jueves, 30 de abril de 2015

Trilogía Mackenzie II: Malos deseos, de Sarah Julia Kane

Autora: Sarah Julia Kane
Fecha de edición: 2.014
Editorial: Edebé
Encuadernación: Tapas blandas
Páginas: 201
Precio: 12 €
Género: Juvenil
Saga: Mackenzie 2/3

Sinopsis:
Me llamo Mackenzie, tengo dieciséis años y llevo una doble vida: entre semana acudo al instituto como una chica cualquiera y los fines de semana me dedico a cazar a los monstruos que se portan mal. Como un superhéroe pero sin mallas ni antifaz. No me hace falta esconderme. Con mi escaso metro sesenta y una talla “S”, nadie sospecha que puedo patear a tipos que me triplican en peso. Pero lo mejor es que puedo hincharme a dulces y a comida basura: lo quemo todo gracias a mi metabolismo privilegiado. La parte negativa es que la misma furia que me alimenta puede hacerme perder los estribos, por decirlo suavemente. Por eso Marcus me acompaña en todas las misiones. Él es algo así como mi guía en el mundo de lo sobrenatural y el encargado de sujetarme cuando me entusiasmo demasiado.

Opinión:
Impresión: ¿Pero esto qué es?

A ver, yo sé diferenciar entre una segunda parte y las historias intermedias. Una segunda parte es algo como Los hijos de las tinieblas, donde la historia retoma el hilo argumental de la anterior. Pero un libro sobre el mismo personaje, sin que la trama tenga nada que ver con el anterior no es una continuación. Este ha sido el caso.

Yo estaba curiosa por leer cómo continuaba la historia, por saber qué ocurre con la gemela malvada, cuáles son los poderes de Mackenzie, quién es su padre,..etc. No pido nada del otro mundo, si no lo normal. Pues no.

 Aunque en el fondo si que Mackenzie hace alguna que otra referencia a su hermana, más bien se limita a esperar que esta termine su vuelta al mundo y vaya a por ella. Y como no se puede escribir un libro sobre cómo Mackenzie se sienta a esperar, pues vive una pequeña aventura paralela a la trama principal: unos daemons están asolando el pueblo, donde además suceden cosas extrañas.


Oseasé, que Mackenzie se convierte en una caza monstruos, para hacer algo mientras espera. Eh...no gracias, podría haber pasado sin este libro perfectamente.

El único punto positivo es que recuperamos a la verdadera Mackenzie, la de los primeros capítulos del libro anterior, esa chica graciosa y sarcástica, disparando comentarios tontos a diestro y siniestro, con la que no podía parar de reír. Solo por eso ha merecido la pena el libro. Espero que en la tercer parte continúe así.


En cuando al romance, un poco más de lo mismo que en el libro anterior: Mackenzie no sabe quién le gusta de verdad, blablabla, pero sin ponerse babosa sobre el tema, pues, como ya pasa en el libro anterior, tiene demasiadas cosas en las que pensar.

¡Ah! Una última cosa. Acabo de recordar que en cierto punto del libro, la novela cambia al punto de vista de Marcus, aunque solo por un par de capítulos, para poder aclarar algunas cosas, como sus sentimientos. Realmente, esto me ha parecido muy innecesario.

En conclusión, una pequeña aventura, que nada tiene que ver con el libro anterior, donde no se conoce mucho más sobre los orígenes de Mackenzie, aunque se recupera la chispa de la protagonista.

PUNTUACIÓN...3/5!


Primeras Líneas...

3 comentarios:

"Sabes que has leído un buen libro cuando al cerrar la tapa después de haber leído la última página te sientes como si hubieras perdido a un amigo." Paul Sweeney