lunes, 6 de diciembre de 2021

¿Ya soy normal?, de Holly Bourne

¡Hola a todos! Ya vuelvo con las pilas cargadas a pasar por aquí. ¡Os echaba mucho de menos! Y para celebrar mi regreso, lo hago con la reseña de un libro con el que me lleve una grata sorpresa. ¡Adelante reseña!

Título: ¿Ya soy normal?
Título original: Am I Normal Yet?
Traductor: Ángeles Leiva Morales
Autora: Holly Bourne
Editorial: La Galera
Fecha de publicación: Noviembre 2016
Número de páginas: 504
Encuadernación: Rústica con solapas
Medidas: 15,0 x 21,5 cm
EAN: 9788424658571  

Sinopsis:
Evie solo quiere una cosa: Ser normal. No es pedir mucho, ¿no?
Está a punto de dejar la medicación y va a empezar en un instituto nuevo donde nadie sabe que es la-que-se-volvió-majara. Es el momento perfecto para pasarse a la normalidad de una vez por todas. Nuevas clases, nuevas amigas, nuevos chicos adorables que te guiñan el ojo....
Pero las relaciones con chicos adolescentes pueden volver loca a cualquiera... Pero para una bomba de relojería andante como Evie pueden ser... catastróficas.
Una historia sobre amor, desamor sobre todo hacia uno mismo. Con mucha amistad, secretos, drama y clubs de solteronas.

Opinión:

Cuando un libro me gusta mucho, normalmente no hay quien me calle, pero en esta ocasión, pese a lo mucho que he disfrutado de esta lectura, tengo poco que decir. No es que el libro me haya dejado sin palabras, sino que lo único destacable es que lo que quiere hacer, lo hace bien.

El principal atractivo del libro es su protagonista, Evie, quien padece TOC (Trastorno Obsesivo Compulsivo) y TAG (Trastorno de Ansiedad Generalizada). Está obsesionada con los gérmenes y todo lo que estos pueden causar por lo que debe lavarse las manos muchas veces al día, desinfectar su habitación si alguien ha estado allí... Después de estar ingresada durante mucho tiempo, han ido rebajando su medicación y ya se encuentra en condiciones de volver al instituto. El retrato que hace la autora de una adolescente con esta enfermedad mental es una maravilla. Se nota que se ha documentado mucho, pero la clave está en que ha sabido plasmarlo a la perfección. Mis conocimientos sobre el tema eran muy superficiales, así que este libro me ha abierto los ojos a una realidad mucho más amplia y compleja de lo que había creído. Por supuesto, si ya sabes sobre esta enfermedad, dudo que este libro te aporte nada nuevo, pero para inexpertos, es un libro perfecto con el que empezar. 

Al comienzo, nos adentraremos en la mente de Evie para conocer por qué se comporta así. El libro nos ayuda a conocer mejor cómo se sienten las personas que tienen este trastorno y a que nos damos cuenta de lo poco (o mal) informados que estamos al respecto. Por ejemplo, yo creía que tener TOC significaba que queríamos verlo todo ordenado o que teníamos que lavarnos las manos cada vez que nos las ensuciamos, pero es mucho más exagerado.

Una de las reflexiones que me ha gustado es el hecho de que hoy en día, las enfermedades mentales han pasado de estar estigmatizas a ser banalizadas. Por respeto, no volveré a utilizar el nombre de una enfermedad mental para exagerar un hecho, pues son trastornos muy serios. Estas palabras de la protagonista lo describen a la perfección: 

«Se impuso la EMPATÍA y la COMPRENSIÓN. Hubo incluso políticos y famosos que salieron a la palestra, por así decirlo, y contaron a los periódicos de tirada nacional sus propios intentos de suicidio o lo que fuera.
Pero no podíamos quedarnos ahí, ¿verdad que no? Puedo afirmar, con cierta seguridad, que nos hemos pasado al otro extremo. Y es que ahora los trastornos mentales están «a la orden del día». Y a pesar de todo lo bueno que ha supuesto para los que como yo han recibido terapia y demás, también ha traído muchos problemas. Porque ahora la gente utiliza la expresión «obsesivo compulsivo» para describir cualquier anomalía de la personalidad de poca importancia. «Ay, es que a mí me gusta poner todos mis bolis en fila. Soy un obsesivo compulsivo de cuidado.»
NO, NO LO ERES, JODER.
«Madre mía, estaba tan nervioso por lo de la presentación que me dio un ataque de pánico, literalmente.»
NO, NI DE COÑA TE DIO ESO.
«Hoy tengo las hormonas alteradas. Me siento bipolar perdida.»
CIERRA EL PICO, CARACULO IGNORANTE.»

Además de explicar muy bien la enfermedad y sus consecuencias no solo en la persona que la padece sino también en su entorno, me gusta que se hable acerca del tratamiento. En el caso de Evie, va a la psicóloga, una mujer con una gran habilidad para tratar este tipo de problemas. Aún hoy en día está estigmatizado ir al psicólogo. Si acudes a su consulta, la sociedad te juzga como un peligro para los demás y mucha gente se niega a ir por vergüenza. Esta obra rompe una lanza a favor de la importancia de la terapia, así como de la valía de todos los profesionales de este sector. Creo que a Carme le gustaría mucho.

A esto hay que añadirle que reflexiona sobre la concepción tan arraigada de que el amor puede salvarte, estés en la situación en la que estés. Evie descubrirá a las malas que esto no es así, pues se aferra a todo chico que le presta un mínimo de atención, con la esperanza que el amor de los demás será su cura, sin darse cuenta de que primero tiene que quererse a ella misma. Al principio me parecía un poco exagerado que se enamorara del primero que pasara, pero lo que siente no es amor, sino un gran afán de normalidad, algo que me parece lógico teniendo en cuenta lo que ha vivido.

El resto de personajes me han gustado mucho. ¡Incluso aparecen los padres (aunque no tanto como me gustaría)! Sí que es cierto que ha faltado representación LGTBI y algún modelo masculino positivo (Oli aparece demasiado poco, por desgracia), pero la autora es consciente de ello y en la nota final promete tenerlo en cuenta en los siguientes libros. Sí, este es un libro autoconclusivo, pero la autora ha escrito dos más centrándose en las otras dos amigas de Evie. Pese a lo mucho que me ha gustado este, no creo que me anime con los otros dos, pues el tema que me interesaba era el TOC.  

A todo esto tengo que decir que lo cierto es que entre el tono desenfadado de la sinopsis, ese título tan poco serio y esa portada tan juvenil, no tenía muchas expectativas con esta lectura. Es más, ni siquiera recordaba por qué me lo había apuntado ni de qué iba. No tengo nada en contra de la novela de tono juvenil. Al contrario que G, me parece muy necesaria tanto para atrapar lectores principiantes como para evadirse un rato del mundo. Con todo, hay que tener en cuenta que tener ese enfoque implica menos profundidad en los temas que trata y una prosa menos compleja. No es lo mismo "Diecinueve minutos" que "Por trece razones". Además, ese no es el único problema que tiene este tipo de obras, pues muchas, en su afán por empatizar con su público objetivo, reflejan la realidad tal y como es, sin criticarla, por lo que no es extraño que los personajes tengan relaciones tóxicas (tanto amorosas como de amistad).

¿A qué viene todo esto? Pues que ¿Ya soy normal? me ha parecido una buena novela juvenil, no solo a nivel de mensaje, sino también a nivel de relaciones entre personajes: todas las relaciones tóxicas de amor que aparecen son criticadas, el machismo se juzga, hay sororidad, las chicas no solo hablan de chicos,... 

«Sus bonitos vestidos de estilo retro se vieron sustituidos por camisetas de grupos de música combinadas con minifaldas vaqueras con rotos y Converse. Su hermoso cabello rubio se volvió negro azabache de la noche a la mañana y ni siquiera me pidió que la ayudara a teñírselo. Comenzó a pintarse los ojos con delineador a saco, y a idolatrar a bandas que sonaban como osos montándoselo en una explosión de Ruido de Todo el Mundo.
No solo había entregado su corazón a Joel, sino toda su personalidad, toda su… Janeidad. En un plis plas, sin dudarlo un momento. Debía de estar desesperada por librarse de mí. La habría incordiado tanto con mis neuras que estaba dispuesta a cambiar de identidad para poder escapar de mí.
Lo que no soportaba no era que me dejara de lado como amiga —aunque eso dolía más que la picadura de una abeja asesina—, sino que se deshiciera de lo que era ella y de lo que le importaba solo porque lo quisiera un chico. Para mí eso te convertía en una traidora del género femenino en general… de una misma.» 

Relacionado con los personajes, me ha gustado que, por una vez, se ponga en duda el arquetipo de adolescente que todos tenemos interiorizado. Yo no soñaba con besarme con chicos, ir de fiesta hasta la madrugada y beber hasta perder el conocimiento. ¿Por qué es esa la imagen tradicional que tenemos de los adolescentes? En muchas novelas juveniles aparecen personajes que no son así, pero que sueñan con serlo (hasta que se dan cuenta de que no es tan bueno como creían, etc.). Evie y sus amigas no son así. Por supuesto, van a fiestas, se emborrachan y se besan con desconocidos, pero al mismo tiempo toman consciencia, no de que eso esté mal, sino que lo desean solo porque la sociedad las ha educado a pensar que eso es ser un adolescente normal.

«—Para nada. ¿Alguna vez te ha pasado que te preocupa no dar la talla como adolescente?
Pensé en los últimos tres años.
—ME CONSTA que muchas veces no doy la talla como persona en general.
—Es que no entiendo qué hay de malo en que las canciones que exaltan la violencia doméstica te parezcan insultantes. O qué hay de malo en que la música en vivo te moleste por sonar a un volumen tan alto. ¿Qué hay de malo en disfrutar de una taza de té y una conversación tranquila?»

Pese a lo mucho que me ha gustado la novela, tampoco es perfecta. Por mi parte me hubiera gustado más profundidad respecto al TOC, pero entiendo que para el público al que fa enfocado la novela, se da la información justa y necesaria. He echado en falta un poco más de protagonismo por parte de los padres y la trama de Oli me ha parecido que quedaba algo abierta (quizás se desarrolle en los siguientes libros). 

Lo más problemático ha sido que el mensaje feminista sea tan directo y descarado. La parte de Evie experimentado con chicos y dándose cuenta de comportamientos tóxicos está muy bien, pero sus discursos feministas en el Club de las solteronas junto a sus amigas me han parecido demasiado artificiales. Por supuesto que hablo con ello de mis amigas, es perfectamente natural, pero no soltamos un sermón con powerpoints explicativos. Casi me sentía en una clase de coeducación. Creo que podría darse este mensaje de forma mucho más sutil. 

En conclusión, estamos ante una novela juvenil fantástica que trata el tema del TOC con mucha fidelidad mediante el personaje de Evie, una adolescente muy realista. Las consecuencias y los efectos de la enfermedad están muy bien reflejados, así como las virtudes de acudir a terapia. Por otra parte, la novela critica las relaciones tóxicas y machistas, al mismo tiempo que ofrece un discurso feminista que a mí me ha parecido demasiado directo y artificial. Una obra que me hubiera encantado leer de más joven, pero que he disfrutado mucho de todas formas. Ojalá estuviera como lectura obligatoria en los colegios.

Cosas que he aprendido:

  • Mucha información acerca del TOC
  • No hay que banalizar las enfermedades mentales

Y ya para terminar, os dejo con mi avance en Goodreads:

PUNTUACIÓN...4/5!

Primeras Líneas...

12 comentarios:


  1. ¡Hola!
    Coincido en todo contigo. Leí este libro hace años porque me interesaba el tema del TOC del que no sabía casi nada y me encantó lo mucho que aprendí con él. Además, me gusta mucho como es capaz de adaptarse para un público juvenil.
    Como dices,esta parte de la adolescencia con alcohol, fiestas, etc no sirve para que yo me identifique porque mi adolescencia no fue así, pero sé que a muchos jóvenes les gustará.
    Para mí es uno de los títulos que yo escogería como lectura obligatoria pero es muy largo y como es extranjero pues sé que muchos compañeros no lo aprobarían, pero si yo pudiera escoger lo intentaría con este y con Eleanor&Park, por lo entretenidos que son y por los valores que muestran.


    ExcentriKs- Blog literario

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Galena! Me alegra ver que coincides conmigo. He aprendido mucho y al mismo tiempo me parece una lectura perfecta para los más jóvenes. Qué lástima lo de que no se pueda poner de lecturas obligatorias por su longitud, yo lo pondré como lecturas voluntarias. El de Eleanor&Park también estuvo muy bien, aunque debería releerlo.

      Un saludo,
      Laura.

      Eliminar
    2. Es que es una pena porque a veces los libros necesitan tener cierta longitud para poder desarrollarse y ser interesantes pero eso los alumnos no lo quieren entender ^^ Solo ven "tochos" que no quieren leer.

      Eliminar
  2. Sin duda me descubres un libro muy interesante que seguramente disfrutaría así que tomo nota

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, lo veo de tu estilo, así que me alegro de que te lo apuntes.

      Eliminar
  3. ¡Holaaaaa!

    Pues veo que es muy buen libro, que todo lo que se propone hacer lo hace muy bien, así que maravilloso. Es cierto que igual si sabes lo que es el TOC no te aporta nada nuevo, pero es genial que esté tan bien documentado y que la autora haya sabido plasmarlo tan bien.

    ¡muchos besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, ya ves que me ha gustado mucho. Te animo a darle una oportunidad^^

      Eliminar
  4. ¡Holaa! Todo lo que has contado me ha interesado. Me gusta que se hable de esa forma poco común sobre los adolescentes, dejando lado esos estereotipos; además de los otros temas que trata. Una novela bastante buena, por lo que veo. Estoy dispuesta a leerla!
    Besoss ♥

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola, Laura!
    No conocía de nada este libro, pero el tema del TOC me parece súper interesante y creo que es genial que se hagan libros así, para acercar esta realidad a los adolescentes (¡precisamente la mayoría de casos de TOC comienzan en la adolescencia!).
    No sé si lo llegaré a leer, porque sigo teniendo muchísimos libros pendientes, pero estoy segura de que si lo viera en la biblioteca o en una librería de segunda mano, me lo acabaría llevando, jajaja.
    ¡Muchas gracias por la reseña! 😊

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entiendo, yo también tengo pendientes infinitos, pero te prometo que merece mucho la pena.

      Un saludo,
      Laura.

      Eliminar

"Sabes que has leído un buen libro cuando al cerrar la tapa después de haber leído la última página te sientes como si hubieras perdido a un amigo." Paul Sweeney