lunes, 9 de noviembre de 2015

El violinista de de Mauthausen, de Andrés Pérez Domínguez

Reseña de "El violinista de Mauthausen" o "Perdidos en el tiempo (verbal)"

Título: El violinista de Mauthausen
Autor: Andrés Pérez Domínguez
Editorial: Algaida, 2009
Encuadernación: Tapa dura
Páginas: 312
PVP: 20,00 €

Sinopsis:
En París, una pareja está a punto de casarse en la primavera de 1940, pero la Wehrmacht invade Francia y él, republicano español exiliado, es detenido por la Gestapo y enviado al campo de exterminio de Mauthausen. Ella colaborará con los servicios secretos aliados, dispuesta a cualquier cosa para salvar la vida de su prometido. Entre ellos, un ingeniero alemán que ha renunciado a su trabajo en Berlín para no colaborar con los nazis, se dedica a recorrer Europa con un violín bajo el brazo. Muy pronto, las vidas de los tres se entrelazarán para siempre. El violinista de Mauthausen es su historia. En París ocupado por los alemanes, el Berlín en ruinas después de la Segunda Guerra Mundial y el campo de exterminio de Mauthausen son los principales escenarios donde se desarrolla un relato que mezcla intriga, aventura, espionaje, historia y romance, que atrapará al lector desde la primera página.

Opinión:
Impresión: ¡Quiero terminar ya ¬¬!

Vamos a ver, empezaré por las cosas positivas porque si no diréis que sólo le encuentro problemas a mis lecturas. La trama de la historia es buena, porque ofrece tres focos: el de Rubén, republicano español exiliado en Francia donde es detenido y enviado a un campo; Anna, novia de Rubén que decide hacer todo lo posible por sacarlo de allí, incluso convertirse en espía; Franz, ingeniero y violinista alemán que está en desacuerdo con el régimen. También está Bishop, un espía norteamericano, pero se sabe tan poco de él que voy a dejarlo aparte.

Las historias basadas en la Segunda guerra mundial suelen tratar sobre los judíos, así que no había leído ningún libro que tratara sobre estos tres temas. Me ha parecido interesante ver lo duro que fue también para los exiliados españoles, cómo no todos los alemanes estaban de acuerdo o eran indiferentes al régimen y cómo eran los espías norteamericanos.

Lo negativo es que, aunque todo esto sea muy interesante, no se profundiza en ninguno de los tres temas. Sí, Rubén va a un campo y sufre mucho, vale, nada nuevo. Sí, Anna es una espía y tiene que trabar "amistad" con un alemán, pues ok. Sí, Franz no está de acuerdo con el régimen pero aún así hace lo que le mandan. Esto no es lo que esperaba.


De los tres personajes principales, el mejor trabajado puede que sea Rubén, pues algunos de los horrores que nos describe logran conmovernos, pero después de lo mal que lo pasaron los judíos, lo suyo no es nada, y él mismo lo admite:
 "...y uno no puede evitar alegrarse, aunque no quiera, cuando dos años después llegan nuevos convoyes a la estación, nuevas reatas de presos a los que les ponen dos triángulos superpuestos en el pecho del traje de rayas, uno rojo y otro amarillo, hasta formar una estrella de seis puntas, la estrella de David, y enseguida son ellos los que se encargan de las tareas más penosas del campo, como el trabajo en la cantera, y caen como cucarachas, igual que antes lo hemos hecho nosotros, los republicanos españoles, y nuestra vida ahora no te diré que es buena, porque esa palabra no puede existir dentro de los muros de Mauthausen, pero las condiciones de vida de los judíos son mucho peores, y su llegada, de alguna manera, nos ha aliviado un poco de las penurias del campo."

En cambio el "espionaje" de Anna, casi no se puede llamar así, porque la verdad es que no aporta mucho. Ella se cree importantísima, que está ayudando a parar la guerra, pero la verdad es que no hace gran cosa. Técnicas de espionaje usa pocas y ni tan siquiera asistimos a su entrenamiento de tres semanas (por lo que dice que puede hacer, las tres semanas le cundieron mucho) en Inglaterra. Y con Franz, más de lo mismo: sabemos que es ingeniero porque lo dice, no porque nos lo demuestre.

Pero aún así, me ha gustado la relación entre estos tres personajes cómo juegan constantemente al gato y al ratón, como se encuentran y desencuentran constantemente, uno sin saber del otro, conociéndose solo a medias.


Si eso fuera todo, si la reseña terminara aquí, la historia seria aceptable, un 3 o un 3'5/5. Pero como ya os podéis imaginar, la realidad es bien diferente. Y es que hay algo de lo que aún no os he hablado es del narrador.

Es un narrador en tercera persona muy caótico. ¿Sabes cuando a veces divagas que vas saltando de un tema a otro? Pues igual. Los capítulos van alternándose de un personaje a otro, y lo que pasa es que el narrador se pierde. Ahora te habla en pasado, como te habla en presente, como te habla en futuro, y los verbos, en el tiempo verbal que le da la gana. Ahora recuerda algo que pasó hace dos años, y hace un flashaback, y en ese flashback, recuerda algo que pasó hace unos meses y vuelve a viajar en el tiempo, para luego regresar al presente y volver al primer flashback. Y luego, cambia de personaje y ya no sabemos dónde estamos. Y eso, contínuamente. ¡Incluso en varios capítulos, sin venir a cuento, empieza a estar narrado en forma de cara! A ver, entiendo que el narrador no quiera hacer la narración, pero es que menudo embrollo, que alguien ponga un poco de orden. Es como si el libro fuera un puzzle sin armar, todas las pieza revueltas entre si. Aquí podéis ver unos ejemplos de a qué me refiero:



Pero eso no es todo. Además, el narrador hace spoilers, sí, sí, es en plan (no es una cita real) "Rubén estaba sufriendo mucho en el tren, pero no se imaginaba lo que sufriría unos días después, acarreando piedras de aquí para allá y estando siempre hambriento". ¡Pero no me lo cuentes aún! Y claro, eso hace que muchas escenas se repitan varias veces: cuando nos lo spoilea el narrador, cuando sucede de verdad, cuando el personaje recuerda lo que le ha sucedido y cuando se lo a alguien. Y yo en plan...."te repites más que mi abuela".

"Eso no será nada comparado con lo que aún le queda por hacer, pero aún no puede imaginarlo, todavía no puede saber Rubén cuántas cosas verá o qué cosas será capaz él mismo de hacer." 

"Anna odia a Bishop cuando se lo pide, pero todavía no sabe que aún lo odiará más, cuando pasen unos años, lo odiará tanto que deseará su muerte, peor aún, querrá matarlo ella misma, con sus propias manos."

Y no son solo esas escenas lo que se repiten. Como ya había comentado antes, los personajes no se desarrollan y eso tiene una razón: están continuamente lamentándose. He leído cincuenta mil veces lo mal que lo pasa Rubén acarreando piedras, lo bien que se sintió al declararse a Anna, lo que hecha de menos su casa; he leído cien mil veces lo asustada que está Anna, lo mucho que odia a Bishop, cuánto echa de menos a Rubén, y el miedo al qué dirán de los vecinos; he leído un millón de veces lo horrible que le parece a Franz lo que hacen los nazis, lo poco que le gusta su trabajo, y cómo echa de menos ser violinista. ¡Pero que ya lo sé! ¡Dejad de quejaros y haced algo que aporte sentido a la trama! No sabéis la de ganas que tenía de soltarlo todo, es que estaba a punto de estallar.


Y claro, con todo lo que acabo de decir, ya os podéis imaginar que la novela es básicamente narrativa, que los diálogos son muy escasos y eso hace que el ritmo de la historia sea lento y que se haga muy cuesta arriba leer el libro.

El final ha sido aceptable. No es espectacular, pero sí muy realista, especialmente por el cambio de carácter de Rubén, perfectamente comprensible tras lo que le ha tocado vivir.

En conclusión, una novela que tenía potencial y una buena historia, pero que no está bien desarrollada, tanto por la poca profundidad, como por las repeticiones constantes y por la actitud del narrador escogido. Yo por mi parte, no la recomiendo.

Y tu, ¿que opinas? ¿Te has encontrado alguna vez una novela que haga autospoilers? ¿O que tenga alguno de los problemas de esta? ¿Sabes de alguna novela que trate alguno de estos tres temas principales? ¿Vosotros, en mi caso, hubierais abandonado la lectura?

PUNTUACIÓN...2/5!

Primeras Líneas...

16 comentarios:

  1. Vaya, pues había leído buenas reseñas sobre esta novela pero veo que, por lo que comentas en la tuya, son unos cuantos peros que tiene y ya la veo de otra forma, por lo que una menos para apuntar. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, antes de escoger un libro siempre va bien comparar opiniones, espero haberte ayudado.

      Eliminar
  2. Pues me ha venido bien tu reseña porque los temas y la ambientación me encantan pero no estaba segura...y creo que la voy a descartar.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es que a mí me atrajo por su temática pero me he llevado un chasco,...

      Eliminar
  3. No lo conocía pero tras tu reseña lo dejo pasar definitivamente.
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Oooh! Qué pena!! Lo vi hace poco en la librería y tomé nota porque me gustó la sinopsis (es un tema que me suele gustar), pero me has dejado un poco plof. Nunca digas nunca, pero lo seguro es que no voy a correr. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya ves, a mí también me llamaba porque la temática era un poco diferente a lo normal, pero me he llevado una decepción enorme :(

      Eliminar
  5. No lo conocía pero dudo que me guste, así que queda descartado xD

    Besitos ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, de temáticas similares hay de mejores.
      un besito,
      Laura

      Eliminar
  6. Por temática me llamaba, pero viendo tus peros, creo que voy a dejarla pasar.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tranquila haces bien, yo espero encontrar otro de los mismo temas pero que sea mejor...

      Eliminar
  7. Veo que no ha sido lo que esperabas, eso de los autospoiler me pasó en un libro pero ahora mismo hace tanto que no recuerdo en cual, pero te iba diciendo lo que iba a pasar y era muy absurdo la verdad.

    Besos =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es que no hay quién lo entienda. En al Ladrona de libros pasaba lo mismo, pero quedaba guay, aquí en cambio hace que todo sea repetitivo.

      Eliminar
  8. Hola guapa!
    La verdad es que no me llama.
    Un beso.

    ResponderEliminar

"Sabes que has leído un buen libro cuando al cerrar la tapa después de haber leído la última página te sientes como si hubieras perdido a un amigo." Paul Sweeney