jueves, 16 de junio de 2016

Destripando libros: Aura cambia las zapatillas por zapatos de tacón

Dije que no haría esto, pero no he podido evitarlo. NECESITABA desahogarme de mi última mala lectura: 

Con la reseña no quedé satisfecha, había muchas más cosas que quería decir, especialmente quería hablar de las cuatro historias de amor que vive Aura (Sí, CUATRO). Pero os aviso que todo serán spoilers, así que si tenéis pensado leer el libro, a pesar de las contraindicaciones, os recomiendo no seguir leyendo.
¿Listos para que empiece a destripar el libro como si no hubiera mañana? Prometo sangre y vísceras...

Relación 1: El guaperas

Casualidad de las casualidades, el actor famoso de turno, llamémosle Ismael o "El guaperas" vive en el mismo edificio que Aura. Es como si Mario Casas viviera en el piso de abajo, lo más normal del mundo. El guaperas se caracteriza por ser un guaperas, perfecto, divertido, atento, guaperas, perseguido por los fans,...lo típico.

Os presento a Aura
El pobre Guaperas vive atormentado porque le persiguen hordas de fans y periodistas de la prensa rosa, que no aparecen en ningún momento del libro, y porque el pobre no tiene intimidad.

Os presento a El guaperas.
Se enamoran en una semana, Aura porque es El guaperas, y él, porque ella es una chica super especial, exactamente como cualquier otra fan loca por él. Y es que Aura no se le lanza al cuello nada más verlo, pero casi casi. Deciden mantener su relación en secreto, no se vayan a enterar la prensa rosa y para que todo sea más secreto aún El guaperas empieza a seguirla en Twitter, le da a Me gusta a sus fotos, la invita a una fiesta de famosos, van a hacer footing juntos,...pero eso sí, que a Aura no se le ocurra contárselo a nadie, no vaya a descubrirlo la prensa.

El guaperas es de esos ligones de bar que parece que han sacado todas sus frases del mismo manual. La relación entre  ellos se caracteriza porque Aura es totalmente dependiente de El guaperas, no puede vivir ni hacer nada sin él. Está siempre en sus pensamientos. Aquí tenéis algunas perlitas

"Pero no. Tenía que mantenerme firme (Sí, señor). Debía mantenerme firme. Necesitaba mantenerme firme (¿Soy yo o se me está haciendo repetitivo?). Demostrarme que podía pasar toda una tarde sin verle (¡Oh, no, por Dios, el fin del mundo! ¡Quiere batir un récord, seguro!) y sin angustiarme por ello. Sin sentir que estaba tirando un día a la basura porque solo Ismael les daba sentido (claro, ir a la universidad o salir con sus amigas no vale nada, pobrecita, malgastar el tiempo así, debería pegarse a él como una lapa, oh, perdonad, eso ya lo hace). Y es que él estaba presente incluso en mi inconsciencia (Oseasé, siempre, porque inconsciente lo es un rato...); incluso en sueños me removía incómoda hasta que le localizaba (¿Le habrá puesto GPS?) y podía descansar. (en paz)"

"De nuevo tuve que reprimir el deseo de pedirle el móvil a alguna de las dos ([amigas], que no saben ni que tiene novio)—el mío lo había dejado en casa cargando (dramón)— y escribirle un mensaje para informarle de que me esperara para cenar (y eso mientras está escuchando las penas de Sara a quién el novio la ha vuelto a timar), que iba ipso facto, corriendo, volando, teletransportándome si eso fuera posible (Aura, futura inventora de la máquina de teletransportación). Cerrar los ojos y aparecer a su lado y que mis palpitaciones, mi pulso, volviesen a alcanzar ese ritmo al que me había hecho adicta (Pulso-adicta). Ismael era como una droga (¡Drogas! ¡Qué alguien llame a la policía! ¿Será "exactamente su marca de heroína"?), un estímulo placentero que anhelaba a cada segundo, una dulce (menos mal que no es diabética...) perdición en la que quería desaparecer para siempre."
Aura me recuerda a alguien...

"Nunca antes había estado enamorada (y menos mal, pobrecito el novio). Ahora lo sabía. Yo, que me había pasado toda la vida criticando a esas parejas empalagosas que no podían separarse ni un segundo, me tenía que obligar a mí misma a hacer otros planes cuando lo único que me apetecía era olerle, tocarle, besarle, acurrucarme a su lado (chica, te pareces a mi perro, te están afectando las drogas, ¿no?) y estar así hasta que me muriera (¿Qué es muéranse o mueransé?). Tal vez resultase exagerado (nooooo, ¿exagerado? ¡Qué vaaaa! Anda, sigue bonita, que no lo sabemos todo), yo misma era consciente de ello, pero es que era su amor y no el Red Bull (¿Veis? Referencias a la actualidad forzadas...) lo que a mí me daba alas (Oh, voy a colgar esta frase en la pared de mi habitación, enmarcarla).

"Era una persona de voluntad firme, pero el alcohol me anuló y, en cuanto puse el primer pie en el segundo piso, supe que necesitaba verle. La noche de chicas se acababa en ese preciso instante (venga, eso es, abandona a tus amigas porque sí). Pensé en escribir a todas las amigas que había criticado y pedirles perdón (esto creo que ya lo he leído...). «Chicas, lo siento, ahora que sé lo que es estar enamorada os comprendo. Yo también me he vuelto dependiente y quiero estar con él a todas horas (¡Eso es amor y lo demás son tonterías! ¿Alguien tiene unas esposas? No se vayan a separar un instante). Los segundos de un día no son suficientes, no creo ni que lo sean los de toda una vida (Siempre puedes hacer como Bella y convertirte en un vampiro, hay que calibrar todas las opciones)», sería más o menos el texto."

Como veis, un amor enfermizo. Completamente dependiente. Y lo curioso es que yo creía que los actores estaban trabajando hasta las tantas y ocupadísimos, pero ellos tienen todo el tiempo del mundo. Y eso que su relación dura un mes. Un mes. Llegan a durar más tiempo y se convierten en siameses.
Aura haciendo gala de su fuerza de voluntad

Sí, porque todo lo buenos se acaba, y Aura le pilla con otra. El guaperas ni intenta disimular con el típico “No es lo que parece” porque ES lo que parece.
 Aura coge una depresión de varias semanas al estilo “lo echo mucho de menos, pero aunque me venga de rodillas suplicando no le perdonaré”. Y es cierto, no le hace falta ir de rodillas. Le pide perdón y ella se le abalanza como una loca. ¡Eso es fuerza de voluntad y lo demás son tonterías!

La despedida de la parejita
Y entonces, cuando ya ha conseguido lo que quiere (sí, todos sabemos a qué me refiero¬¬) “casualmente” le llaman de Estados Unidos para irse al día siguiente durante un año.

Relación 2: El Highlander
(Esta relación está en la historia como un relleno total)

Un escocés cualquiera
Aura se va de vacaciones a Escocia con sus amigos y allí se encuentra con un guía turístico highlander. El Highlander cumple todos los estereotipos habidos y por haber: es guapísimo, musculoso, pelo rizado, con falda escocesa (kilt) y, por si no lo había dicho ya, guapísimo.

Ella se enamora (más que “enamorar”, “gustar”) de él, por ser un Highlander (la personalidad es un factor que tiene muy en cuenta Aura, antes de elegir a sus parejas) y él se enamora de ella por ser  una chica súper especial, más exactamente un turista babeante y obsesionada por los Highlanders como cualquier otra.
Aura mirando a el Highlander

Se ven dos días (sí, sí, DOS días, y yo me quejaba del romance exprés con El guaperas…) y él le cuenta su triste (solo Aura ha tenido una existencia feliz, los demás son unos desgraciados) historia. ¿Tan lista es Aura que se hablan en inglés? ¿Es capaz de ligárselo con el lenguaje de signos? Ni por asomo. Afortunadamente, habla español, y muy bien si tenemos en cuenta las largas charlas que tienen.
.
 Al final, terminan enrollándose (Otra muestra más de las maduras decisiones de Aura), después de que El Highlander la haya rescatado de unos borrachos, la haya llevado a montar a caballo y le haya demostrado que es fuerte como un roble (literalmente, porque se lía a puñetazos con uno).

Y como todo lo bueno se acaba, Aura le dice que se tiene que marchar y aquí no ha pasado nada.

Relación 3: El primer amor

El primer amor de Aura
Después de las aventuras de Aura en Escocia, se va unos días al pueblo, para ver a sus amigos (a su familia no la echa de menos para nada) y allí se encuentra con Roberto, también llamado “El primer amor”. Antes que nada, Aura nos pone en antecedentes y nos cuenta lo obsesionada que estaba con él: yo del chico hubiera llamado a la policía, porque lo de Aura era de juzgado de guardia. No es que estuviera muy obsesionada con él es que yo hubiera pedido una orden de alejamiento.

Bueno, pues esta vez Aura demuestra que no es tan “inmadura” (¿en serio?) y El primer amor se fija que no lo está persiguiendo y eso le pone. Así que, coge a Aura aparte, le suelta una declaración de amor “completamente improvisada”, digna de un Óscar, y la besa. Eso, después de confesarle que había estado toda su vida enamorado de ella, que tenía miedo a quererla tanto, que no quería estropear su amistad, que la ama con todo su corazón…Sí, claro, por eso ha pasado de ella todos estos años y ha tenido tantas novias. Yo hubiera preguntado que donde estaba la cámara oculta porque eso no se lo traga NADIE.
Aura se lo cree, pero le dice que ya es tarde y san s’acabó

Relación 4: El ami-novio

Esta relación empieza después de dejar a El guaperas y se desarrolla durante todo el libro (a nadie le importa si Aura tiene rollos de por medio) ¿Qué el amor de su vida sin el que no puede vivir la ha dejado durante un año para que cada uno pueda estar con diferentes personas sin sentirse culpables porque las relaciones a distancia son imposibles? ¡No importa!
Podría ser El ami-novio, perfectamente

Aura tiene otro vecino (¿qué clase de edificio de apartamentos es este?) a quién conoció al principio y cuya relación de “amistad” se intensifica después de que El guaperas la deje. Este vecino se llama Víctor o “El ami-novio” y se caracteriza por ser un cantautor de pasado misterioso y torturado, lleno de soledad, que no quiere que nadie se le acerque y acepta la “amistad” de Aura a cambio de que no se enamore de él.

Y no salen juntos, para nada, solo juegan juntos, van a todos lados juntos, ríen, quedan para comer, él le compone una canción, ella le besa los tatuajes, él le cuenta el misterio de sus heridas (es un saturrón que hace voluntariado pero unos matones le pegan una paliza) y la invita a una boda donde ella descubre que es rico.
Esta relación se caracteriza porque Aura no sabe lo que quiere. Se pasa todo el rato babeando por El ami-novio, pero no llega a salir con él, porque no  hablan las cosas. También se vuelve muy dependiente de él y quiere quedar con él siempre y más del mismo blablablá que con El guaperas.

“Solo de pensarlo noté unas ascendentes ganas de vomitar (Aura, cariño, yo llevo con esa sensación desde la primera frase de amor empalagosa). Si hubiera regresado de Escocia y me hubiese enterado de que Víctor estaba grave, no lo habría podido soportar. No es que no pudiera vivir en un universo en el que él no existía (no, qué va), es que no quería hacerlo. Posiblemente tendría fuerzas para reponerme, pero no me daría la gana (Aura, la Nini). En esos momentos, cuando todavía no sabía lo que pasaría después, ya era consciente de que, irremediablemente, mi destino estaba atado al del cantautor y, si su cuerda se rompía, la mía lo haría detrás.(por suerte no son nada, llegan a ser algo y se arma la de Dios)

Aquí no hay sobredosis de frases de amor (aunque también tiene tela), pero El ami-novio se dedica a hacerle de guía espiritual y le da superconsejos.
En este punto tienen lugar los dos romances que acabo de mencionar, pero como ya digo, a El ami-novio no le importa, porque como no tienen nada serio… Y es que su relación es muy confusa:

Pero no están saliendo juntos, es simplemente una forma de hablar.
Y como os podéis imaginar, tampoco termina bien. Justo cuando Aura se da cuenta de que quiere algo más, “casualmente” El ami-novio se hace famoso con una canción y tiene que ir a Londres (durante un tiempo indeterminado, que podrían ser unos días). A Aura le da otro ataque de depresión y tras despedir-se de él en el aeropuerto (un poco más y se encadena a él para evitar que se vaya), esta es su reacción:

La madurez personificada...
Y tras eso, viene el párrafo final donde mágicamente madura (no entiendo que ha pasado después de ese punto y aparte) y dice:

 “Entonces, en mitad de ese sufrimiento que temía que acabase por matarme, observé la arena marrón del árbol que crecía a mi lado. Y lo supe. No iba a resignarme. No quería hacerme a la idea. No me rendiría y dejaría escapar un amor tan grande que solo se presentaba una vez en la vida.[...] Caer derrotada no era la solución. Tenía que luchar por conseguir el desenlace que nos merecíamos y cumplir el dicho de que, a veces, lo que acaba pasando es mejor que lo esperado.”

Y hasta aquí el análisis en profundidad de la vida morosa de Aura. Bueno, creo que con esto, habrá suficiente. Ya me siento un poco mejor. Espero que os toméis esta entrada con humor y que os hayáis reído un rato ;)

18 comentarios:

  1. ay desde que leí spoilers, me asuste...si,se que no es tu mejor lectura...pero la tengo en casa, esperando al verano para leerla jajajajajaja

    Besitoss

    ResponderEliminar
  2. Pues a pesar de las cositas que no te han gustado creo que puede ser una lectura bastante amena, gracias por el destripamiento.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te hayas divertido, ya me contarás si lo lees ;)

      Eliminar
  3. Me ha gustado mucho saber tu opinión. Definitivamente lo dejo pasar. ;)
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Jajajaja vale, me he reído, sí. Me he reído mucho. Y aún sin haber leído el libro algo me dice que tienes toda la razón en lo que cuentas. El libro de por sí no me llamaba la atención, pero es que ahora ya segurito que no me acerco. Y no conocía tu blog, pero me quedo por aquí :D

    ¡Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro haber conseguido hacerte reír. ¡Un minipunto para mí! Gracias por quedarte por aquí ;)

      Eliminar
  5. Después de leer tu reseña no he podido venir y ver esta entrada (aunque este llena de spoiler jajaja).
    Al principio tenia muchas dudas sobre si leer este libro o no,por eso he tenido la necesidad de ver esto.
    Creo que al final no lo voy a leer pues el hecho de que se enamore tan rápido,tanto y se obsesione,podría hacer que me acabará hartando del libro.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja, ya me parecía a mí que serías incapaz de resistir a la tentación...Me alegro haberte convencido ;)

      Eliminar
  6. No lo conocía, agradezco la reseña para no leerlo xD

    Besitos ^^

    ResponderEliminar
  7. Me he reído con el artículo. Pobre Aura, que vueltas más tontas le da la vida...He dejado un poco de lado la chick lit, pero si vuelvo a ella, no será con este libro, jajaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja, pues me alegro que hayas pasado un buen rato riendo, la verdad es que tenía muchas ganas de hacer esta entrada, ni que fuera en clave de humor...

      Eliminar
  8. ¡Hola, Laura! Estoy haciendo esfuerzos por parar de reír para escribir este comentario jajaj
    Voy por partes:
    - El guaperas: desde luego que me parece totalmente previsible y que si encima está tan perseguido, la prensa no aparezca... la parte donde dices que se parece a tu perro lo que ella dice, me ha matado xD Lo de "olerle", yo sinceramente, no puedo entender como querer a alguien es también querer olerle, a mí me parece una tontería.
    - Highlander: el tema de highlanders no me atrae absolutamente nada y a mí se me acerca un hombre así y es que atractivo sexual yo no le vería y menos si tiene falda escocesa y parece tan "de plástico".
    Lo de los dos días ¿qué esperabas si todavía te quedaban dos historias de "amor"?
    - ¿si este era el primer amor, que era el guaperas con tantos sentimientos exaltados en sus pensamientos? De verdad, Laura, viendo lo que dices creo que hasta Aura engañó al guaperas proclamandole tanto amor xD
    - Mi edificio tampoco es así, yo no tengo vecinos tan dispares y que me vuelvan loca jajaj En todo caso, esa parte de la historia creo que pasa aún sin más pena ni gloria que las demás.
    No descartaría leerlo pero porque cuando a veces me dicen que un libro es tan malo, cierta curiosidad se despierta en mí.. :D
    ¡Saludos! ;-)
    P.D: Me salto la reseña del de Safier, pero porque voy a leerlo pronto y así luego la comentaré mejor. :-)

    ResponderEliminar
  9. Jaja, ¡me alegro mucho de haberte hecho reír! Ahora me siento un poco culpable de haber escrito una reseña tan negativa, si eso te incita a leer el libro...

    ResponderEliminar
  10. Vaya que debe ser malo para que le hayas dedicados otra entrada para destrosarle jaja. Me encanta cuando hacen críticas así, algunas veces es refrescante, y sobretodo si te dejo tan frustrada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uf, sí, cuando escribí esta entrada fue porque realmente lo necesitaba. Me alegro que te haya gustado^^

      Eliminar

"Sabes que has leído un buen libro cuando al cerrar la tapa después de haber leído la última página te sientes como si hubieras perdido a un amigo." Paul Sweeney