno mismo, pero no se pueden ignorar por completo las normas sociales sin consecuencias negativas. En la novela, Isabelle lucha por ser una mujer guerrera, que monta a caballo y va a la batalla, y le sale bien porque tiene ayuda mágica. Es imposible que alguien en la época y en su condición consiguiera una espada, el entrenamiento como para vencer a soldados entrenados y que se la aceptara. O como mínimo, sería muy improbable. Quizás por eso el villano no impone, pues la protagonista se enfrenta a él con relativa facilidad y no tiene casi presencia.


El mensaje de "sé tú mismo" está bien siempre y cuando no rompas por completo con la sociedad. Por ejemplo, el feminismo en Orgullo y prejuicio está en ser una mujer fuerte e independiente sin salirse de los límites establecidos por la sociedad. Pero según el mensaje de esta novela, si yo defendiera el naturismo, debería ir desnuda por la calle sin preocupaciones, reivindicando así mi derecho a enseñar mi cuerpo. Y eso, según la novela, no tendría consecuencias negativas, porque yo qué sé, mira, una hada. Si en Afganistán una mujer decide ser ella misma e ir sin burka por la calle, la matan. ¿Cómo ser uno mismo sin llegar al extremo? En el caso del naturismo, debería ir desnuda en sitios en los que esté permitido y asistir a actos reivindicativos. En el caso de las mujeres afganas, deberían hacer lo que están haciendo: reivindicarse y apelar a la comunidad internacional. El mensaje es positivo, pero muy idealista.


Por último, comentar que la autora ha pretendido que en algunos puntos la novela recordara a un cuento. Por ello, tiene características propias del género: una heroína, algo de magia, moraleja, tres objetivos por lograr, referencias al lector por parte del narrador... Además, tiene algunas partes muy poéticas, como podréis ver con las citas que os he dejado a lo largo de la reseña.


En conclusión, estamos ante un retelling que de forma muy obvia aboga por perdonarse a uno mismo y reivindica la libertad de la mujer y la capacidad de uno mismo para forjarse su propio destino, independientemente de la sociedad. Con un tono propio de los cuentos clásicos, resulta una historia entretenida con muchos toques feministas, que logra que empatices con personajes como las hermanastras de Cenicienta

Cosas que he aprendido:

  • Reafirmarme en la idea de ser uno mismo está bien, pero dentro de unos límites.
  • El marqués del Azar mola.

Y ya para terminar, os dejo con mis avances en Goodreads:

PUNTUACIÓN...3/5!

Primeras Líneas...