sábado, 25 de julio de 2015

Cibertormenta, de Matthew Mather

Título: Cibertormenta
Título original: Cyberstorm
Autor: Matthew Mather
Editorial: Ediciones B (Colección Nova)
411 páginas
Precio: 19 euros

Sinopsis:
Mike Mitchell es un hombre corriente, con una vida corriente, que hace todo lo posible por mantener a su familia unida, cuando de pronto se encuentra luchando solo para mantenerla con vida cuando una extraña cadena de desastres empieza a destruir el mundo que los rodea.
Internet se cae. La comunicación se desmorona. Una epidemia comienza a atacar a la población de manera embravecida. Hay rumores que apuntan a que todo forma parte de un plan de ataque coordinado que llevará al mundo a una guerra tecnológica. Mike y su familia se afanan por sobrevivir en medio de una metrópoli en la que millones de personas ya están condenadas.
Una tormenta de nieve monstruosa sume Nueva York en una oscuridad absoluta y helada, convirtiéndola en una tumba invernal en la que nada es lo que parece y no hay nadie en quien se pueda confiar…

Opinión:
Impresión: No está mal

Somos demasiado dependientes de Internet. Demasiado. Pensar en todas las cosas que están conectadas a la red, todas las pequeñas cosas que hacemos día a día que dependen de las tecnologías, aterra. ¿Qué pasaría si de un día para otro todo eso desapareciera? Caos. Y eso es lo que representa el libro.

Así, quiero empezar la reseña contándoos lo sorprendida que estoy por el realismo de la historia, y por toda la investigación de fondo que hay detrás. Las descripciones son muy exactas y el autor ha sabido cubrir todos los huecos, sin dejarse nada en el tintero.

Así, he sentido la ansiedad, el hambre y el miedo de Mike. He sentido el frío de la tormenta y también la preocupación y la tensión que lo envolvía todo. La ambientación, que me recordaba vagamente a El día del mañana, y las situaciones que vivía Mike son muy reales y la primera persona hace que lo sientas muy de cerca. Además, todos los consejos de supervivencia, todas las tretas de los protagonistas, toda su generosidad con los demás, me ha sorprendido y para bien.


Por otra parte, los personajes tienen mucha profundidad, en especial el protagonista, Mike, que expresa muy bien sus sentimientos y emociones. Los demás también están muy bien y aunque me hubiera gustado que Luke, el hijo de Mike fuera un poco mayor, ha resultado adorable. Chuck y Damon son algunos de mis personajes favoritos, tanto por su valor como por su ingenio.

También quiero destacar la capacidad de convicción de Mike. Es curioso como el lector llega a ver todo lo que sucede desde su mismo punto de vista. Si X personaje le cae mal, a nosotros también; si ve la chaqueta verde, pues es verde; si dice que no hay comida, no hay comida; si dice que todo es culpa de los chinos, es culpa de los chinos;...Curioso.

Y si hasta ahora todo han sido puntos positivos, es el momento de sacarle algún "pero". Y es que la historia, no sorprende. No pasa nada original ni inesperado, simplemente es la descripción, cruel y triste de una catástrofe. A pesar de que el libro tiene mucho sentimiento, es como si el faltara algo de chicha, algo memorable, algo que le hiciera destacar.

A esto hay que sumarle la crítica. Además de las tormentas de nieve, hay un ciberataque y, como ya comentaba, una especie de bajón general de todo tipo de tecnologías. Con la novela entiendo que el autor no quiere indicarnos cómo sobrevivir (aunque hay algunos consejos realmente interesantes), si no que su intención es hacernos ver que confiamos demasiado en la tecnología, y que esta, un día u otro, nos fallará.

Estoy totalmente de acuerdo con esto, y me parece genial que ese sea el objetivo del libro, pero no me ha gustado la forma en que el autor nos lo quiere hacer entender. Y es que, de tanto en tanto, los refugiados del edificio de Mike hacen debates, se sientan a hablar sobre política, sobre los chinos, sobre ovnis y sobre la tecnología, y te sueltan párrafos argumentativos bastante irreales en una situación así. Es como si de pronto los personajes hablaran por el autor y nos metiera a presión toda su ideología antitecnológica. Eh....no, gracias, prefiero darme cuenta por mi misma.

Por último, el final. Se iban terminando las páginas y yo no veía el desenlace por ninguna parte, yo ya estaba preocupadísima cuando así, de repente, sin esperarlo: el final perfecto. O casi perfecto. Aunque el final me ha gustado tiene un pequeño fallo: está condensado. De pronto, empiezan a meterte información y información y información, que no te da tiempo a asimilarlo todo, por no mencionar que es muy descriptivo. Pero dejando eso de lado, estoy satisfecha.

En conclusión, si buscas una historia de supervivencia, donde las catástrofes el hambre y la pobreza están en el orden del día vete a Indonesia, este es tu libro. Pero te aviso que, aunque el libro está muy bien escrito y con mucho sentimiento, dudo que encuentres nada realmente original o que te sorprenda.

PUNTUACIÓN...3'5/5!
Primeras Líneas

6 comentarios:

  1. ¡Hola! es una lástima porque me gusta que los libros me sorprendan, pero si está tan bien escrito puede que le de una oportunidad.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, el único inconveniente de esta novela es que es muy previsible, pero lo demás está perfecto

      Eliminar
  2. Hola.
    No creo que me anime, no me llama mucho la atención.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, para gustos colores, supongo que no te debe atraer demasiado la temática^^

      Eliminar
  3. Los libros de catástrofes necesitan algo de novedad, verdad? Aunque tiene buena pinta y está bien que los personajes sean buenos.
    Un besote catastrófico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, porque llega un momento en que ya todo es lo mismo. Aún así, recomiendo el libro, porque creo que una buena documentación y un buen estilo narrativo son esenciales.

      Eliminar

"Sabes que has leído un buen libro cuando al cerrar la tapa después de haber leído la última página te sientes como si hubieras perdido a un amigo." Paul Sweeney