martes, 1 de octubre de 2013

Fabuland, de Jorge Magano

Título: Fabuland
Autor: Jorge Magano
Editorial: Espasa
Fecha de edición: 2009
Nº páginas: 327


Sinopsis:

Kevin, un adolescente tímido y con pocos amigos, vive obsesionado con un videojuego llamado Fabuland, a través del cual ha conocido al japonés Hideki y al español Chema, casi las únicas personas con las que se relaciona. Cada uno representa en el mundo de Fabuland un personaje diferente y juntos viven múltiples aventuras ficticias. Un día Kevin recibe dentro del juego un mensaje extraño: un nuevo personaje, una princesa prisionera, solicita su ayuda. El chico sospecha que detrás de esta identidad hay una persona real que vive un peligro verdadero. Entre la realidad y la ficción, Kevin tomará finalmente la iniciativa. 

Opinión:
Impresión: Interesante 

Kevin es un chico un poco friki, antisocial y que solo vive para sumergirse en el mundo de Fabuland, su videojuego favorito. para él, no existe el día o la noche, y solo se rige por cuanto tiempo puede aguantar el tiempo delante del ordenador antes de caer rendido. Y entonces, en una de sus esporádicas salidas al mundo exterior, conoce a Martha y...

Rob Mcbride es un enano que vive en el mágico mundo de Fabuland y junto a su amigo Naj, un gregoch, trata de localizar los doce huevos áureos y derrotar al malvado mago hirsuto Kreesor. Rob es valiente e intrépido y nunca se hecha atrás...hasta que recibe el misterioso mensaje de una princesa en apuros. ¿Sacrificará su misión para ir en su busca?

Como veis, esta historia se puede dividir en dos realidades, la virtual y la real. A pesar de ello, he de destacar la veracidad de la narración. La historia virtual está narrada como si fuera una historia en sí y a medida que vas leyendo, te enfrascas tanto en la historia que casi olvidas que no es más que un videojuego.

Empezaré hablando del mundo de Fabuland. Las descripciones son fantásticas y lo suficientemente detalladas para situarte, pero lo suficientemente cortas como para no perderte. Además, la trama en sí ha sido entretenida, hay bastante acción y eso es algo que se agradece.

En cuanto a los personajes, no me han cautivado, pero no han estado mal.  Los mejores son sin duda Rob y Naj, los cuales no paran de burlarse uno del otro constantemente. Aún así, se le podría haber dado más fuerza a la historia, un pasado a algunos personajes y un poco más de gracia. Es decir, le ha faltado trasfondo.

Aún así, es muy entretenido ir conociendo a los personajes poco a poco e intentando acertar cuál será la identidad de cada uno en la vida real.

Luego, por otra parte, está  la vida real. En ella, tenemos a Kevin, un fanático de los videojuegos, que a penas se aparta de la pantalla. Esta historia de la vida real ha estado muy floja en general. Es tan floja, que casi parece relleno. Y es que los personajes se mantienen muy distantes de la acción, salen varias veces y luego no se vuelve a saber de ellos. Además, Kevin no es muy expresivo y casi no nos transmite sus emociones.

Podría destacar a algunos personajes secundarios, pero es en vano, puesto que a penas sé nada de ellos: está la profesora de repaso de español de Kevin, que le da clases de tanto en tanto y se cuentan mutuamente sus penas; está Martha la nueva y única amiga de Kevin, cuya relación se ve venir y aún así es bastante light; la hermana de Kevin, que sólo le visita para usar el ordenador (ni se saludan, es que yo, no lo entiendo), un padre sobreprotector que sale en las primeras páginas y ya y una madre que nunca está en casa porque tiene un novio motero. "Si no fuera por Mick, tú estarías mejor conmigo, hijo [...] Es solo que es muy suyo y no quiere compromisos de hijos." (y se lo dice allí, con todo el morro :0).

 A parte de esto, tenemos el misterio de la princesa, la cual le pide a Kevin mediante Fabuland. No sé cómo Kevin llega a la conclusión que la petición de ayuda se refiere al mundo real, pero en fin, que nada, que se embarca en la aventura de descubrir quién se esconde tras la princesa y por qué pide ayuda. Esto ha sido lo más decepcionante de toda la historia, se le podría sacar mucho más jugo, pero a penas se roza la historia lo más mínimo. No hay ni un solo gramo de acción, ni un poco de peligro. Kevin ayuda a la persona que se esconde tras la princesa, pero nunca llegan a decirse ni una palabra frente a frente.

Pues eso, en cuanto al final del mundo real, muy decepcionante, pero en cambio en el mundo de Fabuland tiene un final sorprendente.

Me ha costado un poco valorar este libro, porque, por una parte es original, no es tan infantil como yo creía y toda la historia relacionada con Fabuland es increíble, pero por otra se ve que se le podía sacar más jugo a la historia además de que la trama de la vida real es decepcionante. Así que se va a quedar con una nota media

PUNTUACIÓN...3/5!

Primeras Líneas...

9 comentarios:

  1. No está mal. Para cambiar y variar un poco las lecturas, seguro que le daría una oportunidad.
    SAludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, la verdad es que eso sí, es original.

      un saludo^^

      Eliminar
  2. Sabes? La primera vez que vi la portada pensé en el padre del protagonista de Como entrenar a tu dragón.
    No me he estrenado con el autor, pero me parece una opción a tener en cuenta
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja, qué curioso... Yo tengo pendiente esa película desde hace tiempo, ya me fijaré :)

      Eliminar
  3. No me atrae especialmente, así que creo que lo dejare pasar..
    Pero gracias por la reseña.
    Besos, Cassia.

    ResponderEliminar
  4. Pues no sé, no la conocía, pero veo que tampoco te ha entusiasmado mucho, o sea que creo que la dejaré pasar.
    Besos!!

    ResponderEliminar
  5. Es curioso y original pero esta vez no es para mi jeje
    Un beso!

    ResponderEliminar
  6. Buenas :) Tengo un blog en el que escribo mis propias historias, y estoy intentando promocionarlo para que más gente lo conzca. Me gustaria que te pasarás y me dieras tu opinión :) Mi blog es: www.yoymishistoriasdesiempre.blogspot.com

    Gracias por tu atención :)

    ResponderEliminar

"Sabes que has leído un buen libro cuando al cerrar la tapa después de haber leído la última página te sientes como si hubieras perdido a un amigo." Paul Sweeney