lunes, 22 de septiembre de 2014

The blue girl, de Charles de Lint


Título original: The blue girl
Autor: Charles de Lint
Tapa blanda: 368 páginas
Editor: Firebird
Colección: Firebird
ISBN-10: 0142405450

Sinopsis:
Cuando Imogene, su madre y su hermano se mudan a Newford, ella decide reinventarse a sí misma, esta vez no va a ir en busca de problemas. Rápidamente llega a conocer a dos personas muy diferentes. Maxine es una "chica buena", siguiendo un plan de vida estricto. Imogene ayuda a Maxine a aflojar y romper algunas reglas, y Maxine, a su vez, la mantiene en el lado estricto y recto. El otro nuevo amigo de Imogene es un poco más inusual. Su nombre es Adrian. Es un fantasma. Adrian murió cuando saltó de la azotea de la secundaria en 1998, y se ha quedado desde entonces. Él se ha encaprichado enormemente con ella, tanto es así que quiere ver a las hadas, las cuales también frecuentan la escuela. Las hadas invaden los sueños de Imogene, difamando la línea entre lo irreal y lo real. Cuando su amigo imaginario Pelly de su infancia se manifiesta, Imogene sabe que algo va realmente mal. Con Maxine, Adrian, y la ayuda de Pelly, Imogene desafía las fuerzas oscuras de las hadas.

Por qué este título...
Entonces caigo en la cuenta de que hay algo malo en mi brazo, con la piel de mi brazo, quiero decir. No parece tener el buen color, aunque es difícil de decir con la luz tenue que entra por la ventana.
- Míralo tú, -le digo, cerrando los míos mientras enciendo la luz de la mesita de noche.
Cuando los abro de nuevo, veo que mi piel es azul. Levanto mi otro brazo. Y es azul, también. Le doy una mirada desconcertada a Pelly, entonces me levanto sobre mis rodillas y miro mi reflejo en el espejo en mi cómoda. Todo sobre mí es azul, mi piel, mi pelo…
- Lo siento, -Pelly dice.- No sabía que tendría ese efecto.
- Soy azul. -Me giro hacia mi reflejo para mirarlo.- ¿Cómo puedo estar azul?
- Debe ser del polen, -me dice.
- El polen, -repito.
Él asiente.
- Proviene de una hierba llamada verbena. Hay una cepa especial que crece en el Otro mundo. Es un conjuro contra los anamithim, así es como lo llaman, esas criaturas de las sombras. Los comedores de almas.
- Así que podemos luchar contra ellas.
Se sienta de nuevo en el edredón y me asiente otra vez con la cabeza.- Pero el efecto del conjuro es sólo temporal. Desaparece en uno o dos días.
- Espera un minuto. ¿Estás diciéndome que voy a tener la piel azul los próximos dos días?
- Me temo que sí y tu pelo, también.
- Con el pelo puedo vivir. Me lo tiño todo el tiempo. Pero, ¿cómo se supone que voy a salir con la piel azul? ¿Qué le digo a mi madre? ¿Cómo voy ir a la escuela?

Opinión:

Empezaré mencionando uno de los mejores puntos de la novela: sus personajes.

La protagonista es sin duda lo más de lo más. No es solamente simpática, amable y valiente (como la gran mayoría actualmente), sino que también es divertida y extraña. He aquí un ejemplo:


Por eso, hay muchas conversaciones curiosas, que me han hecho sonreír en más de una ocasión, pues no es habitual encontrarnos con protagonistas como Imogene (¡Fijaos! ¡Incluso el nombre se sale de lo normal!), tan peculiares, que no temen demostrar como son.

Y su nueva mejor amiga, Maxine, también me ha llamado la atención, pues, aunque en un principio parezca una cerebrito aburrida, enseguida vemos como es capaz de presentar batalla a Imogene y seguirle la corriente.

Las madres de ambas, también son unos personajes muy bien perfilados que le han dado a la novela otro toque de humor. Por una parte, está la madre de Imogene, tan liberal (¡directamente importada de una comuna hippie!) y permisiva con su hija, pero al mismo tiempo, atenta a todos sus pasos, sin pasar de ella, a diferencia del tan habitual síndrome de Los padres ausentes que últimamente no dejamos de ver por todos lados. Su polo opuesto, es la madre de Maxine  quién, de tan estricta como es, solo le falta ingresar a Maxine en un convento de monjas. ¡Menudo revuelo se forma al aparecer la excéntrica Imogene en sus vidas!

Pero el libro no trata sobre la vida de dos adolescentes que van al colegio, no. El libro trata sobre la vida de dos adolescentes que van al colegio y pueden ver hadas y fantasmas.

¿De qué va esto? Adrián Dumbrell es el fantasma de la escuela, y está enamorado de Imogene, por eso, pide a sus amigos las hadas (que no son precisamente como Campanilla, ni mucho menos) que le echen una mano para que Imogene empiece a creer. Y oh, sí lo hace, pero, todo tiene sus consecuencias...Como llamar la atención de unos seres que ansían apoderarse del alma de Imogene.

La trama en general me ha parecido original, sobretodo este nuevo mundo de las hadas, el cual no se desarrolla demasiado y solo vemos de reojo. Se hubiera podido hacer algo mucho más consistente, pero todo se trata muy por encima, sin profundizar.

Otro aspecto a comentar es la estructura de los capítulos. Estos se van alternando entre el punto de vista de Imogene, Maxine y Adrian, pero de una manera caótica y sin sentido, además de que hay varios que empiezan con un "Antes" y que hacen referencia al pasado, pero que han resultado ser simples flashbacks. Esta estructura me ha parecido muy liosa y me he perdido un par de veces, pues no sabía donde se encontraba la historia principal (si en el antes o en el ahora) ni quién estaba hablando en ese momento.

Por último, comentar que en general la historia es poco madura, es decir, que es más adecuado para un público infantil-juvenil que para otro más adulto. Así, la historia es bastante azucarada.

Ejemplo de ello es el romance o la falta de él, pues, aunque tanto Maxine como Imogene tienen novio, a penas hay escenas juntos y en las pocas que hay se limitan a hablar. ¡Ni siquiera asistimos al momento en que se conocen! Otro ejemplo de ello es el turbulento pasado de Imogene, del que solo conocemos un resumen, pues no hay ni un flashback.

Así, acorde con la historia, el final es muy simple y no ha terminado de llenarme demasiado. En conclusión, un libro entretenido, con una original protagonista y lleno de magia, pero más adecuado para un público de unos 12 años.

PUNTUACIÓN...3/5!

Primeras Líneas...

2 comentarios:

  1. Si es para un público más infantil lo dejaré pasar xD
    Gracias por la reseña ^^

    Besooooos =)

    ResponderEliminar
  2. No me convence esta vez así que lo dejo pasar.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar

"Sabes que has leído un buen libro cuando al cerrar la tapa después de haber leído la última página te sientes como si hubieras perdido a un amigo." Paul Sweeney