miércoles, 30 de agosto de 2017

Ensayo sobre la ceguera, de José Saramago

Título: Ensayo sobre la ceguera
Título original: Ensaio sobre a Cegueira
Saga: Blidness
Autor: José Saramago
Fecha de lanzamiento: Octubre 1995
Editorial: Punto de lectura
Páginas: 375
Género: Ensayo
Precio: 10,95

Sinopsis:
Un hombre parado ante un semáforo en rojo se queda ciego súbitamente. Es el primer caso de una «ceguera blanca» que se expande de manera fulminante. Internados en cuarentena o perdidos en la ciudad, los ciegos tendrán que enfrentarse con lo que existe de más primitivo en la naturaleza humana: la voluntad de sobrevivir a cualquier precio.


Opinión:
Impresión: Ensayo

Había varias razones por las que me apetecía leer este libro. Para empezar, porque el tema de los ciegos me llamaba mucho la atención. Ya había leído un libro que trataba acerca de este colectivo y no había estado mal. Por otra parte, ya había leído un libro del autor y dentro de lo que cabe, me había gustado. A todo esto hay que sumarle que eso de una epidemia de ceguera es una idea atractiva, dentro de una novela, por supuesto (A veces das miedo, ¿sabes? Pero si soy un angelito).

Pero el libro me ha decepcionado. Esperaba otra cosa. Sí, sé que en el título pone "ensayo" y eso debería ser indicativo de algo (Anda que no estabas avisada...), pero nada, yo esperaba una novela, con las características de una novela. Sí, a ver, tiene introducción, nudo y desenlace, pero más que una novela ha sido una crónica. Este libro es como una respuesta larga y detallada a la pregunta: ¿qué pasaría si todo el mundo se quedara ciego?

En cierta manera me ha recordado a La historia silenciosa, por la forma objetiva de enfocar el tema y porque los personajes sufren una discapacidad (en este caso son ciegos, no mudos, pero vaya).

El libro se centra en cómo se las apañan un puñado de personajes...ahora que caigo, ¡no tienen nombre! Curioso, no me había fijado. Se les conoce por motes: el médico, la mujer del, la mujer de las gafas oscuras, el primer ciego, la mujer del primer ciego, el niño estrábico,...Curioso (lo que me parece curioso a mí es que te acuerdes de sus "nombres", tu que siempre tienes tan mala memoria ). En fin, como iba diciendo  la trama gira entorno a estos personajes, los primeros en quedarse ciegos y que son encerrados en un lugar aislado, aunque lo de aislado es un decir porque aquello pronto se llena de 300 personas que compiten por su vida.

Esa es una de las cosas que me ha fallado, pese a ser una novela con intención explicativa, al centrarse solo en eso personajes que pasan gran parte del tiempo encerrados no nos permite tener una visión global de la epidemia y ver qué ha pasado, no ya en otros países, sino en esa misma ciudad. Me hubiera gustado saber lo que sucedía fuera un poco más de primera mano.


En general diré que es una novela descriptiva, explica los hechos de manera muy objetiva y el autor me ha convencido: si ahora hubiera una epidemia de ceguera y todo el mundo quedara ciego, estoy segura de que pasaría exactamente lo que describe la novela. Al principio me pareció que los soldados actuaban de forma muy inhumana, como si fueran nazis, pero mirándolo en perspectiva, teniendo en cuenta el caos que causaba fuera la epidemia, creo que actuarían exactamente así.

También he de decir que hay escenas crudas. El autor es bastante explícito y en algunos momentos he tenido que parar de leer y me he preguntado que por qué me meto en estos berenjenales (¿de dónde debe salir esta expresión? Ni idea). Hay escenas que me han parecido bastante fuertes, en especial la de varias violaciones en grupo. Sin duda, el autor no tiene manías y hay cosas que te erizan la piel. Podría decir que la estancia de los protagonistas encerrados me recuerda a El señor de las moscas, pero eso solo lo puedo decir de oídas, porque no he leído ese libro (ni ganas)

Otra cosa que tampoco me ha gustado es que no hay una explicación científica a por qué ocurre la ceguera. La novela lo deja caer sin más. De pronto, una persona se queda ciega, y a partir de ahí, se convierte en una epidemia. ¿Que cómo es posible que la ceguera sea contagiosa?


Así que ya lo sabéis. No me gustan las cosas que suceden así como así, me gustan que todo lo que escapa de la realidad tenga una explicación razonable y en este caso, no es así. No aparece ningún científico que trate de explicarlo ni nada por el estilo. Eso no es importante, lo importante es la deshumanización de la gente, cómo las situaciones límite sacan nuestra parte más animal, basada en el instinto de la supervivencia. Ese es el mensaje que quiere transmitirnos la novela. Pero no sé, a mí eso no me ha parecido una gran revelación, ya imaginaba algo así. También se intuye una enseñanza de "vemos, pero estamos ciegos", pero no me ha terminado de quedar clara por el lenguaje en ocasiones complejo.

Más cosas, la novela me atraía por los personajes ciegos no por su condición en sí, sino por su peculiar forma de percibir el mundo. Está claro que una novela que tiene como protagonista a un ciego no puede narrarse de forma normal porque no ven el mundo con los ojos. Pensaba encontrar una novela en la que la narración se basara en la privación de la vista, que las descripciones se basaran en el olfato, el tacto, el gusto, el oído. Ah, no, pero es que para mayor disfrute resulta que uno de los personajes no pierde la vista, así puede describirnos todo aquel horror con todo lujo de detalles. Pues vaya.

Que, ¿no os estoy convenciendo para leer la novela, a que no? Pues esperad, que ahora viene la mejor parte: el estilo narrativo. Ya en Las intermitencias de la muerte me encontré con un estilo narrativo muy especial, aunque lo de la falta de mayúsculas tenía su explicación. Aquí nos encontramos que no hay ni un solo diálogo, todo está junto y compacto en párrafos. Tampoco hay signos de exclamación ni interrogación y no hay separación entre las líneas de diálogo. Todo va seguido. Sí, puede parecer confuso, pero lo cierto es que no, me he acostumbrado muy rápidamente y no me he perdido en ninguna ocasión. El problema es que no entiendo para qué complicarse de esta manera. ¿Cuál era la intención del autor al hacerlo así? Puede que no haya tenido problemas, pero sin duda a causa de eso mi avance ha sido más lento. Aquí os dejo una muestra de un diálogo:


En conclusión, una novela que me ha decepcionado mucho. Es un buen retrato de una sociedad que de repente se queda ciega, además, de que retrata muy bien la involución del ser humano, convertido en esclavo de sus instintos. Se trata de una descripción objetiva de unos hechos, un retrato muy fiel de una sociedad que deja de ver, con muchos detalles y algunas escenas muy explícitas de violencia. Pero no es una novela que enganche ni que te atrape, los personajes no tienen un pasado y en general no me ha dejado satisfecha.

Como curiosidad, os diré que hay una película del libro y que tiene bastante buena pinta. Aún así, sabiendo que el libro tiene escenas tan crudas y que en el cine lo que triunfa es el morbo, creo que no la veré.

Y vosotros, ¿qué opináis? ¿Habéis leído alguna novela de este autor? ¿Sabéis si en todos sus libros usa el mismo estilo de diálogos? ¿Habéis leído alguna novela en la que los protagonistas fueran ciegos?

Y para terminar, aquí os dejo mi avance en Goodreads:


PUNTUACIÓN...3/5!


Primeras Líneas...

domingo, 27 de agosto de 2017

Viñeta del lector 31#


Miro a mi alrededor, y no sé qué sería mi vida sin los libros. ¿Qué me gusta hacer? Escribir. Mirar películas y series. Leer. Reír. Jugar a juegos de mesa. Ya está. Esta soy yo. Estas son mis aficiones. No sé cómo sería mi vida sin los libros. La mayor parte de mi tiempo libre lo invierto en leer, estar con el blog y en las redes sociales. Todo relacionado con la lectura. Si ahora de repente me quitaran todo eso, no me quedaría nada. Vagaría por la casa desamparada. Me apoltronaría en el sofá a mirar la televisión y dejaría que sorbiera el cerebro. O puede que persiguiera a mis amigos día sí y día también para pedirles para ir a dar una vuelta. Aunque ahora que lo pienso, no iría a hacer la "ruta de las librerías de segunda mano", porque no me gustarían los libros.

El otro día conocí a un chico al que le gusta mucho el tema de la mecánica y el motor. Al cabo de un rato de sonreír forzadamente le pregunté:
- ¿Y no puedes hablar de otra cosa?
Y él me dijo de vuelta:
- ¿Y a ti de qué te gusta hablar? ¿Qué sueles hacer?
- Bueno pues, me gusta leer y hablar de libros.
- ¿Y...? - esperando a que yo dijera algo más.
Y entonces me quedé muda. Nunca me lo había planteado. Siempre he pensado que era una persona muy parlanchina, con la capacidad de hablar y escuchar bien, al estilo Momo. Soy ese tipo de persona capaz de encontrar un tema de conversación (que me interese o no) de debajo de las piedras. Aunque en esos casos, siempre soy más de escuchar y dejar hablar a los demás y intervenir muy brevemente o haciendo alguna broma. Casi nunca es mi turno de hacer un monólogo y que el otro asienta. ¿Por qué? Porque nunca se habla de lo que me interesa a mí. ¿Y qué me interesan? Los libros, y ya está. Soy muy monotemática y no me había dado cuenta hasta ahora.

Sé que la viñeta no se refiere a todo eso, que Jorge Luis Borges hablaba de un mundo sin libros en general. Y los libros no solo son masas de papel, también son relatos orales, así que sería un mundo sin historias, sin pasado, sin imaginación, sin rumores. Y al final, un mundo sin palabras. Y las palabras son lo que nos define

Pero he decidido llevar la viñeta a un terreno más personal. Y no, no puedo imaginar qué sería de mi vida sin libros. Solo sé que no sería la vida que tengo ahora. Sin los libros, no sería la que soy. Porque soy los libros que he leído y los que leeré.

Y vosotros, ¿cómo sería para vosotros un mundo sin libros? 

jueves, 24 de agosto de 2017

Una madre, de Alejandro Palomas

Editorial: Siruela (2016)
248 Páginas
ISBN: 9788416120437
Precio:17,95 €
Ebook: 8,99 €

Sinopsis:
Faltan unas horas para la medianoche. Por fin, después de varias tentativas, Amalia ha logrado a sus 65 años ver cumplido su sueño: reunir a toda la familia para cenar en Nochevieja. Una madre cuenta la historia de cómo Amalia entreteje con su humor y su entrega particular una red de hilos invisibles con la que une y protege a los suyos, zurciendo los silencios de unos y encauzando el futuro de los otros. Sabe que va a ser una noche intensa, llena de secretos y mentiras, de mucha risa y de confesiones largo tiempo contenidas que por fin estallan para descubrir lo que queda por vivir. Sabe que es el momento de actuar y no está dispuesta a que nada la aparte de su cometido. Un cartel luminoso que emite mensajes desde una azotea junto al puerto, una silla en la que desde hace años jamás se sienta nadie, una Barcelona de cielos añiles que conspira para que vuelva una luz que parecía apagada, unos ojos como bosques alemanes y una libreta que aclara los porqués de una vida entera.

Por qué este título...
"–Pero yo estoy aquí –continuó mamá–, y seguiremos balanceándonos juntas el tiempo que haga falta. Y si tengo que hundirme para que flotes, me hundiré. Y si tengo que arrancarte del agua para que me vivas, te arrancaré, duela lo que duela. Porque no tengo nada mejor que hacer en la vida, hija. –Y luego, levantando la mirada hacia mí, y clavándome con ella a la silla, añadió–: No hay nada mejor que hacer en la vida. Para una madre, no."

Opinión:
Impresión: Profundidad

No es la primera vez que leo algo de este autor. Hace dos años leí Un hijo y se convirtió en una de mis lecturas favoritas del año. Así que estaba muy ilusionada con este libro y por desgracia, me ha decepcionado.

¡Aviso a navegantes! Este es un libro de personajes, no de trama. Ese ha sido el principal problema con el que me he encontrado. Yo soy muy de tramas, de esas que te enganchan y no te sueltan. Que haya algo de misterio y giros inesperados. Sin duda, valoro mucho que los personajes tengan profundidad, pero sin una buena trama que consiga que quiera leer más, no hay nada que hacer.

Ahora bien, la construcción de personajes de esta novela es fantástica. Últimamente me estoy fijando más y me he dado cuenta de que todos los personajes son una copia de otro. Eso no pasa aquí. Todos los personajes son muy humanos y realistas, con sus defectos y virtudes, con aquel algo que los caracteriza y que al final hará que los recuerdes.

Amalia, la madre, está loca, pero en el buen sentido. Me he divertido mucho con su ingenuidad, su torpeza,sus tonterías de niña pequeña, sus costumbres, su forma de ser. Es el tipo de persona que en la vida real no me caería nada bien (mi madre, por ejemplo a veces tiene un poco esa faceta y no me gusta nada). Es cierto que me ha parecido un personaje muy exagerado, esperaba que en algún momento se pusiera seria y demostrara que todo es una máscara (aunque tiene sus momentos), pero no es así. Pero vaya, eso no importa, porque los demás personajes ven que está loca (en el buen sentido), no es algo que pasen por alto.

Amalia, saltando de tema en tema
Por otra parte, cada uno de los hijos y el tío tienen sus cosas: Fer no es capaz de superar la ruptura de su pareja (con quién cortó hace tres años), Emma, siempre medio ausente y adicta la móvil, no puede olvidar a Sara y Silvia, una maníaca del orden, también tiene sus propios problemas. Por su parte, el tío es un ligón capaz de amenizar cualquier situación.

Todos me han parecido unos personajes muy redondos, cada uno con sus propios traumas y miedos y con mucha profundidad. Normalmente, cuando se habla del pasado trágico de un personaje suele ser que durante su infancia abusaron de ellos o que los maltrataban, cosas que pasan en la vida real, cierto, pero no es algo cotidiano. En cambio, los dramas de esta familia son bastante cotidianos, le podría pasar a cualquiera (bueno, lo de Emma no tanto, pero vaya) y me gusta ver cómo afrontan este tipo de cosas.


Como veis, Amalia está loca
Otra cosa que me ha gustado es la capacidad de análisis de Fer. Cuando un personaje hacía una cosa, Fer lo analizaba al milímetro y nos hacía ver los significados ocultos de las cosas, como en esta escena:

"A pesar de las impertinencias con las que Silvia lleva bombardeándole desde que ha llegado, él no se inmuta porque sabe, como sabemos los demás, que Silvia no tira a dar. La que salta sobre él es una niña de pataleta que castiga a su mayor por haberla dejado demasiado tiempo sola en un parque poblado de cosas que no le gustan. Silvia está diciéndole a tío Eduardo que le ha echado de menos, lo cubre de reproches desde su búnker, y él, que lo entiende así, la deja hacer, encantado con su atención. Sabe que con ella llega primero el ruido y después la calma, y que la calma bien vale lo primero."

El estilo narrativo está muy bien, el lenguaje que usa el autor es bastante poético y sabe encontrar las palabras exactas sin sonar artificial. A esto hay que sumarle que la narración es una montaña rusa, me ha sorprendido la cantidad de emociones que podía sentir en tan poco tiempo. De una página a otra, podía pasar de tener una sonrisa en la cara a una mueca de tristeza. Me ha parecido que el autor tenía una gran habilidad para combinar escenas de humor y de drama.

En cuanto a la trama, como ya os he dicho, poco cosa hay. No hay acción, la novela se desarrolla en una noche y el único misterio se basa en descubrir qué se esconde en el interior de los personajes, pero incluso cuando lo descubres, tampoco es una gran cosa inesperada, así que no hay mucho misterio. Aún así, debido a estos personajes tan peculiares, la historia es entretenida.

En conclusión, una novela que me ha decepcionado. Esta es una historia de personajes, con una trama que tiene pocas sorpresas y que no te atrapa, sin misterio ni acción. Aún así, tiene unos personajes con mucha profundidad y capas, muy bien construidos y muy humanos, con sus defectos y virtudes. Escrita con un lenguaje bello, en general es una historia entretenida, pero que no te emociona. Sin duda, una historia con trama con unos personajes como estos sería fantástica.

Y vosotros, ¿qué opináis? ¿Habíais leído esta novela? ¿Habéis leído algo de su autor? ¿Os gustan las novelas de personajes o sois más de tramas?

Y ya para terminar, os dejo con mi avance en Goodreads:



PUNTUACIÓN...3/5!


Primeras Líneas...

lunes, 21 de agosto de 2017

Frases memorables: Diecinueve minutos

"Si le das el corazón a alguien y luego se muere, ¿se lo lleva consigo? ¿Te pasas el resto de la vida con un agujero en el interior que no puede llenarse?"

"Un arma no era nada si no había una persona detrás."

"Tal vez las cosas malas suceden porque es la única manera de que sigamos recordando cómo deberían ser las buenas."

Y hoy comparto con vosotros estas tres citas de un libro bastante duro: Diecinueve minutos, de Jodi Picoult. Es un libro duro: un adolescente que entra armado en su instituto y que durante diecinueve minutos dispara indiscriminadamente. Es un libro que ofrece una gran multitud de puntos de vista y podemos tener una visión global de lo ocurrido. Pero lo mejor de todo es la caracterización del asesino, hasta el punto que el lector logra entender sus razones y empatizar con él. La única pega es que se va un poco por las rama, es más extenso de lo que debería y le sobran un par de descripciones, pero por lo demás, es un libro muy recomendable. Por si sentís curiosidad, aquí os dejo el enlace a la reseña.

En cuanto a las citas, la primera me gustó porque reflexiona acerca del luto. ¿Algún día se deja de sufrir, se olvida? La segunda, claramente hace referencia al tema de la novela. Vemos las armas como objetos diabólicos pero no pensamos que somos las personas quienes decidimos. Y la tercera, es una cita que me encanta, siempre que me pasa algo malo pienso en ello. ¿Cómo disfrutar del invierno si antes no has padecido el verano? Y viceversa. No pensamos en el valor de las cosas hasta que las perdemos, si no nos pasaran cosas malas, luego no disfrutaríamos de las cosas buenas.

Y bueno, eso es todo por hoy, espero que os hayan gustado las frases. ¿Cuál es vuestra favorita?

jueves, 17 de agosto de 2017

Relojes de hueso, de David Mitchell

Título: Relojes de hueso
Autor: David Mitchell
Editorial: Literatura Random House, 2016
Encuadernación: Tapa blanda
Páginas: 713
PVP:23,90 €
Ebook: 10,99 €

Sinopsis:
Después de una pelea con su madre, Holly huye de su hogar. Mientras se adentra en la campiña inglesa, una extraña se cruza en su camino y le solicita «asilo», una petición a la que la adolescente accede sin ser consciente de su significado. De repente, las extrañas visiones y voces que la acechaban de niña vuelven a perseguirla y alteran su mundo hasta adquirir un aura de pesadilla. A esto se añadirá la traumática desaparición de su hermano pequeño, un niño inquietante con una inteligencia inusual.
Pasarán muchos años antes de que Holly entienda qué sucedió ese fin de semana.
A ritmo de thriller, este prestidigitador de las letras británicas nos traslada a un mundo lleno de posibilidades a través de crisis familiares, entornos universitarios, conflictos bélicos, festivales literarios y microsociedades postapocalípticas, todo ello unido por la fantasía, la magia, la inventiva, el humor y el ingenio.

Opinión:
Impresión: Amalgama de géneros.


Lo primero que hice al ver que el libro que quería leer era tan tocho fue tragar saliva. No me lo esperaba tan grande para nada. Pero bueno, la sinopsis paranormal era atractiva, así que decidí darle una oportunidad y aunque creo que debería haberlo dejado a medias, ya llevaba demasiado leído como para retirarme, así que decidí terminarlo.

Esta es una novela curiosa, compleja. Pese a ser una novela, una unidad, nada de relatos breves, si se puliera un poco podría ser dos novelas diferentes. O tres. Me explico. Por la sinopsis, parece una novela paranormal, y sí, hay una trama paranormal, pero también hay una parte importante de la novela dedicada a biografías de personajes (personajes de la novela, no reales) y también una parte de novela distópica.

Pero quiero remarcar que no es que la novela sea todo eso y esté todo mezclado, sino que está dividida como en bloques que tienen como hilo conductor la vida de Holly Sykes. Tenemos una primera parte de la novela donde pasa lo que cuenta la sinopsis. Después, en lugar de tratar lo de los poderes de Holly y la búsqueda de su hermano, la novela se sitúa años después y se dedica durante 300 páginas a explicarnos la vida de varios personajes que conocerán a Holly, cosa que nos permitirá saber qué ha sido de ella. Hay una tercera parte donde se retoma el tema paranormal y finalmente encontramos una cuarta parte que tiene forma de distopia y que muestra cómo es la sociedad en el año 2050.

El tema paranormal me ha resultado muy interesante. Es una trama compleja que se basa sobretodo en el misterio y en el hecho de no decir las cosas claras. Sin duda, toda esta temática me ha parecido algo original y ha conseguido que me mantuviera enganchada a sus páginas. El único defecto es que el autor inventa una gran cantidad de terminología referente a la forma de vida de estos seres sobrenaturales y eso ha hecho que algunas explicaciones se me hicieran oscuras y poco claras, porque había conceptos que no entendía.

La parte de la las biografías de personajes me sobra completamente. No es en absoluto interesante. Es como si, justo cuando Harry entra en la cámara secreta, el autor decidiera contarnos la vida de Malfoy, y Doyle.


Supongo que están para profundizar, yo pensaba que esos personajes luego tendrían una gran relevancia, pero no ha sido así. ¡Y el autor les dedica trescientas páginas! Que sí, que nos permite conocer la vida de Holly a lo largo de los años, pero lo vemos muy de refilón. Otra cosa que me ha molestado es que hay personajes secundarios que aparecen en determinado momento de la novela y luego no vuelven a ser mencionados hasta 200 o 300 páginas después, y yo es en plan "me suena, pero no sé quién es".

En cuanto a la parte apocalíptica, de verdad, esto podría ser una novela independiente, el autor hace un gran retrato de una sociedad al borde de la destrucción, escrito de una forma fantástica, con la profundidad y una documentación increíble. De verdad, me he visto enfrascada por este mundo, me ha atrapado totalmente y me lo he creído de pies puntillas, el autor ha logrado transportarme hasta allí. Sin duda, es una parte interesante si no fuera porque NO PINTA NADA EN LA NOVELA. Y eso que ocupa unas 100 páginas. A ver, sí pega con la novela, porque tiene a Holly como protagonista, pero es como un epílogo demasiado largo o un spin-off.

No sé si lo he mencionado ya, pero esta novela, curiosamente, abarca un período de 70 años, desde 1986 hasta 2053. Es como una historia de vida que, como ya he dicho, tiene a Holly en el centro, pero que está contada desde los bordes, por otros personajes (y por ella, pero en contadas ocasiones). Me ha parecido una perspectiva interesante, pues no es lo mismo de siempre.  Además, el período elegido también está muy bien porque a diferencia de lo que siempre nos solemos encontrar no hace referencia a un momento histórico relevante (una guerra) ni tampoco a un futuro muy lejano.

Sí, el futuro es algo de lo que también quería hablar, me ha gustado (es una forma de hablar, si tenemos en cuenta el apocalipsis) el futuro que nos presenta el autor, un futuro muy parecido a nuestra realidad, sin cambios excesivamente exagerados, nada de coches voladores. El autor no reinventa un futuro, simplemente, adapta el presente. A mí me ha parecido interesante.

Por último, hacer referencia al estilo narrativo que me ha parecido muy aceptable. Pese a las descripciones y a lo que he comentado antes de la terminología sobre lo sobrenatural, en general es un libro que se lee bien. El lenguaje es cuidado, pero no excesivamente ornamental.

En conclusión, este es un libro complejo, muy complejo, que combina diferentes géneros. Es un libro largo y muy descriptivo, que se va por las ramas y que puede hacerse pesado. Aún así, hay que reconocer su intrincada trama (muy elaborada), la originalidad del elemento sobrenatural y la prosa correcta. Es una novela muy bien escrita, con un núcleo muy interesante, pero a la que le sobran demasiadas cosas.

Y vosotros, ¿qué opináis? ¿Conocíais el libro? ¿Lo hubierais dejado nada más ver su tamaño? ¿Conocéis otras novelas que abarquen un período de tiempo tan largo?

Y ya para terminar, os dejo con mi avance en Goodreads:


PUNTUACIÓN...2/5!
Primeras Líneas...

martes, 15 de agosto de 2017

Reflexión: Hablemos de Personajes tipo


Últimamente se critican mucho los estereotipos en la literatura, sobre todo en la literatura juvenil. Muchas reseñas se quejan de que en este tipo de libros abundan los clichés y los personajes de siempre. Pero que una novela esté llena de clichés no tiene por qué ser una mala novela siempre que estos clichés estén bien desarrollados, los personajes tengan profundidad y evolucionen y la trama tenga consistencia. Si son clichés y siguen perdurando en el tiempo es por algo, ¿no?

Resultado de imagen de libro clichésPero yo no quería hablaros de los clichés. Quería hablaros de los clichés de los clichés (no, no me he confundido y he repetido la palabra dos veces), a lo que llamaré TIPO. ¿Qué es un TIPO? La forma concreta de imaginarnos un estereotipo. En la literatura, como en la vida, hay un montón de tipos. Si ahora digo la palabra MESA, todos pensaréis en un tipo de mesa concreta (la mía es marrón claro, de madera, tamaño escritorio, de cuatro patas redondeadas, estilo dibujos para colorear infantiles) y cada vez que en una novela se dice la palabra MESA, pensáis exactamente en esa mesa, no importa el libro que estéis leyendo, a no ser que el autor nos especifique alguna característica concreta.

Bien, pues eso también sucede con los personajes. Todos tenemos unos personajes TIPO en la mente, y a no ser que tengan alguna característica muy especial los imaginamos a todos igual, pero no solo su aspecto exterior, sino también su forma de ser. Os puedo hablar del adolescente tímido que va al instituto, del guaperas del curso, del matón, del abuelo de la familia, de la madre/madrastra, del padre/padrastro, de la hermana comprensiva, de la mejor amiga,...y podría seguir. Sí, lo sé, eso son categorías muy generales, y puede que os los imaginéis diferentes dependiendo de si el guaperas del curso juega a fútbol americano o toca el piano, pero sabéis a qué me refiero. No me importa que en una novela aparezcan estos estereotipos (teniendo en cuenta que la novela esté bien desarrollada), lo que me molesta es que el autor no hace que estos personajes sean especiales y no importa la novela que esté leyendo, porque me los imagino igual.

Es como ver diferentes películas con los mismos autores. Para mí Katniss y Celaena son la misma persona. O Nora, Ever y Abby. O Jude, Alex Fuentes, Kennedy, Julian Porter y Cole. Todas las mujeres del los libros de Safier son la misma. Los personajes se ajustan todos a un mismo estereotipo (chica guerrera, chica tímida que resulta no serlo, chico malo) no importa a qué novela pertenezcan, me las imagino igual. Todas las protagonistas fuertes y independientes (cada vez me gusta menos esta etiqueta) de las novelas de fantasía las imagino igual. Paraos a pensarlo un momento, ¿os pasa lo mismo?

Siempre hay excepciones y esos son los personajes que mejor recuerdo. Como el dulce Jem y su violín, el nada de fiar Nick, el medio-asesino Juanito Pérez Pérez, Noah el artista, el bardo de Kvothe, la habladora y loca Amalia (Una madre), la lapislázuli Karou,..Personajes que no parecen de cartón piedra, sino descritos en 3D.

Por si no os habéis fijado, esto es una llamada de ayuda. ¡SOS! Los personajes necesitan que los reinventemos. Necesitan más profundidad, más características reales, a eso nos referimos cuando alabamos una novela por tener unos personajes muy humanos.

Ahora voy a contaros algo. Voy a hablaros de algunas características de la gente de mi entorno, a ver si conocéis muchos personajes así.

- Personaje A: es alguien que quiere sentirse útil a toda costa, que ayuda a todo el mundo, los conozca o no, que dice que sí a todo, pese a que no sepa hacer las cosas, incluso aunque para eso tenga que molestar a gente más próxima para que le ayuden a hacer esa tarea a la que ha dicho que sí.
- Personaje B: es alguien que quiere sentirse querido y por eso ayuda a todo el mundo, incluso aunque eso vaya en contra de su propio beneficio.
- Personaje C: es alguien en principio contradictorio. Es un videogamer y al mismo tiempo escribe poemas reflexivos hasta altas horas de la noche. Son dos características que no tienen que ver, pero es posible, ¿no?
- Personaje D:  Es alguien muy asustadizo, que se sobresalta por cualquier cosa.
- Personaje E: es alguien que tiene miedo al rechazo, y por eso rechaza a los demás. No os hablo solo de una cosa puntual, sino como modo de vida. Se apunta a todos los planes y en el último momento, dice que no.
- Personaje F: es alguien muy tacaño, se preocupa por el dinero que cuesta todo, se niega a ir a algunos sitios porque es muy caro (pese a que no lo sea), tiene en cuenta el dinero en todo momento.
- Personaje G: es alguien mentiroso por costumbre. No miente porque tenga algo que ocultar ni porque quiera engañar a la gente. Simplemente dice que fue a comprar unos vaqueros, cuando realmente se compró una camiseta. Dice que fue a ver una película cuando realmente fue a ver otra. Dice que llega tarde porque se ha encontrado a alguien por el camino cuando realmente no le sonó el despertado. Miente así, sin ningún motivo.
- Personaje H: Es alguien que le gusta hacerse fotos y se preocupa mucho por su aspecto y por la ropa que lleva, pero que luego al hablar, no le importa ser soez y burdo.
- Personaje I: Es alguien que tiene miedo a la soledad y siempre necesita estar con alguien, pese a que esa persona no le guste o sea dañina.
- Personaje J: Es alguien que tiene poca autoestima y que siempre busca llamar la atención haciendo cualquier tontería o locura.
- Personaje K: Es alguien muy rencoroso, capaz de acordarse de cada cosa mala que le hayas hecho.
- Personaje L: Es una persona que tiene miedo al futuro, por eso no se quiere detenerse a pensar en ello y ocupa todo su tiempo haciendo muchas cosas, sin dejar un hueco libre.

Y podría seguir. Podría seguir. Se me ocurren muchos más tipos de personas y estoy segura de que si vosotros pensáis un poco, también se os van a ocurrir. ¿Por qué no hay personajes como los tipos que he mencionado? Ah, ¿que muchas de las cosas que he dicho son características negativas? ¿Y qué? ¿Que así es más difícil empatizar con el lector? Pues no sé por qué. En la vida real todas esas personas me caen bien, porque tienen sus defectos, pero también sus virtudes. Si a mí me pueden caer bien como personas, ¿por qué no me iban a gustar como personajes? Además, ¿qué más da si me caen bien como personajes o no? Que el protagonista me caiga mal no hace que la novela no me guste (a no ser que no haya trama y toda la novela gire entorno a este personaje [he tenido un trauma con una de mis últimas lecturas, ya os contaré]).

Pero no, resulta que la protagonista fuerte y decidida es una chica guapa y tímida, buena persona, divertida, sarcástica, lista como el hambre y con poca autoestima. ¿Por qué? ¿Por qué han de ser todas iguales y perfectas? Huy, no, perdonad, hay algunas que son imperfectas y son algo torpes, pero esa torpeza es adorable. Ya, pues si yo fuera torpe, cometería errores ortográficos en mis trabajos (y suspendería), se me caería la cena al servirla, rompería algún objeto (y me caería una bronca) en casa de alguien (y me sentiría avergonzadísima) y visitaría con regularidad el hospital por accidentes. Eso es ser torpe. Y eso no me parece adorable (con perdón de las personas torpes).



Es eso, hay autores que lo intentan, pero no deja de ser más que un intento. Dicen que el personaje tiene el defecto X, pero en el momento de la verdad, no es así. ¿Qué problema hay con hacer un personaje que sea un maníaco del orden? ¿O que no sepa tratar con niños? ¿Qué problema hay en que durante la narración eso se refleje en sus actos? No sé en qué novela leí que la protagonista decía que no sabía tratar con niños, pero resulta que la hermanita pequeña de su chico, nada más verla, la convierte en su hermana mayor. Eh...no.

Resultado de imagen de libro chico malo
Y hasta aquí os he hablado de las protagonistas, pero de los chicos también podría hablaros largo y tendido. He de confesar que me gustaba (en pasado, ahora ya lo tengo muy visto) el personaje del chico malo. Me refiero a ese chico joven y guapo que ha tenido una infancia dura, tiene un trauma del pasado, su familia lo trataba mal y que ahora es borde, antipático y duro, pero protector con su chica, hasta el punto de ser acosador, pero pobrecito, vamos perdonarlo porque ha tenido una infancia dura. Y además, la chica es la única que ha conseguirlo redimirlo: antes de conocerla era mala persona porque no era comunicativo/sacaba malas notas/robaba/vendía drogas/salía con muchas chicas (?[para la protagonista eso es ser mala persona]), pero al estar con la chica se da cuenta de que lo que hace está mal y empieza a tener una vida honrada y ser mejor persona.


Del aspecto sobreprotector no os voy a hablar porque es un tema que está  muy tocado ya. Si quería hablaros sobre lo de la redención. Es redención es ficticia. En la vida real eso no pasa y lo sé por un caso cercano. Quieras o no, tu infancia te marca y define como serás. Que sí, que puedes cambiar, pero es un proceso que lleva años, no meses o semanas. Si te han enseñado que está bien tener la casa sucia, no hacer la cama, gritar por cualquier cosa, llevar puesta la ropa de cualquier manera, que robar no está mal, no limpiar si tu perro se mea en tu cuarto, romper un cristal de casa y no arreglarlo, no tirar la basura, tirar las cosas por la calle, resolver las cosas a golpes, revolver en contenedor para revender lo que encuentres, no ir a clase porque lo que importa es la vida real...si te han enseñado así (los chicos malos reales son así), el hecho que tu novia te diga un par de veces que eso no está bien no va a hacer que cambies de mentalidad. 

Si ahora vuestra pareja os dijera que la pizza se debe comer con cuchillo y tenedor, que lo contrario es de salvajes, ¿dejaríais de comer la pizza con las manos? Puede que en su presencia sí, (después de insistir mucho, porque se os olvidaría), pero cuando esteis a solas no. Pues eso. Es una cosa cultural, si tu entorno te ha educado de una manera, va a hacer falta mucho más esfuerzo para cambiar a alguienAdemás, ¿que manía es esa de hacer cambiar a la gente? ¿No deberíamos aceptar al otro tal y como es y no intentar cambiarlo?

Podríamos justificar todo esto diciendo que la literatura es ficción, y al ser ficción se pueden representar personajes perfectos (aunque decir que el tipo de chica o chico que he descrito es perfecto es algo muy cuestionable), ideales que queremos que se conviertan en realidad. No representamos personajes imperfectos en literatura porque queremos cerrar los ojos y hacer como que no existen. 

Es por eso por lo que no encontraréis un personaje machista (y que le resto de personajes sepan que es machista) en una novela, porque queremos hacer como si ese tipo de personas no existen. Y luego vemos en televisión algunas barbaridades que se cometen y decimos "bueno, eso es un caso aislado". A veces me sorprenden algunos comentarios machistas en Twitter. Me cuesta creer que exista tanta gente que piense así. Porque claro, este tipo de colectivos no aparecen nunca en los libros, como si no existieran.

La literatura actual nos muestra lo que queremos ser, pero también debería mostrar lo que somos, porque algunos parece que lo han olvidado.

sábado, 12 de agosto de 2017

Saga Fragmentos, Libro I: Identidad, de Juan Rescalvo Somoza


Título: Identidad: Fragmentos I
Autor: Juan Rescalvo Somoza
Editorial: Autopublicado
Genero: Fantasía, acción, aventura, ciencia ficción.
Páginas: 350
Edición: 2017
Precio: 2,99€

Sinopsis:
La vida de Nivek es una farsa; es el sujeto experimental de una investigación que trata de controlar la voluntad de las personas. Cuando uno de sus captores lo libere, dedicará todos sus esfuerzos a explorar su identidad oculta, descubriendo que el mundo que conocía solo es una porción de Sextia, un multiverso de seis mundos conectados, donde la magia y la ciencia ficción no son una especulación, sino una realidad.
Viaja con Nivek, descubre Sextia, confía en la magia, explora culturas, teletranspórtate y conoce intrigas

Opinión:
Impresión: Potencial

No todo han de ser bestsellers y novedades. De tanto en tanto me apetece variar un poco y darle la oportunidad a algún autor autopublicado. Este ha sido el caso. Conocí este libro gracias al autor que se puso en contacto conmigo para que lo leyera y le diera mi opinión. El tema me llamó la atención (ya sabéis que yo soy muy de fantasía) y además, jugar con la mente me parece un tema con mucho potencial. Tras comprobar que el estilo narrativo era bastante aceptable y que no había grandes errores ortográficos, decidí darle una oportunidad a la novela, y no ha estado mal.

Este libro gira entorno a Nivek, un hombre que de la noche a la mañana descubre que ha sido víctima de un experimento en el que jugaban con su mente y que sus recuerdos, sus sentimientos, su forma de ser y él mismo, no son más que una mentira. En busca de su identidad, descubrirá el mundo oculto de Sextia formado por varios planetas en los que la magia y la alta tecnología están al orden del día.

Como ya he comentado antes, la idea de los experimentos con la mente y la memoria fragmentada me resultaba muy interesante, porque es algo que da mucho juego. Así que cuando vi que la historia iba por otros derroteros, portales, planetas desconocidos, academias de magia, me chocó mucho, pero como eran temas que también me parecían interesantes, no me quejé. Aún así, me ha decepcionado que no se diera más importancia a los experimentos para controlar voluntades a los que fue sometido (de esos experimentos solo sabemos lo que acabo de decir, no hay ninguna escena al respecto) ni que el protagonista se preguntara qué es real y qué no.

Sí, uno de mis mayores problemas ha sido con el protagonista, que no me ha convencido. Casi todos los problemas que he encontrado están relacionados con él. Para empezar, acepta lo del experimento, lo de la magia y lo de los otros mundos con mucha facilidad, sin cuestionarse si está soñando o si le están engañando. Además, al haber jugado en su mente y no saber quién es, se podría haber explotado más su bipolaridad y abrir el debate sobre quién es en realidad, el Nivek de antes o el de ahora. Es interesante cuando, a medida que avanza la historia el Nivek se da cuenta de que antes era alguien oscuro, pero viendo eso, el protagonista no se plantea si realmente quiere volver a ser el que era o no. No sé si me explico, ¿se ha entendido, no?

Pro otra parte, Nivek me ha parecido un personaje muy inmaduro. Entiendo que dude de sus recuerdos y que esté confuso, pero es un hombre de cuarenta años y no lo aparenta en absoluto. El autor lo dice al principio, incluso que está casado, pero a más de la mitad del libro el autor nos recuerda que Nivek tiene cuarenta años y yo hasta ese momento me lo imaginaba como un adolescente de diecisiete. Por la forma de protegerlo los demás, por su curiosidad infantil, por su comportamiento, por su ingenuidad: no aparenta cuarenta años en ningún momento

En cuanto al resto de personajes, están bien, pero a todos les falta profundidad, incluso a Nivek. Conocemos a los personajes en el presente, pero es como si hubieran aparecido allí como champiñones. Sabemos que participaron en una guerra, pero no hay ningún flashback que nos lleve allí. Entiendo que esta es una primera parte, pero aún así, me ha faltado conocer más a los personajes.

Ya para terminar con este tema, me gustaría hablar del mago Dork. Es un personaje que no me termina de parecer bien trabajado, porque flaquea incluso en el presente. Parece que el autor nos lo quiere presentar como un mago muy poderoso, pero constantemente vemos como hay muchos magos más poderosos que él, que su magia tiene muchas limitaciones, y que a parte de guía turístico no sirve de mucho más.

En cuanto a la ambientación, es interesante, me ha llamado mucho la atención el mundo de Hexia, el sistema de gobierno, los rebeldes, la magia, los planetas especializados en cosas concretas, etc. Entiendo que este sea un primer libro y que esté centrado sobre todo en  Mag-Iakavk, pero aún así, me ha faltado profundidad. Hay muchas cosas que no terminan de definirse, que no se describen, falta información y profundidad en la ambientación. Por ejemplo, el sistema de magia no me ha quedado claro, no sé cuáles son sus reglas. Sí, hay unas auras y maná y la magia consume energía, pero no entiendo qué te convierte en mago, si la magia se basa en palabras, en movimientos, en el tono, en qué exactamente. No es que no tenga lógica, es que su lógica no se explica.

Me han faltado explicaciones y profundidad en algunas escenas, como el entrenamiento de Nivek o el torneo. Y mientras me quejo de que faltan explicaciones, voy a quejarme de que sobran explicaciones. Sí, por otra parte, me he encontrado con escenas en las que sobran descripciones o se dan detalles sin importancia, explicando cosas que no necesitan explicarse.

En cuanto a la trama, la historia es bastante entretenida. Básicamente, gira entorno a la búsqueda de la identidad de Nivek y en ir conociendo poco a poco ese nuevo mundo. Hay un poco de amor, pero muy poca cosa, algo que me parece perfecto, porque es algo realista, si tenemos en cuenta la situación en la que se encuentran. Mi única queja es que, al igual que Dork, el equipo de E-9 también me han parecido un poco inútiles. En teoría, están ahí para ayudar a Nivek a encontrarse a sí mismo y para protegerlo, pero se pasan parte de la novela lejos de Nivek y cuando están junto a él, resulta que Nivek se basta solito para defenderse.

Me ha resultado curioso que en esta ocasión no encontramos un antagonista como tal o bien definido. Sí, hay un par de personajes que son contrarios al protagonista, pero no tienen la presencia suficiente como para que los odiemos. Pero eso no es algo necesariamente negativo, me ha parecido interesante ver como poco a poco se va perfilando como el protagonista puede ser su propio antagonista (sí suena raro, lo sé, pero me ha parecido muy interesante).

En cuanto al estilo narrativo, si quitamos algunas descripciones de más, es bastante bueno. Sí, hay alguna que otra errata ortográfica, pero poca cosa, el libro se lee con mucha fluidez y se nota que se le ha dado muchas vueltas.

En general, la novela me ha resultado entretenida y está bastante bien (tened en cuenta que si no fuera así no la hubiera terminado de leer ni haría una reseña), pero le falta algo. Es una novela a la que aún le falta madurar, en especial porque parece una novela juvenil y eso que todos sus personajes son adultos. Soy incapaz de decir algo concreto que necesite cambiar, pero es una novela que sabe a poco, le falta fuerza y sobre todo: le falta un núcleo. Tiene un objetivo externo (encontrar la identidad de Nivek), pero no hay un objetivo interno, no sé qué me quiere contar el autor con la novela.

El final me ha causado sentimientos encontrados. Por una parte, tiene un giro inesperado buenísimo. Sin darme cuenta, el autor ha logrado confundirme y me ha hecho creer cosas que no eran. Sin duda, eso le suma puntos, no es fácil sorprenderme, y es algo que le ha dado vidilla a la novela. Aún así, me ha parecido un final apresurado, que necesitaba más explicaciones que justificaran a algunos personajes.

En conclusión, es una primera parte que tiene sus más y sus menos. Sin duda, necesita madurar y algunos arreglos, especialmente de trama. Le falta profundidad, tanto a los personajes como al mundo, pero son pequeñas cosas que pueden arreglarse. El estilo narrativo es bueno, la historia es entretenida y el planteamiento es interesante, además de tener un giro final inesperado fantástico. Le deseo mucha suerte al autor tanto con esta como en sus próximas publicaciones.

PUNTUACIÓN...2'5/5!

Primeras Líneas...