jueves, 30 de septiembre de 2021

Viñeta del lector 85#

 
No sé vosotros, pero yo soy incapaz de comprar un libro nuevo y leerlo de buenas a primeras. Necesito seguir todo un ritual.

PRIMERO me aseguro de que es real (los digitales no lo parecen), de que está en mis manos, de que he conseguido un libro nuevo que me apetecía mucho leer. Lo hojeo, disfruto de su tacto y acaricio la portada.

DESPUÉS lo abandono en mi estantería de pendientes. Cada cierto tiempo, miro el lomo desde la distancia, a sabiendas de que algún día lo leeré y disfrutaré de su historia, saboreando la expectativa de leerlo. 

ENTONCES, un día cualquiera, llega el Momento. Lo miro y algo me dice que tengo que leerlo. Lo rescato de la montaña de pendientes y, de nuevo, lo acaricio y me deleito en su existencia.

FINALMENTE, lo abro y disfruto (o no) de su historia.

Y vosotros, ¿qué hacéis con los libros nuevos?


domingo, 26 de septiembre de 2021

El décimo círculo, de Jodi Picoult

Título: El décimo círculo
Título original: The tenth circle
Autora: Jodi Picoult 
Editorial: Zenith
Páginas: 448
Traductor: Manuel Manzano y Jordi Giménez Samanes

Sinopsis:
Trixie tiene catorce años. Es una estudiante sobresaliente, guapa y popular, y está enamorada por primera vez. Su novio es nada menos que Jason, la estrella del instituto. Además, es la niña de los ojos de su padre, Daniel Stone, a quien siempre ha considerado un héroe. Y así es hasta que un acto de violencia pone su mundo patas arriba.
 Durante quince años, Daniel Stone ha sido un hombre tranquilo y cordial. Un marido que ha dejado a un lado su propia carrera como dibujante de cómics para apoyar la de su mujer. Sin embargo, años atrás era completamente diferente. Daniel canalizó su rabia en las páginas que dibujaba y enterró su pasado por completo... Hasta que descubre que Jason, el chico que había hecho resplandecer de alegría a su hija, ha acabado con la infancia de su pequeña para siempre.

Por qué este título...

«En aquel preciso instante, y a pesar de llevar diez años impartiendo esa asignatura, incluso esa lección sobre un tema clásico, Laura se dio cuenta de que había un pecado que Dante había omitido y que su lugar estaba en el pozo más profundo del infierno. Si el peor pecado de todos era el de traicionar a los demás, ¿qué pasaba entonces con las personas que se mentían a sí mismas?
Debería existir un décimo círculo, un lugar diminuto, del tamaño de la cabeza de un alfiler, con espacio para concentraciones infinitas. Estaría atestado de profesores que se escondían en sus torres de marfil en lugar de hacer frente a sus familias rotas. De chicas que se habían hecho mayores de la noche a la mañana. De maridos que, en lugar de hablar de su pasado, lo vertían en una página en blanco. De mujeres que fingían poder ser la esposa de un hombre y la amante de otro, manteniendo sus dos personalidades separadas. De cualquiera que se dijera a sí mismo que su vida era perfecta y maravillosa, a pesar de todas las pruebas en contra.»

Opinión:

No esperaba mucho de este libro. Lo había visto varias veces de segunda mano, pero no me había animado a cogerlo. De esta autora llevo leído varios libros (La decisión más difícil y Diecinueve minutos) y aunque ambos me parecieron muy interesantes por los temas polémicos que tratan, se me hicieron lentos y aburridos, en gran medida a causa de la cantidad de puntos de vista que había. Por eso, pese a que la temática del libro me llamaba, no tenía muchas expectativas. Y menuda sorpresa me he llevado.

Una de las primeras cosas a recalcar es la cantidad de temas que toca y lo bien que lo hace. El argumento empieza cuando Trixie le cuenta a su padre Daniel y a su madre Laura que su exnovio Jason la ha violado durante una fiesta en la que ella iba muy bebida. A partir de aquí empieza una investigación, pues Jason afirma que Trixie, quien estaba obsesionada con él, miente para perjudicarle. Pese a lo que parece en un principio, la investigación es lo de menos, pues lo que la novela trata con más profundidad es los lazos familiares, la relación entre padres e hijos. También toca el tema de la infidelidad, así como otros más secundarios como la xenofobia

Si os da miedo acercaros a la novela por el tema central, la violación, no creo que debáis preocuparos, pues la autora lo trata con delicadeza, sin recrearse en el sufrimiento ajeno. Me ha parecido interesante ver los motivos legales por los que muchos casos como el de Trixie, en la vida real no llegan a buen puerto para la víctima. A diferencia de otros libros que tratan este tema, todos tratan a Trixie de mentirosa, por lo que no veremos tanto el hecho de superar la violación como las consecuencias que este suceso tienen en su relación con su entorno y su familia, así como sus sentimientos encontrados, pues su violador era alguien de quien estaba enamorada y no solo eso, sino de la que estaba muy obsesionada, cuando suele ser a la inversa. Trixie me ha parecido un personaje complejo y cautivador, con el que conectas, pero que te mantiene en constante indecisión acerca de su fiabilidad. Eso sí, cada vez que los autores muestran cómo son las fiestas de preadolescentes en Estados unidos, se me riza la piel, pues hacen cosas más propias de veinteañeros.

«Después de que Jason cortara con ella, Trixie perdió el control emocional. Rompía en sollozos cuando sonaba en la radio del coche determinada canción y entonces tenía que inventarse alguna excusa ante su padre. Pasaba junto a la taquilla de Jason con la esperanza de cruzarse con él por casualidad. Había buscado el único ordenador de la biblioteca cuya pantalla estaba orientada de tal forma que se reflejaba en ella la mesa situada a espaldas del usuario, de forma que había estado observando a Jason mientras fingía teclear. Se movía como si caminara sobre alquitrán fresco, cuando el resto del mundo, incluido Jason, parecía nadar con toda libertad, con un bañador sin costuras.» (La obsesión de Trixie)

Otro de los personajes principales y motor de la trama es Daniel, padre de Trixie y dibujante de cómics. Primero de todo, me gustaría declararle mejor padre del año, y os dejo un par de fragmentos para demostrároslo. Aunque Laura también quier mucho a su hija, el vínculo paterno-filial es muy estrecho y eso no suele ser habitual. Por otra parte, puede que Daniel no sea la mejor persona del mundo y que tenga un pasado violento que de tanto en tanto intenta salir a la luz, ¡pero vaya si intenta cambiar! Me ha gustado mucho conocer este personaje que está lleno de luces y sombras. Me ha parecido muy interesante ver cómo canaliza sus sentimientos mediante el arte, cómo se desvive por su familia y enfrentarme con él al hecho de que su niña ha ido creciendo sin que él quisiera darse cuenta. 

«Trixie recordó cuando solía llevarla sobre los hombros, de pequeña. A ella, como a su madre, le producían mareos las alturas, pero su padre le sujetaba las piernas con las manos. «No dejaré que te caigas», le decía y, como él nunca había dejado que se cayera, el mundo visto desde aquella atalaya dejó de infundirle temor.
Pensó en eso y en otras mil cosas: en que durante todo un año él le había cortado los sándwiches para la comida en forma de letras, de modo que formaran una palabra diferente cada semana, «GUAPA, LISTA, DULCE», en que siempre disimulaba una caricatura suya en alguna página de sus libros de cómic, en las veces en que al buscar algo en la mochila había encontrado, en uno de los bolsillos, una bolsa de M&M’s de cacahuete que sabía que había escondido para ella». (Mejor padre ever)

Por último, tenemos a Laura, la madre de Trixie, profesora de literatura especializada en la Divina Comedia. Aunque ella también está preocupada por su hija, su trama se centrará más en su vacilante relación con Daniel, que cada vez está más abocada al fracaso. No es que él la maltrate, ni que la ignore, ni que ella haya encontrado al amor de su vida en otro, sino que han dejado de quererse porque la gente cambia. Me ha gustado mucho ver sus dudas y miedos, el reflejo de la situación de muchas parejas maduras en las que, con el tiempo, la llama del amor se ha ido apagando, así como su lucha por intentar que resurja el fuego. La principal pega que le puedo poner tanto a Laura como a Daniel y que les ha restado realismo es que ni el uno ni la otra parece que tengan amigos con los que charlar y con los que compartir todos los monólogos internos de los que nos hacen partícipes. Ambos son bastante sociables, por lo que me resulta muy extraño. 

«—Tiene catorce años —le dijo Daniel, que intentó describir a Trixie, pero no supo qué decir. ¿Cómo podía su talla, su peso o el color de su pelo comunicar que cuando se reía se le entornaban los ojos hasta cerrarse? ¿Que había que extenderle la crema de cacahuete en la mitad de arriba del bocadillo y la mermelada en la de abajo? ¿Que a veces se levantaba en plena noche a escribir poemas que acababa de soñar?»

La novela está narrada en tercera persona enfocada en los puntos de vista que acabo de mencionar, aunque hay un par más que aparecen de forma esporádica, como es el caso del policía al cargo de la investigación o Jason, exnovio de Trixie. A diferencia de Diecinueve minutos, no se abruma al lector con la perspectiva general y la historia está bastante centrada. Estas perspectivas enriquecen la historia en lugar de entorpecerla.

«lo que nadie se molestaba en advertirte, era que la violación no era lo peor de lo que estaba pasando. En realidad, esa primera caída en el vacío no dolía ni mucho menos tanto como volver a levantarte luego.»

 Es cierto que pese a todo es una novela algo lenta y más debido a lo largos que son los capítulos (la mayoría de más de cincuenta páginas), así como por lo mucho que se profundiza en los personajes. Sin duda, es una obra más de personajes que de trama, pero esta también tiene buenos giros que mantienen tu atención. Pensaba que la trama iba a estancarse en el tema de la violación y se centraría en el juicio posterior, pero no ha sido así, sino que la investigación se alarga y la obra trata otro tema entorno al cual gira toda la novela: el autoengaño, es decir, cómo nos mentimos a nosotros mismos. Magistral.

Como detallitos, me ha gustado mucho que la novela estuviera relacionada con los círculos del infierno de Dante, y que estos estuvieran mencionados e integrados muy bien tanto en la narración como en el desarrollo de los acontecimientos. "El décimo círculo" es también el título del cómic que está dibujando Daniel, donde relaciona un superhéroe de su creación, Garra salvaje, y sus aventuras con sus sentimientos y sus relaciones familiares. Me ha sorprendido mucho encontrar entre las páginas de este libro, de corte serio y dramático, un cómic de superhéroes dibujado por la autora, y aún más la nota inicial de la autora donde dice que entre las páginas dibujadas hay un mensaje oculto. ¡Porque la mezcla de dibujo e imagen no es exclusiva de libros juveniles! Otra cosa que me ha gustado es conocer más acerca de los esquimales yupiit. Daniel pasó entre ellos su infancia y hace constantes referencias al choque cultural, a sus vivencias y cómo parte de su forma de ver el mundo ha quedado en él. 

Junto al hecho de que la novela es algo lenta, si tuviera que encontrarle otra pega a la obra sería que el final es algo precipitado. Todo está bien cerrado, pero me hubiera gustado que se le dedicara muchas más páginas, pues la resolución del conflicto principal y el final de los personajes se narra de forma apresurada.

En conclusión estamos ante una novela realista muy recomendable. Los capítulos son largos y peca por ser algo lenta, pero sus personajes tienen una gran profundidad y la trama tiene giros de guion interesantes. La obra trata temas muy variados como la xenofobia, las relaciones familiares, la infidelidad, el autoengaño y la violación, todo con gran delicadeza y sin faltar a la realidad. A los carismáticos personajes  a la intriga hay que sumarle que la obra experimenta con la mezcolanza de entre narración y dibujo de forma muy madura. El final es coherente, pero apresurado, cosa que hace que no pueda ponerle a la obra el broche de oro. Pese a ello, estoy segura que será de mis mejores lecturas del año. Quedo con muchas ganas de leer algo más de la autora. ¿Alguna recomendación?

Cosas que he aprendido:

  • No digas nada a la policía si no es en presencia de tus padres o de un abogado. 
  • En los casos de violación, la víctima no siempre tiene pruebas suficientes.
  • Si eres la víctima, pueden coger cualquier prueba para usarla en tu contra y requisarte cualquier cosa.
  • Los esquimales yupiit tienen una cultura muy interesante. 
  • Las novelas adultas también pueden combinar narración y dibujo. 

Y ya para terminar, os dejo con mi avance en Goodreads:

PUNTUACIÓN...4/5!

Primeras Líneas...

lunes, 13 de septiembre de 2021

Pausa por inicio de curso

¡Hola a todos!

Esta semana empiezan las clases y estoy de trabajo hasta arriba. Tengo varias reseñas pendientes de escribir y veo que no voy a tener mucho tiempo para estar por redes, por lo que he decidido tomarme un pequeño descanso y volver con los deberes hechos. Por eso os escribo esta breve entrada, para informaros de que estaré ausente una o dos semanas, cargando motores. Seguramente el sábado de la semana que viene, ya vuelva a estar por aquí. Son pocos días, pero tampoco quería dejaros en la incógnita sobre mi paradero. 

Eso sí, daré un vistazo a vuestros blogs en cuanto encuentre hueco, y también intentaré responder vuestros comentarios. ¡Hasta pronto!





sábado, 11 de septiembre de 2021

Frases memorables: La caída de los gigantes

«Un bebé era como una revolución, pensó Grigori: era posible iniciarla, pero no controlar qué derrotero tomaba»

«Si debes cien dólares, el banco te tiene en su poder, pero si debes un millón eres tú quien tienes en tu poder al banco»

«— Cuánto depende de la decisión de una pequeña cantidad de personas con escasa educación … 
— Eso es la democracia. —Gus sonrió.
— Una forma espantosa de gobernar un país, pero los demás sistemas son peores»


¡Hola a todos! Las citas que os traigo hoy son del libro La caída de los gigantes, de Ken Follet. Este autor es conocido por sus tocho-libros históricos, y este no es una excepción. No os voy a mentir: la edición normal es de un poco más de 1000 páginas, pero merece mucho la pena. Sí, es un libro con descripciones, que habla de hechos históricos y de política, pero no es un libro aburrido, pues hay acción y los diálogos son bastante abundantes. Además, va saltando de un punto de vista a otro, de un país a otro, y nos permite conocer a muchos personajes, bien caracterizados y realistas. A esto hay que sumarles que abarca todo el contexto global de 1918: la Primera Guerra Mundial, la Revolución rusa, la lucha por el sufragio femenino, la instauración de la Ley seca,... Si os gusta este período histórico o queréis saber más de él sin aburriros, este es vuestro libro. Si aún no estáis convencidos, os dejo el enlace a la reseña.

A diferencia de otras veces, hoy no voy a dedicarme a explicar las citas, porque me parece que son bastante explícitas; solo hablaré de ellas brevemente. Como veis, todas están relacionadas con uno de los temas centrales de la obra: la política. Coincido con la primera, con el hecho de que controlar una revolución (aquí el protagonista se refiere en concreto a la revolución rusa) no es tan fácil como muestran algunos libros de fantasía, no solo porque hay mucha gente que hace lo que da la gana, sino porque nunca hay un único líder, sino distintos puntos de vista. Unos revolucionarios pensarán que basta con encarcelar a los zares y otros defenderán que hay matarlos públicamente. También me gusta la comparación con los bebés, pues aunque como padres le enseñéis que los libros son fantásticos, puede que aburran la lectura (eso te pasaba a ti, Margari, ¿no?).

En cuanto a la segunda cita, me parece bastante evidente: si debes mucho dinero al banco, este querrá que tengas éxito en cualquiera de tus empresas, para que puedas devolvérselo. Y respecto a la última cita, coincido en que la democracia no es el mejor sistema de gobierno, no solo porque votan personas con poca preparación para tomar decisiones, sino porque muchos lo hacen sin preocuparse por lo que dicen los programas electorales (y porque luego los políticos hacen lo que les da la gana), pero es mejor que cualquiera de los otros.

Y hasta aquí la entrada de hoy. Espero haberos animado a darle una oportunidad al libro. ¿Os han gustado las citas? Nos leemos en los comentarios^^


martes, 7 de septiembre de 2021

Saga Elegidos de Pálum, Libro I: Esinita verde, de Carmelo Monsalve

Es por prejuicios, lo sé, pero no suelo leer autopublicados. Me he encontrado tantos con problemas de fluidez narrativa, libros que claramente necesitan un pulido de estilo, que cada vez les doy menos oportunidades. No hace falta que me lo digáis, yo también lo sé: que un libro esté publicado por una editorial no implica que vaya a tener más calidad. ¡Anda que no he encontrado libros de editoriales llenos de erratas! Pero hay muchos menos, con diferencia.

Por eso, siempre que los autores me ofrecen reseñar su obra me hago la longuis. Esta obra cuya reseña os traigo hoy ha sido una de las que ha pasado el corte: el autor fue muy amable y humilde (por favor, más autores así), de trato muy personal, y el libro era de un género que me gusta, la fantasía. A esto hay que sumarle que leí las primeras páginas y no tuve la tentación de subrayarlo todo en rojo, como me pasa a veces. 

¿El resultado? He quedado muy satisfecha con la lectura. Puede que sea una primera parte y que sea un tocho-libro, pero merece la pena. 

Título: Esinita verde
Saga: Elegidos del Pálum I
Autor: Carmelo R. Monsalve Bethencourt
Editorial: autopublicado – Amazon
Páginas: 1000
Fecha de publicación: marzo 2021

Sinopsis:
Han pasado más de mil años desde que las naciones de Pálum fueron forzadas a exiliarse en Krotos. Son pocos los que recuerdan el sacrificio que tuvieron que hacer, menos los que recuerdan quiénes los forzaron a ello.
En los Confines de Krotos, Tairil se prepara para convertirse en palari mientras ayuda a su padre a desentrañar los secretos del libro en el que llevan veinte años trabajando.
Doce años después de su destierro, Arus y su hijo buscan desesperadamente algo de esinita, el mineral más importante de ese mundo y la única cura temporal de la enfermedad de su mujer.
En las Tierras Olvidadas, Karos ha decidido enfrentarse al miedo y desprecio que generan sus ojos. Una maldición que lo ha excluido de la sociedad durante la mitad de su vida.
Ghálaras, una Susurrante Condiri, recibe el honor más grande de su raza: terminar la exterminación que empezaron.

Opinión:
Impresión: Muy prometedor

Confieso que el inicio fue muy duro. La novela se me hizo muy cuesta arriba y desde la primera página quise abandonarla; lo cierto es que lo único que me empujó a seguir leyendo fue la amabilidad del autor. ¿Cuál era el problema? No era la prosa, pues aunque en ocasiones había algunos problemas de puntuación y fluidez, en general funcionaba bien y no había errores ortográficos. El principal problema es que es tal la riqueza del mundo que nos presenta el autor que ha inventado muchísimos términos: nombres de cargos, de oficios, de animales, de ropa, de formaciones militares, de pueblos, de lenguas, de plantas,... El principio resulta abrumador. Me sentía perdida en un mar de palabras que no entendía y tenía que pararme a deducir por contexto cada uno de los conceptos, y a veces ni así lograba dilucidar a qué se refería.

No me gusta cuando una novela tiene resumen narrativo y el narrador está explicándote el mundo constantemente, como si en lugar de una novela leyeras un libro de historia. Eso lo hace muy bien este libro, pues no es coherente que en un mundo en el que un raquit es un animal tan común como un caballo, los personajes expliquen qué es. No resulta natural. Afortunadamente, aquí el autor integra todo el vocabulario inventado con gran naturalidad, el problema es que no ofrece descripciones suficientes como para que el lector pueda imaginarse correctamente el mundo hasta que no lleva ya la mitad de la novela y todos los conceptos se han explicado. La novela peca de una falta de glosario o de mejores descripciones. Por suerte, el autor ha decido que añadirá un glosario en futuras ediciones, así que no os preocupéis tanto por esto.

Dejando de lado ese obstáculo inicial que puede amedrentar a muchos, os animo a darle una oportunidad a la novela si os gusta la fantasía, ni que sea por el increíble mundo que ha creado el autor. Aunque es confuso y me hubiera gustado un mapa, poco a poco vas hilando cabos y viendo el gran trabajo de worldbuilding que hay detrás de esta novela. He quedado fascinada por todas las culturas que se nos presentan, cada una de ella con tradiciones, lengua y ritos propios. En los que más se profundiza es en los olvidados, los krotienses y los rashas. Por una parte, está el mundo contaminado por la Decadencia, donde nadie puede vivir. En el límite viven los Rashas, un pueblo nómada que me ha recordado un poco a los fremen de Dune, cazadores nómadas que se dedican a matar monstruos y comerciar con lo que encuentran. A continuación están las Tierras Olvidadas, formadas por un territorio bastante desierto en el que el agua es muy valorada. Esta sociedad es bastante comunista y se potencia mucho la agricultura. Finalmente, está Krotos, una sociedad de la Edad Moderna donde la religión tiene una gran importancia y hay universidades y comercio con la esinita.

¿Qué es la esinita? La principal fuente de energía de este mundo, unos cristales que al triturarlos ofrecen múltiples propiedades, desde servir como fertilizante hasta potenciar el sabor de la comida o curar heridas. Un reducido grupo de personas pueden consumirlos y adquieren poderes sobrehumanos muy interesante. Y todo esto que os he contado hasta ahora no es más que el principio, para que veáis lo rico que es el mundo.

La trama en sí misma no es especialmente atrayente, pero leí una página tras otra porque quería seguir explorando este mundo que nos presenta el autor, ver cómo se adaptaba la gente a la esinita y cómo evolucionaban los poderes. Pese a ello, sí hay una trama y no solo es interesante, sino que tiene algún giro bastante bueno. Puede que sea algo introductoria y lenta, pues nos tiene que presentar el mundo, pero eso no quita que sea interesante. 

La obra está narrada en tercera persona y aunque la novela se enfoca en varios personajes, los principales son Arus, Karos y Tairil. Arus es un Despierto muy poderoso que abandonó la civilización para vivir con su mujer y su hijo. Es el típico guerrero que trata de alejarse de violencia, y lo había conseguido, hasta que se ve obligado a volver. Me ha gustado especialmente su historia del pasado y cómo se va quebrando poco a poco. Karos es un campesino marginado por el color de sus ojos. Con el descubriremos las Tierras Olvidadas y la sociedad de los Rashas, aunque me hubiera gustado que estos últimos tuvieran un papel más importante, pues no me he terminado de creer los fuertes vínculos que los unen, teniendo en cuenta que no hay suficiente desarrollo. Finalmente tenemos a Tairil que vive en Krotos. Su trama me ha parecido la más interesante, tanto por ir conociendo la universidad, como por el misterio de su padre y sus manos y el desarrollo de sus poderes.

¿Qué tiene de especial la novela? Que pasa por encima de muchos tópicos: no hay romance (véase lo más importante para Laura), no hay un maestro que enseñe a usar la esinita, no hay un grupo, no hay muchas batallas de uno contra uno, no hay un emperador despótico que sea el antagonista, no hay un único frente contra el que luchar, los protagonistas no tienen un objetivo definido más allá de descubrir más de ellos mismos, la gente lo lucha solo para vengarse, hay un grupo de rebeldes pero los protagonistas no apoyan su causa,... Un suma y sigue de elementos poco comunes en el género y que han atrapado toda mi atención. 

De fallos hay poco cosa, más allá de lo del vocabulario que he comentado al principio. Quizás la novela podría ser un poco más corta y, en lugar de abarcar tanto, centrarse un poco más en algunos temas. Como lectora habitual de fantasía, he notado las influencias en algunos puntos, pero es algo normal en una obra debut. Y los flashbacks de Arus se me han hecho un poco raros, pues son muchos y hacen que se olvide el presente del personaje. Pero luego tiene cosas muy bien como la inclusividad introducida de forma natural. 

En conclusión, estamos ante una novela debut muy prometedora. El libro nos muestra un mundo fascinante y complejo, con una gran riqueza cultural y un gran trabajo de worldbuilding. Hay un uso abrumador de terminología nueva y falta un glosario, pero una vez superado ese escollo encontraréis una novela bien escrita, llena de imaginación y nos personajes que se escapan de los moldes. Puede que el libro sea grueso, una primera parte y algo introductorio, pues tiene que presentarte todo el mundo, pero la trama es interesante y la obra merece que le den una oportunidad. Yo he quedado con ganas de leer la segunda parte. 

Cosas que he aprendido:

  • Quizás el excesivo vocabulario puede ser un obstáculo para tus lectores
  • Los poderes de Tairil molan mucho
  • Hay elementos del mundo muy interesantes, como los bichos de la esinita, los reptiles-caballo, los árboles gigantes de agua, la gente de piel manchada, los habilidades de la esinita,...
  • Elementos culturales bien introducidos

Y para terminar, os dejo con mi avance en Goodreads:

PUNTUACIÓN...3'5/5!

Primeras Líneas...

viernes, 3 de septiembre de 2021

Visto en las redes 43#

¡Hola! ¿Cómo va todo? A mí me falta nada para empezar las clases y me da una pereza increíble. ¿Vosotros cómo lleváis el fin del verano? 

Yo para empezar os traigo una nueva entrada de Visto en las redes. Va a ser un poco más larga de lo habitual porque hay varios hilos muy interesantes que os he puesto enteros. Para los que no lo sepan, esta es una sección que publico bimestralmente y que me gusta mucho porque da pie a muchos debates. Espero que la disfrutéis y que podamos comentar un montón de temas interesantes. ¡No os olvidéis de comentar todo aquello con lo que estéis o no de acuerdo!

Eso sí, antes de nada, empezaré explicando en qué consiste la sección para aquellos que aún no lo sepan. Ya sé que estos párrafos que vienen a continuación son muy repetitivos, pero siempre hay gente nueva que no sabe en qué consiste la sección y me gusta informar de ello. Visto en las redes es una recopilación de todos aquellos tweets que me han parecido interesantes (y a los que he dado retweet) publicados estos dos últimos meses (en esta ocasión en julio y agosto) por diversas personas, y una selección de las reflexiones relacionadas con el mundo literario que he compartido por las diferentes redes sociales. Es decir que...¡atención, porque podríais salir mencionados en esta entrada! 

Me decidí a crear esta sección como excusa para hacer debates porque sé que algunos de vosotros no me seguís en las redes sociales tranquilos, estáis en la lista negra (tanto porque no os interesa como porque no tenéis una cuenta) y pensé que os podría parecer interesante tener una recopilación de esta información. Así, todos los que no tenéis redes podrías estar al tanto y los que me seguís, pero estáis saturados, podríais tener un resumen. 

Como sabéis, el blog está en varias redes: en Twitter, en Facebook, en Instagram, en Goodreads y en Bloguers (podéis acceder a mi perfil de cada red social haciendo click en los enlaces), pero estoy especialmente activa en Twitter y Facebook, por lo que en esta sección me centraré en esas redes sociales. 

Repito, como en cada ocasión, que la idea de esta sección no es completamente mía (siempre hay que dar créditos). Me inspiré en una sección muy parecida en el blog de Deja volar tu imaginación llamada Citando a Twitter. En ella, Patt recopilaba algunos de sus retweets favoritos, aunque siempre están relacionados con reflexiones sobre el mundo en general, no centradas en el ámbito literario.

Por cierto, hay algunos mensajes que están en inglés, pero tranquilos, para aquellos que no dominen el idioma, los he traducido tan bien como he podido. Y sin más dilación, os dejo con la entrada:

Visto en Twitter
Aunque me gustan los juegos de mesa en general, siempre me ha gustado el Monopoly en especial, sin importar que una sola partida dure la tarde entera. Nada me haría más ilusión (¿segura? A ver, puestos a pedir, una biblioteca gigantesca no estaría nada mal) que un Monopoly de Harry Potter como el que nos enseña El Profeta. Esta cuenta siempre nos muestra el merchandising más curioso de este universo mágico. ¿Vosotros tenéis algo del joven mago? Yo un par de minifunkos, varias libretas, unas pajitas, cromos y un juego del UNO.

Muy de acuerdo con lo que dice Fiebre lectora. Leer es un hobby como cualquier otro, por lo que no debemos leer por obligación. Además, todo en exceso cansa por lo que es normal sufrir un parón lector de tanto. Estoy a favor de los recuentos de lectura, pero solo como recordatorio de aquello que has leído, no como un objetivo a cumplir en un plazo determinado de tiempo. Tengo un reto en GR, como muchos de vosotros, pero si no lo alcanzo (cosa que lleva sucediendo desde hace varios años), tampoco supondrá un drama. ¿Qué hacéis cuando durante un tiempo no os apetece leer?

Estoy de acuerdo en la mayoría de puntos que menciona Fiebre lectora, aunque no en todos. Por leer menos libros que otra persona vas a ser "menos lector", pero no "peor lector". Leemos por gusto, por lo que continuar leyendo una obra que no te gusta solo te hace tonto, a menos que quieras criticar esa obra, en cuyo caso, considero necesario leer la obra en su totalidad, puesto que los puntos que no te estaban gustando podrían estar justificados de alguna manera (y Rothfuss podría publicar el tercer libro algún día, claro). No hay una forma "correcta" de ordenar las estanterías, todas tienen sus pros y sus contras (próximamente podréis leer mi tesis doctoral Refutación a G: Clasificación de obras según la gama cromática), por lo que tampoco vas a ser peor lector por ello. Ahora bien, considero que eres peor lector que otro si lees por ejemplo en diagonal, por lo que si te saltas las descripciones (me confieso culpable) también eres peor lector que otro que no lo hace, pues no vives la experiencia completa. Es como si estuvieras consultando el móvil constantemente mientras miras una película. También considero que eres peor lector por no leer clásicos, así como creo que eres peor lector si solo lees clásicos, pues hay una parte de la literatura que es un vacío para ti. ¿Qué opináis vosotros?

Primer hilo de los que os traigo hoy, en esta ocasión de Xavier Beltrán. Espero que hayáis leído su anécdota y os hayáis quedado como yo, con el mensaje final: el libro perfecto no existe. No importa la de veces que un autor revise su obra; siempre habrá algún fallo. Ya sabéis que soy muy tiquismiquis con la corrección de los libros, pero a decir verdad que en una obra de mil páginas detecte cinco errores (ejem El camino de los reyes, ejem), pues tampoco hay para tanto. Pero, ¿cuál es el límite? ¿Dos falta por página? ¿Una? ¿Una cada dos páginas? ¿Cada cinco? Para mí, sin importar las páginas que tenga el libro, treinta erratas en una obra me parece excesivo.

En la sociedad de la inmediatez, las novedades duran en  las librerías un par de semanas antes de ser reemplazadas por otras. Una obra no ha tenido tiempo de llegar al público y mucho menos ser digerida y valorada como merece que otra ya la ha sustituido, abocando cada año toneladas de libros al olvido. En parte por eso (y porque los libros de segunda mano tienen un precio irresistible) tiendo a no leer novedades, como nos pide Carmen Sereno que hagamos, sino que espero a que la crítica (aka los lectores) dicten su veredicto acerca del valor de la obra. La novedad que leo, es aquella de la que se sigue hablando positivamente cinco años después de su publicación. ¿Vosotros soléis leer novedades?

Como en el Día del libro no hay grandes descuentos, solo voy para disfrutar del ambiente, y como este año no estaba el horno para bollos y deambular entre la multitud no era muy recomendable, no fui. Pese a ello, esa montaña de libros que veis en la imagen de Lecturalia es clavadita a la que llega a mi casa cada vez que hago ruta de librerías. Y si no está G para detenerme, es peor (cuando está G, la montaña es suya. ¿Para qué gastarme dinero en libros, por muy baratos que sean, si se lo puede gastar él?). Por suerte para mi bolsillo, la ruta incluye solo librerías de segunda mano y solo vamos un par de veces al año. ¿Sois más de ir espaciando vuestras comprar o de arrasar la librería una vez al año?

Nada más que añadir a esta metáfora de InsideLoc donde compara la lengua con un edificio. La gramática es la base de todo, la estructura, pero esta no tiene sentido sin las palabras, que son lo que le dan forma, ni la sintaxis, que pone en funcionamiento todo el sistema. Por supuesto, podemos entendernos sin puntuación, pero el precio de una casa es muy distinto en función de cómo está decorada.

Aquí tenéis el segundo hilo, en esta ocasión gracias a Pau. Os lo podéis saltar sin problemas, por supuesto, pero os perderéis un debate muy interesante. El hilo surge a raíz de la crítica de Pau al libro de Yo, Simon, Homo sapiens (la película se titula Con amor, Simon), por lo que tiene spoilers. La crítica gira entorno al hecho de que salir del armario es un drama, cuando que alguien sea homosexual debería ser algo normal y no el motor de la trama. ¡Como si las personas LGTBI solo pudieran caracterizarse por su condición sexual! Entiendo que hace unos años hacían falta este tipo de historias, para que la gente LGTBI se sintiera identificada con los problemas de abrirte al mundo, pero deberíamos empezar a asumir que decir quien eres ya no es un problema y que la gente del colectivo puede ser muchas cosas más allá de su etiqueta. 

Este otro hilo también es de Pau y esta ocasión critica el hecho de que los libros LGTBI están considerados como de un mismo género, solo por la identidad sexual de algunos de sus personajes (sin importar que el romance sea el tema central o no de la obra). Mi completo rechazo a la actitud de los dos dependientes de las librerías que visitó, pues este tipo de comportamientos en la sociedad liberal actual dan vergüenza. Como en el hilo anterior, entiendo la necesidad de una "estantería LGTBI", así como hay una de libros "feministas", pues entiendo que hay gente que busque libros con esta representación para verse reflejada, pero como dice Pau, eso solo ayuda a enfatizar la otredad. ¿Qué opináis vosotros? ¿Os parece que en las librerías la etiqueta LGTBI es necesaria?
 
Como veis, Alhana  ha expresado su opinión sobre el tema alto y claro. Pese a todo, he leído reseñas en las que se destacan cosas como "es un libro inclusivo" o "incluye personajes LGTBI" como si eso fuera u plus en lugar de algo normal. ¿Qué pensáis vosotros?

"Un libro puede tener una gran trama, pero si los personajes no están bien escritos, una historia de mierda. Sin embargo, un libro puede tener el argumento más simple del mundo que si los personajes están bien escritos, la gente lo amará. Personajes >> trama siempre".
Para que no penséis que solo comparto mensajes con los que estoy de acuerdo, aquí os traigo este de  Desdemona. Yo soy una persona de tramas, indudablemente, por eso los libros de personajes me aburren. Muchos de los grandes clásicos tienen una trama muy simple y personajes con gran profundidad, pero a mí no me hacen más que bostezar. No creo que sean mejores los libros con trama ni mejores los de personajes, pero sí creo que los mejores libros son aquellos que tienen tanto una magnífica trama como personajes con profundidad (como Perdida, de Gillian Flynn). Por otra parte, hay historias en las que una gran trama solo eclipsaría el mensaje de la historia (De acero, por ejemplo), y en otras la intención del autor se vería dificultada si la obra contara con personajes profundos (los de Agatha Christie).

Uf, estoy hasta el gorro de esa gente en Twitter que es susceptible a cualquier cosa. Mensajes como el que recibió Lu hacen que mucha gente tenga miedo a expresar una opinión negativa o mínimamente polémica ante nada. Por eso me gusta hacer esta sección para charlar con vosotros con libertad, pues no seréis juzgados penséis lo que penséis. Puede que os contradiga, pero siempre será sin insultar ni despreciar a nadie. Las críticas negativas de una obra son tan válidas como las positivas. Puede que me pase cuatro horas haciendo un bizcocho, que si me ha salido una basura, quiero que me lo digan. Además, a veces, lo que a uno le parece negativo, otro lo verá como positivo.

O literatura juvenil, que también es considerada inferior. El problema, como dice Trotalibros, está en juzgar a la gente y en hacer sentir mal a los demás por aquello que leen o no leen. Como ya he dicho, el buen lector lee de todo, por lo que alguien que solo lee clásicos se pierde una parte tan importante de la literatura como aquel que solo lee romántica.
 
Este consejo de Reglas de Ortografía es más un recordatorio para mí que otra cosa. Uf, no os podéis hacer a la idea de lo mucho que me cuesta recordar esto, y eso que ya he compartido otras veces mensajes parecidos, pues esa coma la veo demasiado natural. ¿Vosotros también os equivocáis en esto?

El autor de este artículo propuso matrimonio a su esposa en los agradecimientos. Me encanta la idea, pues me parece muy divertido. Supongo que lo habló con ella antes y era para hacer la broma, pero me parece muy original, me alegro de que Mariana Beatrice lo compartiera. Y os digo que no es falso porque busqué el artículo, que está colgado en Internet.

He buscado el artículo completo para asegurarme de que Nidea no compartía algo sesgado, pero no, no está justificado. Y sigue y dice que a veces se drogaba más para terminar el libro. No me cabe en la cabeza, la verdad. Uno, por cómo alguien que se sabe influyente dice este tipo de cosas, sabiendo que es un modelo a seguir, y dos, leemos por entretenimiento, ansia de aprendizaje o evasión y todo eso es incompatible o redundante con las drogas. Diría que no me importa lo que diga este señor porque no sigo a este tipo de famosos (a ningún tipo, en realidad), pero sé que mucha gente sí le sigue, y cosas como esta influyen en la percepción de esas personas, pues mensajes como este perpetuaran la idea de que leer es difícil.
 
Este comentario de Carmen Sereno surgió a raíz de las polémicas afirmaciones de Reverte (quién sino) en las que despreciaba la literatura infantil, dando entender que cualquiera podía ser escritor para niños (aquí podéis leer un resumen de la que se montó). Estoy muy de acuerdo en que no se debe considerar la literatura infantil como un género menor, no solo porque hay obras infantiles con mensajes morales muy positivos hoy en día y que enseñan cosas acerca del mundo, sino porque leer libros cuya única función es entretener no es malo: los niños tienen que cogerle el gusto a la lectura, sino luego serán incapaces de leer obras mas densas. Además, los autores de infantil cargan, no solo con la presión de cuidar cada una de sus palabras para evitar malentendidos, sino que deben ser capaces de captar la atención de los más pequeños, algo muy difícil en un mundo lleno de luces de colores y dispositivos móviles.
Este es el último hilo que os traigo hoy, esta vez de Luciana Cezara. También lo escribió a raíz de los comentarios de Reverte, pero fuera del tono crítico del anterior mensaje, ella nos comparte una anécdota personal preciosa de cómo los libros pueden ayudarte, no solo a encontrar un refugio, sino también a salir adelante en el mundo. 

Mucha gente piensa que los autopublicados son libros malos porque "ni siquiera una editorial ha querido publicarlo" o cosas como "ya has de ser vanidoso y creértelo mucho para autopublicar una obra que una editorial ha dicho que no valía un duro". Porque claro, las editoriales son organizaciones sin ánimo de lucro que velan por la difusión y evolución de la cultura, no empresas que publican solo aquello que les dará dinero seguro. No quiero ser hipócrita. Leo pocos autopublicados, en parte porque espero que haya muchos comentarios positivos antes de lanzarme a leer una obra (y los autopublicados rara vez tienen tamaña difusión) y en parte porque he encontrado demasiados con errores de estilo y corrección. Azucena Fernández tiene razón, he encontrado libros publicados por editoriales llenos de erratas, pero son una minoría en comparación con los que he leído autopublicados a los que les falta una revisión de estilo. Pese a ello, sí que es verdad que hay autopublicados que cuidan mucho su obra, eso no hay quien lo niegue. ¿Vosotros en qué tipo de libros habéis encontrado más errores?

Amén Alhana. Quizás en un futuro me apetezca leer sobre pandemias, pero ahora, que la tenemos hasta en la sopa, no gracias. He visto muchas obras sobre este tema y aunque entiendo que haya gente a la que le interese para soñar que durante el confinamiento se enamoran del vecino (pista: también podría tocarte la lotería), no me parece que sean obras que tengan más voluntad que la de entretener y yo, para evadirme, prefiero leer obras que me hagan pensar y olvidar el presente. ¿Y a vosotros os apetece leer sobre el tema?

Visto en Facebook
Bibliotecas ambulantes como esta que nos comparte Bibliotecas únicas me generan sentimientos contradictorios. Por una parte me parece muy buena idea, para tener una lectura de playa, pues puedes dejar tu libro actual si lo terminas ahí o coger uno nuevo. Es un espacio de intercambio propicio, pues mucha gente va a la playa con un libro y sin duda fomenta la lectura. Por otra parte, me preocupa el estado físico de los libros, pues seguro que la humedad del ambiente y la arena no les hacen ningún bien. Para mí, que falta una vitrina, aunque eso no evitaría la humedad. ¿Qué opináis vosotros?




No puedo menos que compartir todas estas maravillas literarias de Nerdforge. No os podéis hacer a la idea de lo mucho que me vicié a su página. Ya sabéis que no soy muy de ver vídeos, pero no pude estarme de ver cómo hacía estas maravillas. Todos estos libros son de encuadernación y forjado manual, y no es solo que nos comparta el resultado final, sino que vemos todo el proceso. Os recomiendo muchísimo darle un vistazo. Además de los libros encuadernados, también podéis ver dos sujetalibros relacionados con el mundo literario y Harry Potter que son toda una obra de arte. Miré un su página web, pero no ponía que estuvieran a la venta, si no es bajo demanda. Teniendo en cuenta el esfuerzo que hay detrás, no puedo hacerme a la idea del precio que deben tener.

Para terminar, comparto con vosotros esta publicación de Moderna de Pueblo donde denuncia el uso de la representación de la diversidad en las novelas solo para quedar bien ante el público. ¿Cómo se detecta eso? Cuando un personaje solo está para ser "el gay", "la gorda", "la negra", "la lesbiana", etc. y su caracterización se basa en estereotipos. Eso solo ayuda a estigmatizar estos colectivos y a difundir mensajes como que solo pueden aparecer en segundo plano y que nunca podrán ser nada más que su etiqueta.

Y eso es todo por hoy. ¡Nos leemos en los comentarios!