lunes, 10 de agosto de 2015

¡Viva la madre que me parió!, de Arturo González y Sergio Fernández

Reseña de  "¡Viva la madre que me parió!" o de"Cómo reírte de tu madre sin que se enfade"

Título: ¡Viva la madre que me parió!
Autores: Arturo González-Campos y Sergio Fernández
Editorial. Espasa
Nº de páginas: 159
Fecha de publicación: 10/09/2013
160 páginas
Idioma: Español
ISBN: 978-84-670-3496-7
Formato: 15 x 23 cm.
Presentación: Rústica con solapas

Sinopsis:
Por qué una madre piensa que no hay herida, por grave que sea, que no se cure con su propia saliva? ¿Por qué un ser que te quiere tanto puede llegar a decir una frase tan cruel como: “Llora, llora, que menos mearás? ¿Cómo una madre sabe ver el futuro y si te dice: “bájate de ahí, que te vas a caer”, seguro que te caes? ¿Y por qué cuando te caes, en lugar de consolarte te da dos azotes a pesar de que le estás dando la razón?.
Este libro es un homenaje a esos seres fascinantes que parece que, en cuanto se convierten en madres, reciben clases secretas para hacer las misteriosas cosas que hacen.

Opinión:

Ha sido un libro divertido, pero no tanto. La verdad es que Cómo no ser una drama mamá deja el listón muy alto, por lo que ya desde un principio no esperaba nada muy novedoso de este libro. Sí, hay muchas pequeñas historias divertidas y algunos chistes por lo que en general llevas continuamente una sonrisa en la cara, pero no he estallado en carcajadas.


Creo que en general, toca todos los temas y hace uso de una estructura muy clara y sencilla. El problema es que le ha faltado profundizar. Incluso llega un momento en que te suelta una lista de consejos "típicos" de una madre, que sí, son graciosos, pero les falta contexto.

En general, lo que más me ha gustado es que te puedes sentir muy identificado en todas las situaciones, porque son cosas que siempre nos ha pasado una u otra vez. La única pega es que el libro parece estar dirigido a un público que roda los treinta o los cuarenta. ¿Por qué? Pues porque hay muchas referencias a la cultura y el contexto de finales de siglo XX. Así, me he perdido un montón de chistes porque se mencionan actores que no conozco o series y películas que no he visto.


Otra cosa que tampoco me ha gustado, es el capítulo final, donde se llevan a cabo una serie de entrevistas (siempre la misma entrevista) a varias personas "famosas", que nos dejan entrever la normalidad de su infancia, contando anécdotas y cosas relacionadas con sus madres. No sé, este capítulo me ha parecido muy de relleno y fuera de contexto.

Como veis, la reseña es corta, porque el libro también lo es, o como mínimo, a mí se me ha pasado volando. Como ya he comentado, ha sido un libro divertido, para despejarse un poco, pero tampoco para estallar en carcajadas.

Y vosotros, ¿qué opináis? ¿Lo habéis leído? ¿Lo habíais visto antes? ¿A qué el título es sin duda llamativo? ¿Habéis leído algo por el estilo? Y la pregunta más importante, ¿qué frases no dejaba de repetiros vuestra madre?

Aquí os dejo unos fragmentos...








PUNTUACIÓN...2'5/5!


Primeras Líneas...

8 comentarios:

  1. jajajajjajaja,que divertido suena.pero que le vamos a hacer,prefiero leer para pasar miedo que para reir.
    besos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues echarse unas risas de tanto en tanto no está mal :D

      Eliminar
  2. Desde luego parece entretenido para pasar una tarde pero... si tampoco es tan divertido... Con la lista de pendientes tan larga que tengo no la voy a alargar.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, la verdad es que sobre este tema hay otros mejores.

      Eliminar
  3. Parece divertido, como dices para pasar el rato. Me lo apuntó para cuando no me apetezca leer algo pesado.
    Saludos ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, como lectura ligera no está mal, además, se lee en un suspiro.

      Eliminar
  4. Hola. Pues me recuerda mas a las abuelas que a mi madre. Y yo como madre no hago esas cosas. Bueno mi hija dira. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, mi madre no es tan exagerada, no llega a ese punto, pero en muchas cosas yo sí que le he encontrado el parecido.

      Eliminar

"Sabes que has leído un buen libro cuando al cerrar la tapa después de haber leído la última página te sientes como si hubieras perdido a un amigo." Paul Sweeney