domingo, 31 de agosto de 2014

Willow, de Julia Hoban

Título: Willow
Autora: Julia Hoban 
Editorial: Ámbar
Encuadernación: Tapa blanda con solapas
Nº de páginas: 335
Fecha de publicación: Septiembre de 2009
Precio: 15€

Sinopsis:
Los padres de Willow murieron en un trágico accidente de coche, dejándola no solo con el dolor que supone enfrentarse a una pérdida sino también con el peso de la culpabilidad, ya que era ella quien conducía.

Ocho meses después, su hermano mayor casi no le habla, cree que sus compañeros de clase le culpan por lo ocurrido y Willow se evade del sufrimiento con el que carga marcando todo su cuerpo con las heridas del pasado. Pero cuando un chico llamado Guy
descubra su secreto, nacerá una intensa relación que conseguirá sacarla de ese mundo
extraño que ella misma se ha formado.

"ES DIFÍCIL GUARDAR UN SECRETO CUANDO LO LLEVAS ESCRITO POR TODO EL CUERPO."

Opinión:
Willow es una chica que ha sufrido mucho, pues hace unos meses que perdió a sus padres en un accidente de coche. Y lo peor es que todo es su culpa. Sí, porque era ella la que conducía. Ahora  Willow vive con su hermano y la familia de este, y no podría sentirse más una molestia. Por no hablar de que al parecer todos murmuran a su espalda y su hermano la odia por lo que hizo. Así en medio de este caos, Willow solo tiene una forma de evadirse del dolor: autolesionándose con una cuchilla en las manos.
No sabía que esperar de este libro. En general había recibido buenas críticas y opiniones de él, pero no había profundizado demasiado, y me había lanzado a la piscina sin preguntar nada.

Quizás por eso el libro me ha cogido desprevenida, no me esperaba esta temática. Además, es un tema que, por motivos personales, me toca muy de cerca, por lo que he podido comprender muy bien a Willow.

Sin ninguna duda, Willow (me encanta el nombre) es una chica que necesita ir a un psiquiatra (¿y quién no lo necesitaría?), una chica insegura, de baja autoestima y que se siente muy culpable. El personaje está muy bien perfilado, y podemos comprender perfectamente su dolor. Además, la autora, haciendo uso de una pluma ágil, hace que la narración sea muy próxima y real.

Ahora bien, ¡han pasado siete meses! Siete meses desde que todo sucedió. A mi parecer, Willow sigue demasiado estancada en el pasado, y creo que ya ha pasado el tiempo suficiente para que no se sienta tan culpable y para que no actúe tan a la desesperada.


Y es que la autora sin ser demasiado sangrienta ni morbosa no ha conseguido dar con el toque exacto con lo que se refiera al tema de autolesionarse. Sí, describe la situación muy bien, y se llega a comprender por qué Willow hace lo que hace, pero lo que no me ha parecido del todo correcto son los sentimientos de Willow respecto a eso.
Sí, sabemos que cortarse con una cuchilla está mal, y es comprensible que Willow también lo vea así, pero tras siete meses de hacerlo, no debería sentirse tan culpable, sino que para ella debería ser algo natural. Es decir, parece que para la autora, la actitud de Willow es aborrecible, y traslada esos sentimientos en el personaje.

Esto también es palpable en la actitud de Guy, quién teme que Willow se vaya a suicidar cada vez que le da la espalda. La relación que va surgiendo entre los dos es muy bonita, aunque es surgida de la necesidad. Aún así…¿qué hubiera sucedido si BB no fuera guapo? ¿Willow se hubiera enamorado de él sólo porque conocía su secreto?
Esto es algo que también me ha llamado la atención, pues Guy, descubre las autolesiones de Willow al principio de la novela, cosa que no me esperaba. Aún así, Guy me ha parecido un buen tipo, muy atento y preocupado, con cierto aire a psicólogo, pues muchas veces, mientras charlaban, parecía que Willow estaba haciendo terapia.

En fin, en cuanto al tema del accidente…me ha decepcionado que no hubiera una escena completa de qué sucedió. Quizás algún flashback o algo hubiera estado bien. Pero Willow lo trata con mucho secreto, evitando mencionarlo.

Por último, mencionar que, lo que más me ha enamorado de la novela, son los monólogos, los discursos. A veces, los personajes explayaban sus sentimientos sin permitir ser interrumpidos, y esos discursos han quedado redondos, con el toque perfecto de sentimentalismo y emoción. Destaco en especial la intervención del hermano de Willow…esperaba impaciente a que dijera palabra y la verdad es que no me ha decepcionado en absoluto.
En fin, es una novela que está bien. Quizás yo le hubiera dado otro enfoque, o que hubiera más emoción (a penas pasa nada), pero supongo que para los sentimentales, no está mal… 

PUNTUACIÓN…2’5/5!

Primeras Líneas…

8 comentarios:

  1. Hola Lau! No recuerdo de dónde saqué que existía este libro pero lo tengo en mi wishlist en goodreads xD Hace unos días andaba buscando de qué trataba y qué tal estaba y tenés razón nadie te explica demasiado :S Así que tu reseña me viene genial :D
    Creo que le daré una oportunidad cuando termine con algunas lecturas pendientes :)
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja, yo también lo tenía pendiente desde hacía un montón de tiempo, pero al final, lo he leído^^

      Eliminar
  2. Pues esta vez no me lo llevo, no parece que aporte mucho ni que te haya entusiasmado y tengo un montón de lecturas pendientes que quería haber aligerado en verano
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, yo la verdad es que esperaba mucho más de este libro...

      Eliminar
  3. Tampoco me llama, que viendo que no lo has disfrutado mucho. Y con tanto por leer...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También me pasa eso, tengo tantos libros pendientes...

      Eliminar
  4. Hola Laura, Ya estoy de vuelta :)
    En fin, este libro no creo que se ajuste a lo que me gusta, no creo que me anime.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Me alegro de volver a saber de ti :)
      Pues nada, no te preocupes, cada cual con sus gustos^^

      Eliminar

"Sabes que has leído un buen libro cuando al cerrar la tapa después de haber leído la última página te sientes como si hubieras perdido a un amigo." Paul Sweeney