domingo, 4 de enero de 2015

Trilogía Divergente, Libro I: Divergente, de Veronica Roth

Hacía mucho que tenía pendiente esta trilogía, pues no paraba de leer y oír buenas críticas de ella. Es más, me he resistido a ver la película no sin antes haber leído el libro. Pero al fin lo he hecho, y la verdad es que me arrepiento de no haberla leído antes, pues ha sido increíble. Aquí os dejo la reseña:

Titulo: Divergente
Autor: Veronica Roth
Año: 2011
Traducido por: Pilar Ramírez Tello
Editorial: Molino
Temática: Novela
Páginas: 464
ISBN: 9788427201187

Sinopsis:
En el Chicago distópico de Beatrice Prior, la sociedad está dividida en cinco facciones, cada una de ellas dedicada a cultivar una virtud concreta: Verdad (los sinceros), Abnegación (los altruistas), Osadía (los valientes), Cordialidad (los pacíficos) y Erudición (los inteligentes). En una ceremonia anual, todos los chicos de dieciséis años deben decidir a qué facción dedicarán el resto de sus vidas. Beatrice tiene que elegir entre quedarse con su familia o ser quien realmente es, no puede tener ambas cosas. Así que toma una decisión que sorprenderá a todo el mundo, incluida ella. Durante el competitivo proceso de iniciación posterior, Beatrice decide pasar a llamarse Tris e intenta averiguar quiénes son sus verdaderos amigos, y dónde encaja en su vida enamorarse de un chico que unas veces resulta fascinante y otras la exaspera. Sin embargo, Tris también tiene un secreto, algo que no ha contado a nadie para no poner su vida en peligro. Cuando descubre un conflicto que amenaza con desbaratar la, en apariencia, perfecta sociedad en la que vive, también averigua que su secreto podría ser la clave para salvar a los que ama o… para acabar muerta.

Por qué este título...
"―Espere ―la interrumpo―. ¿Así que no tiene idea de cuál es mi capacidad? 
―Sí y no. Mi conclusión  ―explica―, es que demostraste igual aptitud para Abnegación, Intrepidez, y Sabiduría. Las personas que reciben este tipo de resultados son... ―Mira sobre su hombro como si espera que alguien apareciera detrás de ella―... Se llaman... Divergentes ―dice la última palabra en voz tan 
baja que casi no la escucho, y se tensa, la mirada de preocupación vuelve. Ella camina alrededor de la silla y se acerca a mí. "

Opinión:
Impresión: Me ha encantado

Sé que muchos comparan este libro con Los Juegos del Hambre, pero no hay nada que ver. ¿Qué pasa, que por ser una distopia tienen que ser todos iguales? Pues no señor.

Lo mejor del libro es sin duda, su originalidad. El mundo se halla dividido en cinco facciones, y cada una de ellas defiende un modo de vida. Al cumplir los dieciséis, los jóvenes deben decidir en qué facción quieren pasar el resto de sus días y superar una prueba de Iniciación.

Me ha gustado mucho cómo se plantea este mundo y las diversas pruebas y el entrenamiento al que debe someterse Tris, además de la constante evolución de su personalidad. Los demás personajes también me han gustado mucho, y cada uno es único, tanto los amigos de Tris (Al, Christina), como sus enemigos (Peter, Molly).

Además, al igual que Tris, te paras a pensar qué está bien y qué no, y también a dudar de qué es lo realmente correcto y quiénes son de verdad tus amigos. Los sentimientos de Tris, sus dudas, miedos y contradicciones internas, están muy bien expresados, además de que, en general, la narración sigue muy buen ritmo. 

Esto es porque la novela está plagada de acción, no hay descripciones aburridas y los personajes siempre están en movimiento o al borde del peligro. Así, se consigue mantener la tensión y la emoción.

Aún así, hay un par de detalles que no me han terminado de gustar, y se trata de la organización tanto de las facciones como del gobierno. Por una parte, no entiendo esa necesidad de hacer una elección a tan temprana edad, y que luego, necesariamente, quedes como marcado y seas por siempre leal a los ideales de tu facción. por mucho que se trate de instruir a alguien para que piense de un modo u otro, no todo es blanco o negro, sino que (y no solo los divergentes) casi todos deberían ser grises.

Además, tampoco me parece justo el trato respecto a los que no tienen facción. Osea, ¿porque no eres capaz de subir a la primera a un tren en marcha quedas marcado de por vida? Me parece excesivo. ¿Y eso lo aceptan los Abnegados?


En cuanto al romance, no es demasiado intenso, aunque sí lo suficiente para una buena historia de acción. Cuatro, es un personaje que me ha gustado mucho, principalmente por su misterio y porque solo demuestra sus sentimientos de tanto en tanto.

Y ahora ya me he quedado sin ideas. Es cierto, no sé qué más decir. Porque todo lo demás me ha gustado mucho, pero no puedo hablar de las cosas por separado, sino que es el conjunto de todo lo que hace este libro tan especial, lo que hace que esta sea una historia tan atrayente, con tanto ritmo y tan bien cohesionada.


Y es que, tengo que admitirlo, pero este ha sido un libro del que no he podido apartarme ni un segundo. Es más, confieso que lo he leído de un tirón, en una noche. Porque la intriga no me dejaba dormir, porque necesitaba descubrir qué iba a hacer Tris, necesitaba ver qué pasos iba a dar y como se iba a desarrollar la historia.

El final, es muy abierto, por lo que estoy impaciente por ir a la biblioteca en busca del siguiente, y la verdad es que me ha sorprendido, pues la autora, a diferencia de lo que pensaba en un principio, tiene algo de Suzanne Collins, aunque le ha faltado algo más de sentimiento a esas escenas tan tristes.

En conclusión, sin duda es el inicio de una trilogía que parece ser trepidante y que  quiero seguir leyendo a toda costado. ¡Os la recomiendo sin dudarlo!

PUNTUACIÓN 4/5!
 
Primeras Líneas...

5 comentarios:

  1. No es una saga que me llame pero me alegra que hayas disfrutado con este primer libro.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  2. Me gustaron los 2 primeros pero el tercero me pareció tan flojo que la saga no está entre mis favoritas -.-

    Besooooos =)

    ResponderEliminar

"Sabes que has leído un buen libro cuando al cerrar la tapa después de haber leído la última página te sientes como si hubieras perdido a un amigo." Paul Sweeney