jueves, 6 de febrero de 2014

Lucian, de Isabel Abedi

Título: Lucian
Título original: Lucian
Autoconclusivo
Autor/a. Isabel Abedi
Editorial: Montena
Nº de páginas: 393
ISBN: 978603110563
Precio: 14'99€ 
Formato: Epub

Sinopsis:
Una joven se enamora de un hombre que parece ser un vagabundo, y están unidos por algo: él es su ángel guardián, pero no recuerda nada porque padece amnesia. Lo único que sabe es que cada sueño que Lucian tiene sobre Rebecca, se hace realidad. Y Lucian acaba de soñar que Rebecca... va a morir...


Por qué este título...
—Ahora tengo un nombre. ¿Todavía quieres saberlo, o no?
Nos sentamos tan juntos como si la playa estuviera llena de gente, pero no había nadie, salvo nosotros dos. Nuestras rodillas se tocaban.
Pensaba que mi latido estaba por todas partes, en las puntas de los dedos de los pies y manos, en las corvas, en el pecho.
—Me llamo Lucian —dijo lentamente y en voz muy baja, como si en la frase se contuviera una pregunta.

Opinión:
Impresión: No sé que decir. 

Y aunque no sepa qué decir, he de llenar esta reseña. Y es que esta novela me ha dejado con sentimientos encontrados, puesto que ha habido partes que me han gustado mucho y otras que no me han gustado nada.

En fin, ante todo, un aviso, un consejo, un "presten atención", para aquellos que quieran leerlo o estén en ello: resulta que Rebecca tiene dos madres, Janne y Spatz, además de un padre en Los Ángeles, una madrastra, Michelle y una hermanastra, Val. Os aclaro todo ese lío familiar porque yo, en un principio pensaba que Janne y Spatz eran mejores amigas y finalmente tuve que investigar por internet porque no me estaba aclarando.

Y es que ese ha sido uno de los aspectos más negativos de la novela: la constante confusión. Había párrafos no importantes, en los que no me enteraba de qué había ocurrido, ya sea por la traducción o porque la autora lo daba por sobreentendido. Puede que no fuera tan grave si una de esas escenas confusas no fuera la muerte de Rebecca. ¿A qué me refiero? Rebecca sueña (en la sinopsis dice que Lucian lo sueña, pero la verdad es que lo sueñan los dos) con su muerte, pero, a la hora de la verdad, cuando ese sueño se cumple (porque todos los sueños de Lucian lo hacen) pues no lo entiendo. Lo he leído dos o tres veces, pero no me he enterado. ¡Y eso que era algo que me había mantenido en la intriga durante todo el libro! En fin, no me quedará otra que seguir investigando, a ver si encuentro la respuesta por internet.

Y si eso era lo peor del libro, ahora toca hablar de lo mejor: los personajes. Normalmente me suelo quejar por falta de profundidad, por conocer muy poco a los secundarios e incluso por exceso de información. Pues este libro ha conseguido el equilibrio perfecto, algo muy difícil de lograr. Por una parte, conocemos a Rebecca, una chica normal, como cualquier otra, cuya característica principal es que le encanta nadar. Me ha encantado su aceptación al lío familiar que tiene y en todo momento, vemos un personaje perfectamente humano, que se sorprende, llora, ríe y se emociona en los momentos adecuados. Luego, está Lucian, un extraño chico que no recuerda nada de su pasado y que constantemente tiene extraños sueños sobre el pasado o el futuro de Rebecca. Es un personaje muy bien trabajado, que mantiene su misterio durante mucho tiempo, pero que, de igual forma, tiene un lado oculto lleno de confusión, por lo que le ha sucedido.

Y luego, a partir de aquí, tenemos una serie de personajes secundarios que son muy completos, que no solo giran alrededor de Rebecca, a excepción de Sebastian, sino que tienen una vida propia y unos problemas y sentimientos propios. He de destacar a Suse, la mejor amiga de Rebecca, por ser una gran confidente, atenta y preocupada y también, al profesor Tyger puesto que es alguien sarcástico que también tiene su toque de misterio. Y luego, a parte de todos estos excepcionales personajes secundarios, está la oveja negra: Sebastian.

Por lo que se lee, Sebastian es un exnovio de Rebecca, al que esta le pidió "un tiempo", pero que de igual forma el sigue loquito por ella. No se menciona ni en un momento su relación, y Rebecca pasa de él durante toda la novela, a pesar de que éste le bese los pies. Y es que no he entendido por qué no le gusta. A parte de que está un pelín obsesionado con ella, yo no le veo ni un defecto. Pero nada, que Rebecca lo trata fatal. ¡Y no es el único!


Y es que hay momentos en que lo de Rebecca se pasa de castaño oscuro, puesto que no hace ni caso a su familia ni a sus amigos. E incluso, en una ocasión, se va de casa durante tres días y en ningún momento se pregunta si estarán preocupados. ¡Y luego quiere que la reciban con los brazos abiertos! Y es que he llegado a sentir verdadera lástima por la familia de Rebecca en general, pues hay algunas escenas en que la actitud de Rebecca es bastante pésima.

Y esto lo veo tan claramente porque, en un punto de la novela, todos sus conocidos empiezan a escribirle emails que, por una razón justificada, ella no responde. Aquí vemos muy claramente cómo sufren los demás frente a su actitud, y lo mucho que la quieren y se preocupan por ella. Sinceramente, esta ha sido la parte que más me ha gustado.

En fin, que me he enrollado mucho con los personajes y apenas os he hablado de la trama. Lo cierto es que es bastante original, ya que Lucian no es un ángel como cualquier otro, nada de lo que hubiera leído antes. Y esta nueva visión me ha encantado. Además, la evolución de Lucian, como va descubriendo poco a poco quién es bastante emocionante. ¡Y eso sin contar a los demás personajes que son como él! Bueno, nada, será mejor que me calle...

Una última cosa que me ha decepcionado mucho, es la historia de amor. Sí, tampoco me esperaba nada fuera de lo normal, pero como mínimo, esperaba algo "normal". Pues no. Al principio, cuando se conocen, está bien, porque van poco a poco, pero así, de la nada, Rebecca se siente mal porque Lucian la llama "una amiga". E incluso, se enfada con él. Que yo me quedé "¿? ¿Por qué te enfadas? ¡Si lo conoces de hace dos días!" Y en nada, Lucian empieza a decir la típica frase "esta relación no puede continuar así". Y allí sí que entré en shock "¿Qué relación?". Pero bueno, esto hubiera podido ser incluso aceptable, pero la cosa empeora por momentos y es que cuando están juntos pues solo piensan en ellos mismos y son una pareja de lo más empalagosa, hasta el punto de ser insoportables.

Pero bueno, dejando eso de lado, la novela en sí no está mal. ¡Ah! Olvidaba un último detalle. Ha sido curioso la traducción que he leído, porque el original era alemán, que luego se tradujo a inglés y luego a español, por lo que en algunas ocasiones me encuentro con frases traducidas a dos idiomas y juegos de palabras que no entiendo. Y es una pena puesto que parecen divertidos, o como mínimo su traducción, pero como no aprenda más alemán...


En fin, el final es bastante previsible. Lo que no puedo aceptar es que finalmente su familia se lo perdone todo, con lo mal que los ha hecho pasar Rebecca. Pero en fin, la familia es la familia, qué se le va a hacer.

PUNTUACIÓN...2'5/5!

Primeras Líneas...

2 comentarios:

  1. yo lo pensaba leer por que en la sinopsis pone que se enamora de un chico que se parece a un vagabundo, y eso hubiese interesante(entre divertido y dramatico) pero por tu reseña se nota que lueguito descubre que es un ángel o algo
    asi que por ahora no :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es eso, yo también pensaba que iba a haber más misterio, pero lo descubre casi enseguida...

      Eliminar

"Sabes que has leído un buen libro cuando al cerrar la tapa después de haber leído la última página te sientes como si hubieras perdido a un amigo." Paul Sweeney