miércoles, 17 de septiembre de 2014

Las ventajas de ser un marginado, de Stephen Chbosky

Hubo una temporada en que, miraras por donde miraras, no podías dejar de ver este libro por todos lados. Como todas las modas, pasó...aunque no por mucho tiempo, pues al hacer la película volvió a causar furor.
Yo decidí esperar a que se calmaran un poco las aguas...y aquí me tenéis, dispuesta relataros mi experiencia con este libro. Os dejo con la reseña:

Título: Las ventajas de ser un marginado
Título original: The Perks of Being a Wallflower
Autor: Stephen Chbosky
Editorial: Alfaguara
Encuadernación: Rústica con solapas
Páginas: 261
Publicación: Octubre de 2012 (Primera edición)
Precio: 14,50 €
ISBN: 978-84-204-0354-0

Sinopsis:
Charlie tiene 15 años y se ha quedado solo tras el suicidio de su mejor amigo. Vive con sus padres, su popular y guapa hermana y un hermano mayor que es una estrella del fútbol americano y que está a punto de comenzar la universidad. Su profesor de lengua está convencido de que Charlie posee una gran capacidad intelectual. Tras conocer a Sam y Patrick empieza a comprender lo que es ser un adolescente, y comienza un viaje hacia la madurez que le llevará a recorrer caminos nuevos e inesperados. Con ellos descubre nueva música, empieza a beber, fumar y coquetear con drogas, cambia de amigos… ¡Hasta que se convierte en un joven de verdad!


Opinión:

En cuanto a la trama, mucho más no se puede decir: la sinopsis ya lo dice todo. Y ese es uno de los pocos errores de la novela: a penas pasa nada. Sí, de vez en cuando pasa algo, pero básicamente, Charlie se limita a contarnos cómo es su vida, la de un adolescente cualquiera, y a lo largo de la novela no sucede más. Empieza el instituto, hace amigos, fuma, bebe, se emborracha, se enamora,...pero no solo eso. Aunque en un principio no lo parezca, Charlie es un adolescente bastante atípico.

Por una parte, le gusta leer. Por otra le gusta reflexionar. Y como colofón final, no sabe decir que no a nada.
Y este último es un detalle que me ha llamado mucho la atención de él, pues si le dicen que guarde un secreto lo oculta (incluso al lector); si le dicen que haga algo, lo hace. Nunca actúa por voluntad propia, es más como una marioneta en manos de otros, siempre obedeciendo, y simplemente, se deja llevar siempre por los acontecimientos.

Además, es muy callado y siempre está reflexionando. Al principio, estas reflexiones son más escasas, pues está muy ocupado hablándonos de sus sentimientos y sus recién descubiertos amigos, pero a medida que nos adentramos en la historia, de cada vez se sume más en sus pensamientos  y llega a conclusiones muy interesantes. Ha sido curioso como, a veces, se evadía de la realidad él solo, cómo empezaba pensando una cosa y terminaba con otra.

Como veis, la estrella de esta historia no es otra que Charlie, aunque los demás personajes no están mal. Tenemos a Sam y Patrick, dos hermanos, los mejores amigos de Charlie y la hermana de éste, por destacar algunos. Todos tienen su carácter propio y su forma de ser bien definida. Ninguno me ha resultado especialmente divertido y muchos (sobretodo aquellos que no he mencionado) aparecen muy poco, solo como secundarios, y no se da a conocer su vida demasiado bien.

Aún así, el libro es un fiel reflejo de la realidad, totalmente realista. Todos hemos conocido a una Sam, una chica lista, guapa y divertida, nuestra Dulcinea; todos hemos tenido un mejor amigo como Patrick, cuya sonrisa contagiosa nos alegra la vida; todos hemos conocido al deportista o a la chica que siente miedo al ver que la universidad está tan cerca; todos hemos conocido a un Brad, quién no muestra quién realmente es por miedo al qué dirán; y por desgracia, también hemos conocido a una Mary Elizabeth, quién no se calla ni debajo del agua. Y todos hemos sido Charlie en algún momento, y hemos visto el mundo desde arriba, simplemente dejándonos llevar.


En cuanto al estilo de la novela es muy fresco, y se usa una prosa muy simple y directa. No hay metáforas ni dobles sentidos, lo que se ve es lo que hay. Está escrito en primera persona, en forma de cartas, dirigidas a alguien desconocido (? ¿Al lector?), de la mano de Charlie. No estoy muy de acuerdo con este formato escogido por el autor (pensaba que al final iba a hacer alguna revelación sorprendente acerca de a quién iban dirigidas las cartas, pero no ha sido así), pues cada dos por tres Charlie decía algo al estilo de "y bueno no te diré quién era exactamente porque no quiero que lo reconozcas" o "y eso le pasó a alguien indefinido..."No lo sé, lo he encontrado un poco molesto.


Un detalle que me ha encantado, es un poema quién recibió Charlie  de parte de su antiguo mejor amigo, Michael. Es un poema con mucho significado, con el que me he emocionado profundamente. Algunos blogs he visto que lo han colgado, y si os interesa no os será difícil encontrarlo, pero yo no voy a ponerlo, pues creo que solo se puede comprender de verdad si lees el libro.


En cuanto al final...Sin duda me ha sorprendido, y me ha dejado muy intrigada. Es inesperado y repentino, pero se trata del giro perfecto para la novela. Eso sí, me ha dejado un poco desconcertada, y creo que el autor no es lo suficientemente específico, por lo que no estoy segura de haberlo entendido del todo bien.

En conclusión, este ha sido un libro interesante, muy fresco y realista, que nos hace reflexionar un poco más sobre el mundo que nos rodea. Yo, sin duda, no pienso perderme la película. Ahora mismo voy a ver si la encuentro en internet.

PUNTUACIÓN...3'5/5!

Primeras Líneas...

1 comentario:

  1. Lleva tiempo entre mis pendientes. A ver cuándo me animo, que con lo del final me has dejado con curiosidad. A ver si lo entiendo yo...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar

"Sabes que has leído un buen libro cuando al cerrar la tapa después de haber leído la última página te sientes como si hubieras perdido a un amigo." Paul Sweeney