jueves, 20 de julio de 2017

Perdida, de Gillian Flynn

Me habían dicho que si quería leer un buen thriller, tenía que leer este libro. Los comentarios positivos acerca de Perdida, las buenas críticas de la película, la insistencia de ciertas personitas y demás, me convencieron de que este era un buen thriller. Además, sin duda me llamaba más que La chica del tren y parecía mucho más prometedor. Si a eso le sumamos que lo encontré de segunda mano a muy bien de precio...

Como veis, tenía altas expectativas, y ya os puedo adelantar que las ha cumplido.

Titulo: Perdida
Autor: Gillian Flynn
Año: 2012 (2013)
Traducido por: Óscar Palmer Yáñez
Editorial: Literatura Random House
Temática: Obra de Misterio y Suspense
Páginas: 576
ISBN: 978-84-397-2754-5

Sinopsis:
En un caluroso día de verano, Amy y Nick se disponen a celebrar su quinto aniversario de bodas en North Carthage, a orillas del río Mississippi. Pero Amy desaparece esa misma mañana sin dejar rastro. A medida que la investigación policial avanza las sospechas recaen sobre Nick. Sin embargo, Nick insiste en su inocencia. Es cierto que se muestra extrañamente evasivo y frío, pero ¿es un asesino? Perdida arranca como todo buen thriller que se precie: una mujer desaparecida, una investigación policial… Pero es que Perdida no es solo un buen thriller. Es una obra maestra. Un thriller psicológico brillante con una trama tan apasionante y giros tan inesperados que es absolutamente imposible parar de leer. Perdida es también una novela sobre el lado más oscuro del matrimonio, sobre los engaños, las decepciones, la obsesión, el miedo. Una radiografía completamente actual de los medios de comunicación y su capacidad para modelar la opinión pública. Pero sobre todo es la historia de amor de dos personas perdidamente enamoradas.

Opinión:
Impresión: Profundidad.

¡Al fin un thriller como Dios manda! Ya era hora de encontrar un thriller que tuviera misterio de verdad, con acción rápida y tensión. Sin duda ha sido una buena historia que destaca por dos cosas: la profundidad de los personajes y los giros inesperados. Iré poco a poco.

Lo cierto es que la sinopsis no promete gran cosa. Por lo que cuenta, no tiene nada que no tenga una novela de este estilo, no parece nada del otro mundo. Con una base más bien normalita, esta novela ha sido toda una sorpresa. Una de las cosas que más me ha impresionado han sido los protagonistas, cada uno especial a su manera. Por un lado, tenemos que la historia está narrada por Nick, una persona casi-normal. Sí, porque enseguida nos damos cuenta de que es alguien bastante peculiar, por ejemplo, es incapaz de demostrar sus emociones, por lo que ante la desaparición de su mujer luce bastante indiferente. Con Nick vamos conociendo los avances de la investigación y todo lo que se hace para encontrar a Amy. Por otra parte, tenemos los capítulos contados por Amy, escritos en un diario, sobre cómo es su relación con Nick y cómo ha ido evolucionando esta relación a lo largo de los años.

Ambos personajes me han gustado mucho mucho. Me ha encantado la construcción de los personajes que hace la autora, pues parecen personas muy reales, con tonos de gris. Me gustan mucho los personajes con personalidad y ellos se llevan la palma. Cuando te parece que ya los conoces, pum, descubres que debajo de la superficie esconden otra capa. Además, son personajes llenos de contradicciones e increíblemente bien trabajados.

Ha sido muy interesante conocer la historia desde los dos puntos de vista, ver cómo habían vivido su relación de forma diferente, y sobre todo, ver cómo esa relación había ido evolucionando con los años y por qué había degenerado en un matrimonio sin amor.

También la narración está genial, las palabras suenan bien y es muy fluida, sin un vocabulario complejo. Sin duda, es una novela que se lee con facilidad, pese a la gran cantidad de páginas que tiene porque te engancha. Sí, pese a lo simple que parece en un principio la trama, engancha. Y mucho. El misterio me ha atrapado un montón y la novela la he devorado, continuamente necesitaba saber más. Estás constantemente en tensión y con los nervios a flor de piel.

Además, los narradores no son fiables, y eso me encanta, porque no sabes quién miente y quién dice la verdad, primero, ingenua de mí, te lo tragas todo, pero una vez aprendes la lección desconfías de todo el mundo y no sabes con qué va a sorprenderte el autor. Me gustan los autores que son más listos que el lector, capaces de incorporar giros completamente inesperados, capaces de dejar al lector desconcertado y con un palmo de narices. Y que conste que soy muy intuitiva, pero hasta a mí me ha sorprendido.

Y así, vamos bien hasta la mitad. Entonces, explota la bomba. Sí, señoras y señores, la autora ha decidido poner el clímax de la novela a la mitad (y en el fondo la entiendo, era imposible mantener esa tensión hasta el final). Un giro completamente inesperado que me ha dejado con la boca abierta.

Esta novela es un globo de colores. Sí, un globo de colores que el lector hincha con ganas y que poco a poco te va dejando sin aire. Ves como el globo se hace cada vez más grande y dejas de soplar tan fuerte, porque ves que va a estallar de un momento a otro. Las gotas de sudor caen de tu frente a medida que aumenta la tensión, que el plástico se ensancha y de pronto...se te escapa de las manos.  Así, sin control, vuela a tu alrededor sin seguir ningún guión, sin saber qué dirección va a tomar. Se va deshinchando lentamente, y la emoción que te había hecho sentir al principio también se va desvaneciendo. Ya no hay tensión, ya sabes cómo vas a terminar, con un globo sin aire entre las manos.

Pues sí, a partir de la segunda mitad, la emoción por la novela se desinfla un poco. Después de un giro tan inesperado, es muy difícil mantenerse a la altura y ya esta segunda parte la leí con un poco más de desgana. Mientras la primera mitad era brillante, esta segunda mitad solo era entretenida.

Pero si hay algo que me ha decepcionado mucho, es el final. No sé, esperaba algo más. Que sí, que sí, no se puede negar que se sale de lo común pero aún así...no sé, esperaba una revelación final sorprendente, algo que me dejara con una sonrisa de satisfacción en los labios y no ha sido así.

Aún así, es una historia muy recomendable. Si buscas un thriller que te emocione de verdad, no lo dudes. Esta es una historia muy especial, que logrará emocionarte y mantenerte en la intriga hasta el punto de devorar sus páginas. Una historia muy bien escrita, con giros inesperados y con dos personajes con mucha profundidad e increíblemente interesantes. Es cierto que a partir de la mitad decae un poco y que el final, aunque inesperado, no es brillante, pero es sin duda una historia que merece la pena.

Y vosotros, ¿qué opináis? ¿La habéis leído? ¿Os sorprendió el giro inesperado? ¿Me recomendáis algún thriller que sea un thriller de verdad? ¿Habéis visto la película? ¿Sabéis de más libros cuyos narradores no sean de fiar?

Y ya para terminar, os dejo con mi avance en Goodreads:





PUNTUACIÓN...4/5!
Primeras Líneas...

martes, 18 de julio de 2017

Booktag 29: Derechos del lector

¡Hola a todos! Sí, novedad, ¡hoy os traigo un Booktag! Hace bastante tiempo que no hacía uno por falta de tiempo y ganas de ser original. Pero bueno, ahora con el verano no tengo excusa.

Este BookTag lo vi en el blog Paréntesis literario y me pareció tan curioso que decidí llevármelo. Algunas de las categorías me han costado más que otras, pero vaya, lo he completado. Espero que disfrutéis descubriendo un poquito más de mí. Y ya sabéis, si os gusta el BookTag, no dudéis en llevároslo a vuestro blog y avisarme, así seguro que no me olvido de pasarme a leeros^^


#1 Derecho a no leer
Un libro que no hayas leído pero cuya adaptación cinematográfica te encante
Piratas del Caribe, de Rob Kidd

Ajá, lo que leéis, Piratas del Caribe también está en formato libro. Puede que primero fuera la película y después el libro, o al revés, pero vamos eso es un pequeño detalle sin importancia (A mí no me parece un pequeño detalle sin importancia. Sshhhh...cállate.). Pues bien, Piratas del Caribe es una serie de libros infantiles. Se los regalé a mi hermano porque la película me gustó mucho (¿Pero no era un regalo para tu hermano? ¿Te has dado cuenta tu también, no?). La presentación era muy chula, el libro venía en un cofre y con algo de merchandising. Muy cuqui. Pero bueno, lo estuve hojeando y me parecía muy infantil, así que ni me planteé leerlo.  Sin duda, me quedo con las películas, que por cierto, tengo la última pendiente, ¿alguien la ha visto? ¿Es buena?



#2 Derecho a saltarse páginas

Un libro que solo hayas leído lo interesante
Elige tu propia aventura
Ajá, ¿qué clase de infancia habéis tenido si no habéis leído como mínimo un libro de estos? (Seguro que mucha gente no lo ha leído porque no es de su época. No importa. Incluso cuando tú lo leíste no era de tu época. No importa, déjame con mi pregunta, ¿vale?) De este libro me he saltado un montón de páginas, vamos que iba constantemente saltándome páginas, ahora adelante, ahora hacia atrás...Y es que en este libro, tú eras el protagonista, se te planteaban ciertas cuestiones (Te persiguen unos ladrones, ¿intentas detenerlos con una escoba o avisas a la policía?) y según tu decisión, el libro te mandaba a una página u otra. Muy original. Yo me leí unos cuantos y siempre intentaba hacer todos los caminos posibles.




#3 Derecho a no leer un libro hasta al final

Un libro que hayas dejado a medias
Harry Potter y el prisionero de Azkaban, de J. K. Rowling
Sí, increíble pero cierto, con lo fan que soy de Harry Potter y dejé este a medias. Pero no os saquéis los ojos (qué sádica, ¿no?), que todo tiene una explicación perfectamente razonable. Mi tía me regaló este libro cuando cumplí nueve años y yo empecé a leerlo, lo encontré muy confuso, no me enteraba de nada...y lo dejé. Y es que no sabía que era la tercera parte de una saga (por aquel entonces el concepto de saga no lo tenía muy claro). Un par de años más tarde, me regalaron el primer libro, y a partir de ahí, ya supe de que iba la historia y retomé el libro sin problemas. Y bueno, como sabéis (porque lo recuerdas cada dos por tres, no por otra cosa) esta es una de mis sagas favoritas.


#4 Derecho a releer

Un libro que hayas releído varias veces
Sákara, de Ana Díaz Barge
Podría mencionar un libro que me hubiera gustado mucho y que he releído varias veces, pero, ¿qué gracia tendría eso? (No sé, para algo está la pregunta, podría ser de interés para alguien que busca una recomendación, ¿no crees? Bla, bla, bla, aburrido) Así que os traigo este libro que he releído una vez y por error. Sí, lo leí hace unos años, y a medida que iba leyendo, me daba cuenta de que la trama me resultaba familiar, y es que resulta que ya lo había leído varios años antes, pero me impactó tanto que no lo recordaba en absoluto. Sí, cosas que pasan (sólo a ti, que tienes memoria pez. .). Aquí os dejo la reseña



#5 Derecho a leer cualquier cosa

Un libro que no tiene buena reputación pero que te haya gustado.
Crepúsculo, de Stephenie Meyer
Venga, esta vez sin hacer trampas. Voy en serio. A mí este libro me gustó. Bé, la saga entera. Tanto, que podría haberla puesto en la categoría anterior, porque los he releído entre cuatro o cinco veces. Y aunque esta es una saga que al principio causó furor, con el paso del tiempo ha sido muy criticada y ahora está mal visto que la hayas leído y que te haya gustado. Y si no, mirad esta entrada que hice antes de mi última relectura (creo que todos se esperan una entrada de bulliyng donde te critican por gustarte la novela y no es así. Lo sé, es a propósito, para que miren la entrada, porque es interesante). Que sí, coincido en que la relación amorosa es tóxica, y lo entiendo, pero eso no quita que la novela me haya gustado.



#6 Derecho al Bovarismo

Un libro con el que hayas fangirleado bastante en tu juventud
Artemis Fowl, de Eoin Colfer
Tengo pendiente releer estos libros, pero es que tengo mucho miedo de que no me gusten tanto como cuando era más joven. Leí La hora de la verdad y me decepcionó mucho, así que ahora tengo miedo...En fin, que fangirleé mucho con esta saga de libro con mi hermano y le convencí de leerlos todos. Es una saga de magia, pero sobretodo de ingenio, lo mejor es sin duda el protagonista, un chico muy listo que siempre va un paso por delante del lector. Hum...puede que aún fangirlee de este libro.


#7 Derecho a leer en todas partes

Lugar más extraño o peligroso en el que hayas leído
Mi habitación
¡No os riáis! ¡Es un lugar peligrosísimo! Más concretamente, sentada en mi escritorio (en la silla, se entiende). A veces, cuando estoy leyendo ahí, aparece mi madre, y claro, yo estoy tan entretenida que no la escucho. Entonces, levanto la vista y veo que me mira esperando una respuesta. Y yo la miro con cara de "no tenía ni idea de que estabas aquí". Y como no consiga dar una respuesta coherente con lo que me ha dicho (que no suele ocurrir) eso se convierte en Los juegos del hambre (literal, porque me puedo quedar sin cena)



#8 Derecho a hojear

Un libro que hojees constantemente
La febre d'or, de Narcís Oller
El mes pasado estuve hojeando este libro durante dos semanas. La primera parte la hojeé unas tres veces. Y es que tenía que hacer un trabajo sobre este libro, y claro, tenía que copiar mil y una cita. Eso sí, el libro no me gustó nada (qué mal cuando el profesor te oyó decir que no te gustaba en el autobús...Lo sé, no me lo recuerdes...). Estaba bien escrito, pero era muy aburrido, así que lo dejé en la primera parte y no creo que vaya a retomarlo.



#9 Derecho a leer en voz alta

Un libro que te gustaría leer en un futuro a tus hijos
Las puertas de piedra, de Patrick Rothfuss
Sí, porque a la velocidad a la que va la publicación de este libro, puede incluso que me lo tengan que leer mis hijos a mí. Y eso que aún no han nacido. De verdad, creo que le van a dar el premio Nobel a Murakami antes que publicarse este libro. Si no me falla la memoria, ya hace seis años que salió la segunda parte (¿tantooo?), y de la tercera no se sabe nada. Bueno sí, que cada año es El Año (y al final no). En fin, creo que lo mejor que puedo hacer es votar a Murakami.


#10 Derecho al silencio

Un libro que no sepas (o quieras) explicar por qué te gustan tanto
La sombra de la luna, de José Antonio Cotrina
Y eso que el primer libro de la trilogía tampoco me pareció nada del otro mundo (¡El otro mundo! ¿Lo pillas? ¿Lo pillas? ¡Porque la novela se desarrolla en otro mundo! Sí. Lo he pillado. Ja. Ja. Ja. Vale, no hace falta que seas tan borde). Pero es que el último libro me dejó sin palabras, y sino echad un vistazo a la reseña que hice...¡si parece una lista de la compra!  Pese a la birria de reseña, os juro que es buenísimo, tenéis que leerlo, yo me he hecho incondicional del autor.

Y bueno, hasta aquí mis desvaríos. ¡Espero que os hayáis divertido!

sábado, 15 de julio de 2017

Yo antes de ti, de Jojo Moyes

Había varias razones por las que no quería leer este libro:

Resultado de imagen de supernenas mojo jojoa) El título me parece una broma de mal gusto. Recuerdo que la primera vez que lo vi me dije "No puede ser". Me parece una traducción horrible, es una construcción que suena muy antinatural, ¿alguno de vosotros lo diría en voz alta de manera espontánea? Además, a mí me hace pensar en una persona egoísta, al estilo Yo soy más importante que tú. Mis propuestas para mejorar el libro (oh, sí, estoy segura de que me van a hacer mucho caso [esta soy yo y mis aires de superioridad]) son "Mi vida antes de ti" o "Antes de conocerte". El ejemplar que yo tengo lo han corregido y han quitado el "yo"

b) El nombre de la autora me parece una broma. "Jojo Moyes", ¿qué clase de nombre es ese? ¿Cómo se pronuncia? ¿Jojo (en plan Papá Noel "Ho, ho, ho, feliz navidad") Moges/Moies/Mois? Por no decir que me recuerda terriblemente a Mojo Jojo de Las supernenas

c) Por la sinopsis parece un pastelón. No tengo nada en contra de las novelas románticas, solo en contra de las novelas románticas típicas, esas que parecen calcadas unas de otras y en las que no hay una pizca de originalidad (ah, ¿que eso es un 90% de las novelas románticas actuales? Vaya, vaya.)

d) No me gusta cuando una novela genera tanto hype, es como si hicieran presión y me obligaran a leerla.

Pero como podéis ver, cambié de opinión. ¿Y eso? Una amiga me insistió en ir a ver la película. Normalmente prefiero leer el libro y luego ver la adaptación, pero como no tenía intención de leer el libro...Y bueno, la película me gustó, sin ser increíble. Y como la gente seguía insistiendo en que el libro era muy bueno y como normalmente son mejores que las películas...Pues al final me decidí (aunque hay que decir que la clave fue encontrar el libro entre las novedades de mi biblioteca habitual).

Y después de este rollo, os dejo con la reseña:

Título: Yo antes de ti
Título original: Me before you
Autor: Jojo Moyes
Editorial: Suma de letras
ISBN: 9788483656266
Páginas: 496

Sinopsis:
 Louisa Clark sabe muchas cosas. Sabe cuántos pasos hay entre la parada del autobús y su casa. Sabe que le gusta trabajar en el café Buttered Bun y sabe que quizá no quiera a su novio Patrick. Lo que Lou no sabe es que está a punto de perder su trabajo o que son sus pequeñas rutinas las que la mantienen en su sano juicio. Will Traynor sabe que un accidente de moto se llevó sus ganas de vivir. Sabe que ahora todo le parece insignificante y triste y sabe exactamente cómo va a solucionarlo. Lo que Will no sabe es que Lou está a punto de irrumpir en su mundo con una explosión de color. Y ninguno de los dos sabe que va a cambiar al otro para siempre. Yo antes de ti reúne a dos personas que no podrían tener menos en común en una novela conmovedoramente romántica con una pregunta: ¿Qué decidirías cuando hacer feliz a la persona a la que amas significa también destrozarte el corazón?

Opinión:
Impresión: Está bien.

Una de las principales razones por las que era reticente, además de lo que ya he mencionado arriba, era que pensaba que esta historia no iba a ser para tanto y que me daba la impresión de que el final era muy previsible. Por eso, en general la historia me ha sorprendido, porque ha sido más de lo que yo esperaba.

El primer punto fuerte de la novela son las relaciones entre los personajes. Me ha encantado la relación familiar entre Lou y el resto de su familia. No sé por qué, pero en las novelas juveniles por lo general, la familia no existe. O no existe, o está de decoración o son los malos de la película (abusos, maltrato, etc.). No sé vosotros, pero yo no creo que sea así en la vida real. La relación con mi familia es importante. Me relaciono con ellos más que para que me castiguen sin salir (una de las típicas escenas en las que aparece la familia) Nos contamos las cosas, tenemos bromas privadas, nos reímos juntos y hablamos de tanto en tanto.

La importancia que tiene la familia dentro de la novela me ha parecido muy interesante. Lou habla con ellos, les cuenta sus problemas, la ayudan. Además, son todos muy amigables y ha sido interesante que la autora haya profundizado en esa relación. Los padres de Will puede que no aparezcan tanto, pero sin duda, también tienen relativa importancia y eso está bastante bien. Del resto de secundarios, he de decir que he echado en falta que Lou tuviera alguna amiga. No sé, me extraña que alguien tan abierto como ella no tenga ninguna amiga con la que hablar, solo a su hermana.

Y luego está Patrick, el novio de Lou. Esa es otra cosa que me ha sorprendido. Por lo general en este tipo de novelas, las chicas son solteras, quizás porque es mucho más engorroso tener que demostrar que se quieren, luego que se odien hasta separarse, que haya un plazo de tiempo soltera, luego decida estar con el otro, que se peleé con el otro, y que se reconcilien (como veis, me conozco a la perfección el esquema de las relaciones románticas en las novelas). Por eso, me sorprendió la existencia de Patrick.

En la película sentí lástima por él, me dio a entender que Lou dejaba de quererle porque sí. Aquí está más justificado, vemos por qué esa relación se ha hundido, aunque creo que hubiera sido interesante que Lou le diera más énfasis al tema, que reflexionara más sobre ello. No puedo creer qué una relación de tantos años termine y que ella no le dé muchas más vueltas al tema.

En fin, puede que ya sea hora de hablar de los personajes principales, ¿no os parece? A ver, están bastante bien, son normalitos. Su forma de ser está bien definida y en general están bien construidos. Quizás mi única queja sea que esperaba que Lou fuera alguien más especial, que fuera alguien con más chispa. No sé, es un personaje real, sin duda, pero esperaba que fuera más única, y no lo es tanto. Que sí, que viste de un modo especial, pero vaya, eso es casi lo único extravagante que tiene.
Sobre la trama también esperaba un poco más. En general la novela trata de Lou organizando cosas para animar a Will. y ya está. Que sí, que se centra en desarrollar la amistad entre ellos, pero no pasa nada más. Y yo es que necesito emoción, así que me aburrí un poco.

Hey, pero que no se os ocurra pensar que la novela no me ha gustado. ¡Si está muy bien! Por una vez hay una autora capaz de desarrollar un romance como dios manda. La relación que se establece entre Will y Lou es preciosa y está muy bien construida. No es la típica relación chico malo-chica buena, para empezar, ni tampoco chico rico-chica pobre. Es simplemente una amistad que va a más y que se desarrolla de manera muy natural, a mí me ha gustado.

Antes he mencionado que las relaciones familiares eran uno de los grandes puntos fuertes de la novela. El segundo punto fuerte es que trata el debate acerca de la gente paralítica. Sin hacer un tratado sobre el tema, al contrario, de forma muy amena, poco a poco la autora nos va dando a conocer este mundo. Así, vemos con profundidad, pero sin aburrirnos, los problemas a los que tienen que enfrentarse las personas que se encuentran en esta situación y también nos va mostrando todos los puntos de vista.

Sí, me ha encantado ver cómo la novela aborda el debate sobre el suicidio legalizado, y lo hace sin posicionarse, ofreciendo todos los puntos de vista sobre el tema. Sin duda, es un tema del que se habla muy poco y del que me ha parecido muy interesante saber más.

Pero si hay algo especialmente destacado, es el final. Sin duda, un final muy atrevido, en él la autora ha saltado sin red, arriesgándose a que no fuera bien recibido por el público. Por mi parte, me ha encantado, porque se escapa de los tópicos, porque transmite un mensaje muy interesante y porque ha sido un final lleno de emoción, que ha logrado cautivarme. Sin duda, era el final que necesitaba esta novela.

En conclusión, a veces resulta que la masa tiene razón. Esta es sin duda una novela que merece la pena. Es un libro con unos personajes que tienen gran profundidad, en la que se da mucha importancia a las relaciones familiares, dónde hay un romance precioso, muy bien construido. No es una novela con altibajos y giros inesperados, pero un tema muy interesante, del que se debería hablar tanto en literatura como en la sociedad en general. Además, cuenta con un final atípico, con mensaje muy interesante.

Aprovechando que he visto la película, os comentaré que  no tiene mucha importancia si leer el libro o si ves la película antes, a mí no me ha importado ni me ha fastidiado la lectura. Sí, es cierto, ya sabía cómo iba a terminar, pero a parte de eso, lo interesante del libro no es tanto cómo termina, sino cómo se construye la relación amorosa.

Por otra parte, comentaros que esta novela forma parte de una trilogía, pero yo lo voy a dejar aquí. A mí lo que me interesaba era el tema de Will. Lou no me ha parecido un personaje demasiado remarcable, por lo que no siento especial interés en saber  cómo sigue su vida, a mí me basta con el epílogo, así que aquí lo dejaré.

Y vosotros, ¿qué opináis? ¿Habéis oído hablar mucho también de esta novela? ¿Os convenció el hype como a mí? ¿Habéis visto la película? ¿Os parece una adaptación fiel? ¿Opináis que el final es adecuado? ¿Os gustó la relación familiar?

Oh, y aquí os dejo con mi avance en Goodreads:

PUNTUACIÓN...4/5!
Primeras Líneas...