domingo, 16 de febrero de 2020

Frases memorables: Lolita


Resultado de imagen de lolita nabokov català anagrama

"Sovint m'he adonat que tendim a atribuir als nostres amics l'estabilitat de caràcter  que els personatges literaris adquireixen a la ment del lector [...] Qualsevol evolució que hagi sofert aquest o aquell heroi popular entre la portada i la contraportada del llibre té el destí traçat a la nostra ment i, semblantment, esperem que els nostres amics segueixin aquesta o aquella via lògica i convencional que els hem assenyalat. Així, l'X no podrà compondre mai l'obra immortal que xocaria amb les simfonies de segon ordre a què ens té acostumats. L'Y no cometrà mai un assassinat. En Z no ens trairà sota cap pretext. Ho tenim tot apamat a la nostra ment i com menys vegades veiem una persona concreta més satisfactori és comprovar amb quina docilitat s'adiu amb l'opinió que ens donen d'ell cada vegada que el sentim anomenar. Qualsevol desviació del destí ens xocarà per anòmala, però també per immoral. Preferiríem no haver conegut el nostre veí, el venedor jubilat de hot dogs, si un bon dia publica el llibre més important dels nostres temps "

"Muchas veces he advertido que tendemos a atribuir a nuestros amigos una estabilidad similar a la que adquieren en la mente del lector los personajes literarios. [...]
Sea cual fuere la evolución de este o aquel personaje popular ha experimentado entre las tapas de un libro, su destino está fijado en nuestra mente, y, de manera similar, esperamos que nuestros amigos se ajusten a tal o cual molde convencional que hemos acuñado para ellos. Asi X nunca compondrá la música inmortal que no armonice con las sinfonías de segundo orden a que nos ha habituado. Por su parte, Y jamás cometerá un asesinato. En ninguna circunstancia nos traicionará Z. Lo hemos dispuesto todo en nuestra mente, y cuanto menos veamos a una persona determinada, es tanto más satisfactorio comprobar la fidelidad con que se ajusta a la idea que nos hemos hecho de ella cada vez que nos llegan noticias suyas. Cualquier desviación del destino que hemos ordenado nos impresionaría, no sólo por anómala, sino también por su falta de ética. Prefeririamos no haber conocido a nuestro vecino, el vendedor jubilado de perritos calientes, si un buen día publica el libro más importante de su tiempo"

Las expectativas. Tendemos a encasillas a la gente y simplificamos el mundo. Mi madre siempre hará comida para un regimiento y llegará tarde a todas las citas. Mi padre es capaz de arreglar cualquier cosa rota. Mi hermano no sale de fiesta y pasa el día con el ordenador. G no va a sitios donde haya interacciones sociales. L nunca se pegará con nadie. P nunca insultará a nadie a gritos. Y así. No caben las contradicciones en nuestra mente, y en caso de que eso suceda quedamos en shock.

Pero la gente es contradictoria, está en su naturaleza. Hay personas que defienden acérrimamente el medioambiente, pero cuando va por la calle tira la botella de agua vacía en un contenedor cualquiera. Otros defienden los derechos humanos pero tienen a una mujer de la limpieza a la que pagan en negro. Podemos odiar las películas románticas, pero gustarnos mucho Love actually. Somos volubles, en ciertas cosas, podemos cambiar de un día para otro.

Eso no pasa con los personajes. A ver, sí evolucionan, pero es una evolución lógica, que el lector tiene en cuenta. Si Vin es una mendiga débil y asustadiza que no confía en nadie, todos sabemos cómo será al terminar el libro. Si Harry es un pobre niño maltratado e ignorado por el mundo, todos sabemos qué le pasará. Pero no me refiero a esto. ¿Puede Lord Voldemort ayudar a alguien que ha tropezado a levantarse? No. ¿Puede Harry hacer la zancadilla a Ron porque ha sacado peor nota que él? No. ¿Puede Hermione suspender un examen? No. ¿Puede Gimli convertirse en arquero o Légolas un gran luchador con el hacha? No. ¿Puede un personaje decir/pensar una cosa y hacer otra? No, entonces diríamos que la novela es incoherente.

Aunque eso, sí, hay libros que están enfocados precisamente en romper los principios de los personajes, como veo que está pasando con Jon. Pero es diferente, porque es la narración la que quiere incidir en eso. No veo a Joffrey enamorándose y siendo buena persona, por ejemplo.

Pero esto no se limita solo a los personajes, también a la historia. A medida que vamos leyendo nos formamos una idea de cómo va terminar el libro. Aceptamos que puede haber giros inesperados, pero siempre dentro de un límite. Un límite que no se puede romper, porque sino, aunque esté justificado, el lector se siente engañado. Todos sabemos que las películas de comedia romántica de domingo por la tarde terminaran con la pareja junta. Sabemos que Scrooge se redimirá. Sabemos que Harry no va a morir en el primer libro. Sabemos que Frodo llegará al volcán. Sabemos que el detective de turno pillará al asesino. Sabemos que alguien se sentará en el Trono de hierro. Sabemos que los finales de Sparks son tristes. Es cuando un libro no termina como uno espera que se generan bandos contrapuestos: los que no lo aceptan y los que sí. Es el caso de Perdida, La canción secreta del mundo o Antes de ti.

No es el caso de Lolita, el libro de donde he sacado la cita que os traigo hoy, cuyo final ya se nos indica en el prólogo y cuyos personajes, son como son. Lolita ha sido un libro controvertido, pero no por el final, sino por el tema y su forma de tratarlo. Me gustó cómo exploraba sus personajes, pese a que es una novela muy descriptiva y con poca acción. Eso sí, está escrita con un lenguaje muy cuidado y se adentra muy bien en la psicología de los personajes. No es de mis libros favoritos, pero creo que debe ser leído.

Y vosotros, ¿qué opináis? ¿Conocéis algún personaje contradictorio? ¿Sois de los que aceptan los finales que se salen de los límites? ¿Sabéis algún libro así? ¿Habéis leído Lolita?


martes, 11 de febrero de 2020

Saga All the wrong questions, Libro I: Who could be at this hour?, de Lemony Snicket

¡Hola! Hoy os traigo la reseña de una nueva lectura en inglés. Es que ahora que he empezado tengo que intentar no dejarlo y no perder la costumbre. En esta ocasión he decidido hacer una incursión entre las estanterías de mi hermano y le he robado este. Hace tiempo leí los libros de Una serie de catastróficas desdichas y me parecieron muy entretenidos. Esperaba encontrarme con algo parecido...y no solo eso, me he encontrado con algo exactamente igual, lo cuál tiene sus cosas positivas y negativas. Os dejo con la reseña.

Fecha de publicación original: 23 de octubre de 2012
Autor: Lemony Snicket
Páginas: 258
Serie: All the Wrong Questions
Editorial: Little, Brown and Company
Formato Hardback
Dimensiones 124 x 193 x 30 mm 
Peso: 363g
Idioma: Inglés
ISBN10 0316123080

Sinopsis:
Before you consider reading "Who Could That Be at This Hour?" Ask yourself these questions:
1. Are you curious about what is happening in a seaside town that is no longer by the sea?
2. Do you want to know more about a stolen item that wasn't stolen at all?
3. Do you really think that's any of your business? Why? What kind of person are you? Are you sure?
4. Who is standing behind you?

Por qué este título...
"Ellington looked at me and asked the question that is printed on the cover of this book. It was the wrong question, both when she asked it and later, when I asked it myself. The right question in this case was "What was happening while I was answering the door?" but when the hinges stopped creaking, I was thinking only of the Officers Mitchung, who were atanding there."

Opinión:
Impresión: Lemony Snicket en estado puro

Quiero empezar diciendo que una de las primeras sorpresas con las que me encontré fue el protagonista, pues no es nada más y nada menos que el propio Lemony Snicket de niño, el cuál, ahora que es más mayor, nos cuenta su infancia. Pero tened en cuenta que esto es Lemony Snicket, así que no os esperéis una historia al uso.
El libro empieza cuando Snicket, con trece años, abandona a sus padres, que no son sus padres, para irse con una desconocida que se convertirá en su maestra, aunque él sepa más que ella, para investigar el robo de un objeto que no ha sido robado, en un pueblo costero que no tiene costa rodeado de un bosque en el que no hay árboles. Repito, esto es Lemony Snicket.

Si hay una cosa que me gusta este autor es lo bien que sabe manejar la intriga. Y es que el libro genera más preguntas que respuestas: ¿por qué sus padres no son sus padres?, ¿cómo se ha metido en esta organización?, ¿qué organización es esta?, ¿a dónde quiere llevar todo?, ¿qué estaba tramando Lemony en la ciudad?, y una larga lista de etcéteras. Puede que a algunos eso les irrite, pero a mí me gusta. Me gusta no saber nada del protagonista y que su historia se vaya perfilando poquito a poco, sin que resulte artificial, pese a estar narrado en primera persona. Eso sí: lo difícil será que luego esté a la altura de las expectativas.
"Then she asked a new question, and this question had my full attention. It is a question I had been asked before, and each time the answer was unpleasant. The answer is always unpleasant, because it is an unpleasant questions.- Where is that screaming coming from? - is what she asked."
En general, si os ha gustado Una serie de catastróficas desdichas, os gustará este libro, porque es un poco más de lo mismo, así como pasa con todos los libros de Riordan y Cassandra Clare. Por ejemplo, encontramos el mismo estilo de trama, una investigación llena de enredos en un lugar pequeño, en este caso un pueblo con pocos habitantes. Me ha parecido entretenida pero tampoco me ha emocionado mucho, porque es juvenil, así que no busca tener profundidad y madurez, solo acción constante.

Eso se nota también en algunos mensajes como el de "los adultos son tontos y nunca escuchan a los niños" o en algunas aclaraciones de palabras que pueden ser complicadas. Es un lenguaje sencillo y directo, sin muchas complicaciones, por lo que no he tenido muchos problemas con el inglés.
"Scolding must be very, very fun, otherwise children would be allowed to do it. It is not because children don’t have what it takes to scold. You need only three things, really. You need time, to think up scolding things to say. You need effort, to put these scolding things in a good order, so that the scolding can be more and more insulting to the person being scolded. And you need chutzpah, which is a word for the sort of show-offy courage it takes to stand in front of someone and give them a good scolding, particularly if they are exhausted and sore and not in the mood to hear it"
En general me parece el tipo de libro que hubiera adorado con doce años. El autor se dirige a un público específico y no trata de esconderlo: todos los personajes importantes son niños y el menosprecio a los adultos es palpable a cada página. Y oye, a mí me ha resultado una obra muy entretenida, así que no me quejo. Una libro me parece bueno cuando cumple con aquello que el autor quería conseguir; aunque claro, eso no siempre es todo.
"The children of this world and the adults of this world are in entirely separate boats and only drift near each other when we need a ride from someone or when someone needs us to wash our hands."
Más cosas, me gustan los libros en los que hay personajes lectores y en el caso de Snicket no es solo eso, sino que se nota que al autor le gustan los libros y plasma ese amor en todas sus obras. Por ejemplo, fíate siempre de todos los personajes que posean una buena biblioteca. Otros detallitos son que hay una biblioteca, que el protagonista se fija en las estanterías de las casas que visita, que cuando está nervioso se pone a leer,...Vale, vale, lo confieso: soy Lemony Snicket.

Poca cosa más me queda por comentar. Me gusta esa conjunción que hay entre fantasía y realidad, una especie de realismo mágico pero light, pues los personajes aceptan como naturales cosas que no lo son, pese a que Lemony incida en el hecho de que eso es raro. Ejemplo de ello es la siguiente escena:
"-I'm a young woman and this is my husband and we're on our honeymoon and we're both crazy about lighthouses. Can we come in and talk to you for a minute?Mallahan scratched his head. I started to hide my hands behind my back, because I wasn't wearing a wedding ring, but it occurred to me that there were lots of reasons not to believe that a boy of almost thristeen was married to a woman of Theodora's age, so I left my hands where there were. -I guess so -the man said."
Por otra parte decir que de la trama me gustan los foreshadowing, es decir, que el autor té dé pistas de lo que va a pasar sin que te des cuenta. Ejemplo de ello es la portada, que me parece brillante por el hecho de que te resume todo el libro sin que te des cuenta hasta que has llegado a esa parte. Comentar que la edición me parece fantástica y muy cuidada, y que las ilustraciones a principio de cada capítulo retratan muy bien qué va a suceder, sin hacerte spoilers.

Quizás el final sea lo que me ha dejado con un sabor más agridulce, pues es un final muy anticlimático en el que, como ya he comentado, no se resuelve nada. Habrá que ver qué pasa en los siguientes libros, aunque me veo venir que no se resolverá nada hasta el último.

En conclusión un libro juvenil muy entretenido, con un estilo muy personal y que sabe cómo dejarte con la intriga. Una primera parte muy interesante que presenta unos buenos personajes y una trama misteriosa. Quedo con ganas de leer las continuaciones.

Cosas que he aprendido:
  • No hace falta desvelarlo todo sobre el protagonista en el primer libro, hay que saber dejar al lector con la intriga, aunque sea por nimiedades.
  • Diferentes formas de decir "fruncir el ceño" en inglés.
Y para terminar, os dejo con mi avance en Goodreads:

PUNTUACIÓN...3'5/5!
Primeras Líneas...

jueves, 6 de febrero de 2020

Viñeta del lector 60#

"Los verdaderos amantes de la lectura estornudan con los ojos abiertos para no perderse ni una palabra"

He intentado estornudar con los ojos abiertos y no se puede. Igual que lo de lamerse el codo. Seguro que más de uno lo acaba de intentar. Lo del codo, al menos. 

Aunque estornude con los ojos cerrados, sí que he hecho un par de locuras para tener más tiempo para leer, como leer mientras como. De verdad que el libro no se mancha. Casi nunca. Muy poquito. Merece la pena (?).

Oh, mi adicción a la lectura es también la culpable de que llegue tarde a todas partes porque, si voy cinco minutos bien de tiempo, los aprovecho para leer un poquito...y luego me resulta muy difícil parar. ¡Pero estoy intentando cambiar! Intento llegar temprano a los sitios y leer el tiempo que me sobre. ¿Problemas? Suele haber gente conocida, con la que tendré que dedicarme a charlar. ¿Solución? Esconderme. Pues sí, si llego pronto a clase, por ejemplo, me voy a algún rincón del edificio a leer, aunque sean cinco minutos.

También he leído en clase, seguro que ya os he contado en alguna ocasión aquella vez que, en quinto de primara, me sacaron fuera por estar leyendo Harry Potter y la Orden del Fénix. Lo peor fue que no me dejaron llevar el libro (?). Ahora, por respeto, solo leo entre clase y clase...a no ser que el profesor no merezca ningún respeto.

Qué más. Ya sabéis que leo mientras camino, y ahora también mientras conduzco. ¡Me refiero a que escucho audiolibros! Con la bici lo he intentado, pero no me parece factible. Lástima. Uf, y con el bus me ha pasado alguna que otra vez que, si veo a alguien conocido, intento escabullirme todo lo posible o fingir que estoy demasiado abstraída leyendo como para fijarme. El problema es que a veces me pillan. Jó.

Oh, y acabo de recordar aquel viaje de intercambio que aproveché para leer con tranquilidad El temor de un hombre sabio (sí, ese tocho). Mirándolo ahora con retrospectiva, me sabe un poco mal por la chica que me había tocado, pues no le hacía mucho caso y solo leía, pero es justificable: ¡es Rothfuss!

Como veis, tampoco son grandes barbaridades, y es que soy una persona bastante normal. Y vosotros, ¿qué locuras habéis hecho para seguir leyendo un poquito más?


domingo, 2 de febrero de 2020

Cuento de Navidad, de Charles Dickens

No soy fan de los audiolibros. Ya he intentado escuchar varios un par de veces, pero no hay manera de concentrarme. Puede que tenga algo que ver el hecho de que esté conduciendo mientras los escucho. Pero claro, no me parece que merezca la pena escuchar un audiolibro mientras estoy de manos cruzadas mirando el techo, para eso podría leer el libro. Problema: me cuesta concentrarme.

Una de las razones por las que desistí de leer audiolibros fue que me daba la impresión de que me perdía palabras, que no podía captarlo y recordarlo todo, y eso me frustraba. Me gusta leer a mi ritmo, saltarme palabras en momentos de acción, pasar a los diálogos en momentos de intriga, releer fragmentos confusos, detenerme a saborear una expresión que me haya gustado, volver páginas atrás para intentar recordar quién era Peter, alguien que había salido hacía cincuenta páginas hace tres días y que de repente es importante. Y eso con el audiolibro no se puede. Ni siquiera puedo marcar fragmentos favoritos, solo minutos, y eso si no estoy haciendo otra cosa.

Pero el otro día me decidí darle otra oportunidad a los audiolibros porque tanto a G como a Alhana les habían encantado. Aunque la verdadera razón es que estaba cansada de escuchar la misma lista de reproducción, aunque fuera con mis canciones favoritas. Así que me metí en la Ebiblio, fui a la sección de Audiolibros y escogí uno que, por pereza, no hubiera leído nunca: Cuento de Navidad. Y este ha sido el resultado.

Título: Cuento de navidad
Título original: Christmas Carol
Autor: Charles Dickens
Narrador: Julio Hernández
Formato: Audiolibro
Duración: 3 horas y 8 minutos
Idioma: Español
Editorial: Audiomol

Sinopsis:
El señor Scrooge es un viejo avaro y cascarrabias. No conoce la compasión ni la caridad, tiene el carácter avinagrado y un corazón duro como una piedra que no se ablanda ni tan solo cuando llega la Navidad. Pero pronto va a recibir la visita inesperada de tres espíritus, que lo acompañarán a las Navidades de su infancia, del presente y del futuro. Y lo que descubrirá le cambiará la vida.

Opinión:
Impresión: Sorprendida

Lo cierto es que me costó adaptarme al formato. Me pasó como las otras veces, que me despistaba un momento y me perdía una línea de diálogo, miraba por el retrovisor y me perdía una palabra. Y es me frustraba. Pero perseveré y el resultado ha sido tan positivo que me he resuelto a darle una oportunidad a otro. Pero sin prisas. Y es que desde que empecé a escuchar el audiolibro, he conducido con más ganas, a la espera de poder seguir con la historia.

Como ya he comentado, es un libro que si no hubiera sido por esto, no hubiera leído, pues he visto ya dos películas y me sabía bastante bien la trama, por no mencionar que hace unos años leí Oliver Twist y se me hizo excesivamente descriptivo. Con este panorama, creo que os parecerá razonable que no tuviera demasiado interés, y quizás precisamente por eso, por las bajas expectativas, me ha gustado más de lo que esperaba.

Lo primero que quiero destacar es el lenguaje. La forma de narrar me ha parecido preciosa. Tiene algo que cautiva. Es como volver a la infancia y escuchar al abuelo contando una historia junto al fuego. Es una historia sencilla, pero el lenguaje usado hace que parezca viva, con la cantidad justa de recursos literarios como para crear una historia muy cuidada.

Además, me parece el tipo de libro que gana al estar en formato audiolibro. En parte porque así recuerda más a un cuento, pero también porque la voz y su interpretación del texto me ha gustado mucho, pues le ha dado relieve a los personajes. Algunas escenas, como la del final, yo las hubiera leído en tono neutro, pero la voz animada del lector hace que el contraste entre el Scrooge del principio y el del final sea muy notable. A esto hay que añadirle que uno de los recursos que usa Dickens es la reiteración, de manera que para describir algo usa varios adjetivos que significan los mismo. Eso, si hubiera leído el texto, hubiera hecho que la lectura me resultara más pesada, pero al escucharlo me ha reportado más ventajas que inconvenientes, pues si me perdía una palabra, no pasaba nada.

Eso sí, las descripciones son excesivas. No se me ha hecho tan pesado como Oliver Twist porque el libro es más corto y porque en algunas descripciones desconectaba, pero eso no hace que no sigan allí. En general me parece adecuado que se describa la sociedad, pero las descripciones que predominan aquí son de diferentes espacios y escenarios de la ciudad, que no sentí que aportaran nada más que para ambientar.

En cuanto a la trama, aunque ya la conocía, eso no ha supuesto un problema, pues aporta matices que no había percibido en las películas que había visto. Además, el mensaje contra la avaricia que ofrece, la importancia de disfrutar de la vida y de ser bueno con los demás me parece fantástico.

En cuanto a los personajes, la mayoría solo están perfilados, a excepción de Scrooge, el único que presenta una evolución. He de decir que Scrooge me ha sorprendido. Esperaba alguien mucho más huraño, avaricioso e indiferente a los demás. Que sí, que los es, pero solo al principio. Luego me sorprendió que se arrepintiera de su comportamiento y quisiera enmendarse tan rápidamente, pensaba que sería más complicado convencerle y que su faceta de "malo" duraría más.

Por otra parte, comentar que esperaba un poco más de drama. Sí, ya, yo y el drama. El caso es que esperaba que las escenas que muestran el fantasma del presente (la cena de Navidad de la familia del secretario y el pequeño Tiny Tim) y el fantasma del futuro fueran más tristes y sobrecogedoras de lo que son.

Y ya para terminar, me gustaría hacer mención al hecho de que aunque en general mi experiencia con el audiolibro ha sido positiva, también me ha supuesto alguna contrariedad. Por una parte, pese a que hay pocos personajes, me he perdido respecto a los miembros de la familia Cratchit, que son unos cuantos y no sabía quién era el secretario de Scrooge ni quién hablaba. Además, aunque ha habido un par de fragmentos que me han gustado mucho, no he podido marcarlos.

En conclusión, Cuento de Navidad ha sido un libro con el que me he llevado una agradable sorpresa, pues me ha gustado mucho más de lo que esperaba. Cuenta una bonita historia con un mensaje importante y escrita con un lenguaje muy cuidado. Le sobran descripciones que no aportan demasiado, pero es corta y tiene buen ritmo. Recomiendo no solo leerla, sino también escucharla.

Cosas que he aprendido:
  • Los audiolibros no son tan malos.
  • Viajar en coche puede ser divertido.
Y para terminar, os dejo con mi avance en Goodreads:

PUNTUACIÓN...4/5!



martes, 28 de enero de 2020

Saga Cançó de gel i foc, Libro II: Xoc de reis, de George R. R. Martin

No me resulta nada fácil empezar esta reseña. Pero nada fácil. Había oído hablar de esta saga y de la serie un millón de veces y me la habían recomendado por activa y por pasiva. Mirara donde mirara, todo eran alabanzas. Pero a mí la serie no me llama en absoluto por ser demasiado gráficas y regordearse mucho en según qué cosas. Así que poco a poco fui haciéndome con los libros de segunda mano y me decidí a leerlos de forma conjunta con G.

El primer libro (cuya reseña podéis leer aquí) nos decepcionó, pues no era la octava maravilla que nos habían vendido. Además, tenía más de novela histórica que de fantasía. Bajamos nuestras expectativas...y aún así este segundo libro nos ha decepcionado. De verdad, no entiendo qué le ha visto la gente a esta historia. Por favor, estoy abierta completamente a debate en los comentarios, tengo mucha curiosidad por entender qué es lo que no estoy viendo. Por lo demás, os dejo con la reseña.

Título: Xoc de Reis
Saga: Cançó de gel i foc
Autor (es: George R. R. Martin
Traductor:  Mercè Santaulària, Esther Roig y Anna Llisterri
Sello: Alfaguara
Fecha publicación: 08/2012
Idioma: Catalán
Páginas: 888
ISBN: 9788420413020

Sinopsis:
Mentre els pretendents al Tron de Ferro dels Set Regnes es preparen per fer valer els seus drets, el caos regna des de l'antiga ciutadella de Rocadrac fins a les costes imponents d'Hivèrnia. Una profecia de desastre esquinça el cel -un cometa del color de la sang i la flama- alhora que sis faccions combaten pel control d'una terra dividida. Amb un rerefons d'incest i fratricidi, alquímia i assassinat, el preu de la glòria es mesura amb sang.

Castellano:
Un cometa del color de la sangre hiende el cielo cargado de malos augurios. Y hay razones sobradas para pensar así: los Siete Reinos se ven sacudidos por las luchas intestinas entre los nobles por la sucesión al Trono de Hierro. En la otra orilla del Mar Angosto, la princesa Daenerys Targaryen conduce a su pueblo de jinetes salvajes a través del desierto. Y en los páramos helados del norte, más allá del Muro, un ejército implacable avanza hacia un territorio asolado por el caos y las guerras fratricidas.


Opinión:

A este libro le sobran páginas. Quinientas, concretamente. Y es que hasta ese momento la trama no avanza de ninguna manera. Se me ha hecho un libro largo. Muy largo. Me habían avisado de que eran densos, pero pensaba que sería por las descripciones, y no, es porque la trama no avanza. La trama se puede resumir en "varios nobles comandando ejércitos para convertirse en reyes". Y ya. Eso es todo. La trama más genérica del mundo. No hay giros inesperados, se me ha hecho demasiado previsible, ya desde el principio teoricé sobre cómo iba a desarrollarse cada trama y...ya sé cómo terminará el libro siguiente, pues de lo que yo creía que iba a pasar solo a sucedido la mitad. Pero ha pasado.
Aquí se han confundido con Dune

A ver, que me entendáis, a partir del último tercio sin duda arranca y hay mucha acción y escenas interesantes. Sin duda ha sido mi parte favorita y si todo el libro hubiera sido así, puede que le hubiera puesto un ocho. Pero es que al valorar la obra tengo que tener en cuenta los otros dos tercios.

Quizás uno de los fallos sea los puntos de vista escogidos. Davos me da muy igual. Lo que era necesario era el punto de vista de Stannis. Y de Robb. ¿Os podéis creer que Robb solo aparece en una escena y de refilón? ¿En todo el libro? Que lo terminé y fue un ¿pero y qué ha estado haciendo Robb todo este tiempo? Se podía haber quitado cualquier otro punto de vista y haber puesto el de Robb,  que era esencial. Pero no. Además, los diferentes narradores, al contrario que en el otro libro, no se encuentran en ningún momento y eso sin duda hubiera animado la historia. Pero no pasa.
Portada patrocinada por
 Age of Empires

Más cosas, voy a ir yendo al grano porque si no, no habrá quien me pare. Los personajes. No me han gustado por el hecho de que no evolucionan. En el anterior sí lo hacían, pero en este son todos muy planos. Además, en el anterior el narrador lograba que te pusieras en la piel de los personajes y cambiaba levemente según el personaje en el que se centraba, pero aquí eso ha desaparecido.

En general, la novela no me ha transmitido nada. El autor no nos deja ver los sentimientos de los personajes y estos no reaccionan como se esperaría. Que maten a alguien que conoces debería afectarte de algún modo, pero aquí no se muestra. Que mates a alguien a quien conoces debería afectarte, pero no se muestra. Los personajes sufren, pero yo no sufro con ellos porque no siento ese sufrimiento, me han parecido todos demasiado fríos y no me han transmitido sus emociones.

Aunque bueno, me habían vendido que Martin era un autor muy cruel que maltrataba a sus personajes hasta límites insospechados y que en sus libros había muchas muertes. Pues creo que se referían a otro Martin, porque aquí no pasa nada de eso. Hum, sí, muere gente, pero no tanta. Y la que muere no me importa porque el autor no consigue crear lazos con ellos y no son nada importantes para la trama. Así que me parece que eso de que mataba a tanta gente es mentira.
«"La febre del combat" Tot i que en Jaime n'hi havia parlat prou sovint, no havia pensat mai que la sentiria. Li havia explicat que era com si el temps es difuminés, s'alentís o fins i tot s'aturés, que el passat i el futur s'esvaïen fins que només quedava el moment, que la por fugia i també el pensament, i fins i tot el cas: "Aleshores no sents les ferides, ni el mal que et fa l'esquena pel pes de l'armadura, ni la suor que se't fica als ulls. Deixes de sentir, deixes de pensar, deixes de ser tu, només hi ha la lluita, l'enemic, aquest home i després el següent, i l'altre, i l'altre, i l'altre, i saps que tenen por i estan cansats però tu no, tu estàs viu, i la mort t'envolta però les espases del altres es mouen tan a poc a poc que pots passar pel mig, ballant i rient"»
En general los personajes narradores me han parecido muy normales. El más interesante es Tyrion, el único que muestra algo de evolución. Sus partes me han parecido las más interesantes porque muestran que se pueden hacer estrategias inteligentes. Y es que sus planes son muy brillantes, y eso está bien. Lástima que sea el único personaje inteligente. Bueno, Asha también me ha gustado bastante, pese a que aparezca muy poco. ¿Pero Cersei? Me la habían vendido como a una mujer cruel, astuta, fuerte. Pues sus pocas apariciones son para demostrar cómo el amor por Jaime y sus hijos la ciega y que es incapaz de hacer nada útil ni tener el más mínimo poder sobre nada. Y de Sansa mejor ni hablemos.
«—Allò que ets una dona casada i que estàs prenyada... —Ah, això sí que és veritat. —L'Asha es va alçar:—Rolfe, tira —va cridar a un dels homes que executaven el ball, i va aixecar una mà. Tot d'una de la mà de l'home va sortir volant una destral i la fulla va brillar giravoltant a la llum de les torxes. En Theon només va tenir temps de fer un crit ofegat abans que l'Asha entomés la destral i la fes picar sobre la taula, partís el pa d'en Theon per la meitat i esquitxés les estovalles—. Aquest és el meu marit —La seva germana es va ficar la mà dins el vestit i en ca treure una saga d'entre els pits.— I aquest és el meu fill, que encara mama.»
Otro problema que he tenido con los personajes es que la mitad de narradores son niños y no aparentan la edad que tienen. En el primer libro me gustó la idea porque creía que los iba a ver evolucionar y crecer a lo largo de los libros, pero me doy cuenta de que no es así. Entiendo que hayan vivido cosas que les hayan hecho madurar, pero no de esta manera. ¡Que Bran tiene 6 años y se comporta como un pequeño lord! ¡Y Rickson 4 y dice cosas coherentes! Y Jon aparenta 18. El único que aparenta la edad que tiene es Joffrey. No le veo el sentido a poner personajes tan jóvenes si luego eso no se refleja.
Pista: Daenerys casi no aparece

Como punto positivo puedo decir que me gustan los personajes femeninos (a excepción de Cersei y Samsa). Las demás son mujeres fuertes e independientes, dentro de sus capacidades. Por ejemplo, no me imagino a Catelyn con una espada, pero no por ello no es una luchadora. De todas formas, lo que me interesa aquí es lo normalizados que están los personajes femeninos fuertes, pues a Brienne la aceptan como guerrera y pese a ser una mujer no es algo que se recuerde constantemente. Y lo mismo con algunos otros.

Para seguir con las cosas positivas, diré que los diálogos son magníficos. Muy realistas y ágiles. El problema es que no aportan nada. Es gente que habla y habla sin llegar a nada, y muchos están para caracterizar personajes ya caracterizados. Pero que están bien escritos no lo puede negar nadie.
Esta portada me recuerda
a las reediciones de HP

Por otra parte, puede que Sanderson me haya malacostumbrado, pero es que el trabajo de worldbuilding me ha parecido muy exiguo. Es decir, Martin tiene muy claras las relaciones entre personajes y qué le pasa a cada uno de sus protas, pero el resto del mundo da igual. No sé nada sobre las costumbres y la religión, por no hablar ya de la magia, que está muy por encima. De verdad, me dicen que esto es la historia de un país como Inglaterra y casi me lo creería, porque de fantasía hay bien poca. Y el pueblo. El pueblo es el gran ausente. Solo sabemos que los soldados los matan y violan. Sabemos todo lo que hay que saber sobre los nobles, pero no tenemos la visión del pueblo.

Además, yo me sentía muy perdida a nivel geográfico porque muchos de los lugares que se mencionan no aparecen en el mapa, no sé las distancias que hay entre una cosa y la otra, y no recuerdo quién está dónde. Por no hablar del maravilloso e inexistente mapa de la tierra de los Dothrakis. ¡A Daenerys sí que no hay quién la sitúe!

Ya para ir terminando me gustaría hacer mención de los errores de edición que hay en mi ejemplar, la versión en catalán. La mayoría eran erratas a causa de despistes, pero aún así, sin duda necesita una revisión.

En conclusión, Xoc de reis es una novela que me ha decepcionado muchísimo. Es lenta y tiene problemas de ritmo, además de una trama predecible y unos personajes planos y fríos, por no hablar del hecho de que las sociedades no se desarrollan. Eso sí tiene unos diálogos muy realistas, se trata bastante bien el feminismo y sin duda presenta una gran mejoría en el último tercio, con mucha más acción. De todas formas, creo que hubiera sido mejor si se le hubieran recortado la mitad de páginas y se hubieran mostrado otros puntos de vista. Seguiré leyendo, pero con las expectativas al mínimo.

Cosas que he aprendido:

  • El exceso de acción puede abrumar. Que una novela tenga buen ritmo no significa que haya acción constante, un buen autor sabe medir sus tiempos y dejar descansar al lector sin dejar que se duerma en los laureles.

Y ya para terminar, os dejo con mi avance de Goodreads:



PUNTUACIÓN...2'5/5!

Primeras Líneas...