jueves, 3 de diciembre de 2015

Los hijos de Ahiris, de Jenny- Mai Nuyen

Reseña de "Los hijos de Ahiris" o "Los hijos de la guerra"

Título original:Das Drachen Tor (2007
Autor: Jenny-Mai Nuyen
Editorial Montena
Traducción de Beatriz Galán Echevarría
1ª Edición, Octubre 2010
Género: Novela, fantasía épica, elfos, LIJ+14
ISBN: 9788484415541
526 Páginas

Sinopsis:
Haradonos y Myrdanos nunca han convivido en paz. En la última gran contienda los myrdanos sufren la más humillante de las derrotas. Un grupo de niños, mujeres y viejos, encabezado por Alsar, un chico de solo once años, consiguen sobrevivir y se refugian en las cuevas de las rocas. Todos intentan olvidar. Todos menos Alasar, que, durante nueve años, alimentará un único sentimiento: la venganza.
Han pasado nueve años y no hay reino humano más poderoso que Haradon. Sin embargo, circulan inquietantes rumores de que el rey Morgwyn de Myrdhan quiere volver del exilio. Revyn, un joven haradono, no quiere saber nada de la guerra, y por eso decide ser un humilde mozo de cuadra que cuida los pocos dragones salvajes que han podido capturar los cazadores. Pronto descubrirá que tiene la rarísima habilidad de amaestrar a esos legendarios animales, y eso solo significa una cosa: poder.
Alasar-Revyn, Revyn-Alasar, cara y cruz de una misma moneda, héroes y villanos al mismo tiempo, condenados a cumplir un cruel destino que determinará el futuro de cuantos les rodeen. Esta es su historia…

Por qué este título...
"—Ahiris es la vida. Representa el destino. —El rey dejó vagar la mirada en la oscuridad—. Desde el principio de los tiempos, los elfos han adorado a los espíritus y a los seres semidivinos. Pero solo hay un dios absoluto, y ese es Ahiris, padre del cielo y madre de la vida. Ahiris tiene en sus manos el poder de la vida y dispone sobre esta y la muerte, la victoria y la derrota, el principio y el fin.
—¿Y tú puedes ver lo que hace Ahiris? —preguntó Ardhes titubeante.
Octaris asintió.
—El mundo está compuesto por millones y millones de almas, de seres y esencias, pero a veces, en determinados momentos de inflexión temporal, unos pocos héroes o villanos determinan el futuro del resto con sus actos. Estos héroes y villanos en mi idioma reciben el nombre de ahirah, que significa «los hijos e hijas de Ahiris». Pueden ser buenos o malos como la vida misma, pero en su interior encierran poderes divinos."

Opinión:

No me gusta hacer las reseñas mucho después de haber leído el libro, porque se me olvidan algunos de los detalles que quería comentar, por lo que esta reseña no será tan buena como yo quería, ya que hace una semana que me terminé el libro, pero no he tenido un momento para escribirla.

En fin, la verdad es que el libro me llamó por dos razones: porque era muy conocido y porque la trama, aunque poco original, tenía buena pinta. La verdad es que me he llevado una decepción (como veis, últimamente estoy que no acierto con mis lecturas...)

A ver, el libro trata sobre la Edad Media. Reyes, reinos, caballeros, soldados, batallas,...y todo eso está bien, me gusta el tema. Pero la manera en que se desarrolla la historia no me ha terminado de convencer. A ver si me explico. La historia gira entorno a tres protagonistas y cada uno de ellos destaca un tema en la historia, pero no se profundiza lo suficiente en ninguno.

Por un lado, está Alasar, un chico que queda huérfano tras la guerra y junto a los restos de su pueblo se refugia en las cuevas, donde se convierte en un líder y empieza a crear su propio reino. Es decir, por un lado, tenemos la venganza, la evolución de Alasar y cómo puede alzar a su pueblo desde las cenizas.

Por otro lado, está Revyn, un chico huérfano, que tenía una familia disfuncional, y que se enrola en el ejército donde descubre que puede hablar con los dragones y que estos son muy humanos. Es decir, por este lado, está el tema de la esclavitud de los dragones, el pasado oscuro de Revyn y su papel en el ejército.

Y en mitad de los dos, se encuentra Ardhes una princesa hija de una humana y un rey elfo, en cuya mano está el futuro de los elfos, maltratados por los humanos. Es decir, tenemos el mundo de los elfos, la preocupación de Ardhes por su propio futuro y los problemas con su familia.

La historia da para mucho, ¿no os parece? Pero a mí me ha decepcionado mucho que no se desarrollara bien el tema, pues todo es demasiado confuso y se profundiza poco. Por ejemplo, Alasar no tiene ningún problema con la fundación de su reino (¿? JÁ) y su historia se trata por encima, a penas hay diálogos con el resto de personajes.

Otro ejemplo: la historia de Revyn y los dragones me parece muy interesante, pero A NADIE LE IMPORTA UN PIMIENTO. Y con nadie no me refiero al lector, sino a ningún personaje humano de la historia, es más, ni siquiera nadie se entera de que los dragones no son simple animales y que pueden hablar y blablabla. Es como si todo lo que hace Revyn no sirviera de nada porque a nadie le importa.

Lo mismo pasa con los elfos. Están ahí, pero ses como si no estuvieran. No luchan por sus derechos, se dejan gobernar por los humanos y ser tratados como basura y a penas se resisten. A parte de que están siendo exterminados por los humanos y que tienen poderes mágicos indeterminados, poco más se profundiza en ellos.

Por otra parte, están los personajes que no terminan de ser de mi agrado, y es que no he conectado con ninguno. Como mínimo, todos tienen su "pasado oscuro" que justifica sus acciones en cierta manera, pero a algunos se les va la mano. No sé si os ha pasado nunca (a mí no me había pasado hasta este momento), pero a partir de la mitad del libro he sentido como si los personajes se escaparan del control de la autora y fueran cada uno a su bola, actuando sin pensar y de forma poco coherente. Y eso es lo que más me ha disgustado de ellos.

Así, Ardhes me ha parecido muy niña mimada y caprichosa. "Voy a hacer esto sólo para fastidiar a mi madre o a mi madre. Uy, creo que no debería haberlo hecho...". Alasar está completamente fuera de control, es como un Hitler loco que se deja guiar únicamente por sus impulsos "ya no sé contra qué estoy luchando, pero no me importa" (No son citaciones reales, sino versiones abreviadas, pero piensan así). Y en el caso de Revyn es que simplemente, no tiene cerebro "Voy a liberar a los dragones de cualquier modo. ¿Qué todo el mundo me está viendo abrir sus jaulas? No problem, lo conseguiré". A eso le llamo yo estrategias inteligentes (y va por todos los personajes).


Más cosas, las batallas están bien, pero llega un momento en que es demasiado. Es decir, el libro no trata sobre algo en concreto, si no que a todo el mundo el preocupa algo diferente. A Revyn los dragones, a Ardhes los elfos (aunque se preocupa más por si misma) y a Alasar su venganza. Y el resto del mundo está preocupado por una guerra tan grande, que los problemas de los protagonistas parecen insignificantes. Así, sobretodo en el final, las escenas de guerra se me han hecho muy pesadas y largas, a penas hay diálogos y las descripciones no están muy logradas.

Pero, ¿algo bueno tendrá el libro, no? A pesar de mis continuas quejas, el libro no es tan malo, tiene sus cosas buenas. La idea base de la historia está bien, en general, toca temas muy interesantes y ofrece una perspectiva nueva a la Edad Media.

Por otra parte, el mundo de la novela me ha gustado. La existencia de los elfos, de los dragones, la política, la organización de todo, lo de las diferentes capas que tiene el mundo, la magia,...todo en su conjunto hace que la historia se más interesante.

En cuanto al final,...ni fu ni fa. Es impresionante, no se ve venir, pero al mismo tiempo, es muy precipitado. No termina de convencerme.

En conclusión, un libro con una buena base de fantasía y unos personajes buenos, pero que poco a poco decae y que, a pesar de contener mucha acción y ofrecer múltiples puntos de vista y subtemas, no engancha y se hace bastante pesada. Puede que muchos no coincidáis conmigo, creo que deberíais darle una oportunidad pese a todo, porque puede que en este caso haya múltiples opiniones.

Y vosotros, ¿qué opináis? ¿Os ha pasado alguna vez estar en una racha de malas lecturas? ¿Habéis leído el libro? ¿Os parece que la autora quiere abarcar demasiados temas? ¿Alguna vez habéis encontrado unos personajes que escapen del control del escritor?

PUNTUACIÓN...3/5!

 Primeras Líneas

10 comentarios:

  1. Esta novela no me atrae mucho, demasiado batiburrillo. Y las malas rachas...a veces pasa igual que las buenas no?
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, supongo que sí, ahora no tengo casi tiempo para leer así que voy un poco así, pero no creo que tarde mucho en encontrar un buen libro^^

      Eliminar
  2. NO la conocía. Y por lo que cuentas no me llama nada.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  3. Yo ahora mismo acabo de salir de una, gracias a Sweet fall jajaja.
    La verdad es que el no me llama mucho la atención y con tu reseña me has rematado ;)
    Lo dejo pasar,Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja, me alegro que hayas superado tu mala racha^^

      Eliminar
  4. Me gusta la fantasía pero por lo que cuentas no me termina de convencer.

    besos =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es que a mí me llamó por la fantasía pero me llevé un chasco...

      Eliminar
  5. ¡Hola!
    Me lo apunto a ver que tal.
    ¡Nos leemos! :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí no me convenció, ya me contarás si lo lees ;)

      Eliminar

"Sabes que has leído un buen libro cuando al cerrar la tapa después de haber leído la última página te sientes como si hubieras perdido a un amigo." Paul Sweeney