miércoles, 10 de junio de 2015

Trilogía Victoriana II: El mapa del cielo, de Félix J. Palma

Como os dije hace unos días, El mapa del tiempo fue un libro que me sorprendió muchísimo. Pero a pesar de ello, tenía miedo de este libro, miedo a que no fuera tan genial, a que hubiera otros personajes, a que el autor no lograra sorprenderme.  Pero no ha sido así, de nuevo, he quedado maravillada.


Título: El mapa del cielo
Autor: Félix J. Palma
Año de publicación: 2012
Género: Novela, ciencia-ficción
Editorial: Plaza & Janés
Páginas: 744
PVP: 21.90
ISBN: 9788401339554

Sinopsis:
En el caluroso verano de 1835, un hombre hizo soñar al mundo revelándole que la Luna estaba habitada por unicornios, hombres murciélago y otros seres fantásticos. Y aunque no se tardó en demostrar que aquello era una gran mentira, muchos prefirieron seguir creyendo que en la Luna se almacenaban los sueños que podían hacer sus vidas más hermosas. Más de sesenta años después, su biznieta Emma Harlow, solicitada por lo más granado de la alta sociedad de Nueva York, sabe que solo podrá enamorarse de alguien capaz de hacer soñar al mundo como lo hizo su bisabuelo. Por eso exige a Montgomery Gilmore, su más infatigable pretendiente, que reproduzca la invasión marciana descrita en La guerra de los mundos, la novela de H. G. Wells. Pero para el millonario no hay nada imposible: los marcianos invadirán la Tierra, aunque esta vez sea por amor.

Opinión:
Impresión: Me ha encantado

Ponerme a hacer esta reseña me ha costado mucho. Hace ya unos días (casi una semana) que me he terminado el libro, pero no había manera de lanzarme, tenía que asimilar la lectura. Es más, creo que tardaré un tiempo en poder leer el último, necesito hacer un pequeño descanso y mentalizarme.

Y es que de nuevo, el autor ha hecho magia con las palabras, las dirige y transforma a su gusto, conduciendo al lector por allí donde quiere, manipulándolo, sin enseñar el truco hasta el final. Brillante, simplemente brillante. Una capacidad increíble para crear mundos y para combinar la realidad con al ciencia ficción. Félix J. Palma es un mago que atrapa al público con sus palabras y que logra convencer  al lector incrédulo en la existencia de la magia.

Mirad que iba prevenida, mirad que me lo veía venir, que sabía que volvería a caer en la trampa, que estaba recelosa, atenta a cualquier cosa...y aún así no he podido evitarlo. Me ha sorprendido, no solo los giros inesperados, si no también por la importancia que da a los detalles.


De nuevo, volvemos a encontrarnos con una prosa seria y madura, con pocos diálogos y largas descripciones, pero como ya dije en el libro anterior, llegas a acostumbrarte.  Aún así, quizás el autor se haya excedido un poco con el uso de palabras cultas, algo que dificulta un poco la lectura.


Pero aunque en ocasiones la narración se hace cuesta arriba y es un poco pesada, a causa del exceso de información, un cúmulo de comentarios que parece que no llevan a ningún sitio, en el fondo, todo tiene su importancia, de manera que el autor de obliga a fijarte en los pequeños detalles si quieres tratar de adelantarte a los acontecimientos.

Por otro lado, he de mencionar que no hay ningún spoiler del libro anterior, y eso tiene mucho mérito, porque con los mismo personajes yo pensaba que iba a escaparle algo al autor, pero no ha sido así. Aún así, es mejor los libros por orden, creo que  así te llevarás más sorpresas que si los lees desordenadamente.

¿Y qué más decir de este libro que no haya dicho ya? Tengo que confesaros algo, a medida que iba leyendo he tenido que ponerme notitas de cosas que me llamaban la atención y que quería comentar en esta reseña, y eso es algo que nunca antes me había pasado. Así, puedo deciros que me ha encantado por un millón de cosas: el increíble narrador omnisciente con sentido del humor y personalidad propia, el don de la descripción tan exactas que te transportan al Londres de la época, esa hilarante escena de la notitas de amor y del romance secundario de la criada, la gran imaginación del autor, su capacidad para darle mucho sentimiento a ciertas escenas,...


Los personajes, aunque algunos son los mismos que en el libro anterior, han vuelto a fascinarme. El autor es perfectamente consciente de la personalidad de cada uno de los personajes y las reacciones que tienen son perfectamente acertadas. El único que no me ha terminado de convencer ha sido Charles, cuya voz narrativa la confundía a veces con otra, pero realmente no hay ningún problema.


Por último quiero dar un gran aplauso por el perfecto retrato de la época que hace el autor. Increíble, no le he visto ningún error (psé, ni que fuera una experta...). Tanto la ambientación como la forma de actuar y pensar de los personajes coincide con la imagen que tenemos de la época e incluso la supera. Porque El mapa del cielo es un libro único que convierte la realidad en ciencia ficción y la ciencia ficción en algo demasiado real.


¿Y qué decir del final? Completamente impactante. De veras, tengo la firme necesidad de releerme todo el libro, porque ese final ha hecho que me lo replanteara todo. Es más, mientras estaba copiando las citas que habréis podido leer a lo largo de la reseña, no podía evitar fijarme en los detalles que se me habían pasado por alto.

Ahora me digo que sí, que he aprendido la lección, que no volverá a engañarme, que he aprendido el valor de los pequeños detalles...pero sé que es mentira, y que seguramente en el próximo libro volverá a atraparme en su red de palabras.

PUNTUACIÓN...4/5! 

Primeras Líneas...

6 comentarios:

  1. Pues ya verás el tercero!
    A mi esta trilogía me encantó, lo disfruté muchísimo y estaba muerta de curiosidad, por ejemplo, con el narrador
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, a mí el narrador también me tiene muy intrigada :0

      Eliminar
  2. A ver si me hago con ella que me apetece cada vez más.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  3. A ver cuando me animo con este libro, que lleva ya unos cuantos añitos en mi estantería...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar

"Sabes que has leído un buen libro cuando al cerrar la tapa después de haber leído la última página te sientes como si hubieras perdido a un amigo." Paul Sweeney