lunes, 19 de enero de 2015

Drácula, de Bram Stoker

Sí, lo he hecho otra vez, he leído de nuevo un clásico. Y como era de esperar, el resultado ha sido el mismo de siempre: el libro no me ha emocionado. Y es que yo ya no sé ni por qué lo intento...

En fin, el libro lo conseguí gracias al blog Intentar escribir, participando en un concurso. El libro me hacía mucha ilusión, porque hace tiempo que no leo algo sobre vampiros de verdad, y este es todo un clásico.

Pero nada, al parecer yo no soy capaz de ver ese "algo" que convierte a los clásicos en clásicos, puesto que, aunque no ha sido tan malo, su lectura me ha decepcionado enormemente, además de que he tardado mucho más de lo esperado en terminarlo. Nada, os dejo con la sinopsis y la reseña:

Nº de páginas: 576 págs.
Editorial: DEBOLSILLO
Lengua: CASTELLANO
Encuadernación: Tapa blanda
ISBN: 9788497939461
Año edición: 2005
Plaza de edición: BARCELONA

Sinopsis:
En 1897 salía a la venta la primera edición de Drácula, escrita por Abraham Stoker, y en aquel entonces una más de las muchas novelas escritas, entre otros, por Robert Louis Stevenson, Rudyard Kipling o H.G. Wells, enfrentaban al hombre con los monstruos ligados a su inconsciente, mientras el recato y la fe en la máquina se convertían en dos mandamientos nuevos de la religión victoriana. Pero Drácula pronto se convirtió en un hito dentro del género de las novelas de vampiros; es el mejor que se haya escrito nunca. Pues sobre el oscuro telón de fondo de la sexualidad y el deseo reprimidos, la verdadera identidad del ser humano y los dibujados límites de la locura y cordura, la historia de Jonathan Harker, Mina y el misterioso conde Drácula planta sus raíces en nuestros miedos más atávicos

Por qué este título...
"En realidad, debía tratarse del Voivo de Drácula [...] se habló de él como del más inteligente y sabio, así como el más valiente de los hijos de la "tierra más allá de los bosques". Ese poderoso cerebro y esa resolución férrea lo acompañaron a la tumba y se enfrentan ahora a nosotros. Los Drácula eran, según Arminius, una familia  grande y noble; aunque, de vez en cuando, había vástagos que, según sus coetáneos, habían tenido tratos con el maligno. Aprendieron sus secretos en la Escolomancia, entre las montañas sobre el lago Hermanstadt, donde el diablo reclamaba al décimo estudiante como suyo propio. En los registros hay palabras como..., brujo, y.. Satán e infierno; y en un manuscrito se habla de este mismo Drácula como de un "wampyr", que todos  comprendemos perfectamente. De esa familia surgieron muchos hombres y mujeres grandes, y sus tumbas consagraron la tierra donde sólo este ser maligno puede morar. Porque no es el menor de sus horrores que ese ser maligno esté enraizado en todas las cosas buenas, sino que no puede reposar en suelo que tenga reliquias santas"

Opinión:
Impresión: Aburrido

Para empezar, haré referencia a la narración. La historia está escrita mediante cartas, fragmentos del Diario personal de los protagonistas, e incluso, de tanto en tanto, algún que otro recorte del periódico. Esto me ha parecido interesante y original, de manera que podemos seguir la historia desde múltiples perspectivas, pero sin dejar de lado la primera persona.


Así, podemos comprobar que se trata de un estilo muy pulido y bien organizado, con un lenguaje muy de la época, pero que no dificulta la lectura. Aún así, he encontrado pocos diálogos y demasiadas descripciones, que hacían que la lectura fuera muy lenta. Es más, incluso los diálogos, escasos, parecen monólogos, de tan largos como son.

A eso hay que sumarle la poca acción que hay. ¡Vampiros, por favor, es innegable que tiene que haber acción! Pero no, todo sucede muy lentamente (excepto dos o tres escenas de acción que de tan rápido como suceden no puedo saborearlas), pues los personajes se dedican a ir en busca y captura del Conde Drácula, pero este se mantiene muy bien oculto.

Y en cuanto al Conde Drácula, a pesar de que esperaba que apareciera en más ocasiones, ha sido un personaje muy bien perfilado. ¡Al fin un vampiro de verdad! Sin duda, aunque la novela está exenta de terror propiamente dicho, si esta hubiera sido mi primera incursión en el tema, sin duda, también hubiera sido la última. En este libro vemos a los vampiros en todo su esplendor: monstruos chupasangre que siempre obran con crueldad.

Sin duda, lo que más me ha gustado es el retrato de la época. En Mina, nos percatamos de cómo era la situación de la mujer a finales del siglo XVIII. Ahora, estamos acostumbrados a protagonistas tipo Katniss, pero no siempre ha sido así. En este relato, vemos las bases sobre las que se asientan las protagonistas actuales: una mujer lista, pero sin capacidad de actuar; valiente, pero siempre bajo la estrecha mirada de los hombres; asustadiza, pero sin amilanarse ante nada.


Hay más personajes importantes, como Arthur, esposo de Lucy (la mejor amiga de Mina), Jonathan (el esposo de Mina), los doctores Van Helsing y Seward, Quincey,...etc. Todos son el modelo de un perfecto caballero y aunque son muchas sus virtudes, no están tan bien perfilados, y en su forma de ser se parecían mucho, de manera que me costaba distinguir entre unos. Además, de ellos, me ha sorprendido que todos fueran tan ricos, pues a lo largo del libro pueden sobornar a cualquiera y conseguir todos los caballos que quieran al instante.

A eso hay que sumarle que, a pesar de eso, me ha extrañado un poco algunos comportamientos de los personajes, como lo sentimentales que eran. ¡Es que cada dos por tres se ponían a llorar! Y en Mina, por lo que le ocurre, vale, lo acepto, pero en los demás,...era muy extraño que por unas palabras  empezaran a llorar de ese modo tan exagerado.

Otra cosa a comentar es la falta de romance y misterio. Sí, está la relación entre Mina y Jonathan, pero no son más que cuatro palabras de amor, y, a pesar de que se acaban de casar, parecen ser un matrimonio más que consolidado. En cuanto al misterio...menuda decepción. Se sueltan muchas indirectas, por lo que no me he llevado ninguna sorpresa en ningún momento.

En conclusión, esta ha sido una lectura que me ha decepcionado mucho, pues esperaba mucho más de un "clásico", además de que se me ha hecho muy lento. Así que, si quieres conocer los orígenes de los vampiros y la sociedad de finales del siglo XVIII, es un buen libro, pero por lo demás, mejor dejarlo de lado.

PUNTUACIÓN...2/5!

Primeras Líneas...

5 comentarios:

  1. Siento que no hayas disfrutado con esta lectura. A mí me encantó. Tanto que lo he leído dos veces. Si es que el libro de los gustos no está escrito, como decía mi abuela.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja, ¿dos veces? con lo que me ha costado leerla una...Pero claro, es un clásico, tiene que gustar si o si. Pero a mí, realmente, no me ha convencido, esperaba mucho más.

      Eliminar
  2. a mi la verdad es que ni me llama la atencion :s

    ResponderEliminar
  3. Es un clasico q pasaron por tv.. la verdad la vi... pero jamas se va a percivir igual viendola q leyendola... 😊

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Has visto la película? Yo tengo pendiente verla....

      Eliminar

"Sabes que has leído un buen libro cuando al cerrar la tapa después de haber leído la última página te sientes como si hubieras perdido a un amigo." Paul Sweeney