sábado, 29 de septiembre de 2018

El castellano es un idioma loable, lo hable quien lo hable, de Luis Piedrahita

Ya sabéis que yo soy muy fan de este monologuista. Es que me encanta su estilo de humor y también la forma que tiene de actuar. Y por eso me he leído todos los libros que ha publicado. Que sí, lo sé, nunca es lo mismo, pero me lo paso bien. También sabéis que me preocupo mucho la lengua y el lenguaje, así que cuando vi este libro en la biblioteca, no lo dudé. Os dejo con la reseña.

Título: El castellano es un idioma loable, lo hable quien lo hable
Autor: Luis Piedrahita
Ilustraciones: Color
Edición: 1ª Edición, Noviembre 2012
Editorial: Editorial Planeta
Número de páginas: 184
Encuadernación: Tapa blanda
Editorial: Planeta
ISBN: 9788408029809

Sinopsis:

Bienvenido al mundo de la letra pequeña. Todo lo que vas a leer en este libro es auténtico: los bombones con restos de tuercas, el restaurante que ofrece bolitas de polla fritas, la sandwichera que realiza sándwiches de acero… Todo son errores auténticos, encontrados en textos reales. Errores gigantescos escritos con letra pequeña.
Marcos Mundstock (Les Luthiers, Argentina) no sólo pone prólogo a este libro, sino que, además, este genio cosmopolígloto ha traducido para nosotros algunas reseñas aparecidas en la prensa internacional. He aquí parte de su informe:
Esto libro tanto amenidad y mucho divertículo, leedor desagota de lleno reír, página atrás de página. El escritorio que hace libro está gran descubriente de errores comediantes y prosa escritorio muy maestrismo.
Críticas apareció en otros país:
 “I enjoyed this amazing book…” (MANCHESTER CHRONICLE)
“He enjoyado amasando este libro...” (MANCHAS CRÓNICAS)
“Ce livre, ravissant et exemplaire…” (JOURNAL ALLONS ENFANTS)
“Sé libre revisando este ejemplar…” (SALARIO ALONSO E HIJOS)
“Hoje eu li teu livro, obrigado.” (FOLHA DE S. PAULO)
 “Oye, hoy leí tu libro obligado.” (FORNICA DE S. PAULO)
“¡Quanto questo libro e comico! É troppo divertente.” (IL MESSAGGERO ROMANO)
 “¿Cuánto cuesta este libro cómico? Las tropas se divierten.” (EL MASAJISTA ROMANO)

Opinión:
Impresión: Podría ser mejor.

¿Quién se fija en la letra pequeña de los productos que compramos? Casi nadie. Solo leemos las instrucciones de un producto cuando, después de varias horas de toquetearlo, no hemos conseguido ni abrirlo. Y las leemos a regañadientes, como si fuera una vergüenza tener que leer las instrucciones. ¡Y ya no digamos leer los "componentes" o "ingredientes"! Aunque para lo que sirve en algunas ocasiones...

Pues en este libro, el autor se ha fijado en la letra pequeña de esos productos cotidianos a los que nadie presta atención. Muchos de ellos son de fabricación china y...como que no se han esforzado mucho en pagar al traductor. En algunos casos la traducción es tan disparatada que soy incapaz de creer que Google traductor lo haga tan mal. 

El autor clasifica los productos en categorías, y en algunos casos engloba todos los que sean iguales, por ejemplo, en "Mandos a distancia" pone todas las instrucciones de mandos a distancia que quiere comentar. ATENCIÓN. Los fallos que se comentan no son cosas tan simples como errores ortográficos. Para nada. Son sinsentidos resultado de malas traducciones que hacen que el significado sea...peculiar.


Como en muchas ocasiones hay que ver para creer, siempre se añade una imagen del producto, una transcripción o una foto de las instrucciones en las que está el error y dedica una o dos páginas a comentar de forma divertida los fallos, marcando con rojo las citaciones con la traducción errónea. A veces, incluso, añade un pequeño párrafo donde trata de encontrar una explicación al fallo de traducción, como podéis ver aquí:


Comentar que la edición me ha gustado mucho. Como ya habréis visto por las fotos, está muy cuidada, con cambios de tipografía, de colores, decoraciones, papel de calidad, imágenes de calidad...etc. Vamos, que está muy bien, muy cuidada. Eso sí, en el texto hay faltas de ortografía, pero por una vez lo perdono porque son a propósito.

En general me he reído con el libro y me ha parecido curioso, pero tampoco me he reído tanto como esperaba. Los comentarios son graciosos, pero tampoco ha sido un libro con el que me haya reído a carcajadas. Además, llega un punto en que la estructura se te hace muy parecida, y aunque los errores que se comentan son diferentes llega un punto en el que los chistes se gastan.


En conclusión, un libro con una edición muy cuidada, y que es muy curioso y original. Me ha parecido divertido y que me ha entretenido bastante, pero no ha sido tan gracioso como pensaba que sería en un principio porque la estructura llega a hacerse repetitiva. Un autor cuyos libros voy a seguir leyendo, pero que me gusta más verlo actuar tanto por la gestualidad como por los tonos de voz, algo que se pierde en el texto escrito.

Por último, comentar que muchos de los casos que se muestran en el libro son tan exagerados que no parecen reales. Pero os digo yo que sí lo son. No voy a ser hipócrita y decir que yo leo las instrucciones de los productos, porque sería una mentira como una catedral. Pero una vez sí me fijé y...qué risas. Este es un caso real que fotografié yo misma, algo que si no lo ves, no te lo crees. Eran las instrucciones de una bolsa eléctrica de agua caliente. Y sí, entre otras barbaridades pone "bolsa para cadáveres". Lo que hay que ver.



Y ya para terminar, os dejo con mi avance en Goodreads:



PUNTUACIÓN...3/5!

martes, 25 de septiembre de 2018

Corrigiendo Dune o Todo lo que no se debe hacer al editar un libro

Creo que la corrección a cualquier nivel (ortográfico, tipográfico, estilístico) es un mínimo que todo libro debe cumplir (ya está la listilla). No creo que sea importante, sino esencial. Es algo que no debería ponerse en duda. Todos los libros deberían pasar por estas tres correcciones, no hay vuelta de hoja. Por desgracia, muchas veces no es así.

Esta falta de corrección es común entre los libros autopublicados. Ojo, no quiero generalizar y decir que todos presentan esos fallos, pero la mayoría de los que he leído (tampoco has leído TANTOS. Ja n'hi ha¬¬) sí los tenían, en muchos casos porque los autores no pueden permitirse contratar a un profesional para hacer los tres tipos de correcciones y a veces solo realizan una de las tres (normalmente la ortográfica).

De todas formas, los libros publicados por editorial tampoco se salvan (faltaría). Por supuesto que me he encontrado libros publicados por una editorial con errores (Laura no añade ejemplos porque le da pereza ponerse a pensar. ¡Pero no lo digas!), pero en la mayoría de los casos son errores resultado de pequeños descuidos. Todo el mundo puede equivocarse, y leer un manuscrito 50 veces no hará que no haya ningún error, solo que haya menos (y que te aprendas el libro de memoria). En parte, me parece normal que los libros publicados por una editorial estén más cuidados a nivel de corrección, puesto que el prestigio de la editorial queda atado a la obra; si un libro de X editorial tiene errores, como lectora, empezaré a desconfiar de esa editorial (pero como tienes memoria pez, le comprarás libros igual).

Aún así, hay editoriales a las que eso no les importa y publican los libros con una corrección mínima (e insuficiente) según el tipo de contrato que han establecido con el autor. En la editorial en la que trabajé (cuyo nombre no voy a mencionar) el nivel de corrección dependía de lo que quería el autor. El estilo no me lo dejaban corregir en casi ningún caso y muchas veces dejé errores ortográficos "porque el autor lo quiere así" (insértese Laura echando humo).

Quizás debería hacer aquí un inciso y hablaros un poco de los tres tipos de corrección que hay (estaría bien, seguro que muchos no saben de qué hablas, sabihonda).

- Corrección ortográfica: Esto seguro que lo sabéis. Va de suprimir los errores ortográficos y de puntuación, ajustar la ortografía a las normas del diccionario (mayúsculas, tildes, omisión de caracteres, uso apropiado de extranjerismos,...), así como revisar el uso de los guiones en los diálogos.

- Corrección tipográfica: Esta ya no es tan conocida. Consiste en aplicar un mismo criterio en cuanto al uso de cursivas, comillas, negritas, versalitas, numeración, etc. Los libros de narrativa no suelen usar estos recursos, pero necesitan pasar por este tipo de corrección, porque también implica revisar los finales de párrafo (para que no queden párrafos con una línea final de una palabra), la separación de sílabas a final de línea, los espacios en blanco, márgenes, interlineado y interespaciado.

- Corrección estilística: Esta la considero muy importante, pero es la que menos suele hacerse, porque los autores temen que su obra pierda parte de su esencia, cuando eso no tiene que ver. Este tipo de corrección consiste en eliminar pleonasmos, errores y imprecisiones de vocabulario, aumentar la riqueza léxica y eliminar muletillas. También se centra en corregir problemas de concordancia y uso de tiempos verbales, además de darle mayor fluidez y adecuación al texto mediante el uso correcto de conectores del discurso y oraciones subordinadas. Es común, también, corregir lagunas oracionales y completar oraciones inconclusas.

Pues Dune parece que no ha pasado por ninguna de estas tres correcciones. Está todo mal (por una vez, tengo que darte la razón).

Hace un par de años compré de segunda mano el tercer libro de esta saga, un clásico que me habían recomendado hasta la saciedad. Luego descubrí, no solo que tenía una portada terrorífica, sino que era la tercera parte de una saga paralela ambientada en ese mundo y que ni siquiera está escrita por el autor, sino por su hijo.  (Deberías haberlo investigado ¡Pero ponía "Dune" en la portada! ¡Yo que sabía!)

Como me dijeron que el primero era autoconclusivo, me decidí a leer la saga y lo cogí de la biblioteca. El ejemplar que yo leí de Dune es de la editorial Debolsillo, publicado el 2010 y traducido por Domingo Santos. Os presento mi problema:

Resultado de imagen de libro saga dune
Que no os engañe su aspecto inocente. Recomiendo no abrirlo, ni siquiera por una página al azar.
Como ya comenté en la reseña, mi primer problema con la novela fue encontrarme con tantos errores de edición, tanto en referencia al estilo (palabras que no sonaban bien) como en la ortografía como en la tipografía (problemas con el interlineado). Se salva la portada, pero poco más. No, en serio, no podía concentrarme en el libro, solo estaba pendiente de la siguiente barbaridad con la que iba a encontrarme. Empecé marcando esas cosas con mis marcadores de colores... pero se agotaron (y aún no he comprado más). Finalmente, decidí en un esfuerzo supremo ignorar los errores de edición y centrarme en la novela en sí. Así descubrí que el libro en sí también estaba todo mal. Pero esa es otra historia

En la reseña tenía pensado explayarme sobre la terrible mala edición, pero vi que se me estaba yendo de las manos y finalmente decidí hacer una entrada independiente. Y aquí estamos, ¿no os parece bonito? ¿Qué hay más maravilloso que destripar un libro y hacerlo pedacitos (en sentido metafórico, por supuesto. Excepto si nos referimos a Dune)? (Que Dios nos ampare de tu furia)

En esta entrada he decidido recopilar algunos de los errores que encontré en mi edición (solo algunos. Que la editorial contrate un corrector, no les voy a hacer todo el trabajo), y os indicaré (en la mayoría de casos) la página, para que si tenéis la desgracia de poseer el libro, podáis comprobar que no estoy loca y que no es solo en mi ejemplar. De todas formas, Cecilia Hahn ya me ha confirmado que esos errores también están en el libro que tiene y yo comprobé que los ejemplares que hay en la librería en la que trabajo son exactamente iguales (Nota: la moción de censura que hice en la librería para que quitaran el libro no ha funcionado. Lástima). Lo suyo hubiera sido coger otra edición de otra editorial, pero resulta que todas las demás están descatalogadas. Lloro. (¿Te traigo pañuelos? Por favor).

La mayoría de los ejemplos que encontraréis a continuación son los que marqué a medida que leía, aunque he de confesar que para hacer esta entrada y demostrar el nivel de despropósitos que hay en este libro, abrí algunas páginas al azar y apunté los errores que había (confirmo que es cierto). Muy normal todo.

Nota: He usado varios colores para clasificar los errores: azul, errores ortográficos; amarillo, puntuación; rojo, guiones de diálogo; verde, interlineado y espaciado; morado, errores de estilo; naranja, errores de coherencia. Algunas de los fragmentos tienen cosas marcadas con un bolígrafo verde. Esa no he sido yo, que conste, ya estaban (por una vez, no miente).  

En primer lugar voy a hablaros de la corrección ortográfica. O la ausencia de ella. En defensa del libro, voy a decir que los errores ortográficos no son exagerados. A ver, son excesivos para un libro que en teoría ha pasado por una corrección, pero bueno, en la mayoría de casos no son un gran problema y solo los ves si estás prestando mucha atención (o si sois yo). Así, en el ejemplo 1, podéis ver que está escrito "tomaís", cuando debería ser "tomáis". Al parecer, la droga afecta también a la pronunciación de palabras (No seas exagerada, fue un error tipográfico y puso la tilde donde no tocaba. ¿Me estás diciendo que el corrector de Word también iba drogado y por eso no lo marcó en rojo?).

Ejemplo 1. Si, los voy a enumerar, aunque tengo miedo de que se me terminen los números.
El ejemplo 2 está extraído del diccionario que hay al final del libro. ¡Es un diccionario! ¡No debería haber errores en un diccionario! No es solo el hecho de que hay una "b" con sentimiento de inferioridad y que por eso está en minúsculas (creo que le daba vergüenza estar en el libro, yo lo entiendo), sino que está escrito "Arbitro" sin tilde. Dos veces. En el primer caso podría decirse que es porque "en aquella época las mayúsculas no se acentuaban" (cosa que es un bulo) y en el segundo porque "bueno, si la primera vez no le hemos puesto tilde, ¿para qué le vamos a poner tilde la segunda? Hay que ser coherente" (No lo entiendes, lo que pasa es que "Arbitro" es una palabra inventada que casualmente podría sustituirse por "Árbitro". Si sigues defendiendo eso, lo usaré de excusa para no poner nunca tildes)

Ejemplo 2. Hay tantas mayúsculas en este párrafo que creo que el autor/traductor tenía complejo de alemán.
Otro error ortográfico muy recurrente es el del pronombre "él" sin tilde. Es un error que se repite tanto, que he estado preguntándome a ver si no habría un personaje que se llamara "El", como en "El héroe de las eras", pero no (o quizás sí. Teniendo en cuenta lo mucho que el autor profundiza en sus personajes, podría ser). Este error lo podéis ver en los ejemplos 5, 8 y 10, marcado con un recuadro azul.

Relacionado con los errores ortográficos, están los errores de puntuación. En general no me gusta cómo está puntuado el libro, había veces en que parecía que el editor hacía malabares con los puntos y las comas (acabo de hacer una imagen mental de esto y es muy gracioso), y que los colocaba un poco al tún-tún (¿alguien sabe cómo se escribe esta expresión?).

Hay gente a la que no le gustan los puntos suspensivos. Yo soy fan de los puntos suspensivos, incluso a veces lo pongo en exceso. Ahora, lo de los ejemplos 3 y 4 es exagerado. Me parecen bien los incisos y no veo problema en poner allí puntos suspensivos...Pero están duplicados. No debería haber unos puntos suspensivos después de la segunda raya, tal y como se explica aquí (se ve que quería darle mucho suspense).
Ejemplo 3, pág. 46. El párrafo podría ser muy épico. Lástima que yo me estuviera fijando en otras cosas.
Ejemplo 4. Lo dicho, al autor también le gustan los puntos suspensivos.
Otro error de este estilo podemos verlo en el ejemplo 5. En él (con tilde), marcado en amarillo, vemos una citación, que debería ir entre comillas (bien), sin cursiva (mal) y con un punto al final de la cita (mal). Esto se explica aquí. (Bueno, ha acertado una de tres, algo es algo)

Ejemplo 5, pág. 552. Este lo encontré al abrir una página al azar.
En el ejemplo 6, también hay otro error de puntuación, marcado con un recuadro amarillo. Cuando antes de un signo de interrogación hay una coma, la frase empieza en minúscula, tal y como se indica aquí. ¡Tiene sentido! ¿A quién se le ocurre poner una mayúscula después de una coma? (a los alemanes. Pues será que el editor tenía complejo de alemán).

Ejemplo 6, pág. 184. Como veis, no soy muy buena haciendo fotos, perdonad que se haya cortado. Bueno, puestos a pedir disculpas, pido perdón por esta entrada en general, no merecéis sufrir tanto.
 Además, en el libro, como veis, hay muchos fragmentos que reflejan los pensamientos de los personajes. En inglés, eso se suele representar en cursiva, pero en español, debería ir entre comillas. De todas formas, lo voy a dejar pasar (aunque quería mencionarlo) porque como mínimo es coherente en todo el libro.
Iba a poner un enlace, pero no había manera, así que os dejo con una captura de pantalla (eres un poco inútil. A mí no me mires, que tú tampoco sabías).
Pero donde más problemas he encontrado con la puntuación, es en los diálogos: faltan guiones de diálogo. Sí, sí, tal y como leéis, hay diálogos en los que el guion brilla por su ausencia, como si lo dijera el narrador. Esto lo podéis ver en los ejemplos 7, 8, 9 y 10.
Ejemplo 7. Eso no lo dice el narrador, os lo aseguro. 
Ejemplo 8, pág. 20.Va a resultar que es un libro metanarrativo y el narrador contesta en el lugar del personaje. 
Ejemplo 9, pág. 184. Otra vez "el narrador" hablando. La historia está tan mal editada que ni el narrador se entera de lo que pasa y tiene que preguntarlo. 
Ejemplo 10, pág. 72. Primero falta un guion, y segundo, se deja un espacio cuando debería ser seguido porque es el mismo personaje dialogando. Cualquiera se entera de lo que está pasando en un libro editado así.
En el ejemplo 11 (pues sí, ya vamos por el 11, ¿os lo podéis creer?) podéis ver otro tipo de error que hace referencia a la puntuación en diálogos. Si después de la raya hay un verbo de habla, ese verbo empieza en minúscula y antes de la raya no va ningún signo de puntuación (tal y como se ve en "dijo Chani"); si después de la raya hay una acción, esta empieza por mayúscula y antes de la raya se pone el signo de puntuación pertinente (tal y como se ve en "Se volvió..." y "Tomó a Jessica..."). Por tanto, "puso en su mano..." debería empezar por mayúscula y antes de la raya debería ir un punto. Pero no. ¿Por qué? No se sabe (me aburrooooo. Pues vete a contar errores en el libro de Dune, estarás entretenida toda la eternidad un rato).

Ejemplo 11. 
Pasemos a hablar de la corrección tipográfica. No es muy raro encontrar algún que otro error ortográfico suelto en un libro, pero errores tipográficos no los había encontrado nunca. Supongo que todos sabéis qué es el interlineado. Sí, me refiero al espacio entre línea y línea. Todos hemos jugado con el interlineado y el tamaño de la letra para que nuestros trabajos en clase parecieran más largos (en realidad yo no lo he hecho, mis trabajos siempre eran demasiado largos). En los libros, el interlineado debe ser siempre el mismo, con alguna excepción, como para separar el título del capítulo del texto, indicar un cambio de escena o señalar que lo que viene a continuación es una citación. Pues la edición de Dune va por libre y usa un interlineado diferente cuando le da la gana, sin ninguna razón lógica.

Este problema con el interlineado lo podéis ver en los ejemplos 12 y 13. Si os fijáis en los fragmentos marcados con una línea en el lateral izquierdo, veréis que la separación entre las líneas es mayor. Al principio pensaba que era para indicar que había un diálogo (algo que no tiene sentido, pero que sería una explicación un poco lógica), pero como veis, también encontramos interlineado diferente dentro del propio diálogo, así que no es coherente (es Dune, no esperes coherencia).

Ejemplos 12 y 13, págs. 594 y 446. Sí, he puesto las páginas enteras para que podáis sufrir disfrutar la prosa.
En el ejemplo 14 es incluso más exagerado, porque ese interlineado diferente está a mitad de un párrafo y queda horrible. También podéis ver este problema en ejemplos anteriores, como el ejemplo 5.

Ejemplo 14, pág. 548. El grito que se menciona es mío. 
Hay otro error en referencia a la corrección tipográfica, pero este se puede medio justificar: la justificación. Prometo que el juego de palabras no era a propósito. En los libros, para que quede bien, todas las líneas (excepto la última del párrafo) terminan en el mismo punto. Si os fijáis en esta entrada, yo no lo he hecho y queda disonante (no lo hago muchas veces porque se me olvida, en esta ocasión lo he hecho a propósito. Mentira, le daba pereza poner el texto justificado. Tú, chitón). Por eso, se suele poner el texto justificado. ¿Problema? Que al hacer eso, el espacio entre palabras cambia, y no queda bien. Por eso, a veces dividen las palabras con un guion. ¿Proble-
ma? 

Pues que si es la última palabra del párrafo queda raro. ¿Lo veis? Así que los editores han decidido solucionarlo justificando la penúltima línea. Es una solución, sin duda, pero a mí no me termina de convencer porque se nota cuando el espacio entre palabras es más grande. Esto lo podéis ver en los ejemplos 13 y 14, en las líneas que están dentro de un recuadro verde. 

Pasemos a hablar de la corrección más peliaguda: la corrección estilística. ¿Y por qué digo "la más peliaguda"? Hasta ahora lo he estado justificando todo con las normas de la RAE, pero en el caso de la corrección estilística, una no puede sujetarse a nada más que al sentido común y a lo que suena mejor (vamos, que son errores que te inventas para rellenar la página. Que nooo). Aquí puede que haya discrepancias y no coincidáis conmigo. Puede ser. Pero intentaré hacerlo lo mejor posible.

Empezaré por los casos que me parecen más claros. Veamos la parte en naranja del ejemplo 15.

Ejemplo 15, pág. 185. Sí, ya se que está casi todo marcado, ya llegaremos a eso.
Os prometo que no es una broma. Pone "Un silencio embarazado". No me lo invento. Y aparece dos o tres veces más a lo largo del texto. Gramatical y ortográficamente es correcto. Coherentemente, no. Y he investigado (no fuera cosa que yo fuera una inculta y fuera una variante) y "silencio embarazado" tiene 88 resultados más en Google, algunos de ellos en libros. Muy normal todo. ¿Cómo se embaraza el silencio? Preguntadle al traductor del libro.

Otro caso es el del ejemplo 16:

Ejemplo 16. Y no, no estaba comiendo.
"Hawat deglutió". Me entró un ataque de risa nada más leer esto. "Deglutió" en lugar de "tragó saliva". ¿Por qué? Nadie lo sabe. No, y esto aparece infinidad de veces más. Solo aparece la forma "tragar saliva" cuando "deglutir" no se puede poner se mire por donde se mire. Y es que sí, así como está escrito es correcto, pero coherentemente no tiene sentido, pues deglutir, según la RAE es:
«1. tr. Tragar los alimentos y, en general, hacer pasar de la boca al estómago cualquier sustancia sólida o líquida».
Sí, bueno la saliva es líquida, pero...Además, "tr." significa verbo transitivo, es decir, que necesita un complemento directo y ese complemento aquí...no aparece.

En el ejemplo 17, podemos ver como de repente, al texto le falta una palabra "con una _______ a modo de cantinela". A ver, eso de saltarse palabras en parte me parece bien, así el libro se termina antes pero POR QUÉ NADIE HA REVISADO ESTO Y POR QUÉ NO HAY MÁS GENTE QUEJÁNDOSE (es que te fijas demasiado en las cosas, Laura)

Ejemplo 17, pág 46. Nunca descubriremos a qué se refería.
El ejemplo 18 ya es más subjetivo y puede que no os parezca tan grave, pero para mí es un fallo garrafal (a ver, tampoco está al nivel de "silencio embarazado". NADA está al nivel de "silencio embarazado"). Por favor, leed atentamente la frase. ¿No os da la impresión de que falta algo? Si hubiera unos puntos suspensivos lo entendería, pero así no. A mí me da la impresión de que la frase ha de continuar: "el muchacho sabía observarle con tanta perspicacia que incluso era capaz de ver sus errores ortográficos" o "el muchacho sabía observarle con tanta perspicacia que no podía esconderle nada". No lo sé, pero me da la impresión de que le falta algo. "Tanta" se usa en oraciones comparativas o consecutivas, so, debería haber algo más.
Ejemplo 18, pág 45. Spoiler: no es que sea perspicaz, simplemente es que tener la capacidad de ver el futuro, ayuda.
Si ya las anteriores eran correcciones algo subjetivas, estas lo van a ser más, y es que en la mayoría de casos no son cosas que estén mal, sino que suenan mal (¿acaso hay algo que suene bien en este libro?). Esto lo podemos ver en el ejemplo 19, con la palabra "fotos". A ver, son gente de alta cuna que, como veis, se hablan entre ellos de "vos" y "usted", ¡no pueden usar "fotos", es demasiado informal! (Eres una quejica. ¡Pero tengo razón!)
Ejemplo 19, pág 56. Que conste que lo subrayado a bolígrafo no he sido yo. Nota: a "los graben, los sink y los pan" no se les vuelve a mencionar en toda la novela. Fantástico.
El resto de ejemplos están sacados de fragmentos que ya he mencionado anteriormente y están señalados de color morado:

- En el ejemplo 4, los dos puntos son muy bruscos, allí falta algún verbo (y a ti te sobran ganas de quejarte).
- En el ejemplo 9, "a su respecto" me suena extraño, quizás sería una mejor solución "al respecto" o "con ello".
- En el ejemplo 11, "Y observó que..." me parece extraño. La "Y" a principio de oración es correcta, pero en este caso me parece que es un conector normal con la oración anterior, no debería haber un punto. 

Aunque estos los he mencionado más brevemente, creo que el caso del ejemplo 15 merece más atención porque son un montón de cositas. En general, si encontrara una sola de estas cosas, ni me fijaría, pero es tal la suma de cosas que no me suenan bien que...

1. La forma en que están cohesionadas ambas oraciones es extraña. Ya dentro de la primera oración todas esas comas y esas "y" suenan forzadas. Además, "su extremo de la mesa" también suena raro, ni que llevara su nombre (Pista: no). A mí me sonaría mejor algo como "Cuando entraron en el comedor, ella se soltó de su brazo y, después de ayudarla a sentarse, Leto se dirigió hacia el otro extremo de la mesa" (deberían contratarte. Me tendrían que pagar mucho para convencerme a leer este libro de nuevo).
2. Esto creo que es un calco del inglés. En español los adjetivos van después del sustantivo, no antes (¡pero así queda más poético! No queda poético, queda raro). Si fuera solo aquí, no diría nada, pero a lo largo del libro he encontrado más fragmentos así.
3. "temblor de las comisuras de la boca de Leto". Cuando dicen que todo ya está escrito no es broma. Hay una serie de tópicos en la escritura, frases hechas que se repiten ("cuando la miró vio un brillo en sus ojos", "estaba oscuro como la boca de un lobo") y que si cambian un poco no suenan bien. Este es el caso. No sé qué opinaréis vosotros, pero a mí me suena mejor "un ligero temblor en la comisura de sus labios" (he puesto "sus" porque volver a decir "Leto" me parece repetitivo y ese posesivo no podría referirse a nadie más).
4. Otra expresión que me suena forzada. Suena mejor "Ciertamente, no el hecho de que haya invitado al contrabandista" (a este paso vas a reescribir el libro).
5. "una lámpara derivó". Creo que el traductor no conocía el significado de "derivar". Si, está lo de "ir a la deriva", pero de todas formas, queda muy forzado, sería mejor "empezó a mecerse".
6. Dejando de lado lo raro que me suena lo de "movimiento abortado", lo de "a las bocas" es de juzgado de guardia. Debería ser en singular. ¿O es que esa gente tenía más de una boca cada uno? De todas formas, suena raro.
7. ¿No os suena mejor "para"? (sí, sobre todo en la oración "estás para que te encierren por lo exagerada que eres").
8. Menos mal que lo aclara, por un momento he pensado que iba a beberse el agua de los demás (?).

Creo que voy a parar aquí, que si sigo los de la editorial DeBolsillo van a tener que pagarme por haberles corregido el libro. De verdad, nunca había encontrado una edición de una novela publicada por una editorial (además, de renombre) que tuviera tantos fallos. Puede que sea muy tiquismiquis y que estos fallos no sean para tanto. Y es que en realidad no lo son. Me molestaría encontrar alguno de ellos en un libro, pero no hasta el punto de hacer una entrada sobre ello. El problema con esta edición de Dune ha sido la suma de todos los fallos, pues dan lugar a algo impresentable.

Espero que os haya gustado la entrada y que no os hayáis aburrido con tanta corrección. Si no estáis de acuerdo con algo, ¡no dudéis en mencionarlo en los comentarios!

jueves, 13 de septiembre de 2018

Dune, de Frank Herbert

¡Hola a todos! Primero de todo, quiero disculparme por esta reseña tan larga con la que os vais a encontrar...De verdad, me hubiera gustado ser más breve, pero es que tengo tanto por decir que callarme me es muy difícil. ¡Y eso que no voy a hacer spoilers!

Lo cierto es que me he llevado una decepción enorme con esta novela. No he leído mucha ciencia ficción, pero lo poco que he leído me ha gustado. El juego de Ender es un clásico del género y me encantó, así que esperaba algo parecido de Dune, un libro que es considerado también una de las obras cumbre del género.

Me daba mucha pereza ponerme y era una lectura que posponía porque es el primero de una saga. Pero me enteré de que el primero era un libro con final autoconclusivo y G me dijo de hacer lectura conjunta, así que al final me animé. Por cierto, ¡lo he pasado genial con la LC y ir debatiendo el libro escena por escena! Eso sí, tenía la esperanza de que fuera mi 5/5 de este año y en su lugar me he encontrado con....esto.

Voy a intentar ser todo lo respetuosa que pueda y justificar todas mis opiniones con argumentos. Siento mucha curiosidad por toda aquella gente a la que le ha encantado el libro, así que en ese caso, os invito a debatir conmigo en los comentarios.

Título: Dune
Autor: Frank Herbert
Nº de páginas: 704 págs.
Editorial: DEBOLSILLO
Lengua: Castellano
Encuadernación: Tapa blanda
ISBN: 9788497596824
Año edición: 2017
Traductor: Domingo Santos

Sinopsis:
Arrakis: un planeta desértico donde el agua es el bien más preciado y donde llorar a los muertos es el símbolo de máxima prodigalidad. Paul Atreides: un adolescente marcado por un destino singular, dotado de extraños poderes y abocado a convertirse en dictador, mesías y mártir. Los Harkonnen: personificación de las intrigas que rodean el Imperio Galáctico, buscan obtener el control sobre Arrakis para disponer de la melange, preciosa especia y uno de los bienes más codiciados del universo. Los Fremen: seres libres que han convertido el inhóspito paraje de Dune en su hogar, y que se sienten orgullosos de su pasado y temerosos de su futuro.


Opinión:

Impresión: Indiferencia.

Antes de nada, quiero hablar de un aspecto concreto del libro independiente de la obra en sí: la edición en español. Mi ejemplar (bueno, de la biblioteca, Dios me libre de tener semejante cosa en la estantería) es de la editorial DeBolsillo del año 2008, traducido por Domingo Santos. Empecé el libro con mal pie, porque la traducción no me ha gustado nada. Ya sabéis que últimamente me he vuelto muy "primmirada" con el estilo narrativo y la edición de los libros, pues bien, desde que inicié la lectura de este libro me di cuenta de que algo no encajaba: había expresiones que no sonaban bien, palabras concretas que chirriaban y construcciones forzadas. ¡Ay si eso fuera todo!

Vale que en Arrakis haga calor,
pero esto es pasarse
Cuando veo algo que no me cuadra, en lugar de ignorarlo, lo que hago es prestarle más atención. Y me fijé en la edición. Bueno, lo hubiera hecho si es que el libro hubiera pasado por algún tipo de edición. ¡Menudo desastre! Pero es que no os podéis hacer una idea. Durante la primera mitad del libro no quería hacer otra cosa que no fuera golpear la pared. Con el libro, digo. Y no es que a partir de la primera mitad mejore, es que en un esfuerzo supremo decidí que si quería intentar disfrutar del libro tenía que obligarme a ignorar la edición por completo. Lo conseguí, pero no veáis el esfuerzo mental que tuve que hacer, fue peor que intentar orientarme en una estación.

"¿Y qué problema hay?", os preguntaréis. Creo que sería mejor preguntar "¿qué no es un problema?" Faltaban guiones de diálogo, hay errores ortográficos, interlineado diferente, faltan algunas palabras,...Tranquilos, no voy a llenar esta reseña con mis quejas sobre la edición, ya va a ser lo suficientemente larga sin necesidad de ello. Pero como necesito expulsar todo mi odio, os prometo una entrada especial analizando exclusivamente esa edición. Nos vamos a reír.

Y ahora volviendo al libro en sí. Una vez "superé" (no, es algo que no se puede superar) el problema con la edición y conseguí centrarme en la historia...me di cuenta de que tampoco me estaba gustando. He tenido problemas con todo, así que iré punto por punto.

Empezaré por los personajes. A ver, como os digo yo esto. ¿Sabéis cuando vais por el campo, observáis durante un rato una hilera de hormigas, alguien os llama, os levantáis y pisáis sin querer la hilera de hormigas y os olvidáis por completo de su existencia? Eso me ha pasado con los personajes de Dune. Me han parecido interesantes mientras los observaba, pero al final me han dejado por completo indiferentes, hasta el punto de que me era completamente igual si morían o vivían. Sabes que hay algo mal en un libro cuando muere uno de los protagonistas y no te enteras (verídico, muere en dos líneas. Yo sí me di cuenta, pero G no).

Esto parece de una peli de
indios y vaqueros. ¡En Arrakis
la gente lleva destiltrajes, no
van semidesnudos!
El único personaje que ha conseguido generarme algún sentimiento ha sido el protagonista, Paul, y ese sentimiento ha sido odio. ¡Y eso que es el héroe! De verdad, el villano me caía mejor que Paul y con diferencia. Paul. Madre mía. Podría escribir un ensayo solo sobre las cosas que no me han gustado de él y me quedaría algo más largo que Guerra y paz, así que intentaré ser breve (la clave está en el verbo "intentar"). ¿Sabéis mi metáfora de los hormigas? ¿Sabéis cuando una hormiga os sube por una pierna y dejáis de sentir indiferencia y queréis matarla? Esa hormiga es Paul. A ver, no está mal que el protagonista nos caiga mal y no nos guste, al contrario, estoy cansada de personajes perfectos y se agradecen personajes así de tanto en tanto, personajes como Heathcliff o Evie. El problema es que Paul es presentado como alguien genial, el héroe, y de héroe tiene poco. Ojo, que el autor es consciente de que Paul no es un modelo a seguir, ni es bueno, pero de todas formas, no vemos ningún tipo de evolución en él. Paul es un chico frío, lógico, que no siente empatía por nadie, perfecto y con aires de superioridad. Y lo que más he odiado: no solo es el héroe, sino que se cree el héroe.
"Paul se volvió de nuevo hacia la oscuridad de la tienda y discernió débilmente los movimientos de su madre revelados por el brillo del manual. Ahora es el momento de cumplir el deseo de mi padre, pensó. Debo transmitirle su mensaje mientras aún hay tiempo para el dolor. El dolor puede ser inoportuno más tarde. Y se sintió impresionado por su propia exacta lógica."
En general los personajes no están bien desarrollados. La narración es en tercera persona y incluye los pensamientos de los personajes, cosa que nos debería permitir empatizar más con ellos, pero no es así. Aunque en la primera parte se nos dibujan bastante bien y la presentación de personajes es correcta, no va más allá. No conocemos cómo eran los personajes antes de que empezara el libro, son personajes sin pasado, sin algo que los caracterice (a excepción de Gurney). ¡Pero es que no es solo eso! Es que son personajes completamente planos. Ninguno evoluciona, al final del libro son exactamente igual a como eran al principio (excepto en algunos casos, que pasan de vivos a muertos). ¡Y eso que transcurren varios años! Pero no hay ningún tipo de evolución.

No he conseguido empatizar con ningún personaje, el único que me ha gustado es el Duque Leto y muere al principio (no es spoiler, lo dice la sinopsis, además lleva una death flag colgada desde el principio). Los demás me han causado tanta indiferencia, que no sentía tensión porque me era completamente indiferente su destino. Otro personaje que quiero destacar es Gurney, que me ha irritado un poco. Es el único caracterizado, de él sabemos que le gusta la música y además de guerrero es bardo. Eso está bien. Problema: no me han gustado sus canciones ni las citas que hace constantemente. No sé si será cosa de la traducción, pero era como si contuvieran una gran simbología y mensajes ocultos con fantásticas reflexiones que yo era incapaz de comprender. Así que me sobraban completamente.

Os presento al gusano de arena.
Mide unos 30 kilómetros de largo

Pasemos a otra cosa, la ambientación. Señores: he leído a Sanderson este año. Entiendo que el listón estaba muy alto, pero, por favor, por favor, QUÉ HA SIDO ESTO. ¿Podéis imaginar la rabia que da leer un libro que tiene cero trama, que es todo worldbuilding y darte cuenta al final del libro que hay mil cosas que faltan por explicar? No he entendido el universo de Dune. Y digo universo en los dos sentidos. He terminado el libro con mil preguntas de mil cosas que no entiendo cómo funcionan. ¡Y eso que el libro es de CIENCIA-ficción! Pero ya llegaré a eso. A lo que iba, la novela está ambientada en Arrakis. Bien, el desierto de Arrakis me lo imagino, pero el resto de escenarios no. Las descripciones son muy insuficientes (y que yo me queje de falta de descripciones ya es grave). No tengo ni idea de cómo es la capital de Arrakis. Ahora mismo, no recuerdo ni si tiene nombre. En ningún momento se nos habla de cómo son sus habitantes, de qué viven, cómo está estructurada la sociedad, cómo están organizados. ¿Hay policías? ¿Jueces? ¿Razas? ¿Religiones? ¿Mercados? ¿Artesanía? ¿Otras ciudades? Ni idea.

Me gusta bastante esta portada,
 es de las que tiene más sentido
Conocemos solo una parte de la población de Arrakis, la que en teoría es más pequeña: los Fremen. La cultura de los Fremen me ha parecido muy interesante: la forma en que están organizados, su religión, sus objetivos vitales, sus costumbres, su forma de ahorrar agua, su estilo de lucha,...pero no está desarrollado. Toda la información se da con cuenta gotas, hay muchas cosas que se dan por sabidas y la mayoría solo se mencionan, sin profundizar. Es una cultura que tenía mucho potencial, pero el autor no ha querido mostrárnosla y me he quedado con mil preguntas y llena de curiosidad. Y es que el autor tenía la oportunidad perfecta para integrar todas estas explicaciones en la novela, pues tanto Paul como Dama Jessica no conocen a los Fremen, así que el lector podría ir aprendiendo con ellos. Pero no. Resulta que tanto Paul como Dama Jessica pueden ver el futuro y así de repente conocen la cultura Fremen a la perfección y así me ahorro contar nada al lector. Muy bonito.

En general el worldbuilding de Dune está muy desaprovechado, tiene mucho que ofrecer pero se ofrece muy poco. He terminado el libro sin entender bien a los gusanos de arena, sin saber cuál es la utilidad de la melange y sin conocer tanto la organización política como la forma del universo (¿cuántos planetas hay habitados? Ni idea). Así, como novela de ciencia ficción me ha decepcionado. No he visto grandes avances tecnológicos (más allá del uso de naves espaciales para desplazarse), la novela no sucede en el espacio sino en un planeta que podría ser la tierra dentro de millones de años y no hay demasiadas explicaciones científicas de las cosas.

Uno de los recursos para desarrollar el worldbuilding que ha usado el autor ha sido incluir un diccionario y anexos con información. Mal. El diccionario lo he consultado poco, porque me daba pereza buscar las cosas y porque tenía la esperanza de que los conceptos se fueran explicando a lo largo de la novela (Pista: no se explican); de todas maneras, las explicaciones son bastante breves y insuficientes. En cuanto a los anexos, sobran. Me hubiera gustado que lo que cuentan su hubiera integrado en la narración, pero no es así. Durante todo el libro he tenido la impresión de que estaba leyendo una segunda parte y es que el autor da muchas cosas por sabidas y eso es algo que no me ha gustado porque me hacía sentir como si yo fuera tonta y no lo estuviera pillando.

En defensa del libro, he de decir que el worldbuilding tiene mucho potencial. Los Fremen me han parecido muy interesantes, con sus costumbres, tradiciones, su religión y su forma de vida. Arrakis me parece un lugar muy imaginativo, tanto por los gusanos de arena como por la ausencia de agua y todas las implicaciones que tiene. Muy bien hilado todo, soy muy fan de los destiltrajes. El universo y los tejemanejes políticos son fascinantes, todo lleno de sutilezas. ¿Problema? Falta desarrollo y más explicaciones en todo, porque no he terminado de comprenderlo. Que sí, que el libro tiene continuaciones y puede que se explique ahí, vale. No me importa que se deje un tema o dos abierto, pero es que se deja entrever todo y no se explica nada.
"El Fremen miró al duque y después, lentamente, apartó su velo, revelando una delgada nariz, una boca de gruesos labios y una barba de un negro brillante. Deliberadamente se inclinó sobre la pulida superficie de la mesa y escupió en ella.
—¡Quietos! —gritó Idaho, en el mismo momento en que todos se levantaban de un salto; y, en el tenso silencio que siguió, dijo—: Te agradecemos, Stilgar, el presente que nos haces de la humedad de tu cuerpo. Y lo aceptamos con el mismo espíritu con que ha sido ofrecido —e Idaho escupió en la mesa, ante el Duque. Mirando a este, añadió—: Recordad hasta qué punto es preciosa aquí el agua, Señor. Esta es una prueba de respeto."
Sobre la trama, la pregunta debería ser "¿qué trama?". Yo iba con una idea preconcebida de esta novela, no porque me hubieran contado nada ni porque hubiera leído reseñas, simplemente por la sinopsis: dos familias enfrentadas, Paul se va con los rebeldes y busca venganza, se entrena, se convierte en el líder de un ejército y después de una batalla épica final, vence y hay paz. Eso es lo que da a pensar la sinopsis, pero no. A ver, que no me parece mal que una obra rompa con el típico viaje del héroe y que haga algo diferente, el problema es que en esta obra no hace nada.

La primera parte fue bastante introductoria. Básicamente es un primer bosquejo de los personajes y del mundo. Me aburrí, pero bueno, entendí que era la introducción. Pero a medida que iba pasando paginas me daba cuenta de que no pasaba nada y que la trama no avanzaba. De verdad, me veo incapaz de deciros de qué va la novela y en qué se centra. No sé qué es lo que se cuenta en esas 600 páginas porque no es una novela de personajes (no se habla de su pasado ni evolucionan), no es una novela de tramas (la trama es muy simple, casi lo que cuenta la sinopsis y resume pasajes), ni es una novela de worldbuilding (o sí, pero de todas maneras, falta información).

Me habían dicho que era una novela de politiqueo. Puede, pero en todo caso, tampoco está bien desarrollado. En todo momento sabes cuál va a ser el siguiente paso de todos los personajes y también conoces sus intenciones ocultas. Esperaba emocionantes luchas verbales o elaboradas estrategias políticas, pero no me he encontrado ni lo uno ni lo otro. Además, para restarle más emoción, misterio y interés, al inicio de cada capítulo hay un pequeño párrafo con extractos de un libro de historia inventado escrito por la princesa Irulan en el que te hablan de cosas que van a pasar en ese capítulo. Ni estos fragmentos ni la princesa Irulan le importan a nadie, sobra totalmente.

Por otra parte, el libro contiene muchas reflexiones filosóficas que no llevan a ningún lado. Constantemente los personajes están diciendo "frases épicas" que suenan muy bien, que parecen muy profundas, pero que si te paras a pensarlas, no significan nada. De verdad, muchos personajes parecía que iban drogados en sus intervenciones. Que sí, que hay momentos en que van drogados de verdad (a esa escena le sobran MUCHAS páginas) y se entiende, pero...Bé, ahora que caigo, la melange es una droga y la toman en cada comida y está en el aire, so, van drogados siempre. Creo que ahora le veo el sentido... (pista: no).

A eso hay que sumarle que muchos de los diálogos ocultaban dobles sentidos que yo era incapaz de pillar. Y sé que tenían doble sentido porque los personajes decían "eso que ha dicho X tiene un significado oculto, pero ahora estoy muy cansado para entender a qué se refiere". Y por mucho que le daba vueltas, yo tampoco veía ese otro significado, y adivinad qué, volvía a sentirme tonta ¬¬

Más cosas: hay una profecía. una profecía en en ningún momento se le desvela al lector. Y Paul y su madre son el centro de esa profecía. Constantemente los otros personajes dicen cosas como "oh, Paul ha dicho esto que es lo que dice la profecía que diría, wualaaa". Y yo estaba pensando: "Pues OK". Paul encaja tanto y tan bien en esa profecía que NO CONOCEMOS que no es que sea irreal, sino que parece cosa de magia. De verdad, había muchos momentos en que la novela parecía de fantasía, sobre todo en referencia a los poderes de Paul, que, por ser el elegido, es capaz de ver el pasado y todos los futuros posibles. Hay una escena que me gustó mucho en la que Paul duda entre qué es real y qué no, pero a parte de eso, no se le saca mucho provecho ni se explica bien.

Comentar que hay un pequeño romance que sobra completamente porque se da demasiado deprisa, no aporta nada, la pareja no congenia en nada y a Paul no le he visto demostrar sentimientos en ningún momento de la novela, por lo que no me creo que esté enamorado.

En cuanto al final, sigue la misma línea que el resto de la novela: es decepcionante. Las pocas escenas que hay de acción las resume en lugar de describirlas, al estilo: "pasó esto y ya está"; no hay ningún giro inesperado ni tensión; y no sucede nada épico. Todo muy bien.

En conclusión, un libro que me ha decepcionado muchísimo. No hay evolución de los personajes, la trama no avanza y el ritmo es lento, falta información acerca de la ambientación y el mundo, no hay giros inesperados ni tensión, la trama política deja mucho que desear y los personajes solo te transmiten indiferencia. Es cierto que la ambientación tiene potencial, pero no se desarrolla lo suficiente y en general me he aburrido. Por no hablar de la edición en español, como mínimo la de DeBolsillo no está nada recomendada.

Y para terminar, os dejo con mi avance en Goodreads:


PUNTUACIÓN...2/5!


Primeras Líneas...


lunes, 10 de septiembre de 2018

Frases memorables: El primer viaje de Sócrates


"Lo más jodido es que nadie sabrá nada. Nadie sabrá siquiera que estuvimos aquí."

"¿Cuándo dejas de pensar que tu mejor amigo es un niño? ¿Que tú mismo ya no eres un niño?"

"Vivimos nuestra vida como si fuera normal y corriente, pero no lo es. Ninguna vida es normal y corriente. La vida es tan extraordinaria que ni siquiera podemos empezar a entenderla."

"Creo que necesitas creer en algo que esté por encima y más allá de todo lo demás. Podría ser Jesús, Zeus u Odín, o quizás no un dios, sino el amor, la humanidad o lo que sea, pero tienes que encontrar algo. Si no, ¿qué sentido tiene?"

"Asusta. Saber que puedes hacer cualquier cosa es lo mismo que no tener ni puta idea de lo que hacer."

Hoy os traigo un puñado de frases memorables del libro El primer viaje de Sócratesde Emil Ostrovski. Un libro que parte de un argumento muy original (un padre secuestra a su propio hijo del hospital porque antes de darlo en adopción quiere presentárselo a su abuela que está en la otra punta del mundo) y que está lleno de humor y reflexiones filosóficas. Me gustó el estilo sencillo con el que estaba escrito, la forma en que combina la reflexión y el humor, y también me gustaron mucho los personajes y su forma de ser. La única pega es que el libro es corto, por lo que le faltaba desarrollo y profundidad en los personajes, pero fue bastante entretenido. Si tenéis curiosidad por saber más, os dejo con la reseña aquí.

En cuanto a las frases, poco os voy a decir de ellas porque me parecen bastante claras. La primera es algo que me digo siempre a mí misma. Estamos constantemente preocupados por si hemos hecho algo mal o vergonzoso y en lo que pensarán los demás, pero hay que recordar que no importa lo que hagamos, al final nadie sabrá siquiera que existimos alguna vez. Los triste es pensar que no importa si hacemos algo bueno, o lo mucho que nos esforcemos en ser recordados, porque eso tampoco permanecerá.

La segunda no es una gran reflexión, pero sí me gusta lo que implica. La pérdida de la niñez. ¿Vosotros recordáis en qué momento dejasteis de ver a vuestro mejor amigo, a vosotros mismo, como niños? La tercera cita también me gusta, siempre hablamos de vidas normales y corrientes, pero eso no es más que una mentira. No existen las vidas normales y corrientes, cada uno es a su manera. Han tenido que suceder tantas casualidades para que existamos nosotros que es casi un milagro que estemos vivos, y me refiero tanto a nosotros mismos como a la vida en el planeta.

La cuarta frase también me gusta. Nunca hablo de religión ni voy a empezar a hacerlo ahora, pero estoy de acuerdo con la cita: también creo que debemos creer en algo, sin importar el qué, aunque sea creer en uno mismo, necesitamos encontrarle el sentido a todo.

Y la última. Puede que parezca que no es gran cosa, pero me identifico mucho con ella. Seguro que os ha pasado, ni que sea cuando empiezan las vacaciones. Cuando empieza el verano, me saturo. Me hago una lista de todas las cosas que quiero hacer y que he ido aplazando y luego miro la lista y no sé por cuál empezar. Otro momento en que me pasó esto fue al terminar el Bachillerato. Podía haber hecho cualquier carrera. Cualquiera. A algunos de mis amigos se les daba bien esto o lo otro, así que elegían algo relacionado con ello, pero yo hubiera podido hacer tanto derecho como historia. Y al final escogí filología, por el hecho de que me gusta leer (aunque ya habéis notado que las lecturas obligatorias de la uni no han sido lo mejor de lo mejor). Pero de verdad, el hecho de poder hacer cualquier cosa es un agobio muy grande.

Y vosotros, ¿qué opináis? ¿Cuál de estas citas os gusta más?

jueves, 6 de septiembre de 2018

Saga Artemis Fowl, Libro VIII: El último guardián, de Eoin Colfer

¡Increíble pero cierto! ¡He llegado al último libro de esta saga! ¡Ya era hora! Y mirad que son cortitos...


Título: El último guardián (Artemis Fowl 8)
Autor: Eoin Colfer
Traductor: Ana Alcaina Pérez
Sello: Montena
Precio: 7.99 €
Fecha publicación: 02/2014
Páginas: 368
ISBN: 9788490432204
Colección: Serie infinita

Sinopsis:
Opal Koboi, la peor enemiga de Artemis Fowl, ha abierto la puerta de los Berserkers, un ejército de guerreros mágicos encerrados en las entrañas de la Tierra y sedientos de venganza.
Con su apoyo y la ayuda de los poderes mágicos Opal ha decidido destruir por completo a la raza humana. Pero Artemis no se deja intimidar: debe salvar a sus hermanos y combatir los planes de su enemiga y sus mágicos aliados. Artemis se enfrenta a ellos contrarreloj, consciente de que su propia vida está en peligro...

Opinión:

Todo lo bueno se acaba, y aquí estoy con la última reseña de esta saga, una saga llena de altibajos, que me ha parecido desde magnífica en algunos libros hasta bastante regular en otros. Hasta aquí, todo eran relecturas, pero este no lo había leído aún porque no lo habían traducido, así que tenía mucha curiosidad por ver cómo el autor iba a cerrarlo todo, además de que me apetecía mucho leer algo sobre Fowl que no hubiera leído antes.

1. Las torres  no tienen que ver.
2. Artemis es un inútil luchando, NUNCA
cogería una espada, porque se haría
daño a sí mismo.
3. ¿Una espada? ¡Pero si está ambientado
 en la actualidad!
Como veis, empecé el libro con mucha ilusión, pero me he encontrado con una novela que me ha dejado con sentimientos encontrados, y eso es algo que no me importaría si fuera en mitad de la saga, pero es el último libro y no, no me puedes dejar con este mal sabor de boca. ¿Qué me ha pasado con este libro? Pues que no he encontrado ese libro brillante con un final explosivo que estaba buscando. Ha sido un libro entretenido, pero ya está y eso como final de una saga no es suficiente.

Sobre la trama, ha estado bien sin ser nada del otro mundo. Opal me ha decepcionado porque aunque sus planes son buenos, está tan loca ya que comete fallos muy tontos y eso es algo que no puedo tolerar. Hay bastante acción, y eso es positivo, además, estuve más preocupada por los personajes que en los otros libros, no solo porque no lo hubiera leído, sino porque es el último libro, así que podía pasar cualquier cosa y podría morir cualquiera. Sin duda, los efectos de lo que hace Opal esta vez son más a gran escala, pero es que a parte de ella, las criaturas mágicas en general no son buenos villanos porque tienen demasiados escrúpulos, incluso los criminales.
Artemis Fowl a punto de a)ser abducido
 por los extraterrestres b) ser atropellado
por un coche o c) visitar el sol (?)

Pero no ho sé, Artemis me ha decepcionado. Sí, al final vuelve a sorprender con una de sus salidas inteligentes y sus planes elaborados, pero es que durante la mayor parte del libro es un inútil incapaz de pensar un plan, y eso que tiene tiempo de sobra. Ese no es el Artemis que conozco y que se ha desarrollado durante tantos libros. Vale, entiendo que el autor quiera demostrar que la inteligencia no lo es todo, y a diferencia del libro anterior, aquí los secundarios se lucen más, pero vamos a ver, es casi más protagonista Mantillo Mandíbulas que Artemis y por ahí no paso (aunque Mantillo me encanta [aunque sus trucos son muy deus ex machina, pero bé]). Oh, y qué decir de las secuelas psicológicas de lo sucedido en los libros anteriores, eso casi ni se menciona ¬¬

Parezco muy frustrada y es así, pero no quiero dar a entender que el libro sea malo. Es entretenido, y está bastante bien, pero no ho sé, no es el libro perfecto para terminar con la saga, pues esperaba momentos de gloria que no han llegado, en general siento como que le ha faltado algo.

Y eso no es solo a este libro, sino a todos: ha faltado madurez. En el estilo narrativo, en la profundidad de los personajes, en el worldbuilding,...Esperaba que el libro evolucionara conmigo, como Harry Potter, y no lo hace, se estanca, así que como lectura juvenil es fantástica, pero siento como ya estos dos últimos libros ya no eran tanto para mí.
Portadas que buscan
traumatizar al personal

Terminar destacando el papel de los hermanos de Artemis, unos personajes de los que se podía sacar más jugo (igual que de una chica tan lista como Artemis que aparece en uno de los libros pero que ya no se la vuelve a mencionar más, fantástico), pero que no desarrollan todo su potencial. Si el autor escribiera libros protagonizados por ellos, los leería, porque son la versión del Artemis que me gusta, pero en pequeño. Qué antihéroes más geniales que serían.

Oh, por último me gustaría volver a destacar la ausencia de romance. Ya sé que lo menciono a cada reseña, pero es que aún estoy que no me lo creo. Me parece absolutamente genial que el autor no haya puesto romance pese a haberlo podido hacer, porque es un recurso muy común para generar tensión y drama. En su lugar, da mucha importancia a la amistad, y eso me gusta.

En conclusión, un libro que tiene sus más y sus menos. Es entretenido, fácil de leer y tiene una trama interesante además de un buen final, pero le falta madurez y desarrollo en todos los aspectos y no alcanza todo su potencial ni te deja con la boca abierta. Los personajes secundarios cobran más protagonismo, pero la obra pierde parte del humor y la inteligencia que tanto la caracterizaban. Ha sido un placer releer esta saga, pero para mí, le ha faltado algo.

Y ya para terminar, os dejo con mi avance en Goodreads:



PUNTUACIÓN...3'5/5!

Primeras Líneas...