domingo, 12 de abril de 2015

L'oncle Vània, de Anton Pavlovitch Tchekhov

De nuevo, os traigo otra de mis lecturas obligatorias, esta vez del género teatral. No tenía muchas esperanzas puestas en este libro, por lo que no me ha defraudado demasiado.

Seguramente, la reseña será algo corta, pero claro, hay que tener en cuenta que el libro cuenta con unas 60 páginas, así que, no puedo alargarme mucho.

¡Ah! Os adelanto que no he vuelto a puntuarla, más que nada porque, de nuevo, no tengo nada con que compararla.

En fin, os dejo con la reseña:

Nº de páginas: 96 págs.
Encuadernación: Tapa blanda
Editorial: COMARES
Lengua: CASTELLANO
ISBN: 9788484444527
Libro de Teatro contemporáneo extranjero del XIX al XXI

Autor:
Antón Pávlovich Chéjov (en ruso Антон Павлович Чехов), (* Taganrog, 17 de enerojul./ 29 de enero de 1860greg. - Badenweiler (Alemania), 2 de juliojul./ 15 de julio de 1904greg.) fue un médico, escritor y dramaturgo ruso. Encuadrable en la corriente naturalista, fue maestro del relato corto, siendo considerado como uno de los más importantes escritores de cuentos de la historia de la literatura. Como dramaturgo escribió cuatro obras, y sus relatos cortos han sido aclamados por escritores y crítica. Chéjov compaginó su carrera literaria con la medicina.

Opinión:

Para empezar, he de confesaros que en ciertos aspectos, el libro me ha sorprendido, principalmente por el estilo narrativo. Las construcciones, las palabras escogidas, los sentimientos que se expresan...todo ello destaca por su belleza. Además de ese lenguaje poético, hay varias reflexiones sobre el sentido de la vida que hace pensar al lector.

A esto hay que sumarle el hecho de que no soy fanática de leer teatro, sino más bien al contrario, y para mi sorpresa, la lectura se me ha hecho muy ligera y sencilla. Sí, es cierto, me ha costado mucho seguir los diálogos, pues no recordaba quién era quién, pero he terminado por acostumbrarme.

 Eso sí, no recuerdo el nombre de nadie. Nadie. Sí, esperad Oncle Vània. Pero ese no es siquiera su nombre verdadero, sino un apodo. Y es que los nombres son impronunciables, y a cada cual más extraño, pues la novela se desarrolla en los países nórdicos.

Otra cosa que me ha sorprendido es que, en el fondo, la trama era interesante. Pero muy en el fondo. Y es que no hay profundidad, no he empezado a conocer los personajes y la novela ya ha terminado. A mi ver, ha faltado un lado más introductorio, que nos pusiera más en situación.

Así que, que sea un libro corto, no es tanto una ventaja como un defecto, pues hace que no sea una trama muy complicada y que los personajes no tengan profundidad, ni sepamos demasiado sobre ellos. Así, no tenemos tiempo para juzgarlos.

En conclusión, una obra teatral interesante, muy corta, con un lenguaje poético, pero a penas profundidad y que no recomiendo, a no ser que sea absolutamente necesario.  

Primeras Líneas...

1 comentario:

  1. Hola, me alegro de que te haya gustado, yo por mi parte no lo leeré, no es mi tipo de libro.
    Besos.

    ResponderEliminar

"Sabes que has leído un buen libro cuando al cerrar la tapa después de haber leído la última página te sientes como si hubieras perdido a un amigo." Paul Sweeney