miércoles, 20 de mayo de 2015

La guerrera de Tildor, de Alex Lidell


Traductores: Lorenzo Díaz, P. Zumalacárregui
ISBN: 978-84-941123-5-5
Formato: 15 x 23 cm.
Puesta en venta: 28 agosto
Páginas: 384
Precio: € 17,90

Sinopsis:
A pesar de las objeciones de su padre, lady Renée abandona la aristocracia para estudiar en la Academia de élite de la nación y convertirse en guerrera. Es la única chica del curso y debe esforzarse al máximo para ser tan fuerte como los chicos y satisfacer al exigente Savoy, su instructor y líder de la unidad de combate más famosa de Tildor.
Cuando secuestran al hermano pequeño de Savoy, Renée decide ir en su busca mientras las tensiones entre el rey y las dos familias más poderosas del país crecen. La guerra parece inminente.
Renée debe elegir entre la lealtad a su familia, amigos, maestros y rey, y las necesidades de Tildor que sufre por la magia incontrolada de poderosos magos, los secuestros, el comercio de la droga y los combates ilegales de gladiadores.

Opinión:
Impresión: Ni me va ni me viene

¿No os ha pasado alguna vez que una lectura os ha resultado indiferente, que no os ha aportado nada? Eso es lo que me pasa con este libro y lo que me hace difícil hacer esta reseña. Si el libro fuera muy bueno, tendría un millón de cosas por decir, y si el libro fuera muy malo, otro millón de cosas. Pero al no ser ni bueno ni malo, simplemente normal, uno más del montón hace que la reseña sea muy difícil.

Vayamos por partes. La trama no está mal, pero tampoco es demasiado original, simplemente trata de las luchas de poder que hay en Tildor y cómo Renée se ve envuelta en ellas. La descripción del mundo de Tildor no me ha parecido muy precisa, hay una Academia, un rey, unos guerreros y unos magos.

Lo de los magos es lo que menos explicado está o como mínimo, a mí no me ha terminado de quedar claro ni cómo es su formación ni sus derechos ni cómo funciona su magia.

En cuanto a los personajes, no son nada del otro mundo. A todos los secundarios les falta profundidad y casi no tienen personalidad propia, ni los buenos ni los malos, aunque destaca la falta de personalidad de Sasha y Alec, los mejores amigos de la protagonista, que me han parecido un poco sosos y no he terminado de entenderlos.

Tampoco los protagonistas Renée y Savoy están tratados con demasiado profundidad, y cabe destacar que ninguno tiene un pasado al que se recurra con frecuencia.

Algo que sí tengo que destacar es cómo se tocan algunos temas morales, la diferencia entre el bien y el mal. Así, me ha gustado que la protagonista no fuera una puritana que buscara el bien para la humanidad, si no que su ideología se basaba en que lo bueno era lo mejor para la Corona. Vale, no estoy de acuerdo con ella y algunas de sus decisiones me han parecido muy bruscas, que las ha pensado poco, pero eso la hace diferente.

También los combates están muy bien descritos, tanto en los entrenamientos como las luchas de verdad, de una forma muy realista, sin dejarse detalle.

Una última cosa a destacar es la falta de romance. Con Alec como mejor amigo, yo ya me veía venir un triángulo amoroso en toda regla, pero afortunadamente, no ha sido así. La verdad es que el amor es muy escaso, y aunque puedo imaginarme por donde van los tiros, no queda nada claro.

Pensaba que como mínimo encontraría un romance entre Renée y Savoy (aunque Cory), pues la diferencia de edad, unos siete años de diferencia, es algo que podía dar mucho juego, pero no ha sido así. Además, Renée es muy madura, y casi aparentan la misma edad.

El final no ha sido ninguna sorpresa, aunque hay bastante acción. Afortunadamente, es un libro autoconclusivo, algo que últimamente se hecha mucho en falta, a pesar de que queda un poco abierto a una posible continuación.

Y vosotros, qué, ¿lo habéis leído? ¿Sabéis de algún otro libro soso que no sea ni bueno ni malo? ¿También os pasa que no sabéis explicar vuestras impresiones acerca de ellos? ¿Creéis que en este tipo de historias el romance es necesario?

PUNTUACIÓN...3/5!

Primeras Líneas...

8 comentarios:

  1. ¡Hola!

    A simple vista, el libro parecía bastante más interesante, pero tras leerme tu reseña, mi opinión ha cambiado. No suelo leer libros de esta temática, pero tengo ganas de leerme alguno.
    En cuanto a si el romance es necesario en este tipo de historias, como yo no soy muy fan del romance, creo que me daría igual, si hay romance o no.

    Libros sosos no he leído muchos, pero ahora mismo me viene a la mente "El cafè de la Marina", de Josep Maria de Segarra. Cuando acabé de leerlo, me quedé igual que cuando empecé. Me lo tuve que leer para el instituto y cuando nos preguntaron sobre él, no sabía que decir. O sea, ni me gustó ni me dejó de gustar.

    Pues eso^^ Gracias por la reseña, ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola,
      muy contenta de leer tu comentario, y coincido contigo con "El cafè de la Marina": a mí también me hicieron leerlo...
      Un saludo^^

      Eliminar
  2. Hola :), la verdad es que el libro no lo conocía para nada pero la portada es preciosisima *U* me encanta, después de tu reseña un 3 es bajito parece que me gustaría.. me lo apunto!.
    Te invito a que pases por mi blog, Y si quieres que nos sigamos,
    Mi blog l Mi twitter
    ~Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, la verdad es que ni fu ni fa, el libro no está mal, pero tampoco emociona.
      Nos leemos^^

      Eliminar
  3. Pues a mi me llama bastante, pero por tu reseña, supongo que no debo esperar grandes cosas.


    Gracias por la reseña

    Y espero que si me logro hacer con él, me vaya mejor.

    Saludos. :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, espero que te guste un poco más que a mí..

      Eliminar
  4. La verdad es que a mi no me llama mucho la atención este libro y asi que despues de leer tu reseña creo que ni siquiera me lo voy a replantear jajaja
    Gracias por la reseña y un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pes haces bien, el libro tampoco es para tanto...

      Eliminar

"Sabes que has leído un buen libro cuando al cerrar la tapa después de haber leído la última página te sientes como si hubieras perdido a un amigo." Paul Sweeney