lunes, 30 de marzo de 2015

Ndura. Hijo de la selva, de Javier Salazar Calle

Hace tiempo (siempre voy muy atrasada con mis lecturas, tengo un millón de pendientes) gané un sorteo en el blog El aventurero de papel cuyo  premio consistía en un ejemplar en digital del libro "Ndura. Hijo de la selva" con una dedicatoria del propio autor. La trama, de aventuras, me llamaba mucho la atención, así que cuando gané me alegré un montón.

Desde aquí mi enhorabuena al autor y las gracias por haberme enviado el libro.

Autor: Javier Salazar Calle
Título: Ndura. Hijo de la selva
Nº Páginas: 184
Editorial: Autoedición
Temática: Aventuras
Lengua: Español
ASIN: B00LPINOUY
Fecha publicación: 10/07/2014

Sinopsis:
“Ndura. Hijo de la selva” es una novela donde el protagonista, volviendo de unas tranquilas vacaciones en Namibia, un típico safari fotográfico, se ve envuelto en una inesperada situación de supervivencia extrema en la selva de Ituri, en la República del Congo, cuando su avión es derribado por los rebeldes. Un lugar donde la Naturaleza no es el único enemigo y donde sobrevivir no es el único problema. Una aventura con aroma a las clásicas de siempre que hacen de este libro el plato perfecto para evadirse de la realidad y sentir uno mismo la angustia y la desesperación del protagonista ante el reto que se le presenta. En este libro se mezcla de forma natural la emoción y la tensión del propio reto de sobrevivir, la degradación psicológica del protagonista a lo largo de la historia y un profundo estudio del medio, sus animales, plantas y personas. También nos enseña que nuestra percepción de dónde están nuestros límites suele ser errónea, a veces para bien y otras para mal.

Opinión:
Impresión: Un sueño.

Esta novela ha sido especial, diferente a otras novelas de aventuras. ¿Y en qué se diferencia? En la intención del autor. Estamos acostumbrados a leer libros cuya finalidad es entretener, en el sentido de que crean una situación y unos personajes y los dotan de una profundidad que nos permita empatizar con ellos.  Este no es el caso.

Como bien dice el autor al principio de la novela, su intención es "En realidad, el escribir este libro no fue más que el impulso de poner sobre el papel unas aventuras que imaginaba por las noches. No hay pretensión alguna en esta obra salvo la de poder leer lo que sueño. No pretende ser original, estructurada o realista, al fin y al cabo es la transcripción de un sueño, un mundo onírico plasmado en un pedazo de papel.". Así, no podemos empatizar con el protagonista, porque la novela te hace sentir como si tu fueras el protagonista. Me ha resultado muy curioso como mediante las palabras del autor me iba montando mi propia película, como si me hablara directamente, y eso es algo difícil de conseguir.

Consecuentemente, en el libro, el protagonista Javier (he tenido que buscar su nombre, a penas se menciona y eso es un punto a favor de la interiorización del libro) a penas tiene profundidad, es decir que sabemos muy poco de su vida, solo algo muy global, de manera que todos podemos identificarnos con él.

En cuanto a la trama, no esconde mucho misterio: gira entorno a cómo Javier trata de sobrevivir en la selva, completamente solo y bajo la amenaza de los rebeldes. Como él es el único personaje, podéis imaginar que los diálogos son más bien escasos y la descripción abundante. Aún así, debido a los múltiples problemas a los que se enfrenta Javier no me he aburrido en absoluto.

¿Y está bien documentada? Sí y no. Por una parte, encontramos decenas de referencias a la selva, de plantas y animales además de diversas palabras en swahili que le dan realismo a la historia, de manera que se ve que el autor se ha documentado. Por otra parte, los problemas a los que se enfrenta Javier en muchos casos son tópicos que se le podrían ocurrir a cualquiera. Me ha decepcionado no encontrar nada especialmente característico, algo tipo "Oh! No se me hubiera ocurrido nunca que también podría tener este problema".

Aún así, me ha gustado ver como Javier se las apaña con inteligencia, sin dejar de parecer normal, es decir, que es alguien como cualquiera de nosotros, no un Boy Scout o un mago que se saca soluciones del National Geographic.

La actitud del protagonista y sus sentimientos hacia lo que le ocurre están muy bien descritos, con mucho realismo. La única pega que puedo poner al respecto es sobre su enfermedad. A lo largo del libro Javier enferma misteriosamente, se debilita y tiene fiebres y vómitos. Me he quedado con la duda acerca de qué le ha pasado. ¿Ha tomado algo raro? ¿Se ha envenenado? ¿Falta de proteínas? ¿Alguna enfermedad tropical? No llega a saberse, y me ha molestado quedarme con la intriga.

Lo mejor ha sido sin duda, el final. Un gran aplauso. El autor le ha dado el toque perfecto de sentimiento y descripción, logrando que el lector se emocione y sienta la situación como si fuera real. me ha encantado.

Y aún así, el final tiene una pequeña queja, al terminar la historia hay un capítulo 0 que no me ha convencido, para mí que sobra, con la aclaración inicial era suficiente.

SPOILER (subrayar para verlo)

No me ha gustado que todo fuera un sueño. A pesar de que lo sabemos de antemano, que el autor nos ha advertido, de que lo sintamos en la narración, me ha sobrado que todo sea un sueño, porque hace que el lector se desengañe y diga "bah, tanto sufrir para nada".

FIN SPOILER

En conclusión, una novela diferente perfecta para noches de insomnio. Para saber más de ella o adquirla, está aquí a muy buen precio.

Y vosotros qué opináis, ¿os llama la atención leer algo de aventuras? ¿Os habéis llevado alguna sorpresa con autores noveles? ¿Os creéis capaces de sobrevivir un mes solos en la selva? Yo, sin duda, no.

PUNTUACIÓN...3/5!
Primeras Líneas...

4 comentarios:

  1. ¡Hola!
    Pues voy a leerla porque me parece muy curioso el hecho de que te haga meterte tanto en la historia.
    No lo conocía, así que gracias por el descubrimiento.
    Besos!

    ResponderEliminar
  2. Tiene buena pinta. No me importaría leer este libro, aunque con tanto pendiente tendrá que esperar.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  3. No tiene mala pinta aunque con tanto pendiente no sé si podría hacerle hueco, así que de momento lo dejaré pasar
    Besos

    ResponderEliminar

"Sabes que has leído un buen libro cuando al cerrar la tapa después de haber leído la última página te sientes como si hubieras perdido a un amigo." Paul Sweeney