lunes, 30 de marzo de 2020

Saga Mundodisco, Libro XXI: ¡Voto a bríos!, de Terry Pratchett

Título: ¡Voto a Bríos!
Saga: Mundodisco
Autor: Terry Pratchett
Traductor: Javier Calvo Perales y Manu Viciano
Sello: PLAZA & JANÉS
Fecha publicación: 2007
Encuadernación: Tapa blanda
Idioma: Español
Páginas: 400
ISBN: 9788401339844

Sinopsis:
La isla perdida de Leshp ha emergido inopinadamente de entre las aguas. Aparte de ser un reto arqueológico, este nuevo territorio ocupa una posición estratégica inmejorable en caso de guerra. Y por la curiosa lógica que suele prevalecer en estos casos, todos toman rápido las armas para reclamar su posesión. Ankh-Morpork, la mayor ciudad-estado del Mundodisco, y Klatch, el antiguo imperio desértico de los turbantes y los camellos, se preparan para verse las caras en el campo de batalla.
Mientras se forman los regimientos, la Guardia de la Ciudad de AnkhMorpork se enfrenta a soflamas incendiarias, turbas callejeras, cierta aversión a los restaurantes exóticos y, por si fuera poco, al asesinato del embajador de Klatch, en cuya investigación empieza a cobrar sentido la Teoría del Segundo Arquero. El comandante Sam Vimes y su cada vez más variopinta tropa deberán salvaguardar la paz en la ciudad, tomada por una clase militar ansiosa de pelea, e intentar impedir el único crimen que increíblemente no es ilegal: la guerra.
En esta entrega del Mundodisco se reúnen el género policíaco, los libros de aventuras y la novela bélica mezclados en la irónica coctelera de Terry Pratchett, que, como de costumbre, resulta más hilarante cuanto más serio es el tema que trata.

Por qué este título...
—¡Muy bien pues! —gruñó—. ¡Solos entonces, voto a bríos!
—La verdad, sería mejor que votara a un prestamista —dijo lord Vetinari—. Porque dinero no tenemos. Estaba a punto de decir que no nos podemos permitir mercenarios.

Opinión:

Ya estoy aquí con una nueva reseña de un libro de Pratchett. En general tengo poco que decir que no haya dicho ya en reseñas anteriores, así que haré un poco de resumen de las características principales y luego me centraré en los detalles.

Para empezar, quiero destacar el humor. Como en otras ocasiones, estamos ante un libro muy divertido, tanto por las escenas satíricas como por la gran cantidad de chistes lingüísticos que hay, los cuales en esta ocasión me han parecido más abundantes y mejor traducidos. Eso sí, quiero destacar que hay varios errores ortográficos y de edición que no deberían estar ahí. Pero bueno, siempre se escapa alguna falta o hay despistes, tampoco hay para tanto.
 
Los personajes son los mismos que en libros anteriores, y entre todos los miembros de La guardia destacan Colon, Nobby, Angua, Zanahoria y Vimes, aunque cada vez podemos ver más diversidad en la Guardia y el resto de personajes aparezca de tanto en tanto. Vimes creo que es mi personaje favorito, tanto por la evolución que se percibe en cada novela como por el hecho de que es el más cuerdo y reflexivo. Y por supuesto, sus diálogos con Vetinari (otro personaje tan misterioso como maravilloso) no tienen desperdicio. ¡Me alegro de que aquí Vetinari tenga más protagonismo, con lo que me gusta! Quizás en este punto podría destacar que me gusta ver los problemas que supone Zanahoria por el hecho de ser perfecto. Y es que Zanahoria es un buen hombre, quizás demasiado, y eso genera problemas en su relación con Angua.
La cara de Zanahoria apareció por encima del borde de la bodega.
—Todos los muchachos están acostados, señor.
—Bien.
—Yo también me voy a echar unas horas, señor, si no le parece mal.
—¿Perdón, capitán?
—Que voy a dar una cabezada, señor.
—Pero… pero… —Vimes hizo una señal vaga en dirección al horizonte cada vez más oscuro—. ¡Pero si estamos en plena persecución para rescatar a tu novia! Entre otras cosas —añadió.
—Sí, señor.
—Así que no vas a… o sea que puedes… quieres… capitán, ¿tiene intención de ir a echarse un sueñecito?
—Para estar fresco cuando los alcancemos. Sí, señor. Si me paso la noche en vela mirando y preocupándome es probable que no sirva para mucho cuando los alcancemos, señor.
Tenía lógica. La verdad era que tenía lógica. Claro que la tenía. Vimes veía la lógica rebosando por todas partes. Zanahoria de verdad se había sentado y había pensado en el asunto con sensatez.
—Y no tendrás problemas para dormirte, ¿verdad? —dijo en tono débil.
—Oh, ninguno. Se lo debo a Angua.
—Ah. Bueno… pues buenas noches.
Zanahoria volvió a desaparecer en la bodega.
El resto de personajes no tienen tanto peso o evolución, aunque podría destacar a Leonardo, el cuál me parece muy interesante, y Beti, pues ella es la excusa perfecta para criticar algunos tópicos machistas y el trato hacia la mujer. En general, todos los personajes de la novela son geniales, tanto porque están bien caracterizados, como por el hecho de ser tan peculiares y salirse tanto de los tópicos.

Uno de los aspectos que hace tan brillantes las novelas de Pratchett son las reflexiones y la crítica social. Al llevar al extremo determinadas actitudes, hace ver al lector lo ridículas que resultan, de modo que, al mismo tiempo que arranca carcajadas, hace que el lector ponga a trabajar su cabeza y reflexiones sobre el mundo que le rodea. Además, siempre trata temas distintos o profundiza en los ya analizados. En esta ocasión se habla sobre todo de la xenofobia y el racismo (con claros al odio de los occidentales hacia los marroquíes), mostrando como en realidad no somos tan diferentes y que solo nos inventamos excusas para luchar y sentirnos superiores. Además, me ha parecido interesante ver cómo esta crítica está presente en toda la obra mediante su inserción en el discurso de forma natural y por el hecho de que se sobreentiende de los diálogos y situaciones xenófobas que suceden, y no tanto porque Vimes haga un monólogo.
¿Por qué está yendo allí nuestra gente? - dijo el señor Boggis del Gremio de Ladrones.- Porque están haciendo gala de un brioso espíritu de pioneros y buscando riquezas y ... más riquezas en una tierra nueva - dijo Lord Vetinari.- ¿Y qué buscan los klatchianos? - preguntó Lord Downey.- Oh, han ido allí porque son una panda de oportunistas sin principios y siempre están dispuestos a hacerse con algo a cambio de nada - dijo Lord Vetirani.—Un resumen magistral, si me lo permite, milord —dijo el señor Burleigh, que tenía la sensación de que todavía podía recuperar algo de terreno.El patricio volvió a echar un vistazo a sus notas.—Oh, les ruego que me perdonen —dijo—. Parece que he leído estas dos últimas frases cambiando el orden…
Otros temas en los que se profundiza son el papel de la mujer en la sociedad, gracias a la fantástica Beti, y también sobre quién vigila a los gobernantes y a los que están el poder, de la mano de Vimes, por supuesto.
¿De qué leches servía una cosa como esta? Lo único que significaba realmente era que le estaba permitido perseguir a los pequeños criminales que cometían los pequeños delitos. Pero no había nada que pudiera hacer contra los crímenes que eran tan grandes que ni siquiera los veías. 
Ya...acabo de darme cuneta de que llevo más de la mitad de la reseña y aún no os he hablado de la trama. En principio no dista mucho de la de otros libros: alguien ha intentado asesinar al embajador klatchiano y está provocando a la ciudadanía para que estalle la guerra, por lo que nuestra querida guardia debe averiguar al culpable. Una de mis quejas es que este libro estaba siguiendo exactamente el mismo esquema que los anteriores, pero por suerte da un giro hacia la mitad y nuestros personajes abandonan la seguridad de la ciudad para adentrarse en una nueva cultura. Eso propicia situaciones diferentes a las ya observadas, al mismo tiempo que amplía el mundo y las culturas que lo forman. Eso sí, pese a todo esta segunda parte no me ha terminado de convencer, quizás porque me haya parecido menos divertida o más desordenada, pues aunque los protagonistas quieren detener la guerra, no tienen un plan claro y tampoco me he encontrado con ningún giro extraordinario.

Ya solo me queda comentar un par de detallitos. Para empezar, me parece muy curioso el hecho de que, cuando aparecen unos personajes que hablan en otro idioma, eso está escrito en nuestra lengua, para que lo entendamos, pero con una tipografía diferente, y a veces intercala ambas tipografías para dar a entender que ese personaje tiene dejes de la otra lengua.


También quería hacer mención que una de las cosas que me flipa de este autor es su dominio del lenguaje, pues juega con él a su antojo. Pratchett hace malabares con las palabras y usa expresiones que nadie ha usado antes. Por favor, contemplad lo maravillosa que es esta simple acotación
—Siempre he creído que a Carapiedra Vimes se lo ha calumniado sin razón —dijo Vetinari.
— No pienso aceptar...¿qué? —Vimes derrapó en pleno ataque de furia.
El personaje no derrapa de manera literal, sino lingüísticamente. El ataque de furia es lingüístico y entonces...derrapa en los puntos suspensivos y para en seco.  Simplemente maravilloso.

En conclusión, otro libro de Pratchett que hace honor al autor. Nos encontramos ante una obra muy divertida, plagada de juegos lingüísticos y escrita de forma muy cuidada, pues el autor domina muy bien el lenguaje. Los personajes son muy peculiares y característicos y se envuelven en una trama interesante, que se escapa del esquema de sus otras obras. Además, se centra en la crítica a la guerra, al racimo y a la xenofobia de una forma terriblemente divertida.

Cosas que he aprendido:
  • Que un personaje sea perfecto no significa que sea perfecto (?)
  • Los personajes característicos son lo mejor.
  • Aún es posible innovar lingüísticamente.

Y para terminar, os dejo con mi avance en Goodreads:


PUNTUACIÓN...4/5!

Primeras Líneas...

viernes, 27 de marzo de 2020

Viñeta del lector 62#

"44. Descubres a alguien que ama el mismo libro que tu?
Hola, nuevo mejor amigo!"

Me gusta hablar de libros (Wuala, qué inesperado, seguro que nadie lo hubiera adivinado, menuda confesión). Es mi tema de conversación favorito. Me hablas de libros y atraes enseguida toda mi atención. Me da igual si los he leído o no, eso no importa. Por supuesto, si lo he leído o es uno de mis libros favoritos, mejor que mejor, porque eso significa debates de horas interminables en los que la otra persona me cuenta la trama porque ya no lo recuerdo. 

De verdad, encontrar a una persona que ama los mismos libros que tú es una bendición, en parte porque os podréis prestar libros mútuamente y comentar los libros que tenéis en común. Además, eso significa que tenéis ideas afines y una forma similar de ver el mundo.

Es por eso que más de una vez he estado tentada de hablar con gente que lleva libros en el bus. En dos ocasiones lo hice, pues se estaban leyendo uno de mis libros favoritos (El nombre del viento), pero...el resultado no fue muy positivo, ambos decidieron seguir leyendo y pasar de mí. Lo entiendo perfectamente.

Pero tampoco creáis que esto es la panacea. Puedes ser amigo de alguien que no lee los mismos libros que tú o quien no compartes la misma opinión. Por ejemplo, a Patt le gusta mucho la literatura infantil, hasta el punto que me ha convencido para leer algún que otro libro. A Omaira le gusta mucho la romántica, cosa que me permite ver cómo diferimos, pero también el misterio. Lo cierto es que la uso un poco de filtro, pues de este género solo me fío de los libros que han logrado sorprenderla. Y con G ya no digamos, aunque lo he enganchado a la fantasía (y lo he engañado para que compre libros que me gustan para robárselos más adelante), él es muy de clásicos...cosa que me permite leerlos en diferido, pues me los comenta con tanto detalle que estoy tentada de añadirlos a Goodreads.

Y vosotros, ¿qué opináis? ¿Coincidís en gustos literarios con vuestros amigos? ¿Sabéis de alguien que os caiga mal pero a quien le guste vuestro libro favorito? ¿Si ves a un desconocido leyendo tu libro favorito, le dirías algo? ¡Contadme, tengo curiosidad!

martes, 24 de marzo de 2020

El mal camino, de Mikel Santiago

Este libro es el ejemplo perfecto de cómo se me acumulan los libros pendientes por leer. Lo conseguí en un sorteo organizado por Un lector indiscreto, allá por el año 2015. Lo sé, soy un desastre. Quizás, en compensación por la tardanza, lo he leído solo en tres días....En fin, os dejo con la reseña

Título: El mal camino
Autor: Mikel Santiago
Nº de páginas: 432
Editorial: EDICIONES B
Encuadernación: Tapa blanda
ISBN: 9788466657044
Año de edición: 2015

Sinopsis:
En una carretera rural del sur de Francia, un hombre surge de la oscuridad y desencadena una serie de extraños acontecimientos, convirtiendo en una pesadilla las vidas del escritor Bert Amandale y su amigo Chucks Basil, una estrella de rock en horas bajas.
Santiago se sirve de un escenario idílico e inquietante, en el corazón de la Provenza, para atraparnos en una historia que se lee compulsivamente y en la que late, de fondo, el destino de unos personajes marcados por sus errores.

Por qué este título...
"Vuelvo a la casa. Britney duerme y y o me siento en el suelo, junto a ella, y me concentro en oírla respirar. Eso es todo lo importante ahora. En algún momento de la noche, el sol va a volver a salir por el horizonte y, de alguna forma, la vida seguirá.
Por el mal camino. Pero seguirá."

Opinión:
Impresión: Novela de misterio genérica

No tenía muchas expectativas puestas en este libro, y lo cierto es que no recordaba qué me impulsó a apuntarme al sorteo, pues ahora, mucho tiempo después la trama ya no me parecía tan interesante como en ese momento. Pero no quería dejarlo acumulando polvo para siempre y no me parecía mal leer algo de misterio mezclado con Pratchett (aunque en el de Pratchett también haya una investigación pero NO ES LO MISMO).

¿Y cuál ha sido el resultado? Pues me he encontrado con una buena novela. Es un libro entretenido, bien escrito, sin fallos aparentes, con unos personajes bien perfilados y una buena trama. Es una lectura perfecta para desconectar un rato de tu vida y perderte entre las páginas de una ficción. No es un libro que te haga pensar, reflexionar sobre el mundo en el que vivimos, que te incite a hilvanar mil teorías y que te mantenga en vilo. Es un libro para pasar el rato. Y oye, eso no es malo, todos lo necesitamos de vez en cuando.

Tengo poco que decir del libro porque todo está bien, y está bien porque el autor no se moja, no se atreve a ir más allá de todo lo que ya se ha escrito estos últimas décadas sobre el género. No. Él va sobre seguro, usando los tópicos que sabe que funcionan, creando un protagonista simpático, con el que resulta fácil empatizar y una trama fácil de seguir, pero que produce curiosidad.

Esta portada es un
por qué todo.
Sobre los personajes diré que me ha gustado cómo están construidos, en especial las relaciones entre ellos. Bert, escritor bloqueado y padre de familia, tiene que lidiar con el distanciamiento con su hija, que ha dejado de ser su niñita para convertirse en una adolescente rebelde que toma sus propias decisiones. Y también con su agente que le exige un libro que es incapaz de escribir por la presión de la fama. Por otra parte está la tensa relación que mantiene con su mujer, Miriam, que ha ido en picado con los años. Este es quizás el único fallo que veo en construcción de personajes, pues a Miriam la he encontrado excesivamente fría, incluso cuando el protagonista sufre un accidente ella es incapaz de manifestar un pequeño resquicio de ese amor que hizo que en algún momento se casara con él.

Y dejo para el final a Chucks, músico famoso y mejor amigo de Bert. Menudo ejemplo de amistad, eso sí que está bien desarrollado. Ambos tienen una relación muy fuerte y Chucks no es un florero. Las relaciones de amistad entre hombres no suelen ser tratadas con gran profundidad, y me alegro que aquí sí sea así, pues son casi hermanos. Para Bert, Chucks es tanto un confidente a quién contarle sus penas y temores, como alguien con quien hablar del futuro y de las vivencias que han compartido. Porque su amistad tiene historia, no es algo superficial, sino que han sufrido juntos, se han peleado y luego vuelto a reconciliar. ¿Sabéis eso de "el tipo de amigo que te ayudaría a enterrar un cadáver"? Esos son Bert y Chucks.

En cuanto a la narración, me sorprendió el tono desenfadado. Las novelas de misterio siempre suelen irradiar oscuridad y causar mala espina en el lector, la sensación de que algo anda mal. La forma de escribir suele propiciar que el lector sienta miedo y esté tenso, a la espera de una mano que se deslice sobre su espalda y le dé un susto de muerte. No es el estilo de este libro en absoluto. La narración, que va de la mano de Bert en primera persona pasado, tiene un toque desenfadado, casi alegre (pese a la depresión que sufre Bert). Así que no es extraño encontrar situaciones de vida o muerte como esta:
Le vi reclinarse sobre sus patas traseras, preparándose para dar un salto en mi dirección. Si me escondía detrás del árbol solo aceleraría las cosas, así que comencé a cortar el aire con la rama todo lo rápido que pude, utilizando la técnica samurái más conocida como «el ventilador» , y eso logró retenerlo un poco. Pero el mastín era un asesino nato y, siguiendo sus instintos, saltó hacia un lado rodeándome, tan rápido que todo mi costado quedó a tiro de sus mandíbulas.
Mi mayor problema ha sido la trama. Está bien construida, es coherente y genera curiosidad al lector sobre cómo terminará todo. ¿Entonces? Pues que es muy genérica. No ofrece ninguna innovación y está plagada de tópicos. Bert se ha mudado a un vecindario perfecto, de esos en los que los vecinos se presentan en tu casa con un pastel de bienvenida. Su amigo Chucks dice haber atropellado a alguien pero el cadáver ha desaparecido. Chucks tuvo alucinaciones a causa de las drogas en el pasado, por lo que nadie le cree. Excepto Bert, que pese a ser escéptico tiene sus sospechas, las cuales recaen sobretodo en los dueños del centro psiquiátrico que hay al lado. Pero nadie le cree y empiezan a pensar que está loco, pues es una escritor de misterio con mucha imaginación y es algo adicto a las pastillas para dormir,...

Más o menos eso es casi toda la trama. Como veis, un nivel de complejidad brutal. A mí me parece la típica novela en la que un civil investiga un crimen que nadie más cree que ha sucedido y a quien todos toman por loco. Quizás lo que más me ha fallado es que Bert no sea consciente de ello y a veces se deja llevar por los nervios y me parece normal que crean que está paranoico. Además, en general no hay ninguna revelación que te deje boquiabierto ni ningún giro inesperado al estilo ¡al final la hija lo había orquestado todo!

En conclusión, El mal camino es una buena novela de misterio, perfecta para desconectar y entretenerte un par de horas. Tiene un buen ritmo y genera curiosidad, además las relaciones entre personajes están bastante bien construidas, especialmente las de amistad. Aún así, la obra está plagada de tópicos, por lo que no esperes nada innovador ni tampoco giros inesperados capaces de dejarte boquiabierto, o reflexionando durante horas.

Cosas que he aprendido:
  • Cómo construir una buena relación de amistad

Y para terminar, os dejo con mi avance en Goodreads:

PUNTUACIÓN...3/5!


Primeras Líneas...

viernes, 20 de marzo de 2020

Frases memorables: El océano al final del camino


"Te voy a decir algo muy importante: por dentro, los adultos tampoco parecen adultos. Por fuera son grandes y desconsiderados y siempre parece que saben lo que hacen. Por dentro, siguen siendo exactamente igual que han sido siempre. Como cuando tenían tu edad. La verdad es que los adultos no existen. Ni uno solo, en todo el mundo".


"Cada cual recuerda las cosas de una manera; nunca encontrarás a dos personas que recuerden exactamente lo mismo, fueran testigos de ello o no. Dos personas pueden estar muy cerca la una de la otras, y sin embargo tener percepciones muy distintas sobre determinado asunto".

¡Hola a todos! Como veis, hoy vengo con una nueva entrada de Frases memorables, esta vez del libro El océano al final del camino, de Neil Gaiman. Como habréis visto, está muy bien escrito, esa es la mejor parte, pero aunque contiene bastantes reflexiones interesantes, como la que os traigo yo, he de decir que a mí el libro no me convenció. Y es que a mí, en los libros en los que hay magia, me gusta que me lo expliquen, y no que se saquen cosas de la manga. El realismo mágico no es lo mío. Para más señas, os dejo con la reseña. De todas formas, no voy a intentar disuadiros de leer el libro, pues estoy segura de que es solo a mí que no me convence

En cuanto a las citas, las dos me gustaron mucho. La primera es algo que he ido viendo a medida que me he ido haciendo mayor: mis padres han ido perdiendo ese halo de seres superpoderosos que tenían cuando yo era pequeña. Al contrario, se han hecho cada vez más humanos, más como yo. O quizás sea yo, que me hago como ello. Es verdad que por fuera los adultos puede parecer que lo saben todo, que tienen cualquier situación controlada y que van a ser capaces de superar cualquier obstáculo. Que nunca tienen miedos, dudas y parece que no pueden equivocarse. Pero por dentro, son tan frágiles como nosotros, lo único que hacen es esconder esa fragilidad ante sus hijos. Pero yo he visto a mi madre derrumbarse llorando por no ser capaz de gestionar una situación o a mi padre nervioso y exaltado ante su incapacidad por hacer algo y cambiar unos hechos. Nuestros padres, en realidad, son nosotros.

Diría que me gustaría que eso se reflejara en las novelas pero es que aparecen tan pocos padres ahí...Quizás un ejemplo de unos libros que traten bien esto sean los de Palomas. ¿Se os ocurre algún otro ejemplo de novela en la que se trate muy bien el tema de la família? También he de decir que no soy muy docta en ello, puesto que las novelas intimistas, donde más se ve, no son lo mío.

Respecto a la segunda cita, también me gusta mucho. Y es que parece increíble, pero si preguntas a dos personas que han vivido una misma situación, ambas los contarán de forma totalmente distinta, y es que cada uno se centra en detalles distintos. Eso lo pude ver en el máster, pues en una asignatura teníamos que hacer un diario de clase, y por lo que nos contó la professora, todos mencionábamos cosas diferentes. Basta ver las reseñas. ¿Acaso un mismo libro no genera centenares de reseñas completamente diferentes? Y no me refiero solo a nivel de gustos. Mientras unos mencionan a los personajes, otros dirán cosas de la trama. Incluso si os fijáis en los resúmenes, veréis que son distintos. 

Bueno, y eso es todo por hoy, espero que os hayan gustado las citas. ¿Cuál es vuestra favorita? ¿Habéis leído algo del autor?


lunes, 16 de marzo de 2020

Yo también puedo escribir una jodida historia de amor, de Carlos Salem

Título: Yo también puedo escribir una jodida historia de amor
Autor: Carlos Salem
Narrador: Manuel Sañudo
Editorial: Audiomol
Publicado: 2008
Duración: 3 horas y 7 minutos
ISBN: 9788416526161

Sinopsis:
Un locutorio atestado de voces, un andén de Metro desierto, un guiñol en el Parque del Retiro o una cueva prehistórica: cualquier marco es válido para narrar una historia de amor. Incluso las páginas de un diccionario. Carlos Salem muestra en este libro diferentes registros de su estilo: el humor irreverente en unos relatos, el lenguaje directo o la prosa en espiral en otros, y en todos un fondo de ternura poética que el autor se niega a reconocer, "porque uno tiene una imagen de duro que proteger".
Esta colección de relatos nace de un desafío. Y tras aceptarlo, Salem comprobó que sus cuentos preferidos o los que más le apetecía escribir, tenían mucho que ver con el amor. Como dice el autor en el relato que da título a este libro: "Yo también puedo escribir una jodida historia de amor. Sólo hay que rebuscar en mi propia vida, cambiar nombres y finales. Sobre todo finales".

Opinión:

Había terminado Cuento de Navidad y necesitaba otro libro para seguir escuchando en el coche, así que entre varias opciones, me decanté por este porque en su momento leí Matar y guardar la ropa y me pareció un libro muy bien escrito con una trama apasionante. Así que ya iba con ciertas expectativas que se han cumplido con creces.

Si el libro no me ha gustado mucho, es solo por mi culpa. Y es que, ¿a quién más que a mí se le ocurre leer un libro de una temática que sabe que no le va a gustar?  Bueno, he aprendido la lección. Estamos ante una antología de 21 relatos de historias de amor. Y quiero decir "historias de amor" en su concepto más amplio. No quiero entrar en debate (¿quién eres?) sobre qué es romance y que no (si queréis debate, soy toda vuestra en los comentarios), así que considero historia romántica toda narración sobre dos (o más) personajes que se sienten atraídos el uno por el otro y entablan una relación física o de seducción verbal que puede terminar bien o no.

Una vez aclarado esto, retomo la temática de los relatos. Todos (o la gran mayoría) nos muestran historias crudas, en un ambiente urbano, con personajes desencantados con la vida, pesimistas, pero con mucha mala leche. He de decir que a medida que las iba escuchando, temía no encontrar ninguna con un final feliz, pero las hay, aunque sean pocas. Por otra parte, he de destacar que, para mi gusto hay demasiadas descripciones de escenas de relaciones sexuales, pero era de esperar con este autor, debería habérmelo visto venir.

Y es que si has leído Matar y guardar la ropa, sabes cuál es el tono de Salem, y aquí es exactamente el mismo. ¿A qué me refiero? Que el autor no se corta ni un pelo y que dice las cosas cuando hay que decirlas, con una naturalidad pasmosa para las características que tienen sus personajes. Sus descripciones son muy gráficas, pero también cuidadas. No usa un lenguaje grosero, sino natural. Los personajes sueltan tacos por doquier, pero porque ellos son así, y no tienen tabús al hablar.

El autor brilla en una narrativa despojada de elementos innecesarios, que va al grano, rotunda, eficaz y que se atreve a llamar a las cosas por su nombre. Eso no significa que el lenguaje sea simplemente soez pues la forma que tiene de narrar es maravillosa, gracias a que sabe enlazar muy bien una palabra con la otra y cuando quiere, el autor sabe ser delicado y perderse en un lenguaje cuidado y con eufemismos. Pero eso de los eufemismos es en contadas ocasiones. Destacar entre mis relatos favoritos "Triángulo", el de la titiritera y el del cartero (otra cosa negativa de los audiolibros: no hay un índice).

Por otra parte, comentar que la voz del narrador no podría ser más adecuada. Una voz profunda, grave, de literato que se refugia tras una botella y escribe envuelto en el humo de su cigarrillo. Es más, es exactamente cómo imagino que es la voz del autor. Y no solo eso, sino que es adecuada para todos los personajes. Bueno, para los femeninos no, pero por suerte no hay muchos que sean narradores. Lo curioso es que imaginaba a todos los protagonistas de los relatos como si fueran el mismo, porque tienen una caracterización muy similar, y no solo eso, si no que me imaginaba al autor tras cada historia.

Objetivamente, es un buen libro, no puedo decir que no. Está muy bien escrito, con un lenguaje fluido, cuidado y natural, en el que hay tacos por doquier. Pese a que los personajes de todos los relatos tienen la misma caracterización (tipos desencantados con la vida, que no creen en el amor), eso no es negativo, pues todas las situaciones son diferentes y el autor sabe pasar de la hilaridad al drama y la reflexión. Pero la temática no me gusta, me pone nerviosa y me causa inquietud, así que no puedo decir que lo haya disfrutado. Aún así, no por ello dejo de recomendarlo.

Cosas que he aprendido:
  • Descripciones eufemísticas de diez.
  • Fantástica combinación de un lenguaje duro y sucio con la belleza lingüística.

Y para terminar, os dejo con mi avance en Goodreads:


PUNTUACIÓN...3/5!

Primeras Líneas...
De nuevo, os dejo con una muestra, y es que para ver a qué me refiero, esto mejor que cualquier descripción que pudiera hacer.


viernes, 13 de marzo de 2020

Visto en las redes 34#

Hola! ¿Cómo va todo? Yo bastante bien, la verdad. Ya he superado la etapa de los exámenes y trabajos, por lo que ahora estoy de vuelta al relax...temporalmente. Me conviene no relajarme mucho e ir aprovechando el tiempo. Precisamente por eso he estado leyendo más últimamente (creo que no es así como deberías aprovechar el tiempo, luego estás estresada...). ¡La de reseñas que tengo pendientes por publicar!

Pero en fin, al lío, que no estoy aquí para divagar, sino para traeros una nueva entrada de Visto en las redes. Espero que la disfrutéis y que podamos debatir sobre un montón de temas interesantes. ¡No os olvidéis de comentar todo aquello con lo que estéis o no de acuerdo!

Eso sí, antes de nada, empezaré explicando en qué consiste la sección para aquellos que aún no lo sepan. Ya sé que estos párrafos que vienen a continuación son muy repetitivos, pero siempre hay gente nueva que no sabe en qué consiste la sección y me gusta informar de ello. Visto en las redes es una recopilación de todos aquellos tweets que me han parecido interesantes (y a los que he dado retweet) publicados estos dos últimos meses (en esta ocasión en enero y febrero) por diversas personas, y una selección de las reflexiones relacionadas con el mundo literario que he compartido por las diferentes redes sociales. Es decir que...¡atención, porque podríais salir mencionados en esta entrada! 

Me decidí a crear esta sección como excusa para hacer debates porque sé que algunos de vosotros no me seguís en las redes sociales tranquilos, estáis en la lista negra (tanto porque no os interesa como porque no tenéis una cuenta) y pensé que os podría parecer interesante tener una recopilación de esta información. Así, todos los que no tenéis redes podrías estar al tanto y los que me seguís, pero estáis saturados, podríais tener un resumen. 

Como sabéis, el blog está en varias redes: en Twitter, en Facebook, en Instagram, en Goodreads y en Bloguers (podéis acceder a mi perfil de cada red social haciendo click en los enlaces), pero estoy especialmente activa en Twitter, Facebook y recientemente Instagram, por lo que en esta sección me centraré en esas redes sociales.

Repito, como en cada ocasión, que la idea de esta sección no es completamente mía (siempre hay que dar créditos). Me inspiré en una sección muy parecida en el blog de Deja volar tu imaginación llamada Citando a Twitter. En ella, Patt recopila algunos de sus retweets favoritos, aunque siempre están relacionados con reflexiones sobre el mundo en general, no centradas en el ámbito literario. Además, es una sección que tiene muy poco activa, tanto que a este paso, como no la actualice, dejaré de darle créditos.

Por cierto, hay algunos mensajes que están en inglés, pero tranquilos, para aquellos que no dominen el idioma, los he traducido tan bien como he podido. Y sin más dilación, os dejo con la entrada:


Visto en Twitter
Ya sé que este hilo de Yolanda es largo, pero es que me parece necesario. Es cierto que cada vez hay más blogs que cierran, en parte porque se han ido a Wordpress, en parte porque han surgido otras plataformas de reseñar paralelas, como Instagram (no entiendo a la gente que hace reseñas ahí, de verdad) o YouTube. Y sí, yo lo noto, hay menos visitas y comentarios, pero, ¿y qué? Por supuesto que me gusta saber qué os parece lo que escribo, conocer vuestras opiniones, hacer amigos y entablar debates, pero inicialmente, este era mi espacio y estaba orgullosa de él, pese a no tener un solo seguidor. Creé este sitio a modo de diario de lecturas, para llevar un recuento de mis opiniones acerca de lo que leía. Y así seguirá. Es verdad que a veces me da pereza estar por aquí activa o en redes sociales, pero entonces recuerdo que lo hago por gusto. Y vosotros, ¿os desanimáis por no tener seguidores o comentarios?


Me levanto el sombrero (o lo haría si llevara) ante autores como Juan Gómez-Jurado, que tienen a sus lectores en tan alta estima y que tienen tanto don de gentes. Os recomiendo seguirle, no solo por lo amable que es y porque no se le ha subido la fama a la cabeza, sino también porque además tiene mucho sentido del humor. Solo he leído una obra suya, pero me gustó tanto que tengo pendiente leer más.

Muy de acuerdo con Iria G. Parente, me gusta cuando los autores son capaces de darle una voz diferente a cada uno de sus personajes, no solo a nivel de dialecto, sino a su forma de expresarse. Que un personaje sea muy tímido y no diga nunca palabrotas, que sea filólogo y tenga riqueza de vocabulario, que sea mecánico y use metáforas relacionadas con el mundo del motor, que sea de otra generación y use términos pasados de moda,... Todo eso es lo que le da realismo a los personajes.

Pues sí, nos quejamos mucho de que los jóvenes no leen...pero estoy segura de que leen mucho más que los adultos. Es cierto que se han popularizado otras formas de ocio que han quitado espacio a la lectura, pues el mundo audiovisual está ganando cada vez más terreno, pero también es verdad que desde casa se debería fomentar mucho más la lectura. Estoy segura de que si preguntara a mis alumnos, como a hecho Sonia López, por desgracia los resultados serían similares.

La idea de una escalera así me encanta, como a Ricardo Carrión...pero quizás solo a primera vista. No me parece útil a nivel de localizar los libros y además, para que encajen deberían tener el mismo tamaño...Eso sí, la idea me encanta. ¿Le veis algún otro inconveniente o a vosotros os convence?

Qué lástima no haberlo sabido cuando visité la ciudad...Me parecen fascinantes esculturas como esta que nos enseña Lidia y todo el significado que hay detrás. Quemar libros me parece un acto terrible, solo de pensar en la de libros que se han perdido para siempre por cosas como esta (Laura intenta no pensar en la biblioteca de Alejandría) se me pone la piel de gallina. Me parece un buen homenaje. ¿Conocéis alguna otra escultura de este estilo?

NECESITABA compartir esto de La loca obsesión de Kitten porque me hizo demasiada gracia. Es que hay cosas a las que no se puede decir que no.

Muy fan de este hilo de Javier Miró, todos los autores deben ser conscientes de ello. La obra perfecta no existe, da igual lo mucho que la hayas revisado y los profesionales que hay detrás, siempre habrá gente a la que no le gustará. Y no hay que hundirse por ello, las malas críticas hacen que podamos aprender de nuestros errores. ¿Que puede que el lector se equivoque? Sí, puede que por X o Z haya tenido un mal día, esté saturado del género o se haya despistado y haya entendido algo mal. No hay que darle siempre la razón, pero tampoco discutir con ellos. Simplemente hay que recoger todo aquello que nos aporte y dejar atrás el resto.

Ya sabéis que soy amante de las palabras e incluso tengo una lista de mis favoritas, palabras desconocidas que encierran un gran significado o, simplemente, palabras curiosas. Esta que nos comparte Mónica F. Aceytuno es, a partir de ahora, una de ellas. Y he descubierto que la autora tiene un libro con una recopilación de palabras así. Ahí lo dejo.

No hay mejor forma de definir a Casandra Clare que como lo hace Dust Herondale. Y mirad que sus libros me gustan, he leído muchos de ellos y están muy bien. Pero una llega a cansarse de siempre lo mismo, me gustaría leer algo de la autora que no tuviera que ver con el mundo de Cazadores de sombras, me parece que está demasiado explotado. ¿Qué opináis vosotros?

En este comentario, Laura Roldán se refiere al acto de escribir, pero me gusta especialmente porque también se puede aplicar al blog. es un poco lo mismo que comentábamos antes con lo que decía Yolanda, yo el blog lo tengo por gusto, y no dejaré de escribir en él aunque no tenga muchos seguidores. A mí me hace feliz compartir mis lecturas por aquí. ¿Acaso hace falta algo más? 

No he cambiado mucho de opinión, la verdad. Me parecen muy interesantes las alternativas de El conejito ortográfico, pero ninguna termina de convencerme, y es que "zasca" tiene una sonoridad muy adecuada. tanto "bofetada verbal" como "hachazo dialéctico" me parecen muy gráficas, pero entiendo que no funcionarían mucho por ser tan largas y corte...no sé vosotros pero cuando me dicen "menudo corte hacer esto" lo veo más como "vergüenza", así que me cuesta verlo en este otro contexto. ¿Tenéis alguna otra propuesta?

Muy de acuerdo con Laura Huelin, ¡se podrían hacer cosas tan chulas con los libros digitales! Incorporar imágenes en movimiento, links que no estén estropeados, historias muy interactivas...Pero no, por ahora todo lo que he visto es el libro talmente en papel, pero en digital. Aún así, Mientrasleo me sorprendió con su aportación. ¿Yo pedía cosas innovadoras, no? Pues este libro de Mark Z. Danielewski (este autor solo hace cosas raras...) me parece una pasada, aquí os dejo el enlace


Me ha parecido tan acertado este fragmento que nos comparte Mientrasleo... La de veces que he tenido ideas maravillosas que, al transcribirse al papel, se han convertido en basura. O los sentimientos. Qué difícil es expresar un sentimiento con todos sus matices. A mí me pasa mucho al escribir que me bloqueo precisamente por mi necesidad de encontrar la palabra justa...cuando a veces esa palabra no existe. Y es que las palabras, al mismo tiempo que nos ayudan a expresarnos también limitan el mundo. Eso es algo que se percibe mucho con los colores, pues al decir "blanco" se pierde la diferencia entre el blanco de la nieve o de la pared de mi habitación.

Seguro que lo que dice Kevin R. Wittmann os suena de algo. Os tiene que sonar. Seguro que habéis leído algún libro así, que os haya marcado tanto. Un libro que te cambia por dentro, que pese a haber cerrado la última página, sigues dentro de él. Un libro cuyo final te hace replanteártelo todo. Por mi parte, hace un par de años que no me topo con un libro así, que me toque tan hondo. Pero voy leyendo en su busca, porque esos son los libros que de verdad merecen la pena.


Me molesta estar de acuerdo con Xavier Beltrán. Me quejo, por supuesto que me quejo de todas esas sagas que se han traducido en español solo a medias y que ha dejado a los lectores en ascuas, pero es que las editoriales no trabajan por amor al arte, sino que el negocio es el negocio, y si las previsiones indican que no sale rentable traer las continuaciones, es lo que hay. Cuando una editorial compra los derechos de la primera parte de una saga, no está obligada a traer el resto. Yo por mi parte es por eso por lo que solo leo sagas que están completamente traducidas...aunque eso tampoco ayuda, puesto que quizás por personas como yo, que en su momento no compraron el primer libro, la editorial decidió no sacar el segundo. Es todo muy complicado.

Yo hago como Lluvia H. López por lo que respecta a las colaboraciones. Siempre soy sincera, pero si el libro no me gusta y mi reseña dejaría muy mal autor, se lo explico por privado. Si quiere que publique la reseña negativa de todas formas, lo hago sin problemas; en caso contrario, pongo la puntuación en Goodreads pero ni me molesto en reseñarlo. Por mi parte nunca he tenido problemas, por eso me sorprende la actitud de algunos autores, como el que comenta Lluvia. ¿Cuál ha sido vuestra experiencia en el asunto?

Esto que comparte Molinos me provocó un ataque de risa muy serio. Es que es maravilloso. Las casualidades de la vida.

Me encanta el término que propone Carolina Levi. Por mi parte confieso que esto lo hago mucho...pero solo con mi hermano (normal, el resto de tu familia y amigos no leen). Eso sí, me siento mal si los leo antes que él, por lo que suelo esperar. El problema es que mi hermano está muy enganchado a los videojuegos, y aunque antes leía más, ahora lo ha dejado aparcado, por lo que hay un buen puñado de libros que tiene que quiero leer, pero me toca aguantarme. ¿Qué opináis vosotros de esta práctica? ¿Os parece aprovecharse?

Este tipo de cosas que denuncia Victoria Vílchez me parecen muy fuertes. Es que ya hay que ser caradura, a mí jamás de los jamases se me hubiera pasado por la cabeza. ¿Cómo te puedes sentir bien porque te alaben algo que en realidad no has hecho? Es una gran falta de respeto a todo el trabajo que en realidad ha conllevado la creación de esa novela.


Visto en Facebook

Qué bonita la imagen que nos comparte Sweet Darkness Blog, me encanta, aunque quiere ser un reloj, casi me parece un vestido hecho de libros y me parece precioso. Sobre lo que comenta del tiempo de lectura, yo leo más por la tarde o cuando voy en transporte público, pues por la noche suelo estar demasiado cansada. ¿Y vosotros?


Mira que nos quejamos de los autopublicados, pero las editoriales tampoco están libres de pecado. Un error tan garrafal como este me parece intolerable. En su defensa, diré que antes de que La biblioteca del inframundo lo señalara, yo había leído un par de veces la sinopsis y no me había fijado... Pero aún así. Viry me ha comentado que lo ha hablado con la editorial, espero que lo arreglen en próximas ediciones.

Y eso es todo por hoy, espero que os haya gustado la entrada y que os animéis a comentar aquello que más os haya llamado la atención mediante los comentarios. Por cierto, os informo de que si no estáis de acuerdo con algo...¡me encanta hacer debates!