domingo, 17 de diciembre de 2017

Cantar de Mio Cid, de Anónimo/ Francisco A. Marcos Marín/ Ian Michael

Leer este libro era la ilusión de mi vida (no).

Como os podéis imaginar, la lectura de este libro ha sido incentivada por una asignatura que hago este curso, Literatura Española Medieval. He de decir que, pese a lo que podáis pensar, en un principio me hacía ilusión tener una excusa para leerlo.

Hace muchos años, cuando estudié este tema en el colegio, se incluían varios fragmentos de esta obra, y la verdad es que sonaba todo muy épico y la rima era fantástica. Así que no lo empecé de morros. ¿Problema? Que la profesora nos dijo que lo leyéramos en castellano antiguo.

La parte positiva era que yo ya tenía el libro por casa. La parte negativa era que mi edición no tenía ni una nota a pie de página. NI UNA. Y claro, estaba yo toda traumatizada porque no me enteraba de la misa la mitad. Y me quejé a la profesora y esta me dijo "¿y por qué no usas una de las ediciones que he recomendado?" (Pues porque es la edición que tenía por casa y no te quiero dar comisión ¬¬)

En fin, ante este problema, decidí consultar la biblioteca, en la que encontré unas diez ediciones diferentes, pero yo escogí dos, una con el texto modernizado y otra en versión original. Podría contaros los pros y contras de las diferentes ediciones que encontré, pero me limitaré a hablaros de las dos que elegí.


a) Poema de Mio Cid, de Ian Michael: En esta edición el texto solo está en castellano antiguo. Se lee bastante bien (dentro de lo que cabe), la ortografía no está modernizada, pero es bastante regular, aunque en general creo que debe ser un fiel reflejo del manuscrito original, donde a veces había confusiones. Hay muchas notas a pie de página con una información muy completa, quizás si simplemente queréis leer el libro, la información sea DEMASIADO completa. Básicamente, yo lo usaba para las palabras que no comprendía y el resto de la información pues me la pasé un poco por el forro, porque eran cosas ortográficas o geográficas. Eso sí, las notas a pie de página estaban numeradas por verso, pero los versos estaban numerados de cinco en cinco, por lo que tenía que pararme a contar qué verso era el que no conocía la palabra y fue algo molesto.

b) Cantar de Mio Cid, de Francisco A. Marcos Marín: En esta edición el texto estaba en castellano antiguo en una página y en la contigua el equivalente en versión modernizada. La parte en castellano antiguo no me gustaba como estaba, muchas cursivas para las palabras mal escritas, guiones raros y no estaba la marca de cesura. Además, las notas al pie eran sobre todo ortográficas, por lo que no me servía. Pero la parte en castellano moderno estaba bastante bien. Puede que al autor se le fuera un poco la mano, porque en general bastaba con escribir bien las palabras para que se entendiera, pero vaya, es una versión muy fiel al original.

¿Y cuál ha sido mi impresión general de esta lectura?

La lectura de Cantar de Mio Cid en castellano antiguo ha sido difícil. Me costaba engancharme porque de diez veces nueve tenía que pararme a buscar el significado de una palabra. Pero en general todo se entendía bien y se podía seguir el hilo de la narración. En cuanto a la versión modernizada, se lee perfectamente y te permite rellenar un montón de huecos y captar los matices. Eso sí, la versión original no tiene ese toque épico y no hay rima, por lo que el texto en ese sentido pierde. Personalmente, sin darme cuenta, mientras leía la versión modernizada, automáticamente cambiaba las palabras finales por las de la versión original, porque sonaba mejor.

En cuanto al contenido de la historia, bueno, como mínimo hay acción, algo que siempre me quejo que falta en los clásicos. Sin duda, en ese aspecto no me he aburrido, pues hay acción constante y las descripciones son pocas. También es verdad que la trama no es gran cosa, pero vaya, no puedo pedir más. En ese aspecto, esperaba algo más impresionante, quizás algún giro inesperado o cosas repentinas, pero no, todo es bastante previsible, y siempre se allana el terreno, avisándote de lo que vendrá.

 En cuanto a la forma, no hay regularidad métrica y la rima es asonante (os hablo de la versión original) e incluso al rima asonante a veces falla. Pero aún así, me ha gustado que todo sonara muy épico y que en general todo fuera muy visual, me podía imaginar las situaciones a la perfección. Además, no hay fragmentos complejos y poéticos con mil metáforas y tal, sino que en general va al grano sin dejar de sonar bien.


Lo que me ha sorprendido es la longitud del texto, unos 3700 versos, y que con un texto tan largo se consiga que todo sea coherente y se mantenga un hilo narrativo tan bueno.  No sé, no me puedo imaginar aprenderme todos esos versos de memoria y ganarme la vida recitándolos, me parece increíble la memoria de los juglares de aquella época, los cuáles ni siquiera tenían el texto escrito para estudiárselo. Es cierto que hay un par de detalles que no terminan de pulirse (¿Al final el Cid paga a los judíos o no? No se sabe), pero vaya, en una narración oral no se percibiría en absoluto.

Como queja, diré que hay dos cosas importantes para el argumento que no me han terminado de cuadrar y como no pienso decírselo a la profesora, si alguien de vosotros quiere debatirlo en los comentarios, soy toda orejas. 1) ¿Por qué los moros, después de que el Cid conquiste sus ciudades, alaban tanto al Cid? Y no, no es sarcasmo. 2) No entiendo el plan de los Infantes para deshonrar al Cid, no entiendo que pretendían ganar con lo que hacen. ¿Cómo esperaban librarse del castigo? #NonSense Esperaba que tuvieran un as en la manga y no.

En cuanto a los personajes, bueno, a parte del Cid no están muy caracterizados (y del Cid no sabemos ni su aspecto), pero vaya él como personaje se nos presenta como una persona que quiere a su familia y a su rey, religiosa y valiente, combativa y generosa (aunque luego asesina a moros a tuerto y derecho, pero es el prota, ok, se lo perdonamos) y es bastante humano (pese a tener la fuerza y habilidad de hércules, pero ok) en cuanto a sentimientos, pues incluso llora, algo que no hacen los protagonistas masculinos actuales.

En fin, poco más me queda por decir. ¿Os lo recomiendo? Bueno...Puedo decir que no es una lectura tan terrible como pensaba, tiene acción y se lee con facilidad, además de tener una trama aceptable y sonar muy épico en muchas ocasiones. Eso sí, si no queréis morir en el intento, es mejor la versión modernizada.

Y vosotros, ¿qué opináis? ¿Os hicieron leer este libro en el colegio/universidad? ¿Qué versión? ¿Os atreveríais a leerlo?

Primeras Líneas...(os dejo con las dos versiones)



jueves, 14 de diciembre de 2017

Viñeta del lector 35#



Hace unas semanas descubrí que M, la chica que se sienta a mi lado en clase de alemán, no solo el gusta leer, si no que es una gran fan de Brandon Sanderson. ¡Uno de mis autores favoritos! Y cuando las dos nos dimos cuenta de que nos gustaban los libros de un mismo autor fue algo así:


Y luego me enteré de que también había leído El nombre del viento Resultado de imagen de corazón emoticon
Ya le puedo decir adiós a mis clases de alemán, cuando nos ponemos en Modo fangirl, no nos enteramos de nada.

Me pasó algo parecido hace un año. Mi amiga E no sabía qué leer empecé a recomendarle mis libros favoritos, le encantaron y no sabéis lo bien que lo he pasado escuchando sus audios. Fue como volver a leer los libros.
Y es que estoy segura de que a vosotros también os pasa, que en vuestro círculo de amistades no hay muchos lectores, por eso, ver a alguien leyendo y además un libro que te gusta, es todo un descubrimiento. En el autobús, siempre que veo a alguien leyendo pienso "esa persona me caería bien". ¡Sin importar el libro que esté leyendo! Como mínimo tendríamos un tema de conversación común. Y mirad que soy tímida, pero si un día veo a alguien leyendo uno de mis libros favoritos, sin duda le diré algo.

Porque a veces, para que un libro os recomiende a alguien, no hace falta que sea tu libro favorito, basta que sea tu libro cualquiera. El simple hecho de compartir el acto de leer ya nos hace pertenecer a un grupo. Incluso te puedes llevar bien con aquellos a los que no les gustan tus libros favoritos, porque tenéis una pasión en común.

Y a vosotros, ¿os ha pasado alguna vez que un libro os haya recomendado a una persona?

lunes, 11 de diciembre de 2017

Saga Cazadores de sombras, Libro IV: Ciudad de los ángeles caídos, de Cassandra Clare

No tenía intención de leer este libro. Los tres primeros me gustaron mucho, pero me parecieron bastante autoconclusivos. Leí Los orígenes y volví a enamorarme de la prosa de la autora, pero ya hacía tanto que me había leído los primeros que me daba mucha pereza seguir con estos.

Este verano, mi amiga Espe leyó toda la saga y me insistió muchísimo para que los leyera. Además, Omaira decidió leerse la saga y...al final cedí y hicimos una lectura conjunta. La verdad, es que he disfrutado mucho de poder comentar con ambas el libro a medida que lo iba leyendo, ha sido genial :)

Y bueno, ahora sí, paso a la reseña.

Título: Ciudad de los Ángeles Caídos
Autora: Cassandra Clare
Editorial: Destino
Saga: Cazadores de Sombras IV
Páginas: 415
Encuadernación: Tapa dura
ISBN: 9788408099574
Traductora: Isabel Murillo

Sinopsis:
Alguien está dando muerte a los cazadores de sombras del círculo de Valentine, y esas muertes enemistan de nuevo a los cazadores de sombras con los subterráneos. Sólo Simon, ahora convertido en vampiro, podrá evitar el enfrentamiento. Mientras, Clary y Jace descubrirán un misterio que los llevará a fortalecer su relación o... a destruirla para siempre.

Opinión:

Uno de los problemas que he tenido con este libro es que me faltaban detalles. Como ya os he comentado, hacía mucho que había leído los otros tres, y se notaba. Espe y Omaira lo pueden confirmar, que cada dos por tres les estaba preguntado por cosas que no recordaba. A favor del libro diré que cada vez que aparece algo importante de los libros anteriores, la autora hace un pequeño resumen, cosa que ha sido muy útil, pues me recordaba las cosas sin hacerlo de manera intrusiva y sin molestar, así que no he tenido muchos problemas.

En cuanto al libro, destaca el protagonismo de Simon. Si en los otros libros había sido más un personaje secundario, en este cobra más importancia. Simon siempre me ha gustado como personaje. En este tipo de libros de fantasía urbana, por lo general el protagonista se adentra en el nuevo mundo ignorando por completo su vida hasta aquel momento, por eso me gustó que Clary se trajera parte de su mundo. Para mí, Simon, pese a ser un vampiro, ancla la historia a la vida cotidiana y nos la acerca. Además, es un personaje que en este libro está mucho más trabajado, lo conocemos más a fondo y no es tan dependiente de Clary como en los otros libros.

Por supuesto, Clary y Jace tienen un gran protagonismo, pero cabe destacar la presencia de nuevos personajes y el hecho de que la novela no esté centrada exclusivamente en ellos dos, sino que los secundarios se convierten en principales. Así, sabemos más de Isabelle o Maia, por ejemplo.

¿El problema? Que hay demasiados frentes abiertos. La trama se diversifica en numerosos puntos de vista. Es interesante conocer la situación de todos los personajes, pero sin duda es algo que hace que la trama principal no avance y que el ritmo sea algo lento, pues ves que pasan páginas y páginas y no ha pasado nada.

Porque sí, por desgracia, es un libro algo introductorio, al igual que el primero de la trilogía. Más que nada, se centra en asentar las bases del nuevo conflicto que se está cocinando, sin mojarse demasiado. Que sí, que al final, como siempre, la cosa se anima, y las 100 últimas páginas han estado llenas de acción y han sido un no parar, pero en general, he notado que le faltaba un poco de chispa. Y no le ha faltado chispa solo al ritmo, también he encontrado algo menos de humor que en los otros libros, pese a que se sigue dando mucha importancia al sarcasmo y la ironía, algo que me encanta


En cuanto a la relación entre Clary y Jace, no me ha convencido. Pensaba que esta trama quedaría completamente cerrada en el libro anterior, pero aquí veo que no ha sido así. Pobrecitos, ¡merecen un poco de paz! Sigue habiendo problemas entre ambos y me hubiera gustado que hubiera más comunicación entre ellos. De todas maneras, me gusta la forma poética e intensa que tiene la autora de transmitirnos sus sentimientos, aunque sea de manera interna, pues como he dicho, no se lo dicen el uno al otro.


En cuanto a la narrativa, sin duda es el estilo de Clare. Me gusta. Tiene un algo que engancha. No es complicada y todo se lee con mucha facilidad. Es cercana, como si te hablara a ti, pero al mismo tiempo es poética y logra enlazar una palabra con la otra a la perfección.

Y lo mejor sin duda, ha sido el final. Las últimas cien páginas están cargadas de acción es un no para, constantemente pasan cosas y todas las tramas se juntan en una sola, de manera que el ritmo es frenético. Por no hablar del final de infarto, que te deja con muchas ganas de saber cómo será el siguiente.

En conclusión, un libro algo flojo. La autora ha sabido exprimir la historia al máximo y se ha sacado otra historia de la manga, como yo temía. Aún así, la nueva trama es interesante, sigue habiendo las dosis justas de humor, romance y acción. Se nota cómo la autora maneja los hilos y va complicando la historia cada vez más, sin perder la esencia. Unos personajes atractivos y un estilo narrativo fantástico que hacen que sea un libro prometedor. Pero yo esperaba más.

Y vosotros, ¿qué opináis? ¿Habéis leído alguno de los libros de la autora? ¿Os parece que está aprovechándose demasiado y exprimiendo el tema en exceso? ¿Qué hacéis cuando hay una gran distancia entre la lectura de un libro y otro de una saga?

Y ya para terminar, os dejo con mi avance en Goodreads:


PUNTUACIÓN...3'5/5!

Primeras Líneas...

viernes, 8 de diciembre de 2017

Frases memorables: Forbidden


"No hay leyes ni límites en los sentimientos, Maya. Podemos amarnos tan profundamente como queramos. Nadie, Maya, nadie podrá quitarnos eso, nunca."

"Puede que parezca confiada y habladora, pero paso la mayor parte de mi tiempo riéndome de chistes que no encuentro graciosos, diciendo cosas que realmente no quiero decir. Porque al fin y al cabo eso es lo que todos estamos tratando de hacer: encajar, de una u otra manera, tratando desesperadamente de fingir que todos somos iguales."

¡No me diréis que la primera cita no es preciosa! Y casualmente, en el libro que estoy leyendo ahora, 1984, se dice algo muy parecido. A veces, nos lo quitan todo y ya lo único que podemos dar es nuestro amor.

Y la segunda cita...me marcó mucho, porque me sentí muy identificada. No solo en la adolescencia, nuestra vida entera se basa en encajar, en fingir que somos como los demás y lo hacemos tan bien que a veces incluso nos lo creemos. Pensad por un momento las últimas cosas que habéis hecho con los demás. ¿Lo habéis hecho porque queríais o porque queríais encajar? No hay que tener miedo a ser la pieza que no encaja en el rompecabezas porque a veces, simplemente no perteneces ahí y eso no tiene nada de malo. Hay que tener el valor de ser uno mismo, sin que importe lo que digan los demás. ¿Qué más da lo que piensen de ti? Ya basta de "hacer esto aunque no me apetezca" porque nadie te lo va a agradecer, vas a sufrir, te vas a engañar a ti misma sin ninguna razón, sin ganar nada.

¿Y de dónde salen ambas citas? De Forbidden o Prohibido de Tabitha Suzuma. Es una historia de amor entre dos hermanos que, para mi sorpresa, me encantó. Por la relación prohibida, por lo bien justificado que estaba todo, por los sentimientos a flor de piel y sobre todo por ese sentimiento de rebeldía, de querer escapar de las cadenas, que impregna todo el libro. Además, el estilo narrativo me pareció bastante maduro, mucho más que las novelas New Adult que publican últimamente. Aquí os dejo el enlace a mi reseña, por si sentís curiosidad. De este mismo tema me han recomendado Flores en el ático, a ver cuándo consigo todos los libros y los leo.

PD: Al pasar por la reseña, me he dado cuenta de que le puse un 3'5/5 aunque del recuerdo que guardo lo subiría a un 4/5. No lo haré porque respeto la puntuación que le dí en su momento, simplemente lo comentaba porque es curioso.

martes, 5 de diciembre de 2017

Las quince vidas de Harry August, de Claire North

Soy muy fan de los viajes en el tiempo. Es un tema que me apasiona. El problema es que muchos libros de este tipo no están bien planteados, no los justifican lo suficiente y no tienen en cuenta paradojas ni algunas de las implicaciones de los viajes en el tiempo. Hay series a las que les pasa lo mismo.

Pero Sueños entre letras reseñó este libro y le gustó, y por eso decidí leerlo. Bueno, también ayudó que estuviera como novedad en la biblioteca, pero vaya, ese es un detalle sin importancia.

Título: Las quince vidas de Harry August
Autora: Claire North
Nº de páginas: 416 págs.
Editorial: Hidra
Lengua: Castellano
Encuadernación: Tapa blanda
ISBN: 9788415709978
Año edición: 2015
Plaza de edición: España
Traductor: Jaime Valero Martínez

Sinopsis:
Harry August está en su lecho de muerte. Otra vez. No importa lo que haga o las decisiones que tome, al morir, Harry siempre regresa a donde todo empezó; vuelve a nacer, pero con todo el conocimiento acumulado durante sus doce vidas anteriores Siempre ha sido así. Hasta ahora. Cuando Harry se acerca al final de su undécima vida, una niña aparece al borde de su cama. Por poco no llego a tiempo, doctor August, le dice. Necesito enviar, con usted, un mensaje al pasado. Esta es la historia de lo que Harry August hará a continuación (y de lo que hizo antes). De cómo tratará de salvar un pasado que no puede cambiar de un futuro que no se puede permitir

Opinión:
Impresión: Teórico con ritmo al final

Para empezar, os hablaré de en qué consisten los viajes en el tiempo en este libro. El libro gira entorno a Harry August, un urobo, una persona que vive su vida, muere y luego vuelve a nacer en la misma vida en la que nació conservando todos sus recuerdos. Así, eternamente, vive y muere una y otra vez. Interesante, ¿no? Sobre todo porque no es el único al que le pasa.


Una cosa que me ha gustado de este libro es que le da mucha importancia a la base teórica. El protagonista no acepta esto porque sí, sino que investiga acerca de su condición, reflexiona sobre ello de manera científica e intenta encontrarle una explicación a todo. Eso me ha parecido fantástico. El problema es que no me ha convencido.

La base teórica acerca de estos viajes en el tiempo es muy compleja, a veces el protagonista se embarcaba en algún diálogo científico con otro personaje y me perdía. Además, entender todas las implicaciones que conlleva esto me ha costado lo suyo. Y es que el libro peca de ser demasiado complejo y de no explicarse de manera clara.

Por otra parte, la primera mitad del libro me ha parecido muy aburrida. Sentía que la historia no avanzaba, era completamente introductoria, sin ningún nudo a la vista. La primera mitad del libro está dedicada a conocer a August a fondo, cómo ha vivido sus vidas, qué conocimientos y habilidades tiene, qué ha hecho y aprendido, cómo investiga y acepta su situación y se plantea la base científica de esto. Pero la historia no avanza y a parte de eso, no pasa nada interesante.

Esta primera parte ha sido como si la autora hubiera vomitado todo el worldbuilding de su mundo de fantasía. Pues lo mismo con August, la autora nos lo cuenta todo acerca de él, aunque me hubiera gustado más que esta información se nos contara en forma de flashback cuando fuera necesario. Es decir, no me hace falta saber que August fue agente secreto hasta que se vea en una situación en que use técnicas de espías. Es mas, si me durante la lectura me hace referencia a su estancia en tal sitio, me lo voy a creer, no hace falta que previamente me haya explicado la estancia.

 Hubiera preferido que todo se desarrollara entorno a una trama sólida. Que sí, sus primeras vidas son importantes, pero, ¿habéis leído el título del libro que habla de quince vidas? Pues a partir de la onceava no empieza la acción.

A ver, tampoco os imaginéis que es una biografía de cada vida, porque eso tampoco, pero vaya, que me aburría porque no había acción. Además, el libro está salpicado de flshbacks que no aportan nada y que parecían de relleno. Y yo era en plan "esto tendrá alguna importancia más adelante". Y no.

Pero vaya, que a partir de la segunda parte remonta, la historia coge ritmo y empiezan a pasar cosas, aparece un nudo y un antagonista. La segunda mitad se me hizo más ligera y me enganchó, no tanto porque la acción sea frenética, que tampoco es eso, pero se nota que la historia avanza y sigue un objetivo. En general, la historia es previsible, sabes cómo va a terminar y aunque se podía haber puesto algún giro inesperado que le diera vidilla, en general es interesante.

Hay un tema que me ha gustado mucho y es el de la inmortalidad. Ese aspecto la autora lo trata de fábula, explorando todas sus posibilidades y todas las consecuencias. ¿Qué haríais en la situación del protagonista? ¿Ver a vuestros seres queridos morir una y otra vez? ¿Ser incapaz de querer a nadie porque cuando tu vida volviera a repetirse esa persona no te recordaría? ¿Qué sentido tiene todo si no importa lo que hagas que todo vuelve a empezar?

Me ha gustado ver cómo afronta August la inmortalidad y la autora retrata muy bien la relatividad que ofrece esta inmortalidad. Como os podéis imaginar, no hay romance. Sí, August se enamora un par de veces, pero es algo que solo vemos de refilón y no tiene la menor importancia. Las únicas relaciones que se puede permitir August es con otros de su tipo, pero el libro es realista, ¿quién querría estar con otra persona TODA LA ETERNIDAD? Además, debido a su inmortalidad, pese a ser heterosexual al principio, August se ve abierto a todo tipo de opciones, algo que me parece lógico. Pero como os digo, las relaciones amorosas no tienen la más mínima importancia en todo el libro.

La única relación así a mencionar es la que se establece en August y el (atención al artículo) antagonista (que no diré quién es). Es una relación con gran profundidad (varios siglos de profundidad), una relación en tonos de grises, donde el protagonista se ve envuelto en una espiral de amor-odio real (nada de esas relaciones de amor-odio entre protagonistas juveniles). Es una relación muy intensa que me ha encantado.


En cuanto al estilo narrativo, es fresco y ligero, la autora combina muy bien narración y diálogos. Además, el libro puede parecer muy gordo, pero tiene la letra un poco más grande de lo normal, así que no hay para tanto. Quizás destacar como curiosidad, que a veces August suprime sus líneas de diálogo y las pone como narrador, no se ve lo que el dice, simplemente lo que piensa. No es un recurso que complique la narración en absoluto y me ha parecido entretenido.


En conclusión, un libro que me ha parecido interesante. Tiene una buena base teórica acerca de los viajes en el tiempo, aunque se centra demasiado en aspecto técnicos y le cuesta mucho arrancar. La primera mitad es aburrida, pero finalmente coge ritmo. Sobre todo destaca por la profundidad en el tema de la inmortalidad y por la relación amor-odio entre el protagonista y el antagonista. Es una lectura que no ha estado mal.

Y vosotros, ¿qué opináis? ¿Habéis leído este libro? ¿Alguna recomendación de libros sobre viajes en el tiempo? ¿Necesitáis que este tipo de libros os ofrezcan explicaciones lógicas y científicas?

Y ya para terminar, os dejo con mi avance en Goodreads:


PUNTUACIÓN...3/5!

Primeras Líneas...