miércoles, 9 de agosto de 2017

Frases memorables: Arroz de Palma



"Nuestros hijos son nosotros pero mejores"

En esta ocasión os traigo una frase muy breve, pero que me gusta de todos modos.

 Aunque nos cueste admitirlo, estamos hechos a imagen y semejanza de nuestros padres, sobretodo por lo que se refiere a los valores y al carácter. Y claro, al ser tan parecidos, chocamos, es lo que suele ocurrir. Pero no solo somos como nuestros padres: somos "mejores". "Mejores" según su criterio.

Mi madre nunca ha sido de estudiar, la escuela nunca le fue bien. Por eso a mi hermano y a mí siempre nos inculcó la importancia de estudiar y sacar buena notas, para que fuéramos "mejores" que ella. Mi padre, en cambio, es muy de ponerme sobreaviso. "No hagas esto porque...". Siempre intentando que yo evite los errores que él cometió, que sea "mejor" que él. 

Creo que la idea de la frase ha quedado claro. Puede que sea el momento de hablaros del libro al que pertenece esta cita, Arroz de Palma, de Francisco Azevedo. Las personas mayores son los grandes olvidados de la literatura. Muchas veces aparecen, pero sólo en un papel secundario, como el abuelito afable o la anciana y sabia mujer. Ahora mismo, sólo se me ocurren dos libros en el que este colectivo sea el protagonista: El abuelo que saltó por la ventana y se largó y Nosotros en la noche. Luego, hay libros en los que aparece gente mayor que nos cuenta sus vivencias de juventud, pero son más narradores que personajes y su historia del presente no tiene fuerza.

 En Arroz de Palma , el protagonista desgrana as vidas de sus padres, de su tía, de sus hermanos, de sus hijos y nietos y, por supuesto, la suya desde la perspectiva de la vejez. No me suelen gustar este tipo de historias, que parecen biografías y el libro no prometía mucho la verdad, pero quedé enamorada de este libro.Por un lado, la historia es interesante y la cocina juega un papel crucial. Por otro lado, la prosa poética es magnífica, las reflexiones geniales y los personajes tienen mucha profundidad. Pero lo que es más importante: te hace sentir.

Todos los capítulos en los que el protagonista aparece como un anciano son un lujo, consiguió hacerme sentir exactamente como si hubiera vivido ya todo una vida. Además, el autor no es que intente entristecernos y tocarnos la fibra sensible, sino que muestra de forma objetiva y muy realista lo que sienten nuestros abuelos. De verdad, cerré el libro y me quedé con muchas ganas de ir a casa de la abuela y abrazarla. Unas escenas preciosas y muy emotivas. No puedo hacer más que recomendároslo. Aquí os dejo el enlace a la reseña, para que le deis un vistazo y terminéis de convenceros.

11 comentarios:

  1. Me ha flechado, voy a conseguirlo lo antes posible.
    Mayormente los padres advierten a sus hijos cuando están cerca de cometer un error que ellos cometieron o similar. Yo supongo que todo padre querría que sus hijos fuesen mejores que ellos mismos.
    Un saludo ❤

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra haberte convencido, es un libro que ha pasado mucho desapercibido pero que es fantástico :)
      Y sí, muy de acuerdo con tu reflexión.

      Un saludo,
      Laura.

      Eliminar
  2. ¡Hola, Laura! ^^

    Hum. Repito, hum. Ya te vale. Ais. Empezamos por el principio. Los mayores. Ay, lo que entiendo yo ahora a mi madre. De pequeña siempre decía lo típico de "joder, qué pesada" o "sí, vale, lo que tú digas, pero déjame en paz". ¡JA! Ahora que mi hermano tiene 13 años empiezo a entender muchas cosas jajajajajaja Como la desesperación de decirle que haga algo por su bien y que se ponga a resoplar. Ay, la adolescencia, qué bonita... para los adolescentes xD Bromas a parte, tienes razón. Vamos a ver, a mí con 15-16 años me pirraban las historias en las que los protas eran súper independientes, revolucionarios y tal; pero sí que es cierto que con el paso del tiempo te das cuenta de que muchas veces la familia pierde peso en la novela. Ojo, yo creo que la familia no la elige la sangre; sino tu historia personal y todo lo que te haya ido pasando - yo quiero muchísimo a personas que no son estrictamente familia mía y, de verdad, yo los considero familia -; pero entiendo tu reflexión. Me parece muy tierno lo que comentas de tus padres :) Exacto, siempre quieren que "mejores" y es que ya dicen que el aprendiz supera al maestro. Yo nunca he tenido presiones demasiado fuertes a nivel académico, básicamente porque soy más cabezona que una mula y muchas veces lo que me dicen me entra por una oreja y me sale por otra. Creo que lo que más agradezco yo a mi madre es la capacidad que tengo de resolución de problemas. Parece que me esté colgando flores, pero es que, de verdad, he aprendido un montón gracias a ella :) Ais, que me has tocado la fibra sensible, Laura. Eso o que tengo el día muy tonto xD
    Pasando al libro... no lo conocía (¡cómo no!), pero me lo llevo apuntado. Porque sí, Laura, ¡¡ya te vale!! Así no puede una pasarse por tu blog, jolines. Mi lista de pendientes va a explotar en breves jajajajaja
    Me gusta lo que planteas. Yo tampoco soy de leer libros en los que se analice la vida y obra de una familia al completo, pero me has ganado con lo que comentas de que el libro "hace sentir". Muy importante, que los autores y autoras consigan eso :)
    Como siempre, una entrada muy guay ;D Tu contenido es súper variado y eso me encanta ^^
    ¡Un besazo muy grande y feliz miércoles, guapa! ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Carme! Un placer tenerte tan a menudo por aquí y disculpa que no me pase más por tu blog...estoy en ello.
      Qué interesante lo que cuentas de tu hermano, el mío también está ahora en esa edad, así que te entiendo perfectamente.
      "Ay, la adolescencia, qué bonita... para los adolescentes" Jajaja, muy de acuerdo...
      Vaya, con que eres buena solucionando problemas...esa es una gran habilidad, ¿y se lo has dicho a tu madre alguna vez que es gracias a ella? Creo que a los padres nunca les agradecemos nada la suficiente...
      Y me alegro que te lleves apuntado el libro y siento que tu lista vaya a explotar, solo hay una solución...¡leer más!
      Y sí, este es un libro especial en ese aspecto, aunque no lo parezca, aunque no trate ningún tema trágico, tiene momentos realmente emotivos.
      ¡Y no me alabes tanto, que al final me lo voy a creer!

      Un saludo y gracias por pasar por aquí^^

      Eliminar
  3. Hola guapa!!
    Una reseña preciosa con una reflexión inicial con mucha verdad y fuerza.
    No creo que sea la clase de libro que necesito ahora mismo, pero quizás cuando esté un poco más reflexiva o introspectiva me anime a darle una oportunidad porque lo has puesto de maravilla :)
    Un Beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Entiendo, sin duda no es un libro que se pueda leer en cualquier momento, espero que un día de estos te animes :)

      Saludos,
      Laura.

      Un saludo,
      Laura.

      Eliminar
  4. ¡Hola, Laura! No tengo hijos, pero no estoy del todo de acuerdo con la frase. Es decir, aunque nuestros padres quieren que no cometamos sus errores, no veo bien decir que "nuestros hijos son nosotros pero mejores". Por mucho que te intenten inculcar, cada uno tiene sus peculiaridades y no por no fallar en ciertas cosas somos mejores que nuestros padres. No sé si me explico.
    Lo de que las personas mayores sean protagonistas, pues sí, no es algo habitual. Por cierto, gracias por enlazar a mi reseña de "Nosotros en la noche". A ver, si pienso en otros ejemplos, te diría "Agua para elefantes", aunque la versión anciana del protagonista no es tan relevante como su versión joven. No sé si lo has leído, pero él nos cuenta cómo fue su juventud y solo hay pequeños momentos de él en la actualidad. Aparte de ese no recuerdo más ahora mismo y la verdad es que no me lo había planteado.
    A pesar de lo que dices, no me atrae el de "Arroz de palma", pero voy a pasarme por la reseña...
    ¡Saludos! ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bé, "mejores" desde el punto de vista de los padres. Quizás (caso hipotético) tu quieres trabajar en una librería, pero tus padres no han tenido la oportunidad de ir a la universidad, y te han insistido en que vayas y ahora estás allí estudiando derecho. Para ellos, eres "mejor" que ellos, aunque quizás un día descubras que fue un error hacer esa carrera. A eso me refiero.
      He oído hablar de Agua para elefantes, pero no termino de estar animada a leerlo...Y entiendo que en principio no te atraiga Arroz de Palma, por ser más reflexivo, pero se agradece que te pases por la reseña :)

      Un saludo de,
      una Laura agradecida.

      PD: Vaya maratón de comentarios Omaira, Solo de pensar que he de comentar el Omaira-comentario y los tropecientos de Patt se me cae el mundo encima. Sois un amor^^

      Eliminar
  5. Hola, Laura:

    ¡Vaya! Una frase cortita, pero potente. Es cierto que el fin de la reproducción es perpetuar la especie y que, obviamente, los descendientes sean mejores porque si no, no podrán sobrevivir. Sin embargo, los humanos no tenemos un problema de que alguien se nos coma (normalmente). Eso sí, no por ello dejamos de querer que nuestros hijos sean mejores que nosotros en otros aspectos de la vida. Y esto me lleva a pensar... si esto sucediera siempre, ¡ya seríamos perfectos! Pero no es así, por lo que en algún momento esa cadena de mejora se rompe, ¿no? Hummm... Interesante, interesante.

    Por cierto, el planteamiento de "Arroz de palma" me llama la atención. Voy a curiosear la reseña...

    Un saludo imaginativo...

    Patt

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Saludos mi Patt filosófica.
      Siento romperte los esquemas, pero no hablamos de la perfección universal. Es lo que le digo a Omaira. En esta frase con "mejores" se refiere a desde el punto de vista de los padres. La perfección no es un concepto universal, lo que para unos es perfecto para otros no lo es. Puedes ser mejor que tus padres si en lugar de ser tacaña (caso hipotético) como tu padre, siempre compartes tus libros (y los envías a mi dirección), pero tus hijos (recuerdo lo de caso hipotético, no me vengas como Omaira con lo de "no tengo hijos", que ya lo sé) pueden ser mejores que tú si, en lugar de regalar el dinero lo invierten mejor, y así contínuamente.

      Y bueno, me alegro que te vayas a pasar por la reseña, sin duda es un libro muy tú.

      Un saludo filosófico,
      Laura.

      Eliminar
    2. Mira, yo no necesito poner decoraciones en mi firma, ya me vas bautizando tú. Me ahorras el trabajo de pensar ;)

      "y los envías a mi dirección" Jajajajaja veo que tú lo intentas como puedes. El no ya lo tienes, por probar el sí... ¿verdad?

      "no me vengas como Omaira con lo de "no tengo hijos", que ya lo sé" ¿Y cómo sabes que no tengo? O.o

      Un saludo imaginativo...

      Patt

      Eliminar

"Sabes que has leído un buen libro cuando al cerrar la tapa después de haber leído la última página te sientes como si hubieras perdido a un amigo." Paul Sweeney