jueves, 9 de abril de 2015

La noche que nunca acaba, de Edward Hogan

Autor: Edward Hogan
Traducido por: Mireya Hernández
Sello: Siruela
Colección: Las Tres Edades
ISBN: 978-84-15937-59-3
Edición:1ª, 2014
Encuadernación: Rústica
Páginas: 216
Dimensiones:145 x 215 cm
Tema: Literatura infantil y juvenil
Idioma de publicación:Español
Idioma de traducción:Inglés

Sinopsis:
Desde que sus padres se separaron, hace unos meses, Daniel vive con su padre, y las cosas entre ellos no van muy bien. Para recuperar la relación con su hijo, organiza unas vacaciones con él en el complejo deportivo Mundo Ocio, ¡una auténtica pesadilla para Daniel, que odia el ejercicio y tampoco es especialmente sociable! Allí, Daniel conocerá a Lexi, una misteriosa chica que suele nadar en el lago, siempre alejada de los demás. Ambos conectan de una forma muy especial, pero Daniel nota cada vez más cosas extrañas en ella: tiene unas heridas en los brazos que intenta ocultar y que van empeorando cada día, siempre evita hablar de su pasado cuando Daniel le pregunta algo y los números de su reloj en vez de avanzar, retroceden. La historia se irá tornando cada vez más misteriosa y amenazante... y cuando se acerca el final del verano, Daniel deberá actuar rápidamente para intentar salvar a Lexi de su propio pasado.

Por qué este título...
"Había pósteres por todas partes de una fiesta llamada "Retroceder en el tiempo" para celebrar la hora extra cuando los relojes se atrasaran. Habría una hoguera y un concierto en el bosque, con bandas que tocarían los grandes éxitos de los setenta, ochenta y noventa. "Diviértete durante más tiempo en la noche que nunca acaba". El disfraz era opcional pero se animaba a la gente a llevarlo."

Opinión:

Este es un buen ejemplo de una novela apta para todos los públicos. El lenguaje es simple y la trama interesante. Esta destaca especialmente por el misterio. Es decir, ¿Daniel se encuentra una chica que nadie más puede ver llena de cicatrices que no hacen más que empeorar y luego va él y se contagia? Muy interesante.

Sí, bueno, llega un punto en que ya se ve, pero aún así, la verdad es que no tienes ni idea de cómo terminará todo, en especial Daniel

Los personajes no están mal, aunque me ha faltado un poco de profundidad. Quizás estoy demasiado acostumbra a la primera persona, de manera que libros como este, en tercera persona, se me hacen un poco impersonales.

Así, me hubiera gustado conocer a Daniel sin flashbacks, porque la verdad es que su historia tampoco me ha parecido tan traumática y no entiendo demasiado bien por qué se siente tan culpable. Al contrario de lo que sucede  con Lexi cuya historia es muy interesante, pero solo lo cuenta sin hacernos llegar a sentir de verdad.

De esta manera, uno de los principales inconvenientes es la falta de profundidad en general: todo daba más de si. Se hubiera podido profundizar más en todo y aunque ya de por si original.

El final ha estado lleno de acción y alguna que otra sorpresa. Me ha gustado su desarrollo y algunos aspectos me han sorprendido. Está lleno de sentimiento y algo de dramatismo, por lo que me ha parecido un final perfecto.

En conclusión ha sido un buen libro, algo original, pero con poca profundidad, adecuado para aquellos que están empezando con la literatura juvenil.

PUNTUACIÓN...3/5!

Primeras Líneas...

4 comentarios:

  1. No me convence así que lo dejo pasar, cosa que también se agradece.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  2. Lo tengo pendiente, a ver qué me parece :P

    Besos ^^

    ResponderEliminar
  3. Las portadas con agua me atraen jeje pero lo que no lo hace es la trama, paso.
    Abrazos :)

    ResponderEliminar

"Sabes que has leído un buen libro cuando al cerrar la tapa después de haber leído la última página te sientes como si hubieras perdido a un amigo." Paul Sweeney