miércoles, 17 de enero de 2018

Reseña del Libro de buen amor, de Juan Ruiz Arcipreste de Hita o Introducción a cómo intuir un libro en lugar de leerlo




Os presento la pesadilla que me tuvo traumatizada todo el mes de diciembre (Para ser exactos fueron 27 días. Como si hubieran sido 27 años. Además, había días que no leías. Esos también cuentas, me estaba preparando mentalmente para seguir leyendo). Madre santísima, que Dios me asista. Antes de empezar a leerlo, la profesora ya nos advirtió de que era complicado y que su lectura incluso le costaba a ella. ¡Viva la forma de moralizar al personal!


Y pese a los avisos, yo no me lo creí (típico), porque hacía una semana que había terminado Milagros de nuestra señora y creía que era imposible tropezarme con algo peor. Qué ingenua (mucho).

Aún así, ante tanta advertencia, me preparé. Primero seleccioné la edición más completa disponible en la biblioteca que, por cosas de la vida, no era la que la profesora había recomendado, pero, si algo tenía clarísimo es que no me iba a comprar ese libro. Os juro que en comparación con las otras seis que había, era la mejor edición (lo confirmo), recordadlo. El segundo paso fue leerme el resumen completo del libro (A mí no me parecía bien, me daba la impresión de que era hacer trampas, que conste) para así no tener problemas. Ilusa (ilusa es poco).

Pasaré a contaros de qué va el hilo principal. El libro gira entorno a un arcipreste (ejem, el autor ejem. Nooo, no es el autor, porque según la profesora solo se identifica al protagonista con el autor dos veces. Claro, es que no son suficientes, debería recordarlo a cada página) que está cachondo y quiere tirarse a todas las mujeres con las que se encuentra (¡Viva esa finura! Bah, me hubiera podido alargar con circunloquios, pero he preferido ser un poco Carme) ¿Problema? Que de ligar sabe tanto como un gato sabe hacer cucharas. Inútil total. O feo, no lo sé, porque no será que no lo intente, si incluso les escribe poemas...(quizás no era un gran poeta. Si no recuerdo mal, solo dice que los escribe, no nos los muestra. Pues también)

En fin, que como ni pincha ni corta, se busca una alcahueta y mira, o esta señora drogaba a las chicas o tiene tanta labia que la voto como presidenta (Trotaconventos for president), porque no sé cómo pero de tanto en tanto tiene éxito. Que qué queréis que os diga, yo prefería que el prota siguiera fracasando porque cuando tiene éxito, luego la chica muere al cabo de unos meses...no me diréis si no es sospechoso (que nadie vaya ahora a pensar que el libro es de misterio).


Y bueno, hasta aquí el resumen de todo el libro. El protagonista intenta pillar cacho (y seguimos con otra muestra del lenguaje poético de Laura...) con catorce mujeres distintas, con más o menos éxito, aunque solo con deciros que la última se llama Fulana, ya os podéis hacer una idea de lo desesperado que está el pobre...

Hacer mención en especial al viaje a la sierra del protagonista. Allí las chicas son tan bellas y virtuosas, que en comparación él es guapo, pero él las rechaza y una (o dos, debería volver a leerlo para recordarlo, pero va a ser que no) lo violan. Así, tal cuál. No sé, no hay detalles, pero me pareció muy fuerte encontrarme un tema así y que además fuera a la inversa de lo que acostumbramos (para que luego no se diga que de todo se aprende algo nuevo. Ña, no vale la pena.)

Muy bien, ahora, ¿queréis saber cuál es la intención y el objetivo del libro? Convencer a la gente de que el único amor bueno es el amor de dios y que debe rechazarse el loco amor o el amor carnal. ¡Ajá! ¡Es precisamente lo que yo había deducido con tanta relación amorosa y tantos consejos para ligar! ¡Claro que sí! No. Definitivamente, esa no es la mejor manera de transmitir ese mensaje. Para nada. Y os recuerdo que el protagonista es arcipreste y el autor también (y yo os recuerdo que son el mismo. Que no). No sé, un libro sobre un monje que nos cuenta sus aventuras amorosas...es que no, cortocircuito.


Así cómo os lo he contado casi hasta puede parecer interesante. No lo es. Lo digo muy seriamente. No lo es. Jeanny, ni se te ocurra leerlo, que te veo venir. ¿Y cuál es el problema? Bueno, quizás lo mejor sería preguntar: ¿y qué NO es un problema?

A ver, como explico yo esto, pese a que lo que os he contado es el argumento entero del libro, en el libro no se cuenta así (Osea, nadie podría contarlo con tanta gracia como yo. Otra de las virtudes de Laura, la humildad). Imaginad que en medio de lo que os he contado empiezo a poner poemas aleatorios cantando los gozos de la Virgen. O que empiezo a contar fábulas aleatoriamente y luego os digo que se relacionan con el texto porque sí. No, imaginad que decido hacer un tratado sobre las virtudes y defectos del amor de cincuenta páginas y lo inserto allí (como quién no quiere la cosa) y lo maquillo un poco para que tenga relación. No, no, imaginad que me emociono y hago que el protagonista sea feliz y se case. ERROR, así terminaría el libro. Pues nada, a mitad de la narración voy a decir que el novio se llama...se llama...a ver, algo que esté por aquí...se llama Don Melón de la Huerta y que todo era una broma (¡ajá habéis picado! Sí, seguro que cuela).

No, no, que todo tiene demasiado sentido, imaginad que a mitad de novela, decido que me gustaría cambiar de historia y contaros una batalla entre dos ejércitos y que luego, como el editor me dice que no pega nada, abro la Biblia, cojo dos palabras aleatorias y llamo a los personajes Doña Cuaresma y Don Carnal, y para que esté cohesionado (cómo mínimo se ha preocupado por la cohesión), hago que los pescados y las verduras luchen contra las chuletas y los solomillos. Lo mejor es cómo Don Carnal es derrotado por un puerro. Y bé, tras cincuenta páginas, se me termina la maría que me he fumado, olvido completamente lo escrito (¿releer? ¿Pa' que?) y retomo la serie de catastróficas desdichas del protagonista. Y aquí no ha pasado nada.


Bueno, pues podéis dejar de imaginar ir a la biblioteca y preguntar por el Libro de buen amor. Os prometo que no me lo he inventado. En serio, una de las razones por las que se me ha hecho soporífero el libro es que hay poemas desperdigados que dicen lo mismo de diferentes formas (ya me sé de carrerrilla los siete gozos de la Virgen. Muy bien, ¿quieres un pin?), largos fragmentos independientes que nos describen el amor, como concepto, y cincuenta mil cuentos que no vienen a cuento (Laura tiene tal riqueza  de vocabulario que no os sintáis incultos por tener que consultar el diccionario de tanto en tanto). Aún lo mejor han sido esas fábulas, porque como mínimo he entendido la mitad y solían ser graciosas (en este contexto, me parecía gracioso incluso clavarme un lápiz en el ojo)


Porque he aquí el segundo problema grave de este libro: no se entiende. Ya me había costado el castellano antiguo en las otras dos lecturas obligatorias, pero es que aquí es exagerado. Es como si de cada tres palabras, el autor hubiera quitado una. A eso que hay que sumarle el hecho de que el editor del libro se tomó las reglas de corrección por el forro y "ahora pongo un acento en esta palabra", "ahora no se lo pongo".


Es que de verdad, en los otros libros, había pasado de leer a interpretar, pero es que aquí he pasado de leer a interpretar y de interpretar a intuir. "Eso eres tú, Laura, que eres una inútil". De verdad que lo he llegado a pensar. No sé cómo será la edición que recomendó la profesora, pero vaya, me reconfortaba saber que el autor de las notas al pie de mi edición tampoco tenía ni repajolera idea.



De verdad, primera vez en mi vida que me topo con unas notas al pie tan inútiles. Las únicas palabras que me "traducía" eran las que ya conocía. Las demás, o hacía como que no existían o me ponía una nota al pie para informarme de que "el significado no estaba claro". ¡Venga ya! ¡Para decirme eso te molestas! Molestarme en mirar las notas al pie era como sembrar peras y querer recoger manzanas con forma de plátanos. En fin, que leía a velocidad de caracol y me enteraba de la mitad.

Por supuesto, no lo terminé a tiempo antes del examen, solo llevaba la mitad, pero me fue bastante bien gracias a una clase magistral de nuestra profe que nos dejó caer qué iba a preguntar (aunque por el sondeo que hice después del examen esas indirectas solo las pillé yo. Deberías haber hecho el sondeo antes del examen, no después). ¿Queréis saber qué le puse en la pregunta de "valoración personal de la obra" (Recuerdo que Laura está cursando el último año de universidad, aunque no lo parezca. Ya, a mí esta pregunta me sorprendió mucho)?

"Una obra compleja, para lectores instruidos, que pese a todo sigue vigente hoy en día, pues trata un tema universal como el amor, y no puedes menos que identificarte con el padecimiento del mal de amores del  protagonista. Una obra que se ha convertido en un clásico de nuestra literatura y cuyo valor reside en le hecho de que nos muestra que, pese a la distancia temporal, hay cosas que no cambian: no somos tan diferentes a nuestros antepasados, nos mueven las mismas pasiones" (Puse algo así, pero de media página)

Oh, qué bonito. Jeanny, no, ni se te ocurra leer el libro, haz como si el párrafo anterior no existiera. Describiendo mundos, para que veas que puedo ser una #LauraGenerandoDebate incluso contra mí misma y ponerme en contra de mi opinión.

En fin, puede que ahora os esteis preguntando "¿Por qué terminaste el libro si no te gustaba nada? ¿Por qué?" (pregunta literal de Omaira. Yo soy de su misma opinión). Bueno, pues porque (aunque no lo sabía), necesitaba hacer una entrada como esta y explayarme. Contaros mis penas. Que me compadecierais un poco. Me podéis enviar chocolate, si queréis, eso me animaría.

Si no hubiera terminado el libro (confiesa que lo has terminado leyendo la versión adaptada, no seas mentirosa, confiesaaa. Vale, lo he terminado leyendo la versión en castellano adaptado, pero aún así era difícil), no me hubiera visto capacitada para spoilearlo criticarlo a gusto. Realmente, no pensaba dedicarle tanto tiempo, iba a hacer una mini-reseña, no ha sido hasta que me he puesto a escribir que he visto que no podía parar. Cosas que tiene la vida. Ahora me siento un poco mejor.

En conclusión, una lectura que no me ha llevado más que disgustos, no puedo destacar anda positivo porque no se lo veo. La trama no dice nada nuevo y es muy difícil de seguir por las constantes interrupciones con fábulas, poemas y monólogos. El castellano antiguo es difícil de leer y muchas palabras son desconocidas, algo que dificulta aún más la lectura. Y al menos en mi edición, las notas al pie no son de mucha ayuda. Por mi parte, no lo recomiendo.

Y ya para terminar si queréis disfrutar de mi padecimiento página a página, os dejo con mi avance en Goodreads:



PUNTUACIÓN...0'5/5!

Primeras Líneas...

20 comentarios:

  1. Sigo pensando que no es un libro que deba ser leído en el instituto pero a pesar de lo que dices con los años y la experiencia ese libro va ganando en calidad y se le sacan más teorías a parte de la que tu le has sacado. Suerte para la próxima.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aish, no ho sé, es que incluso la profesora dijo que era complejo y...no ho sé, creo que podría haber elegido algún otro.

      Eliminar
  2. ¡QUE BARBARIDAD!
    Osea, un despropósito continuo...Me rio, pero me rio por no llorar por ti y por la pena que me da que hayas tenido que leer algo como esto =S
    Realmente hasta suena bien cuando lo cuentas tú, pero esta servidora hará caso a los constantes avisos de "No lo leáis" jajaja
    Que la suerte esté contigo en tu próxima lectura, mi pobre desdichada jaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja, es que soy una experta en hacer que suene bien...PERO NO LO LEAS xD
      Pues sí, a ver si este año me topo con mejores lecturas, aunque de las obligatorias no voy a librarme :/

      Eliminar
  3. Primero que todo, un aplauso, Laura, por pasar tantas catastróficas desdichas leyendo libros de este tipo para advertirnos a nosotros que no lo leamos. Eres la mejor blogguera que he visto, no importa que debatas contigo misma (eso lo hacemos todos en algún momento).
    Segundo, me he reído un montón con esta reseña xD Especialmente cuando me mencionaste. No te preocupes, yo sigo tu consejo. Además, no me llevo bien con los monjes. Y aprovecho para ponerme las pilas con Catastróficas Desdichas, que tengo un tiempo queriendo leerlas.
    ¿Hay cuentos, poemas y fábulas en un libro sobre aventuras amorosas y no tienen nada que ver con la trama? Con todo respecto, Juan Ruiz Arcipreste de Hita, así no se hacen las cosas. No.
    Yo también creo que quizá tenga algo biográfico... ¿Quién sabe?
    *envía chocolates* No te preocupes, hallarás el libro indicado que merezca un 5/5. ¡Ánimo con eso!
    Un beso ❤

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, gracias (Laura hace reverencias) Ay, que se me suben los colores... (la voz de mi consciencia es parte de mi encanto)
      Me alegro de que te haya gustado y que te hayas divertido con la reseña. Bien. Me alegro de que no lo leas. Lo decía para asegurarme xD
      Y sobre lo de biográfico...Apareció un documento legal de esa época en el que aparecen el nombre de varios personajes y el del autor, así que ellos sí existieron...
      Aplausos. Me alegro que sigas con Una serie de catastróficas desdichas. Quiero fangirlear contigo sobre el último libro y ver si ya te esperabas el final o te sorprende...
      Oh, ¡y gracias por el chocolate!

      Un beso,
      Laura.

      Eliminar
  4. Pásole tu comentario a los mis hijos.

    Laura, eres grande, pequeña. La verdad es que yo no recuerdo mucho de cuando leí estos libros. Sí que la edición del Mio Cid era en bilingüe (castellano antiguo-castellano moderno) y que lo nuestro nos costó. Pero me gusta ver todo el jugo que les sacas.

    Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, de verdad, me alegro que te haya gustado, y qué va, solo lo hago lo mejor que puedo. Uf, pues el del Mio Cid, si comparas las reseñas, verás que me ha gustado más que este, así que imagínate.

      Un saludo y gracias por tus palabras ;)

      Eliminar
  5. No sé. Creo que te va lo bñQFKB. Yo lo hubiera dejado enseguida. La reseña está genial. Algo has conseguido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también lo hubiera dejado, pero no me quedaba otra :(

      Eliminar
  6. Es complicado y bien complicado este libro. Y lo que se complicaban esta gente para enseñar algo... No sé yo si los lectores de esa época al final comprendían la moraleja. Lo leí en tiempos de facultad y lo disfruté porque tenía una profesora magnífica que lo explicaba todo tan clarito que parecía hasta un libro sencillo. Lo juro.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué envidia! Nosotros en clase le hemos dedicado poco tiempo, pero aún así, la profesora no hablaba de él hasta después del examen, es decir, después de haberlo leído y eso no ayudó :(
      En cuanto a lo de la moraleja...yo también creo que no la entendían :/

      Eliminar
  7. De miedo este libro xDDD pobre de ti que tuviste que leerlo completo. Creo que es la nota más baja que te he visto poner en el blog xDD me queda bastante clarito que no debo leerlo. Ya tuve con le Mio Cid en la prepa así que no gracias xD
    Un abrazo y mi admiración por no darte por vencida.
    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buah, ido ya ves, Cantar de Mio Cid era mucho mejor en comparación...Ya ves, este tipo de lecturas creo que han hecho que leyera Medianoche más animada, imagínate :P

      Eliminar
  8. ¡Hola, Laura! Jjajja, recuerdo tu suplicio con este libro y pues sí, no sé por qué, pero hasta a mí me parecía que habías tardado más de 27 días en leerlo xD
    Respecto a tu profesora... podía haber intentado motivaros un poco más, que se supone que esa es una de las funciones de los profesores.
    Sí que has preferido ser un poco Carme, nunca pensé que fueras a explicar algo de la trama de un modo tan directo jajajja
    Pues sí, con lo de la muerte de la chica pensaba decirte que había misterio, pero mejor me callo...
    Te juro que tuve una confusión visual y creí leer que habías puesto que intentó pillar cacho con 14 fulanas distintas, casi me quedo en shock porque ya esta reseña sería más del tipo Carme que tuya xD (que no es que esté mal, pero vamos, que me impresionaría verte ser tan directa jajaj).
    ¿Al tío lo violan y te lo cuentan así como si nada? :o No sé, pero este libro aparte de un tostón me está pareciendo un disparate. (Mentalmente agradezco a todos mis profesores de Lengua en el instituto que nunca me hicieran leer esto).
    Lo de las notas a pie de páginas creo que te lo dije en su momento, parece que el que las hizo se está riendo de ti.
    Sobre lo que escribiste en tu examen: es que es para aplaudirte xD ¡¡Podría creerme que amaste el libro!!
    Jjajja, me ha encantado ver mi pregunta. Tuviste fuerza de voluntad para terminarlo, eso es innegable.
    Sobre el chocolate... bah, te hago un favor no enviándotelo, seguro que en navidad disfrutaste de muchos dulces y ahora hay que alejarse un poco de ese tipo de caprichos xD
    Sobre decir que pienso alejarme de este libro durante toda mi vida, no habrá nada que pueda hacerme cambiar de opinión.
    ¡Saludos y enhorabuena por hacer una reseña tan divertida de un libro tan aburrido! ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya ves, el libro se me hizo eterno...
      Imagínate, a mi profesora ni se le ocurría nada bueno que decir, ya es grave la cosa.
      Buah, es que como doy por sentado que nadie se lo va a leer he decidido contarlo todo. Además, si alguien se lo va a leer, agradecerá que lo haya contado todo. Por mi parte, me leí el argumento entero antes de leerlo un par de veces, y ni así :/
      Jaja, qué va, de misterio nada...
      Jajajajajajja, me xap con lo de las fulanas.
      Disparate TOP TOP TOP Sí, sí, lo cuenta como si nada, yo fliping.
      Ya ves, es que después de leer unas notas al pie bien hechas como son las de Les assembleistes, estas notas al pie me parecieron una broma ¬¬
      (Laura hace reverencias)
      Jo...Te vas a ganar el odio de mi dentista al no enviarme chocolate ¬¬
      Me alegro de haberte convencido firmemente de no leerlo (Laura aplaude) y de que te hayas reído con la reseña^^

      Besos,
      Laura.

      Eliminar
  9. ¡Hola, Laura! ^^

    Oh, joder, Laura, qué mal jajajajajajaja Siento en el alma que tuvieras que leer algo tan infumable, y me baso sólo en tu experiencia. No hubiera dicho nunca que el libro es tan infumable, más que nada porque cuando iba a segundo de bachiller me hacía hasta gracia la ida de olla que tenía el hombrecillo este en la cabeza. Eso sí, leerse un trocito, hacer un examen y pasar a otra cosa es mucho más fácil que fumarse el libro entero. Por cierto, me ha entrado un ataque de risa cuando has dicho que se te acaba la maría y tienes que acabar el libro. ¡Es que sí! Por favor, hay libros que no se sostienen por ningún lado. Es del rollo: vaya pedazo de porro te has metido entre pecho y espalda, machote. Pues eso.
    Así que otra vez has sido un poco Carme... Vaya, vaya, con esta Carme... jajajajajajajaja Nada, me alegro de que hayas llamado las cosas por su nombre. Si es un hombre que sólo quiere follar, se dice y punto. Y hablando del tema... ¿se llamaba Fulana? ¿Hola? ¡Pobre mujer! ¡Vaya nombre!
    Las Serranas me hicieron mucha gracia cuando iba a clase, como te comenté en su momento. Que lo violen es de traca. Aunque me parece la hostia de raro. Quiero decir, ¿cómo consiguen violarlo? Porque si él no pone un poco de su parte, eso no se levanta. Ahí dejo la reflexión.
    Más cositas. No voy a leer ese libro. Es que ni de broma. Si la mujer ya os dijo que ibais a querer llorar sangre leyendo el libro, y vosotr@s estudiáis literatura por gusto... yo ni me lo planteo jajajajajaja
    Me deja muerta que tuvieras los ovarios de acabar el libro. Da igual que fuera la versión adapta. Acabaste el suplico. Un aplauso, Laura, en serio.
    No te voy a mandar chocolate, no llores tanto, que sé que eres una chica muy fuerte ;D jajajajajajaja Pero nada, si algún día nos vemos (lo cual sería muy guay) te invito a un café ;D ¿Ves? Soy terriblemente generosa jajajajajajajajaja
    Una reseña genial. Muy divertida, sí, sí ^^ Me ha encantado los gift :D
    ¡Un besazo muy pero que muy grande y que pases un maravilloso fin de semana, guapísima! ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Carme! Pues sí, yo flipé contigo que decías que te había parecido entretenido el argumento...Y sí, me ha costado sudor y sangre pero lo he conseguido. Espero que las próximas lecturas obligatorias (porque habrá más) no sean tan horribles.

      Un saludo,
      Laura.

      PD: No me gusta el café.

      Eliminar
  10. Ains, que te leí el otro día y no pude comentarte en aquel momento y ya se me había pasado volver para hacerlo... lo que me reí leyéndote... jajaja.

    Los programas de los institutos tienen un problema gordo a la hora de escoger lecturas. Entiendo el motivo (hay que estudiar la historia de la literatura española), pero hacen un flaco favor a los alumnos. Tú porque eres lectora habitual y te da igual haber leído este libro que seguirás con tus lecturas, pero esto se lo das a una persona que no le guste leer, que tenga que hacer un esfuerzo por sentarse a leer el libro, y se encuentra algo tan difícil (porque es muy dificil y pesado) y lo más normal es que odie la literatura para el resto de su vida. En los institutos más que fomentar la lectura hacen lo contrario por no querer abrir un poco la mente.

    ¡Besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Me alegro de que te divirtieras. Totalmente de acuerdo con lo del sistema educativo, es que este tipo de libros no anima en absoluto a la lectura, a mí es que me desespera esta estrategia. Una lástima :/

      Eliminar

"Sabes que has leído un buen libro cuando al cerrar la tapa después de haber leído la última página te sientes como si hubieras perdido a un amigo." Paul Sweeney