miércoles, 10 de abril de 2013

Entre luz y tinieblas, de Laura Whitcomb

Este libro lo descargué hace menos de un semana, por curiosidad, y, sopresa la mía, decir que me ha encantado.

Título: A Certain Slant Of Light (2005)
Autor: Laura Whitcomb

Traductor: Ana Guebenzu
Género: Fantasía
Editorial: Nabla
Número de páginas: 253
ISBN: 978-84-92461-06

Sinopsis:
 Alguien me estaba observando, es una sensación perturbadora cuando estás muerta. Pese a no sentir el papel entre los dedos, ni oler la tinta, ni saborear la punta de un lápiz, veía y olía el mundo con la misma claridad que los Vivos. Ellos, en cambio, no me veían como una sombra o un vapor flotante. Para los Vivos, era aire vacío. O eso pensaba…

Opinión: Bonito

Helen es un fantasma que lo ve todo y lo oye todo, pero es invisible al mundo. O eso creía. James era como Helen, pero descubrió que podían entrar en los cuerpos humanos cuyas almas estaban "idas" y vivir sus vidas. Y cuando Helen se enamora perdidamente de James no le queda otro remedio que usurpar el cuerpo de Jenny y enfrentarse a sus fantasmas

Este ha sido un libro precioso, con un final sobrecogedor  La verdad es que al principio no me llamaba mucho la atención por la sinopsis, pero fue leer las primeras páginas y quedarme totalmente enganchada en la narración. Me ha gustado mucho el estilo de escritura de la autora, pues al escribir hace poesía. Pero, al contrario de lo que a veces sucede el vocabulario no es demasiado rebuscado y se puede entender perfectamente


Helen me ha parecido un personaje muy interesante, con cuyas reflexiones me perdía. Su forma de hablar y expresarse son únicas y la historia de su pasado (tanto como Viva como fantasma) me ha emocionado. James también me ha parecido un buen personaje, pero a diferencia de Helen, es alguien demasiado "humanizado". No hay que olvidar que, en teoría, James lleva solo dos semanas en el cuerpo de Billy, pero parece una eternidad.


Y a pesar de que la novela tiene unos personajes muy buenos y profundos, tiene algo que falla, y eso es la trama. A la historia, le ha faltado una acción propia, un motor que la mueva y la haga rodar. Sí, de vez en cuando hay acción, pero son cosas paralelas a la historia que parecen de relleno. La idea original es genial, pero no está bien aprovechada. Quizás me hubiera gustado más que persiguieran algún misterio o que hubiera algo de emoción. También me ha molestado que todas las historias de Helen con sus antiguos anfitriones lo contara al principio, sin ton ni son, cuando aún estamos conociéndola. Y si se ha profundizado demasiado en la historia de Helen, de la vida como fantasma de James se sabe muy poco, por no decir nada.

Y si la historia no tiene trama...¿de algo debe estar compuesta, no? Y ese algo es la historia de amor. Para mí, ha sido un amor demasiado precipitado y falso. ¿Dos días de conocerse y ya no pueden estar el uno sin el otro? ¿Cuatro días de conocerse y ya planean casarse? Alto allí, pero donde vais, dejadme respirar un poco. No sé, ha sido un amor ansioso y desesperado como si ya desde el principio de la novela supieran que tienen que separarse...

Me ha llamado la atención de este libro la aparición de una familia muy conservadora y religiosa, la familia de Jenny. Había oído decir que en América hay varias familias conservadoras y religiosas en extremo, pero no había leído ninguna novela donde apareciera una así. Normalmente en los últimos....10 libros que he leído o los padres están muertos, o están ausentes o pasan de todo (mentira, en Los lobos de Mercy Fall los padres de Grace tienen su minuto de fama). Es que me he quedado alucinada por algunas acciones y frases que hacen/dicen. Lo que me ha molestado, pero, ha sido que a veces se pasaba una página entera leyéndonos un trozo de la Biblia. ¿Hola? ¡Pero si esto no viene a cuento!

Y el final....conmovedor. No he empezado a llorar, porque mira, pero a punto. Ha sido precioso, sin duda. Un libro que no puedo dejar de recomendar porque, además...¡es autoconclusivo!

PUNTUACIÓN...3/5!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

"Sabes que has leído un buen libro cuando al cerrar la tapa después de haber leído la última página te sientes como si hubieras perdido a un amigo." Paul Sweeney