lunes, 8 de septiembre de 2014

Ojalá fuera cierto, de Marc Levy

TITULO: Ojalá fuera cierto.
SAGA:  Tiene segunda parte.
AUTOR: Marc Levy.
GÉNERO: Romántico.
PÁGINAS: 251.
EDITORIAL: Círculo de lectores.
ISBN: 9788422685517.

Sinopsis:
Sólo Arthur es capaz de ver a Lauren, porque el amor siempre tiene ojos distintos. Su vida no volverá a ser la misma, después de toparse con aquella desconocida canturreando dentro de su armario. Pero cuando damos con algo valioso, siempre corremos el peligro de perderlo, el amor y la vida son dones efímeros y por eso, aún más preciosos. Arthur y Lauren deberán olvidar el futuro para gozar de cada onza de presente. Toda una lección de vida que combina sabiamente ternura y humor, una puerta abierta a la esperanza que nos demuestra una verdad que no siempre puede tocarse con los dedos.

Opinión:
Impresión: Aburrido

Marc Levy es un autor de culto. Son tantas las recomendaciones que he oído que es imposible no reconocer su nombre. Es más, no hace tanto decidí darle una primera oportunidad y el libro no estuvo nada mal.

Por eso, aunque no tenía unas expectativas muy altas, esperaba más de este libro. Bastante más. Pues, aunque el romance debería ser el tema central del libro, no lo es. Es más, no hay ningún tema central.


Los personajes son interesantes y aunque se profundiza en su vida, el autor no lo hace dejando caer poco a poco pequeñas líneas sobre su pasado, sino que lo cuenta todo en tromba, llenando capítulos enteros a mitad de la historia con una "historia paralela" que no hace más que incordiar. De verdad, cuando empieza a contar la historia de la infancia de Arthur, apuntito estuve de dejar aparcado el libro.


Y en cuanto al romance, me ha gustado que su fuera desarrollando poco a poco, pero aún así, le ha faltado un toque de dulzura y desesperación, debido a la situación inestable de Lauren. Ella no es un fantasma cualquiera, surgido de la nada, por lo que hubiera podido haber más desenfreno en su relación.

Otro elemento a destacar es la poca credibilidad de la historia. Vale, puede que el plan que idea Arthur no esté nada mal, pero muchas de sus actuaciones si que no tienen sentido. Al igual que la bipolaridad de Paul, el socio de Arthur, quién a pesar de no ver a Lauren, a ratos le sigue la corriente a Arthur, y en otros le trata de loco.

Porque, de buenas a primeras, Arthur confía en él y le cuenta su situación. ¡Yo de Paul lo hubiera llevado directamente a un centro psiquiátrico! Porque si Arthur le hubiera dado alguna prueba de la existencia de Lauren,...pero no. Igual sucede con el inspector Pilguez, quién empieza siendo un incesante policía en busca de justicia a un cordero degollado que suplica por la verdad. Patético.

También esperaba alguna que otra reflexión profunda más, algo que de verdad me diera que pensar, pero tampoco ha sido así.. Sí, podemos encontrar alguna que otra frase para enmarcar, pero ello no hace que el libro sea memorable ni nada por el estilo.

En conclusión, este libro no me ha gustado, demasiado lleno de descripciones, con poco sentimiento y falto de credibilidad.

PD: Acabo de enterarme que el libro tiene continuación (aunque bien podría ser autoconclusivo). Se trata de un tomo llamado "Volver a verte". Por mi parte, me veo venir un poco más de lo mismo, así que voy a pasar de él.

PUNTUACIÓN...2/5!

Primeras Líneas...

4 comentarios:

  1. No es un autor que me tiente y viendo tu opinión, está claro que dejo pasar este libro.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  2. No he leido nada de él, despues de leer este libro...pero si me dieran a elegir,sin duda me quedaria con la version de cine¡¡preciosa!!!

    Un besito

    ResponderEliminar
  3. Lo tengo pendiente, vi la película y me encantó :D
    Te sigo y te invito a que te pases por mi blog.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues yo tengo pendiente ver la película. Y ahora me paso a echar un vistazo a tu blog^^

      Eliminar

"Sabes que has leído un buen libro cuando al cerrar la tapa después de haber leído la última página te sientes como si hubieras perdido a un amigo." Paul Sweeney