viernes, 22 de octubre de 2021

Frases memorables: Diccionario inconveniente

"Vivimos de puro milagro, en la cúspide de un palo de escoba, mientras la porquería sigue subiendo de nivel hasta salpicarnos. Aceptamos ser cómplices de toda clase de barbarie, recibiendo a cambio unas medallitas de san Banco Nacional. Permitimos que los políticos sonrían y muestren sus dientes, sin que nadie dé un paso al frente y se los rompa de un puñetazo. En definitiva, estamos anestesiados, dormitabundos y lelifritos".

En esta sección me gusta compartir fragmentos que me han llamado la atención de mis lecturas. Eso no implica que el libro me haya parecido una maravilla, sino que simplemente, ha tenido alguna parte interesante. Este es el caso de la cita que os traigo hoy que está extraída del libro Diccionario inconveniente, de Xavier Theros. Este es un libro que ofrece definiciones de palabras en tono humorístico, burlándose de la actualidad del país. Hay juegos de palabras y definiciones divertidas, pero la mayoría me dejaron indiferente. Si queréis darle un vistazo a algunos ejemplos, podéis leerlos en la reseña.

En cuanto a la cita, me gusta la crítica que hace al hecho de que como sociedad estamos alelados. Nos quejamos de la situación política, pero nunca hacemos nada para cambiarla. Hablar, hablamos mucho, pero si hay que hacer algo, entonces nos echamos atrás. Para no ser hipócrita, soy de esas personas que no se quejan mucho. Sí, las políticas que tenemos hoy en día son abusivas en muchos casos y no se destina el dinero a lo verdaderamente necesario, pero sé que en parte es culpa mía por no intentar cambiar esta situación. 

Por último, mencionar que me gustan las dos palabras que hay al final de la cita, "dormitabundos" y "lelifritos". Ambos términos son inexistentes, inventados por el propio autor, pero me gusta lo que dan a entender. La primera palabra parece una mezcla de "dormido" y "meditabundo" y eso me lleva a la idea de que finjimos meditar y reflexionar acerca del mundo, cuando en realidad solo dormimos y dejamos pasar las cosas. La segunda palabra es una mezcla de "lelo" y la expresión"estar frito", que para mí significaría algo similar a "alelados".

Y eso es todo por hoy. ¿Os ha resultado interesante la cita?

martes, 19 de octubre de 2021

Trilogía Electro, Libro II: Aura, de Javier Ruescas y Manu Carbajo

Título: Aura
Saga: Sí
Autores: Javier Ruescas y Manu Carbajo.
Narrador: Rodri Martin
Editorial: Edebé. 
Duración: 7h 54min.
ISBN: 9789178019151

 Sinopsis:
Con el peso de la verdad sobre sus hombros, Ray, Eden y su nuevo compañero de viaje, Dorian, se dirigen a la Ciudadela en busca de ayuda. Pero el lugar no es el mismo desde que la chica lo abandonó: ahora la lucha de los rebeldes contra el gobierno se ha vuelto más encarnizada. Las reservas de energía comienzan a estar al límite y la gente se muere. El miedo se ha convertido en el arma más poderosa de los centinelas. Mientras Eden se enfrenta a su pasado y Ray intenta desentrañar sus sentimientos por ella, Dorian irá descubriendo poco a poco los límites de su auténtica naturaleza. Juntos deberán deshacer, antes de que sea demasiado tarde, la telaraña de secretos, mentiras y traiciones que amenaza con sepultar la verdad para siempre.

Opinión:
Impresión: Rollo

Reseñar este tipo de libros se me hace muy cuesta arriba. ¿Cuál es el problema? El bagaje lector. Si este libro lo hubiera leído con doce años, incluso con quince, me hubiera volado la cabeza y le hubiera puesto cuatro estrellas. Se lee con mucha facilidad, todo está muy bien explicado, tiene ritmo, alguna sorpresa, me hubiera identificado mucho con los personajes y el mundo distópico y la revolución me hubieran parecido una maravilla.

Pero esa Laura ya noe xiste. La Laura de ahora valora que el lenguaje sea intrincado y cuidado, no tanto que se lee con facilidad. La Laura de ahora prefiere obras algo más pausadas que aporten cosas y ofrezcan reflexiones y nuevas perspectivas del mundo. La Laura de ahora ha leído mucho más, decenas de novelas distópicas que, pese a no ser iguales, tienen la misma estructura y los mismos tópicos, tanto por lo que respecta a la historia (por lo que todo es muy previsible) como por los personajes (los típicos adolescentes con sus problemas típicos).

La novela no me ha gustado. Me ha aburrido soberanamente. No he encontrado ningún giro inesperado y todo lo que sucede lo he visto en mil sitios ya. La trama es muy previsible, y cada vez que cumplía con mis expectativas, rodaba los ojos. Que si una sociedad con gente rica y otra muy pobre, que si un gobierno injusto, que si los rebeldes son muy majos, que si el gemelo ignorado se va volviendo malo,... (Laura bosteza. Eso es porque tienes sueño y es pronto. Bah). El anterior libro estaba algo mejor por suponer un poco de novedad con todo lo de los electros y el resto de criaturas, pero en este, ambientado en la Ciudadela, la gente podría ser normal y corriente pues casi no se percibe la diferencia. 

Eso sí, la trama, aunque sigue un curso previsible, está bien, pues no presenta incoherencias ni ningún error muy notorio, más allá de que los personajes logran sus objetivos con demasiada facilidad, hay alguna casualidad y algunos hacen tonterías por el bien de la trama. Una revolución no surge de un día para otro, no es tan fácil dar el cambiazo de un prisionero, la gente no se levanta en armas solo porque el gobierno les ha estado mintiendo y las armas no se fabrican en dos días, entre otras cosas.

Sí que es verdad que la novela propicia alguna que otra reflexión interesante, como el hecho de ser clones o la legitimidad de matar a alguien por un bien mayor, pero la novela pasa demasiado por encima de todo ello.

Los personajes son otro tópico detrás de otro: el científico listo que fabrica armas a los rebeldes en un momento; el malo que no duda de la legitimidad de sus actos; la niña inocente; la gerente de un club de chicas (que no prostíbulo, porque el libro es juvenil) que fuma, es gorda, va muy maquillada, es muy pomposa, es algo brusca pero en el fondo tiene un gran corazón; y la chica celosa de la prota, porque no hay sororidad entre las mujeres nunca.

En cuanto a los personajes principales, tenemos a Dorian, Ray y Eden. Dorian me parecía interesante, pues tenía que enfrentarse al hecho de ser considerado la copia de Ray, además de no tener recuerdos. ¿Por qué debería que ser menos que Ray? ¿Deberían ser iguales? ¿Los recuerdos y las experiencias te configuran como persona? Estas entre otras son las reflexiones que hubieran podido tratarse, pero la novela se centra en los celos de Dorian por el hecho de que es tratado como un segundón. También es muy agresivo, pero eso no se trata demasiado. A eso hay que sumarle que en algunos momentos tiene una actitud muy estúpida que los autores tratan de justificar con el hecho de que está enfadado. Lo siento pero no.

Ray y Eden, pese a que en el libro anterior descubrieron que eran clones, no le dan la más mínima importancia y lo aceptan como si fuera algo normal. La evolución de ambos es previsible y su relación no termina de cimentarse bien. Eden le oculta cosas a Ray porque no quiere que descubra su pasado oscuro, que no lo es tanto, y Ray tiene celos del exnovio de Eden, aunque por suerte no han metido un triángulo amoroso y el otro no está interesado. Creo que Ray tiene una actitud muy posesiva en algunos momentos y que ambos se callan demasiadas cosas y no expresan sus sentimientos o preocupaciones ni se comunican. Eres tu pasado, por lo que me parece terrible que Edén no quiera contarle cómo era ella, pues eso la ha configurado para ser tal y como es. ¿Que Ray deja de quererla porque era bailarina en un bar? Pues él se lo pierde. 

Como detallito, mencionar que el narrador del audiolibro vuelve a hacerlo estupendamente. Me gusta el sentimiento que le pone y cómo se esfuerza por hacer voces distintas. El lenguaje es correcto y simple, por lo que la obra se lee con facilidad.

Como veis, mi problema con esta lectura es que no me ha aportado nada. La trama está bien construida, pero es previsible. Los personajes son coherentes, pero son tópicos con patas con los que no puedo sentirme identificada. La narración es sencilla y fluida, pero no tiene ninguna pretensión. Es una historia que está bien, pero que si has leído más del género te resultará demasiado simplona, pues su única pretensión es ser un libro entretenido para gente con poco bagaje. Tengo claro que no leeré el último.

Cosas que he aprendido:

  • Rodri Martín tiene mucho talento

Y para terminar, os dejo con mi avance en Goodreads:

PUNTUACIÓN...2'5/5!

Primeras Líneas...

Aquí os dejo un fragmento, para que podáis disfrutar de Rodri Martín

viernes, 15 de octubre de 2021

Viñeta del lector 86#

Al parecer, el hecho de ser lector conlleva acumular libros sin ton ni son. No conozco a ningún amante de la lectura que no se lamente a todas horas del poco tiempo que dispone para leer todos sus libros pendientes. Es más, no conozco a ningún lector que se haya quedado en algún momento sin libros por leer (que no le apetezca leer ninguno de los cientos que tiene pendientes ya es harina de otro costal). Deberíais ver mis estanterías: 12 estantes de libros leídos y 8 estantes sin leer. ¡Y eso que no cuento los libros digitales! Es como si a los lectores se nos diera mejor acumular libros que leerlos.

Por mi parte, cada vez que voy a la librería de segunda mano (a la normal hace tiempo que no voy, pues compraría la mitad de su catálogo) arraso con todo libro que me llame la atención. Luego, lo añado a mi estante de pendientes (sí, en mi estantería tengo separados los libros leídos de aquellos que esperan turno) y puede quedar allí años. De hecho, alguno lleva más de diez años allí, acumulando polvo, pues no los leo según el tiempo de adquisición. 

También es verdad que ahora compro muchos menos libros que cuando descubrí por primera vez las librerías de segunda mano. En ese momento, cualquier libro hacía que los ojos me hicieran chiribitas, pues verlo a un precio tan bajo era demasiado tentador. Admito que me he dejado llevar demasiadas veces con libros que quizás no merecían tanto la pena. Por eso, ahora soy más cuidadosa. Sigo comprando más libros de los que leo, eso es inevitable, pero soy más consciente de que el espacio en mi estantería es limitado.

O así era hasta hace unas semanas.

A principio de verano, G descubrió Wallapop y Vinted. Como estuvo reordenando sus estanterías, decidió poner a la venta algunos de sus libros y mangas, pero el negocio no le ha salido tan redondo como pensaba, pues me da la impresión de que ha terminando comprando más libros que no vendiéndolos. Intenté evitar hacer lo mismo que él, pero finalmente me convenció de vender algunos libros que ya no me interesaban (podéis darle un vistazo a mi cuenta aquí) y he caído en la tentación. Ahora soy adicta a buscar libros en oferta. Si vendéis alguno a buen precio, podéis dejar el enlace en los comentarios y le daré un vistazo. 

Tengo la esperanza de que en un par de semanas se me pase la fiebre de comprar libros por Internet. Lo cierto es que me parece terrible que sea tan sencillo, pues eso hace que no seas consciente de lo mucho que gastas. Tenerlo todo a un click me parece algo muy peligroso, por lo que tenemos que ser (yo incluida) muy cuidadosos.

Con todo, no creo que comprar libros más allá de tus capacidades lectoras esté mal, pues quizás un día decidas no comprar ninguno durante un largo período de tiempo. Creo que el equilibrio es esencial. Hay que controlarse (si tu estantería de pendientes amenaza con aplastarte es que ha llegado el momento de decir basta) pero también aprovechar las ofertas en el momento oportuno.

martes, 12 de octubre de 2021

Saga Mundodisco, Libro I: El color de la magia, de Terry Pratchett

Título original: The Colour of Magic
Traducción: Cristina Macía
Editorial: Penguin Random House/DeBolsillo
Edición: Tapa blanda
Título: El color de la magia. 
Autor: Terry Pratchett.
ISBN: 978-84-9759-679-4.
Ilustración: Josh Kirby.
Páginas: 284.

Sinopsis:
En un mundo plano sostenido por cuatro elefantes impasibles -que se apoyan en la espalda de una tortuga gigante- habitan los estrafalarios personajes de esta novela: un hechicero avaro y torpe, un turista ingenuo cuyo fiero equipaje le sigue a todas partes sostenido por cientos de patitas, dragones que solo existen si se cree en ellos, gremios de ladrones y asesinos, espadas mágicas, la Muerte y, por supuesto, un extenso catálogo de magos y demonios...
En esta serie de novelas se dan cita todos los temas y situaciones del genero fantástico, vistos a través del personalísimo y corrosivo sentido de la comicidad de un autor ingles que se ha convertido en uno de los escritores de humor de mayor éxito y fama en el mundo

Por qué este título...
«Cerca del inicio de la Catarata Periférica estaban los siete colores menores, que chispeaban y bailaban entre la espuma de los mares moribundos. Pero palidecían en comparación con la franja más ancha que flotaba tras ellos, sin dignarse a compartir el mismo espectro.
Era el Color Rey, del cual todos los colores menores eran simples reflejos parciales e insulsos. Era el octarino, el color de la magia. Estaba vivo, brillante y vibrante. Y era, sin discusiones, el pigmento de la imaginación: porque, allí donde aparecía, indicaba que la simple materia estaba al servicio de los poderes de la mente mágica. Era la esencia misma del encantamiento.
Pero a Rincewind siempre le parecía una especie de púrpura verdoso.»

Opinión:
Impresión: Batiburrillo

Entiendo a los que dicen que no es recomendable empezar a leer la saga de Mundodisco con este libro, pese a que sea el primero a nivel cronológico de publicación. Esta es una saga extensísima, de unos sesenta volúmenes, que cuenta las aventuras de distintos personajes en un mismo mundo, el Mundodisco. Esta saga comprende varias subsagas protagonizadas por personajes concretos. En mi caso, por recomendación de G, empecé por La guardia, los policías de la ciudad de Ankh-Morpork. Fue una saga con altibajos, pero en general quedé satisfecha. Una vez terminada, G me dijo que quizás podíamos seguir de forma cronológica y lo cierto es que la diferencia entre esta y las otras novelas es abismal.

He notado muchísimo que era la primera novela de la saga pues, aunque tiene la esencia del autor, le falta mucho por pulir. El principal problema que tiene para mí la novela es que engloba un batiburrillo de cosas, va saltando de un tema a otro sin ser capaz de centrarse en uno, mostrándonos el mundo de forma superficial, sin ir a nada.

Tanto la estructura de la novela como la trama me han parecido muy mejorables. La novela empieza con el mago Rincewind haciendo de guía al turista Dosflores en Ankh-Morpork, pero después de causar estragos, empiezan a viajar por distintos lugar del planeta donde viven una serie de pequeñas aventuras. Ninguna de estas aventuras me ha interesado lo más mínimo y he sentido que faltaba una trama general que lo cohesionara todo.

Los protagonistas visitan muchos lugares muy interesantes y con más desarrollo, cada relato podría convertirse en un libro por si solo, pero no es el caso. A la falta de interés general hay que sumarle que muchas escenas sobran (como la del avión), tanto porque no aportan nada como porque solo sirven para hacer la gracia en determinado momento.

En cuanto a los personajes, en principio ni Rincewind ni Dosflores me han llamado mucho la atención (aunque lo mismo me pasó con Vimes y al final solo me faltaba fundarle un club de fans), pues aunque tienen potencial, la historia se centra más en caricaturizarlos y mostrar sus vivencias que en desarrollarlos. El que más me ha llamado la atención es Equipaje, pues resulta ser la mar de divertido. Aun así, espero que en los siguientes libros se explique su origen.

«Si las palabras tuvieran peso, una simple frase de la Muerte habría bastado para anclar un barco»

Lo que resulta innegable es que la obra derrocha imaginación por cada costado. No solo presenta un mundo completamente distinto a cualquier obra de fantasía escrita hasta el momento (se publicó en 1983), sino que el autor ha sido capaz de crear un mundo muy variado que cuenta con una gran riqueza cultural y trata muchos conceptos interesantes: dragones imaginarios, la gran Catarata al final del mundo, dioses jugando a los dados, seres compuestos solo de agua,... Como veis, todo muy prometedor, espero que lo recupere en otros tomos.

«Algunos piratas conseguían la inmortalidad por sus grandes crueldades o proezas. Otros conseguían la inmortalidad gracias a la gran riqueza amasada. Pero el capitán había decidido mucho tiempo antes que quería alcanzar la inmortalidad por no haber muerto».

Lo que he echado en falta es la crítica tan aguda que caracteriza al autor, pues aquí se ha centrado más en subvertir la fantasía que en criticar nuestra sociedad (pese a que me ha gustado cómo se burla del turismo). Tampoco el humor me ha parecido gran cosa, pues solo he esbozado un par de sonrisas. Quizás esos e deba en parte a que la traducción es muy mejorable, pues algunos juegos de palabras no estaban bien traducidos. Hay algún que otro error de edición, entre los más graves el hecho de que la muerte hable en minúsculas, cuando en todas las novelas del autor lo hace en mayúsculas.

En conclusión, una primera novela tan desbordante de imaginación que no pasa de ser más que un batiburrillo de ideas muy interesantes poco desarrolladas. Más que una obra contenida en sí misma, parecen varios relatos protagonizados por los mismos personajes. Haya bastante subversión de la fantasía tradicional, pero falta la crítica punzante y el humor sutil del autor. Los personajes son prometedores, pero no se tratan con suficiente profundidad. Se nota que es la novela inicial. A ver cómo evoluciona.

Cosas que he aprendido:

  • Una mascota como Equipaje mola.
  • La idea de los dragones imaginarios es interesante.

Y para terminar, os dejo con mi avance en Goodreads:


PUNTUACIÓN...2'5/5!

Primeras Líneas...

sábado, 9 de octubre de 2021

Frases memorables: La comunidad del anillo

"No conozco a la mitad de ustedes ni la mitad de lo que querría, y lo que yo querría es menos de la mitad de lo que la mitad de ustedes merece."

"Muchos de los que viven merecen morir y algunos de los que mueren merecen la vida ¿Puedes devolver la vida? Entonces no te apresures a dispensar la muerte, pues ni el más sabio conoce el fin de todos los caminos."

“Un consejo es un regalo muy peligroso, aun del sabio al sabio, ya que todos los rumbos pueden terminar mal”.

¡Hola a todos!

Normalmente en esta entrada os traigo reflexiones profundas y densas, pero hoy me gustaría hacer una entrada un poco más ligera. Puede que eso se deba al hecho de que las citas que os traigo son de un libro muy conocido: La comunidad del anillo, de J. R. R. Tolkien. Pese a su fama, debo decir que personalmente prefiero las películas. Los libros me parecieron excesivamente descriptivos, con un ritmo muy pausado y con poca profundidad de personajes. Se nota que el autor no pretendía tanto contar una historia como mostrar su mundo. Por si os interesa, os dejo el enlace a mi reseña de la primera parte.

Pasando a las citas que os traigo hoy, la primera es de Bilbo y me parece una frase muy intrincada y confusa, pero brillante, pues precisamente el personaje pretendía confundir a sus invitados. ¿Es un halago o un insulto? Resulta ambiguo. Podría referirse tanto a que los conoce más de lo que lo merecen, como que los conoce menos de los que merecen. Yo me decanto más por el insulto, pues entiendo que dice le gustaría conocerlos menos de la mitad de lo que merecen. ¿Vosotros qué opináis? ¿Cómo lo interpretáis?

La segunda cita también me gusta, pues hace referencia a que aunque haya gente que merezca morir, una vez los mates no hay vuelta atrás ni puedes arrepentirte. Por mi parte considero que no hace falta llevarlo tan al extremo, es decir, antes de hacerle una jugarreta a alguien, ten por seguro que a lo hecho pecho y que no podrás arrepentirte de tus actos. Soy más partidaria de no hacerle nada a nadie voluntariamente; el tiempo o el karma se lo harán pagar.

En cuanto a la última cita, también me parece interesante, por el hecho de que mucha gente dispensa consejos sin ton ni son, cuando es algo muy serio. Cada persona es un mundo y aunque hayamos vivido una misma situación que otra persona, puede que las circunstancias no sean las mismas. No creo que se deban dar consejos tan a la ligera, pues mucha gente se escuda en ellos cuando las cosas salen mal porque "es que X me dijo que hiciera Y". Yo misma lo hago cuando leo un libro que alguno de vosotros me ha recomendado y no me gusta, pese a que la decisión final de leerlo o no era mía. ¿Quién creéis que debe ser más cuidadoso, el que da consejos o el que los acata?

Y hasta aquí la entrada de hoy, espero que la hayáis disfrutado. ¡Nos leemos en los comentarios!

martes, 5 de octubre de 2021

De acero, de Silvia Avallone

Título: De acero
Título original: Acciaio
Autora: Silvia Avallone
Nº de páginas: 368
Editorial: ALFAGUARA 
Encuadernación: Tapa blanda
ISBN: 9788420475004
Traductor: Carlos Gumpert Melgosa
Fecha de lanzamiento: 26/07/2011
Idioma original: italiano

Sinopsis:
Una novela que enseña a los jóvenes el valor del sexo y la amistad, y a los adultos, quienes son verdaderamente sus hijos.
El Mediterráneo, la luz, la isla de Elba al fondo... Y sin embargo, en la ciudad industrial de Piombino tener catorce años no es fácil. Si tu padre se parte la espalda en las acererías que proporcionan pan y desesperación a media ciudad, lo máximo que puedes desear es una tarde en la playa, o tener un hermano que sea el jefe de la pandilla. Lo saben bien las inseparables Anna y Francesca.
Cuando el cuerpo empieza a cambiar no hay alternativa: o te escondes y te quedas fuera, o usas con violencia tu belleza y confías en que te ayude a ser alguien. Ellas lo intentan, convencidas de que para sobrevivir basta con luchar. Pero la vida es feroz. Y cuando llega el amor, las pocas certezas se pierden, y hasta la amistad duele.

Opinión:
Impresión: Decadencia

Normalmente, dejo pasar un par de días después de mi lectura, luego elaboro una lista con los puntos más importantes que quiero tratar y finalmente, la redacto. No suelo escribir reseñas en caliente, y mucho menos sin guion, pero hoy no me siento de humor para hacer nada más que no sea redactar esta reseña. El libro que os traigo hoy me ha impactado tanto, que necesito ya mismo poner esas emociones en palabras, antes de que se diluyan con el tiempo.

Empezar diciendo que esta novela no es para mí y aun así, me ha encantado. Creo que nadie que me conozca me la hubiera recomendado. Si la leí fue debido a que malinterpreté tanto la portada (parecen dos androides) como la sinopsis, por lo que pensaba que estaba ambientada en un mundo fantástico steampunk. Nada más releer la sinopsis y empezar las primeras páginas me di cuenta de mi error. 

Resumir la trama y los temas que trata la obra es sencillo. Es una novela costumbrista que retrata los suburbios de Italia, lugar en el que viven dos amigas que están a un paso de entrar en la adolescencia. Entre los temas que toca, cabe destacar la prostitución, la identidad sexual, el autodescubrimiento, el mundo de la ilegalidad, el primer amor, la amistad, las relaciones tóxicas y la industrialización. Lo que no me parece acertado es que en la contraportada se insinúe que es una obra para jóvenes y adultos. Aunque los protagonistas sean adolescentes, no apela a ellos ni se sentirán identificados, claramente es una obra adulta.

En un ejercicio de crítica social, la autora nos retrata los recovecos más oscuros de la bela Italia, aunque en realidad podría estar hablándonos de los barrios más marginales de cualquier país. Hay gente que ha leído esta novela y ha criticado que los italianos no son todos así, que es todo muy exagerado y que hay italianos muy majos. No lo dudo, pero barrios como los que describe la autora existen, los he visto. Os hablo de barrios sucios por el humo de las fábricas y la degeneración de sus moradores, olvidados por el estado y la ley. La basura se acumula en las calles, los parques infantiles huelen a óxido y orín y las casas no son más que bloques de cemento apilados una encima de otro como las celdas de una colmena. Los hombres, brutos, zafios, trabajan de forma mecánica en fábricas, tomando una raya de vez en cuando para soportar el tedio, dilapidan el sueldo en bebida y mujeres y traen dinero a casa trapicheando con substancias ilegales o traspasando la ley. En su hogar les esperan mujeres sumisas y atentas, que dejaron embarazadas a los dieciséis, y cuyos días se pierden en la rutina de esperar a sus maridos, cotillear entre ellas y cuidar tanto de la casa como de los hijos. Estos últimos van a la escuela solo para calentar la silla, hasta que se consideran lo suficientemente mayores como para beber, fumar porros, organizar fiestas salvajes e ir a locales de alterne. Las chicas pierden la virginidad a los catorce y la mayor aspiración que tienen en la vida es convertirse en actriz de televisión, aunque la mayoría se conforma con quedarse embarazadas y que el otro quiera casarse con ellas y mantener al niño. Este es el ambiente en el que nos mete de lleno la autora, y es la mejor manera que tengo para describiros tanto a la mayor parte de los personajes que pueblan las páginas y como el contexto que los constriñe. La autora incluye incluso la excepción a la regla, Helena, porque entre tantos cardos siempre surge una margarita de tanto en tanto, alguna persona libre del determinismo que sujeta a todos los personajes.

«¿Qué significa crecer en un conjunto de cuatro colmenas, desde las que llueven trozos de balcón y de amianto, en un patio donde los niños juegan junto a chicos que trafican y viejas que apestan? ¿Qué clase de visión del mundo te formas, en un lugar donde lo normal es no marcharse nunca de vacaciones, no ir al cine, no saber nada del mundo, no hojear lo periódicos, no leer libros y que no pase nada?»

Pese al sórdido entorno que acabo de describiros, la autora logra mostrárnoslo desde el punto de vista de aquellos que viven ahí, y cómo ellos lo ven como algo natural e incluso deseable. A nivel cultural, la obra me ha parecido muy interesante, pues ha logrado que tenga una perspectiva distinta de la realidad. Creía que si a esta gente le dieran la oportunidad de cambiar, de conseguir algo que yo considero mejor, la aceptarían sin más, pero no es así en absoluto. Se burlan de los "ricos" y en cuanto alguien consigue dinero suficiente como para vivir entre lujos, lo despilfarra rápidamente y pronto se ve en la misma situación de antes.

Esto último es muy importante, esa falta de capacidad de redención, pues estoy acostumbrada a ver en literatura al chico malo que se redime al salir del mundo de las drogas/escapar del padre maltratador/encontrar el amor de su vida. Hay gente que adopta una actitud, y tiene la oportunidad de cambiar (El décimo círculo), pero otros están demasiado envenenados por su ambiente. Un "chico malo de verdad" se aprovecharía de la cándida protagonista y luego la dejaría como un trapo sucio. La obra no pretende criticar a esta gente, al contrario, trata que los comprendamos, y la autora logra muy bien ponernos en su piel.

Como podréis imaginar, estamos ante una obra de personajes, por lo que poco puedo deciros de ellos sin desvelaros todo el contenido del libro. Conoceremos en profundidad dos familias que se diferencian en los matices. Por una parte, está Francesca, la rubia, que vive bajo la sombra de un padre controlador que las maltrata a ella y a su madre, una mujer sumisa. Por otra parte está la familia de Ana, la morena, formada por un padre sinvergüenza metido en diversos negocios ilegales, Alessio, hermano de Ana, un joven calavera que trabaja en la fábrica y la madre, sindicalista, pero incapaz de abandonar a su marido. Todos están tratados con gran profundidad y aunque la narración es en tercera persona omnisciente, se siente como si estuviera en primera.

No puedo estar de comentar lo interesante que es la relación de amistad entre Ana y Francesca. Me ha fascinado ver cómo dan ese paso de la infancia a la adolescencia, cómo empiezan a ser conscientes de su propia identidad, a autodescubrirse y enfrentarse a sus primeras veces en el mundo de los adultos. Es cierto que solo tienen trece años y que se las sexualiza mucho, pues solo son vistas como objeto de deseo, y así es como se sienten, pero es natural teniendo en cuenta el entorno en el que viven. Por otra parte tanto su comportamiento como su actitud como su forma de expresarse me parecen propias de la edad que tienen y el contexto que las rodea. Las únicas pegas que puedo poner es que ambas son casi indistinguibles la una de la otra en cuanto a carácter y que el diseñador de la portada no se había leído la novela (las llaman "la rubia y la morena" multitud de veces).

Uno de los puntos en los que flojea más es la trama, puesto que no sucede absolutamente nada, más allá del día a día de ambas familias, con sus constantes disputas y el hecho de que ambas protagonistas vayan entrando en la adolescencia, con todo lo que eso implica. Es lenta, pero no sea hace larga, y una trama sólida sólo hubiera contribuido a desdibujar el mensaje. Además, la construcción de la novela es magnífica y el penúltimo capítulo, pese a saber lo que va a ocurrir, es tensión pura. Es la tensión de cuando te subes a una montaña rusa y sabes que bajará de un momento a otro.

A eso hay que añadirle que la novela es sutil y está llena de escenas que rozan el erotismo. Pese a que la autora podría describirte la crudeza del mundo en el que viven as protagonistas de forma gráfica, hay muy pocas escenas de sexo y violencia que sean realmente explícitas, pues la autora prefiere contarlo mediante sutilezas o por medio de otros personajes. El lenguaje usado en los diálogos, los pocos que hay porque es más una novela de monólogos internos, es realista, pero sin ser excesivamente sucio. No hablan de forma refinada y sueltan tacos de tanto en tanto, pero son más malhablados los personajes de Megan Maxwell que estos. En general, la prosa me ha parecido cargada de lirismo, al estilo de Nabokov. Además, juega muy bien tanto con los tiempos verbales como con el uso de la tercera y la segunda persona para hacer más inmersiva la experiencia, así como la manera brillante en la que enlaza los puntos de vista.

En conclusión, una novela más que recomendable si buscas una lectura de carácter más maduro y reflexivo. Es una obra pausada, con poca trama y muy de personajes, que retrata muy bien los barrios marginales y logra que te pongas en la piel de sus habitantes, hasta que comprendes sus motivaciones y la actitud desafiante que tienen ante la vida. Mediante dos jóvenes, ilustra ese paso de la infancia a la adolescencia con gran acierto y explora con lirismo y sensualidad el primer amor, la amistad y el autodescubrimiento.  Me he llevado una muy grata sorpresa. Aun no comprendo muy bien por qué me ha gustado tanto, teniendo en cuenta que no se asemeja a nada de lo que suele gustarme. Quizás están cambiando mis gustos o quizás sea yo la que esté cambiando

Cosas que he aprendido:

  • Comprender mejor a la gente de barrios marginales.
  • Cohesión de puntos de vista.

Y para terminar, os dejo con mi avance en Goodreads:

PUNTUACIÓN...4'5/5!

Primeras Líneas...