miércoles, 18 de noviembre de 2015

Aigües encantades, de Joan Puig i Ferreter

Al vivir en las Baleares, tengo como lengua natal el catalán, y en clase hago esa asignatura. Es por eso que no sólo tengo lecturas obligatorias en castellano, sino también en catalán.

Durante toda la ESO, nos han hecho leer muchos clásicos (¬¬ Yo y los clásicos...) en esa lengua, y muchas veces han sido obras de teatro. Tramas previsibles, mucha verborrea y finales trágicos. Es siempre lo mismo. Ahora hago la carrera de Llengua i Literatura Catalana, y por supuesto, la lectura de clásicos es algo obligatorio (qué se le va a hacer...).

Bueno, pues con esta novela me he llevado una buena sorpresa, pues me ha sido de las que más me han gustado hasta ahora. Os dejo con la reseña:

Nº de páginas: 192 págs.
Editorial: EDICIONS 62
Lengua: CATALÁN
Encuadernación: Tapa blanda
ISBN: 9788429760712
Año edición: 200
Plaza de edición: BARCELONA

Sinopsis:
Aigües encantades (1908) se situa en un poble de la part alta i muntanyosa de les comarques tarragonines i planteja el típic conflicte modernista entre l’individu i la societat. El problema de la sequera provoca un enfrontament entre el sector tradicionalista i conservador del poble –que és el que compta amb el poder fàctic– i la visió moderna d’un enginyer vingut de la ciutat que compta amb la complicitat de la filla del cacic local. És la lluita ancestral entre la tradició i la modernitat vista des dels paràmetres del Modernisme més regeneracionista i vitalista.

Opinión:
Impresión: No ha estado mal

Hay tantas cosas que quiero decir que no sé ni por donde empezar. Creo que lo primero que conviene decir (aunque ya lo he mencionado más arriba) es que el libro es una obra teatral y por tanto está escrito como tal, en forma de diálogos y con acotaciones.

A ver, en sí, el teatro no tiene nada de malo, es más, puede que muchos que no lo hayáis probado os guste. ¿Por qué? Pues porque la lectura es muy dinámica y todos sabemos lo mucho que nos gustan los diálogos y cómo a veces las descripciones son soporíferas. Por otra parte, da mucha pereza tener que fijarte en quién está hablando a cada rato, y a veces la narración se echa de menos, sobretodo cuando desconoces el tono de voz de los personajes y no sabes si están enfadados, alegres o si usan el sarcasmo.

Lo que sí me ha gustado en cierto modo es el lenguaje, ya que por una parte está bastante normalizado (aunque no del todo) y por otra los personajes no se van tanto por las ramas, no se rpiten constantemente ni usan un lenguaje demasiado rebuscado para decir las cosas, es decir, que todos van al grano.

Pero aunque en ese aspecto esta novela sea diferente a las demás que he leído de tradición catalana hay ciertos tópicos a los que no escapa, como la previsibilidad. La trama y el final de esta historia es tan simple que se podría resumir en pocas líneas. Y es que la trama es algo bastante secundario, lo importante es hacer un reflejo de la época. Así, hay poca acción, todo es muy previsible, incluso el final, y la historia no avanza, sino que los personajes se limitan a discutir entre sí durante todo el libro.

Como ya he dicho, lo importante en esta novela es la ambientación y la caracterización de los personajes. A pesar de que no hay descripciones, solo por la actitud de los personajes, por su forma de ser, podemos situarnos perfectamente en España, en un pueblucho de montaña de principios del siglo XX. Es curioso como el autor, para conseguir generalizar el libro, no menciona el nombre del pueblo, de manera que los engloba a todos.

Los personajes son sin duda lo mejor de la novela. Aunque haya buenos y malos, tanto los unos como los otros me han gustado mucho porque son firmes en su actitud y no cambian. Así, puedo destacar a varios de ellos. Por una parte está Cecília, una joven independiente, luchadora (algo que no se suele ver), culta, que viene de la ciudad y que intenta por todos los medios hacer que sus padres entren en razón y dejen de lado sus supercherías. Por otra, está Pere Amat, padre de Cecília, un hombre machista y violento, que quiere imponerse siempre ante todo.

Otros personajes que merecen ser mencionados son Juliana, madre de Cecília, que está sometida bajo el yugo de su marido y de la religión, Mossèn Gregori, el párroco, la máxima autoridad del pueblo, al que todos obedecen ciegamente; Vergés, el maestro que tiene conciencia de la ceguera del pueblo pero que es incapaz de dejar a un lado su timidez y dar su opinión; Joan Gatell, alcalde del pueblo, uno de los pocos personajes que evoluciona; y el Foraster (ni nombre tiene, el pobre), que desea compartir la cultura.

Pero no son solo los personajes, es la profundidad que tienen. Lo bien que el autor refleja esa mentalidad religiosa, esa fe en la religión, en conservar las costumbres, en el miedo que tienen a la cultura y el progreso. Además, está el tema de las relaciones familiares, esas constantes disputas entre Cecília y sus padres, llenas de sentimiento y argumentos.

Y es que estos dos temas, destacan por una razón: son universales. Todos tenemos a un familiar o un abuelo como el padre de Cecília (bueno, tan violento y agresivo no), es decir, firmemente agarrado a sus costumbres y a su fe, descreído de la ciencia que no puede comprender. Y si no tenemos ese familiar, la época no queda tan lejana como para que no podamos imaginarlo con facilidad.


También está el tema de la interacción con los padres. Cualquiera puede sentirse identificado con Cecília, con actitud de incomprendida, con sus quejas y con sus sentimientos. Se me ha hecho un personaje muy real, a pesar de la distancia temporal.


Otra cosa a destacar es que la novela en sí es corta. Mi libro tiene 191 páginas, pero la novela en sí sólo ocupa 104. ¿Y el resto de páginas? Bueno, es que mi edición tiene intención didáctica e incluye varios complementos como una biografía del autor y el contexto de la obra, varias actividades respecto a la lectura, una interpretación de la obra y también unas cartas críticas. Me ha sobrado un poco, la verdad, pero para acabar de entenderlo todo y ampliar no está mal.

En conclusión, el mejor libro clásico catalán que llevo leído hasta ahora y aunque la trama sea simple y previsible, los personajes tienen mucha personalidad y puedes identificarte con ellos y con sus problemas. Aunque sea teatro y la trama no sea gran cosa, por mi parte os recomiendo leerla y más en la lengua original.

Y tu...¿has leído alguna novela teatral y que puedas recomendarme? ¿Sabes catalán? ¿Qué opinas sobre las lecturas obligatorias, deberían ser didácticas o para fomentar la lectura? ¿Tienes algún familiar que sea muy recto y firme en cuanto a las tradiciones y la religión? ¿Has pasado por esa etapa en que parece que tu y tus padres sois de mundos opuestos?

PUNTUACIÓN...4/5!

10 comentarios:

  1. Hola, para ser lectura obligatoria de clase no ha estado mal el resultado final. Creo que los unicos libros en valenciano que disfrute fueron los de Barco de vapor y cosas por el estilo, es decir los de primaria, besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, a mí también me sorprendió mucho que el libro me gustara...

      Eliminar
  2. Pues almenos te ha gustado. Las lecturas obligatorias son una pesadilla... de todas formas, el teatro y yo no nos llevamos.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te creas, yo teatro leo mas bien poco, casi siempre lo hago por lecturas obligatorias ;)

      Eliminar
  3. ¡Hola! Uf, qué odiosas las lecturas obligatorias en clase... yo tengo cruzadísimas las de Mercè Rodoreda... X_x A mí me gustaba más (y me gusta) la poesía que el teatro ^_^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, yo tampoco puedo con las lecturas obligatorias. También tenía que leer a Mercè Rodoreda, para clase pero no lo hice :S
      En cuanto a lo que dices, a mí como mínimo poesía no me han hecho leer ninguna vez.

      Eliminar
  4. HOLAAAAAAAAAAAAAA!!
    Pues no soy mucho de este tipo de lecturas la verdad.
    Solo he leido romeo y julieta y tengoo la celestina tqambien y aun no la leo.
    Estan bien las lecturas pero que se busque otra manera para aquellos que no les gusta leer como actuar un capitulo, buscar algo en otro capitulo, decir que entendiste y cosas asi
    Saludops

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo esas obras no las he leído, aunque supongo que ya me tocará. También coincido con lo que dices, la verdad es que no suelen proponer lecturas atractivas, sino clásicos. Aunque me parece que se están modernizando un poco, mi hermano, por ejemplo, de 2º de ESO, tiene Odio el rosa como lectura obligatoria :)

      Eliminar
  5. Leo algo de catalán y no tengo demasiados problemas para entenderlo si lo escucho. Hablarlo ya es otra cosa, supongo que en gran parte por pudor a hacerlo mal. En cuanto al libro lo buscaré, me alegra que se salven algunas lecturas de las obhligatorias.
    Teatro... The sunset limited, me encantó.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no debería darte vergüenza hablarlo, es la mejor manera de aprender ;)
      En cuanto a la obra que mencionas, no la conocía, voy a ver de qué va :D

      Un saludo,
      Laura

      Eliminar

"Sabes que has leído un buen libro cuando al cerrar la tapa después de haber leído la última página te sientes como si hubieras perdido a un amigo." Paul Sweeney