viernes, 8 de febrero de 2019

Frases memorables Las ventajas de ser un marginado


"Aceptamos el amor que creemos merecer"

La frase memorable que os traigo hoy pertenece al libro Las ventajas de ser un marginado, de Stephen Chbosky. Entre su publicación y la película se hizo muy famoso en su momento y al final me decidí a leerlo. A mí me pareció entretenido y me gustó especialmente por el retrato que hace del mundo de un adolescente y el realismo que impregna sus páginas. Por si tenéis curiosidad, os dejo con el enlace a mi reseña

Una de las cosas más destacables que tiene este libro es lo citable que es. En todas las reseñas hay un montón de citas y la gente ha destacado muchísimos fragmentos. Pero yo solo quiero rescatar este que os traigo hoy y que me pareció impactante. 

Conozco a gente cuyas relaciones no entiendo. Tengo amigas que están con gente que claramente no las merece. Y las observo (porque he hablado con ellas, pero no sirve de nada) con incredulidad, incapaz de entender por qué se conforman con tan poco. Y leo esta frase y lo entiendo.  Ellas no aspiran a más porque no creen merecer más. Y eso me indigna pero hace que las comprenda mejor.

¡Eh! Que tampoco quiero estar echándome flores. Y es que he de admitir que con los amigos yo también soy un poco así. A mis amigos no les pido nunca nada, hago lo imposible por ellos, soy su pañuelo de lágrimas sin dejar que ellos lo sean por mí y les perdono cualquier cosa. Y es que de pequeña no tenía demasiados amigos so, ahora que los tengo...no quiero perderlos. Lo sé, lo sé, no debería actuar así pero...estoy trabajando en ello.

Y como siempre, me gusta relacionar este tipo de frases con los libros. En este caso, quiero destacar el hecho de que en las novelas esto sucede en muy pocas ocasiones. Las protagonistas, no importa en qué época está ambientado un libro, nunca se conforman con menos de lo que merecen, y si es así, siempre viene alguien, les da una torta, les suelta un sermón, y les convence para que no se conformen. Ojalá la vida real fuera así. Uno de los pocos casos que se me ocurren que no pasa así es Charlotte Lucas y el señor Collins en Orgullo y prejuicio. 

Y hasta aquí la entrada de hoy. ¿Se os ocurren más ejemplos en literatura? ¿Conocéis a gente en la vida real que se conforme de esta manera? ¿Os ha pasado a vosotros? ¿Cuál es vuestra frase favorita del libro?


16 comentarios:

  1. Hola!
    Este libro me lo han recomendado un montón, así que espero leerlo pronto.
    Besitos :)

    ResponderEliminar
  2. Hola Laura!! Pues no sé, puede que me anime con él. ¡Genial reseña! Besos!!

    ResponderEliminar
  3. Me gustan mucho este tipo d eentradas, porque en ellas relacionas la vida real a los libros y eso siempre es muy interesante de ver.

    En mi caso no me acuerdo de ninguna otra frase de ese libro, pero me gustó mucho el análisis que tu hiciste

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola! Pues la verdad es que no lo he leído pero es una novela a la que le tengo ganas. Me ha gustado mucho como lo has analizado. Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿No? Vaya, pues durante un tiempo fue todo un boom. Espero que te animes y me alegro de que te haya gustado la entrada^^

      Eliminar
  5. Hola.
    Leí el libro hace tiempo y la verdad es que es una maravilla porque como dices tiene muchas citas y encima acaban por dejarte unos mensajes increíbles e inolvidables. Sin duda yo también soy así con con mis amigos, pero poco a poco y gracias a una amiga estoy aprendiendo a aspirar a más, hay que quererse un poco más y a valorarse.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es eso, el libro está bien por todos los mensajes que tiene. Y ánimo con eso de aspirar a más, ¡nosotras podemos!

      Eliminar
  6. No lo he leído, pero creo que voy a tener que ponerlo en la lista de pendientes ;D

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola, Laura! ^^

    Sí, esto es real: ¡por fin me paso por aquí! ^^ Lo sé, lo sé, debería empezar a ponerme al día, porque tengo la tira de entradas pendientes :S
    Pues que me ha encantado, sí, sí. Creo que sobra decir (escribir) lo que opino del tema, básicamente por lo he dejado claro como medio millón de veces. En cualquier caso, lo reitero: si alguien no te merece, una patada. No hay que aguantar por nadie. No vale la pena. La vida es nosotras, nosotros y nuestras circunstancias, ¿no?; pues si a "x" persona se le gira y pasa a ser un puto grano en el culo, lo mejor es que corra el aire.
    Las relaciones... es que se me llena la boca con estas cosas. Me da muchísima rabia cuando una amiga o un amigo, está con alguien que, como comentas, no le merece. Quiero decir, no es que haya un estándar, un tipo estable en el que debamos colocar a esa pareja hipotética. El problema es cómo se comporte. ¿Cuántas veces te ha pasado que ves como a una amiga le contesta su novio como si fuera idiota y te entran ganas de darle un bofetón? A mí muchas. Muchas, porque no soporto que la gente trague mierda. Vamos a ver, ¿te pueden pisar, pero no puedes quejarte? Esto no funciona así.
    Me ha parecido triste lo que comentas de que lo perdonas todo :( Entiendo el motivo, pero ya sabes que soy de opinión diferente. Siempre digo que cuando me peleo, suelo hacerlo para que no haya marcha atrás. Eso sí, tengo bastante más paciencia de la que parece. Recuerdo una amiga a la que se lo perdonaba todo. Absolutamente todo. Puñaladas, desplantes y comentarios que me sentaban como un tiro. Todo. Hasta que se me hincharon los ovarios y dije basta. Una buena amiga me dijo un día que sienta muy bien mandar a la mierda a alguien a quién no te tragas. Es cierto. Joder, si es cierto.
    Poquito más que decir, Laura. Me ha encantado la entrada, pero eso ya lo sabes ;) Y, nada, algún día, no sé cuándo, leeré el libro jajajajajajajajaja
    ¡Un besazo muy pero que muy grande y feliz domingo, guapísima! ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Bah, no te preocupis, serà difícil que vagis més enrere que jo sobre llegir entrades...
      Muy de acuerdo con la primera parte del comentario, toda una verdad. Sobre lo de perdonarlo todo... ya, estoy trabajando en ello, pero a mi me hace sentir muy mal decirle a alguien lo que me molesta de esa persona, no me pasaría como a ti que me sentiría bien. Lo he hecho alguna vez y aún me siento mal al recordarlo :/

      En fin, gracias por pasar por aquí ;)

      Eliminar
  8. Tienes razón es un libro con un montón de frases destacables, la que mencionas me gusta mucho y creo que si que hay mucha gente así.
    Un beso

    ResponderEliminar
  9. Hola, Laura:

    Poco más tengo que añadir. Creo que esta frase es una verdad como un templo. Y es que a veces se nos vuelve en contra. Este libro me gustó mucho. Me voy a pasar por la reseña a ver qué opinaste sobre él...

    Un saludo imaginativo...

    Patt

    ResponderEliminar

"Sabes que has leído un buen libro cuando al cerrar la tapa después de haber leído la última página te sientes como si hubieras perdido a un amigo." Paul Sweeney