jueves, 4 de mayo de 2017

La elegancia del erizo, de Muriel Barbery

No soy muy de darle segundas oportunidades a los libros, pero esta ha sido una excepción. Traté de leer este libro hace un par de años, y aunque no tenía muchas expectativas, pensaba que sería como mínimo un libro entretenido, después de ser tan mencionado por todas partes.

Lo abandoné en el tercer capítulo.

Me exasperó lo filosófico que estaba resultando, la falta de diálogos, lo arrogante (a lo Sherlock Holmes) de la protagonista, y tras haberlo hojeado y viendo que toda la novela tenía el mismo estilo, lo dejé. Y no pensaba retomar su lectura, hasta que me topé con esta reseña de Patt, a quien le había encantado el libro. En lugar de prometerle un vano "Ya lo leeré", le confesé que le había dado una oportunidad y no me había gustado, y esa fue mi sentencia.

Al final me convenció de que le diera una segunda oportunidad. A su favor diré que he terminado el libro

Autor: Muriel Barbery
Editorial: Seix Barral
ISBN: 9789507316104
Número de páginas: 367

Género: Narrativa

Sinopsis:

En el número 7 de la calle Grenelle, un inmueble burgués de París, nada es lo que parece. Dos de sus habitantes esconden un secreto. Renée, la portera, lleva mucho tiempo fingiendo ser una mujer común. Paloma tiene doce años y oculta una inteligencia extraordinaria. Ambas llevan una vida solitaria, mientras se esfuerzan por sobrevivir y vencer la desesperanza. La llegada de un hombre misterioso al edificio propiciará el encuentro de estas dos almas gemelas. Juntas, Renée y Paloma descubrirán la belleza de las pequeñas cosas. Invocarán la magia de los placeres efímeros e inventarán un mundo mejor. La elegancia del erizo es un pequeño tesoro que nos revela cómo alcanzar la felicidad gracias a la amistad, el amor y el arte. Mientras pasamos las páginas con una sonrisa, las voces de Renée y Paloma tejen, con un lenguaje melodioso, un cautivador himno a la vida.

Por qué este título...
"La señora Michel tiene la elegancia del erizo: por fuera está cubierta de púas, una verdadera fortaleza, pero intuyo que, por dentro, tiene el mismo refinamiento sencillo de los erizos, que son animalitos falsamente indolentes, tremendamente solitarios y terriblemente elegantes"

Opinión:
Impresión: Filosófico.

Este no es un libro normal y corriente, al estilo introducción, nudo y desenlace, es más bien introducción y desenlace. Vamos, que se salta el nudo completamente. La mayor parte de este libro son reflexiones filosóficas que se sujetan con pinzas a la trama. Es como si la autora hubiera escrito un puñado de artículos filosóficos y luego hubiera querido articularlos juntos de alguna manera. A mí, no me ha convencido.


Y no, no es porque no me guste la filosofía, al contrario, me encanta encontrarme reflexiones en los libros que te hagan pensar sobre el mundo que te rodea, pero al igual que no se puede escribir un libro de humor basado en sketches, no puedes hacer una novela solo con reflexiones (Aunque por todos lados hay excepciones). Una novela sin núcleo, es una novela a la que le falta algo.

Como ya he dicho, me gusta la filosofía. A destacar, me gustaron mucho libros que tenían de base reflexiones filosóficas como Lo que encontré bajo el sofá y El primer viaje de Sócrates. A ver, tampoco quiero dar a entender que son un referente en filosofía, pero están muy bien, porque combinan en su justa medida trama y filosofía.

En La elegancia del erizo nos encontramos con que la autora nos quiere dar a conocer unas determinadas ideas filosóficas y una determinada forma de ver el mundo. Que no os digo que no, todas las reflexiones son muy acertadas, y las que he conseguido desentrañar era muy interesantes. Pero es un libro denso, que no se lee de un tirón, y con el que has de pararte a releerlos párrafos.

Los tratados de filosofía tienen el mismo problema que los discursos legales: intentan ser lo más indescifrables posibles. Una de las mayores dificultades a las que me he enfrentado al leer esta novela es la complejidad del lenguaje, de la estructura de las oraciones y de la forma de la narración. ¿De qué sirve una reflexión brillante oscurecida tras una maraña de palabras y que no se entiende? Vale, que las protagonistas sean muy inteligentes, pero las reflexiones son demasiado complejas y te pierdes.



Ya para terminar con este tema: me niego a creer que todas las personas que hablan maravillas de este libro hayan logrado comprenderlo del todo. Y siendo la filosofía la parte más importante del libro, leerlo sin entender eso sería un desperdicio. No es que el libro no se pueda entender, pero cuesta, a mí no me vale con captar la idea básica, quiero entenderlo todo. Y sin duda, este libro no es para el lector corriente, tanto por su complejidad como por su vocabulario. Mi madre sería incapaz de entenderlo, y dudo que mis compañeras de universidad pudieran. Aunque es cuestión de darle una oportunidad.



Pasemos a otro tema: los personajes. Renée es una mujer de clase media muy inteligente (aunque trata de hacerse pasar por una mujer estúpida), amante de la cultura japonesa y de la literatura rusa, portera del mismo edificio en el que vive Paloma, una niña de familia rica que tiene doce años y una inteligencia fuera de lo común, gran lectora y amante de la cultura japonesa y que vive completamente incomprendida por su entorno. Aunque al principio me resultaban un poco irritantes las protagonistas por ir tan de listillas, la autora les da tanto profundidad que he llegado a entenderlas bien. Ambas parecen fuertes y seguras, tan fuertes como el mástil de un barco, pero a medida que avanza la historia te das cuenta que en realidad son el mástil de un barco naufragado, pues están llenas de inseguridades.


Me ha parecido curioso que ambas protagonistas tardan mucho en conocerse. Viven en el mismo edificio y se conocen de vista, pero no se conocen realmente y tarda mucho a producirse ese encuentro, a pesar de que no son del todo indiferentes la una a la otra.


¡Oh! ¡Y el ambiente claustrofóbico! La mayor parte de la novela transcurre en el edificio, por lo que el lector siente la misma falta de libertad que tienen los personajes, los cuáles se ven incapaces de escapar del mundo y de la sociedad que los rodea. También son curiosas las continuas referencias a obras clásicas, música y películas, además de la presencia de haikus. No soy muy aficionada a la poesía, pero he leído haikus bonitos y estos no me han dicho nada.

Sobre el desenlace: sin duda el final es la mejor parte. Las últimas 100 páginas, en las que por fin empieza a pasar algo, han sido más llevaderas, y las últimas 50 ya ni os cuento. La novela se cierra con un final sorprendente, inesperado. Para mi sorpresa, el asunto de Paloma se cierra muy bien y el misterio de por qué Renée quiere hacerse pasar por una portera analfabeta, pese a mis dudas, se ha resuelto de una forma excelente.

En conclusión, una novela que se basa en las reflexiones filosóficas, con una narración compleja y que usa un vocabulario difícil, en la que a penas hay nudo y en la que falta tensión narrativa. Pero todo ello se compensa con unos personajes con gran profundidad y un final completamente inesperado. Sin duda, no es un libro para cualquiera.

Así, como punto de contraste, me gustaría dejaros este reseña positiva acerca de la novela en el blog Deja volar tu imaginación y por otra parte esta reseña, más negativa de Lo que leo lo cuento.

Avance en Goodreads:

PUNTUACIÓN...2'5/5!

Primeras Líneas...

Antes de terminar esta reseña, me gustaría hacer un inciso. A mí la novela no me ha gustado, pero me siento incapaz de no recomendarla, porque puede que os guste. Sí, porque pese a todas mis críticas, ¡hay gente a la que le ha gustado! Es más, ¡a Patt le ha encantado! Lo de "para gustos colores", nunca podría ser más cierto.

Que un libro nos haya encantado no quiere decir nada. No hay libros universales, libros que gusten a todo el mundo. Cuando recomendamos nuestro libro favorito, lo hacemos con la confianza de que ese libro le va a gustar a la otra persona, pero no tiene por qué ser así. A mis libros favoritos les construiría un altar, nada más terminarlos, me propongo conseguir que todo el mundo lo lea y pienso que es imposible que a alguien no les guste.

Pero todos los libros, por muy buenos que sean, tienen sus peros. Pensad en vuestros favoritos, ¿no sois capaces de imaginar a algún tipo de lector a quién no le gustaría? Pueden ser libros buenísimos, que me han encantado, pero si no te gusta la ciencia ficción, no leas El juego de Ender, si no te gusta la fantasía, no leas Elantris y El nombre del viento, si no te gustan los narradores que te hablan de tú a tú, no leas La ladrona de libros, La princesa prometida o Una serie de catastróficas desdichas. Si te gustan las tramas trepidantes, no leas Te daría el mundo. Si no te gusta la novela romántica, no leas Prohibido. Si no te gusta la ficción histórica, no leas La caída de los gigantes ni 22/11/63. Y podría seguir, podría seguir así con todos mis favoritos, y estoy segura de que vosotros también. Y es que aunque cueste admitirlo, hay libros que no están hechos para nosotros.

25 comentarios:

  1. Hola, Laura:

    ¡Anda! ¡La reseña de "La elegancia del erizo"! Pues sí que pasa tiempo desde que lees el libro hasta que llega la reseña... Tienes que tener una buena ristra de reseñas listas y pendientes de publicar...

    Lo primero es lo primero: muchísimas gracias por haberle dado una oportunidad a este libro. Me ha resultado curioso eso que mencionas de que la novela solo tiene introducción y desenlace, pero no nudo. Yo es que creo que esta novela es algo más que una novela: la "novela", la historia, es como la excusa para presentarnos a dos personajes muy peculiares y contarnos dos formas de vida. Y creo que Ana Blasfuemia acierta cuando dice que la sinopsis engaña: la editorial nos presenta una cosa que luego no encontramos en el libro y creo que precisamente ese el problema de muchas de las decepciones. El libro no va de cómo se encuentran las dos protagonistas, porque eso sucede muy adelante en el libro, sino de otra cosa. Creo que este es un claro ejemplo de como una estrategia de marketing puede resultar contraproducente.

    Coincido contigo en lo del ambiente claustrofóbico, en especial en el caso de René, que se fuerza a sí misma a no salir de su cubículo. Y también en que el final tiene muchísima fuerza y es donde empiezan a pasar cosas, donde las protagonistas dejan de reflexionar tanto y empiezan a actuar.

    Por otra parte, me ha encantado tu reflexión final sobre que para gustos los colores y que hay libros que pueden no ser para nosotros, aunque nos lo recomienden muchísimo. Con todos los libros que hay... tampoco hay problema ;) ¡Gracias por la reseña!

    Un saludo imaginativo...

    Patt


    PD: Acabo de darme cuenta de que al final no te contesté al mensaje de Goodreads u.u Me lo apunto para luego.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, ¡sí que te has dado prisa a comentar, eh! Huy, pues sí, tengo muchas pendientes, pero mejor, porque así si paso por una época de poca lectura, voy tirando. Actualmente tengo unas diez pendientes de publicar.
      Y nada, gracias a ti por insistir tanto. Puede que no hayas acertado con este libro, pero que eso no haga que no quieras recomendarme más lecturas :)
      Sobre lo del nudo, sí, eso es algo en lo que coincido con Ana Blasfuemia, todo el rato estaba impaciente por ver cuando se encontraban esos dos personajes y no es hasta el final. Coincido también en lo que comentas, no es más que una excusa para presentarnos a esos personajes, al igual que "Persona normal" no es más que una excusa para que el autor nos plantee su forma de ver el mundo.

      Jaja, es decir, ¿que a ti también te gustó que dejaran de reflexionar tanto e hicieran algo, eh?

      Me alegro que te haya gustado la reflexión, aunque he de admitir que eso de "libros que no son para nosotros" me inspiré en el prólogo de La música del silencio xD

      Un saludo de,
      una Laura filosófica.

      PD: Pues justo lo estaba pensando yo...

      Eliminar
    2. Bueno, bueno... estuvo bien que los tres personajes se relacionaran entre sí, pero más que nada por cumplir la dichosa sinopsis. Pero vamos, que ya sabes que para mí el único fallo de la edición española es la portada ;)

      Y sí, ya decía yo que esa frase me sonaba a mí de algo...

      Un saludo imaginativo...

      Patt

      Eliminar
    3. Cierto, la portada tampoco me convence, pero he de decir que gracias a ella imaginaba a Paloma así.

      Eliminar
  2. Cuando no se conecta con un libro, no se conecta y ya está. Cada libro tiene su lector, y lo que a unos les maravilla a otros les puede parecer una patata. Ahí está la magia. Yo tengo clarísimo que libros que a mí me apasionan a otras personas les parecerán un truño, y viceversa, he leído libros que todo el mundo pone por las nubes y yo les he encontrado mil pegas. Lo importante es ser sinceros cuando damos nuestra opinión, y ya cada cual decide si se acerca o no a la novela en cuestión.

    No he leído el libro en cuestión, por cierto, tiene algo que siempre me echa para atrás, y eso que con la reseña de Patt daban ganas de ir corriendo a comprarlo... pero ahí sigue, en la reserva. Ya veremos.

    ¡Besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te haya hecho reflexionar y que coincidas con mi punto de vista. Sobre este libro, entiendo que no quedes convencida, como ves, yo tuve que pensármelo mucho.

      Un saludo,
      Laura.

      Eliminar
  3. wow,me encanto tu reseña esta muy completa
    ,yo lo tengo desde hace varios años
    pero aun no lo e leido por miendo que
    no me enganche como espero pero
    gracias a tu reseña me a convencido.
    Saluditos y nos estamos leyendo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya, no creía que esta reseña fuera a animar a nadie a leerlo...pero siempre hay excepciones. Espero que te guste más que a mí ;)

      Eliminar
  4. Uy... esta claro que no es un libro para mi, pero me ha gustado eso de darle una segunda oportunidad a un libro que en un principio no nos gustó. Yo lo hice con los Pilares de la Tierra... y tampoco pude con él la segunda vez! Pero seguro que hay alguno que si que podría, jeje.
    Gracias por la reseña!
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja, es cierto, eso de darle segundas oportunidades a los libros no suele funcionar...pero a veces nos llevamos una sorpresa, cosa que me pasó con Crónica de una muerte anunciada.

      Un saludo,
      Laura.

      Eliminar
  5. Pues gracias por su sinceridad. Y no es un libro que me apeteciera mucho, así que no creo que me anime con él.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿No? Vaya, pues de entre todos mis comentaristas creía que sería a ti a quien más le interesaría...

      Un saludo,
      Laura.

      Eliminar
  6. ¡Hola, Laura! A pesar de que he leído este libro, no voy a poder entrar mucho en detalles, porque lo hice hace mucho tiempo y ya sabes que no me apasionó precisamente :-/
    Sin duda, Patt tiene poder de convicción para haber logrado que le dieras una oportunidad nuevamente a pesar de tu rechazo inicial xD
    ¿Así que no odias las filosofía? Yo le cogí una manía inmensa cuando la estudiaba en el instituto y desde entonces me alejo de cualquier libro centrado en eso.
    Si me acuerdo de tener que hacer lo que dices de releer ciertas partes, pero lo mío fue una lectura sin pausa porque sabía que tenía que devolvérselo a la persona que me lo prestó.
    Si no me equivoco, Paloma me caía como una patada, aunque al avanzar la situación mejoró.
    Coincido en que el final fue totalmente inesperado y de lo más impactante :(
    Me ha gustado mucho tu inciso, ya que a veces, cuando decimos que un libro no nos gusta, parece que estamos cometiendo un pecado e infravalorando al lector que sí lo amó. Pero no, cada cuál tiene su opinión y todas son respetables.
    ¡Saludos! ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Le tienes manía a la filosofía? (cara de "El grito") Uy, uy, eso va a haber que cambiarlo. Me voy a poner a pensar en un libro que pueda gustarte y que sea filosófico porque esto no puede ser. La filosofía es apasionante. El problema que tú tienes no es nada nuevo y es la manera que tienen algunos profesores de impartir esta asignatura, haciéndola tediosa a más no poder. Precisamente hoy estaba hablando sobre el tema con un licenciado en filosofía, mira tú que casualidad. Es un ámbito muy interesante y muy, muy importante (de ahí la catástrofe que supondría que la quitaran del plan de estudios). Así que nada, ya tengo tarea (Patt se va con expresión de "manos a la obra").

      Un saludo imaginativo...

      Patt

      Eliminar
    2. ¡Hola, Patt! Veo complicado que encuentres un libro filosófico que me guste xD Respecto a la manera de impartir las clases, la mayoría de las que yo tuve estuvieron centradas en aprenderse la vida de los filósofos o teorías y definiciones (algunas de las cuales no eran muy comprensibles). Lo único que recuerdo que me apasionó en esas clases fue descubrir y analizar El mito de la Caverna, ya que lo vi curioso y me hizo reflexionar.
      Pero nada, si te apetece encontrarme el libro perfecto de este estilo, adelante :D Eso sí, primero debo leer alguno de los que Laura está desesperada porque lea, ya que va a pensar que ignoro sus sugerencias jajaj
      ¡Saludos! ;-)

      Eliminar
    3. ¡Hola a ambas! Empezaré por Omaira:
      Nada, solo decirte que por lo que leo, coincidimos en todo (y entiendo que no recuerdes mucho qué pasa, a parte del final, no pasan muchas cosas) excepto en lo de la filosofía. A mí me encanta que un libro me haga reflexionar, pero odio cuando usa un lenguaje excesivamente complejo para parecer más culto.
      Coincido con Patt en que es posible encontrar un libro filosófico que te guste (aunque no sé si fiarme mucho de Patt si a ella le gustan filosóficos como este).
      Entiendo que la clase de filosofía te aburriera, la base para que te guste es tener un buen profesor, y por lo que cuentas, no lo tuviste. Sí, a mí lo del mito de la caverna también me pareció curioso y me hizo reflexionar, así como el resto de teorías, pero estas si no están explicadas de una manera clara, no se entienden.
      A Patt:
      ¡Vaya! No tenía ni idea de que pensaran quitarla del plan de estudio ("El grito"), ya me pareció una pena que quitaran ética :/

      Un saludo filosófico,
      Laura.

      PD: Omaira, prepárate, que te estoy preparando una lista :)

      Eliminar
    4. Oye, oye, ¿qué quieres decir con esto: "aunque no sé si fiarme mucho de Patt si a ella le gustan filosóficos como este"? ¬¬

      Y respecto a lo del plan de estudios... pues sí, lamentablemente es algo que está sobre la mesa, pero espero que no se llegue a hacer realidad.

      Un saludo imaginativo...

      Patt

      Eliminar
  7. hola,
    ahora mismo no me apetece para nada una lectura complicada, ademas que no me ha llamado nunca este libro. Gracias por tu sinceridad y espero que te guste mucho mas el proximo libro que leas

    besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por pasarte por aquí y confiar en mi criterio ;)

      Eliminar
  8. Pues querida Laura, has hecho una gran reseña de un libro que tiene muchas opiniones. Yo quiero leerla, pero me echa para atrás que como tú dices, sean reflexiones que sostienen con pinzas la trama. No me gustan los libros donde sólo divagan, aunque sí me gusta que en un buen argumento, haya buenas reflexiones. Gracias también por incluirnos al final dos tipos de reseñas muy diferentes entre sí, hace mucho más objetiva tu valoración.

    Un abrazo, Laura.
    Te espero en La Reina Lectora

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entiendo que te sientas dudosa, como ves,las opiniones al respecto son muy variadas, siento no poderte ser de más ayuda :/

      Eliminar
  9. Hola.

    A mi también me gustan mucho las reflexiones en los libros, pero claro lo que comentas tiene toda la lógica del mundo, si no hay base no hay lógica, creo que una buena historia bien llevaba con reflexiones es algo increíble y acabas por adorar la lectura, pero así no creo que a mi tampoco llegue a interesarme leerlo. Ahora mismo el estado en el que me encuentro prefiero libros algo más sencillos o por lo menos algo menos densos, porque si ya su lectura me comentas que es complicada no, definitivamente no es tampoco un libro para mi, y te agradezco tu reseña porque lo tenía para leer en el kindle de hace tiempo.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entiendo perfectamente tu decisión, es un libro que hay que leer en el momento adecuado y si ahora buscas algo ligero, será que no, yo tuve que releer un montón de cosas y se me hizo muy densa...
      Y sí, aunque las reflexiones fueran buenas, me faltó trama, aunque no te voy a decir que no lo leas en absoluto, porque ya ves, para gustos colores.

      Un beso,
      Laura.

      Eliminar
  10. Hola Laura! este libro quize leerlo cuando el año pasado leí Sabro a provenza de Nina George, y al final del libro trae una especie de recetario de libros recomendando lecturas para diferentes dolencias. Uno de los que recomendaba era este pero no recuerdo para que dolencia emocional. Me llamó la atención pero no lo busqué, creo que ahora menos jajaja. No lo descarto por completo pero de momento lo dejo pasar.

    Gracias por la reseña

    un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya, ¿en serio? Qué curioso...no tenía ni idea de ese libro. ;)

      Eliminar

"Sabes que has leído un buen libro cuando al cerrar la tapa después de haber leído la última página te sientes como si hubieras perdido a un amigo." Paul Sweeney