miércoles, 8 de octubre de 2014

Trilogía El ciclo de la luna roja, Libro II: Los hijos de las tinieblas, de José Antonio Cotrina

Título: Los hijos de las tinieblas (El Ciclo de la Luna Roja #2)
Autor: José Antonio Cotrina
Editorial: Alfaguara
Año: marzo 2010


Sinopsis:
La ciudad ya les ha demostrado lo cruel que puede ser, pero eso no va a detenerlos. No piensan rendirse. Ahora tienen la magia de su parte y ha llegado la hora de tomar la iniciativa. Van a explorar la ciudad. Van a arrancarle todos sus secretos. Y no habrá vampiro ni hechicero ni criatura alguna que los detenga. Mientras tanto, un mal más antiguo que el propio reino despierta entre las ruinas… Y la Luna Roja se acerca.

Opinión:
Impresión: Genial

En cuanto terminé el anterior libro, enseguida me lancé a por este, pues me picaba la curiosidad. Y lo he devorado. Al fin hay acción y respuestas a montones. En comparación con este, el anterior resulta introductorio.

Por una parte, me ha gustado porque es original. Yo pensaba en algo estilo Los juegos del hambre, pero no tiene nada que ver, la trama es mucho más compleja de lo que parece en un principio. Y no solo eso, las aventuras son incesantes y la acción no ceja, además de que las peleas están descritas con mucho énfasis y pasión.

Mi única queja en cuanto a esto es que parece que la novela esté dividida en actos, y en cada uno hay una pequeña aventura, y luego regresan a la vida normal, y luego hay otra pequeña aventura, y luego regresan a la ida normal... así en un constante bucle desde que empecé la trilogía. Eso hace que en muchas ocasiones no recuerde qué sucedió primero, y, aunque la novela tiene un hilo conductor, es como si a veces lo soltara. No sé si me habréis entendido...

Más cosas. Como decía, la trama me ha gustado mucho. Hay misterio y nunca sabes qué va a pasar, pues cualquiera puede morir en cualquier momento, por cualquier cosa, y no sabes con que nueva sorpresa te va a salir el autor. Por suerte, nos desvela algunos interrogantes, pero otros continua allí, indelebles en mi mente, a la espera de una respuesta.

En esta ocasión, paralela a la supervivencia de los chicos, encontramos otra historia que discurre entre los miembros del consejo: Alguien los está asesinando. Me ha gustado este desvío de la historia, pues gracias a ellos conocemos más de la ciudad, de su pasado, de su esplendor y decadencia. Aún así, sigo ávida de más.

En cuanto a los personajes, siguen impresionándome. En este libro vemos como han madurado rápidamente, tal como exije la ciudad y cada vez están mejor definidos. Podría describirlos un poco, pero no voy a hacerlo, porque la magia está en notar uno mismo la diferencia.

Del único del que pienso hablar es de Héctor, el protagonista. Desde el principio fue un protagonista atípico: gordito, débil, poco participativo, y siempre al margen de todo. En esta novela, sigue igual, no cambia ni un ápice hasta casi el final. Es la segunda pega que tiene la novela: la ausencia de un verdadero héroe. Y se ha intentado, pero Héctor no me llega a calar hondo, ni a mí, ni a nadie. No sorprende al lector con sus habilidades (como Bruno), ni por su belleza (como Marina), ni por su misterio (como Natalia), ni por su valor (como Ricardo), ni por un cambio drástico (como Adrián). Ni siquiera es gracioso. Simplemente, está ahí. Sí que he notado en algún momento un intento de heroísmo por su parte, pero nada, ni siquiera el autor le ha concedido ese instante de gloria.


Quizás hayáis notado que hay algo de lo que no he hablado aún: el romance. Y la verdad es que no hace falta, pues no está, ni se le echa en falta. A ver, si que podemos encontrar pequeños guiños, algunas miradas cómplices y un buen manojo de sentimientos, pero nada más. Y aún así, la historia es tan compacta y tan bien elaborada, que no necesita ningún romance de por medio.

Por último, quería comentar que me he fijado en que hay algún que otro mensaje oculto en la historia, que te hace pararte a pensar, y eso me ha sorprendido, porque lo habitual en los libros de aventuras es encontrar acción y poco más.

Y el final...tengo mucha curiosidad. Demasiada. Es más casi necesito leer el siguiente libro YA. Empiezo a comprender a esos blogueros desesperados por una continuación...

PUNTUACIÓN...4/5!

Primeras Líneas...

5 comentarios:

  1. Esta vez no me animo, pero gracias por la reseña.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una pena, porque es una trilogía fantástica

      Eliminar
  2. Leer la frase de la mitad de la reseña me ha recordado bellos momentos vividos con el libro,

    Espero ya te estés leyendo el tercero por que te encantaré, todos los cambios y el final de este pff...

    No te olvides de leer La canción secreta del mundo. :)

    Por cierto, te dejo un notición, Cotrina ha confirmado que habrá más sobre este maravilloso mundo. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por cierto, Hector cambia en el tercer libro, te diría más, pero te estaría spoileando demasiado.

      Eliminar
    2. Jaja, sí es que el libro tienes unas cuantas citas fantásticas. Y en cuanto a Héctor...¡eso espero!

      PD: ¿En serio? ¿Va a continuarla? <3

      Eliminar

"Sabes que has leído un buen libro cuando al cerrar la tapa después de haber leído la última página te sientes como si hubieras perdido a un amigo." Paul Sweeney