martes, 21 de marzo de 2017

Viñeta del lector 23#

"Tengo que elegir entre leer y dormir"

A mí, las horas del día no me bastan. Ya sabéis que leo cada segundo que puedo, cuando encuentro un huequecito libre, pero con las clases, donde más leo es en el autobús, y durante el resto del día casi no tengo tiempo de leer. Únicamente me permito ese placer "unos minutitos" antes de ir a dormir. Y es que el día me tiene tan ocupada, que no me queda otro remedio que, para leer, tener que rascarle horas al sueño. Se recomiendan ocho horas diarias de sueño, ¿no? Bueno, si estar tumbada en la cama leyendo cuenta yo las cumplo (no, la verdad es que no las cumplo ni así)

Hay gente que no puede leer antes de irse a la cama porque se quedan dormidos. Por suerte, eso no me pasa. Nunca me he dormido con un libro en las manos. A ver, no es que no me entre sueño, como a cualquiera, pero si me veo releyendo el mismo párrafo una y otra vez o que se me cierran los ojos del sueño, no importa en qué parte de la historia esté, o si me encuentro a mitad de capítulo. Cierro el libro y apago la luz.

Pero en general, no tengo muchos inconvenientes para leer por la noche, excepto uno: tener que levantarme a la mañana siguiente. Normalmente, leer me despierta, por lo que si la historia es interesante y no necesito pararme a digerir cosas, perfectamente podría estar toda la noche despierta. Pero claro, luego me entran los remordimientos, que si al día siguiente tengo clase, que no rendiré, que me dormiré en los laureles...Así que solo me quedo despierta hasta las tres de la mañana. Yo controlo.

Hay excepciones. Si estoy en vacaciones, no me importa la hora, porque a la mañana siguiente no tengo clase. Del mismo modo, si estoy de vacaciones no suelo leer hasta bien entrada la noche, porque como no tengo nada que hacer, puedo leer durante todo el día y dormir las horas que lo necesito.

Que yo recuerde, sólo ha habido un caso especial, bueno, dos y medio:

1) Mago por casualidad, de Laura Gallego: lo empecé a leer por la noche y lo terminé esa misma noche. Pero vaya, era un libro muy finito, con la letra grande y ilustraciones, de manera que no me duró mucho. Seguramente no estuve hasta más tarde de las dos de la mañana.

2) El libro sin nombre, de Anónimo: Sabéis que soy una miedica y que no soporto las historias de terror. Vale. Pues ha llegado el momento de que sepáis que a veces soy algo masoquista. Este libro parecía de terror, pero me empeñé a leerlo. Y no solo eso, me empeñé a leerlo únicamente por la noche y con una linterna. A eso sumadle que era en verano, es decir, cuando estaba de vacaciones en casa de mi abuela, que es un viejo y gran caserón (lo sé, tengo un problema). Of course, no lo conseguí, aunque lo intenté durante varias noches: me daba demasiado yuyu. Pero el libro sí lo terminé (no está reseñado en el blog), y por lo que recuerdo, realmente no era de terror, pero sí tenía escenas excesivamente sangrientas, detalladas y bastante gores.

3) Besos de murciélago, de Silvia Hervás: Este sí que sí. Decidí hacer un experimento y me reté a leer este libro en una noche. Y lo conseguí, aunque terminé sobre las seis de la mañana. Fue un experimento divertido, tuve sueño durante los días siguientes, para vaya, me gustó y no descarto repetir la experiencia.

Y a vosotros, por la noche, ¿quién os gana, el sueño o las ganas de leer?

15 comentarios:

  1. ¡Hello!

    Yo definitivamente NO PUEDO LEER EN LA NOCHE. Me quedo dormida, aparte de que ya le hice una especie de cruz a leer en la noche, es que me levantó muy temprano todos los días y cuando son las 8 o 9 p.m ya tengo sueño y leer no es precisamente lo que me provoca. Así que aprovecho para leer en cada huequito del día, como dices.

    Abrazos! Nos leemos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Huy qué lástima que no puedas leer por la noche...a mí es que el día no me parece suficiente. No, no, si yo me levanto todos los días a las siete y aún así, soy capaz de tenerme en pie hasta las doce (y más si el libro me engancha :P)

      Eliminar
  2. Hola, Laura:

    Pues respondiendo a tu pregunta... la verdad es que depende. Yo también trato de arrancarle minutos a la noche leyendo, pero hay veces que el sueño me vence y me quedo frita. Eso sí, trato de llegar al menos a apagar la luz. Como tú también utilizo los tiempos de transporte para leer y, sobre todo, trato de adelantar lecturas los fines de semana.

    Y desde luego, ¡vaya que si eres masoca! Menos mal que no te gustan las historias de miedo, que si te llegan a gustar... Me hubiera gustado verte ahí en el caserón, con el libro... temblandito.

    Y bueno, qué más decirte, que ya sabes que me encanta esta sección ^^

    Un saludo imaginativo...

    Patt

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Sí, el problema de leer en el autobús es cuando me encuentro a gente que conozco y no puedo leer porque tengo que ser amable y hablar todo el rato...Jo.

      Y me alegro que te guste la sección y que te pases siempre a comentar^^

      Eliminar
  3. hola,
    yo por temas de hijos, casa, trabajo, sólo puedo leer antes de irme a dormir. Asi que todas las noches a partir de las 10 me meto en mi camita y a leer. Hay noches que me han dado las mil jejeje pero me encanta que me pase eso. En verano disfruto mas porque leo en la pisci, y de vacaciones ya me devoro los libros.

    Por cierto, he hecho el book tag de Demasiado informacion por si te quieres pasar

    besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Huy, a mí en verano leer al lado de la piscina/playa me agobia, llego a coger una insolación...xD
      ¡Me alegro que tu también seas una lectora nocturna!
      Huy, qué bien que hayas hecho el Tag, es que estoy que ni me entero, con la de trabajos que tengo para clase estoy que no paro y tengo muchas entradas pendientes por leer...pero me pasaré por la tuya sí o sí :)

      Eliminar
  4. ¡Hola! Ay, pues si yo no leo no me puedo dormir. O sea, me llevo dando vueltas como una media hora. Claro que hay veces que estoy TAN cansada que ni dos líneas puedo leer, y otras que hasta las tantas de la madrugada me puedo llevar leyendo. También leo sea donde sea, que si el sofá con la tele de fondo por mis padres, con mi hermana hablando de fondo y haciendo que la escucho... Como sea XD ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja, vaya, huy, pues a mí leer como método para dormirme no me sirve...¡me acabo despertando más! :P
      Vaya capacidad de concentración tienes para leer en todos esos sitios :O

      Gracias por pasarte,
      Laura.

      Eliminar
  5. Ah, pero porque Mago por casualidad es genial!
    A mi me quita el sueño, y ya se ve, mira qué horas, voy zombi
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esto sí que no me lo esperaba, ¡¿pero qué horas son estas?! ¿No será que te estas levantando ya? Con lo temprano que te levantas por las mañanas,creo que lo mejor será que ni te vayas a dormir... :P
      Y sí, Mago por casualidad me pareció muy divertido, incluso mantuve a mi hermano despierto un buen rato, y eso que ya se había leído el libro :)

      Eliminar
    2. Pero qué manía de meterse con las horas en las que comentamos... Si a esas horas estamos por aquí metidas, algo bueno tendrá tu blog, ¿no? Si es que todo es quejarse. Desde luego... (Patt se aleja refunfuñando).

      Un saludo imaginativo...

      Patt

      Eliminar
    3. (Patt se aleja refunfuñando...a la 1:24 de la mañana)
      Que no, que no es por meterme con nadie, si es por vuestra salud por lo que me preocupo, sé que mi blog es adictivo, por eso, soy la única que puede haceros ver que no son horas...
      Además, ¿no conoces la cuenta de Twitter de MientrasLeo? Cada mañana sobre las cinco nos da un peculiar Buenos días. Me muero de curiosidad por saber de qué trabaja que tiene que levantarse tan temprano.

      Eliminar
    4. Sí, sí que la sigo por twitter, pero nunca ha coincidido que yo entre cuando ella publica esos saludos ni luego me los ha mostrado twitter en esto de "mientras no estabas..."

      Y sí, sí, tú di lo que quieras sobre nuestra salud, pero en el fondo te encanta meterte con nosotras. Admit it :p

      Un saludo imaginativo...

      Patt

      Eliminar
  6. ¡Hola, Laura! Yo antes leía también en cualquier ratito libre del día, pero aunque ahora también tengo mis momentos, prefiero leer de noche. No sé, digamos que me encuentro más predispuesta.
    Yo hago como tú, si veo que no puedo más, lo dejo y listo. Eso sí, si el libro es de capítulos cortos, intento acabar en el que esté. Anoche precisamente me pasó lo de quedarme dormida. No sé si es que me acosté muy pronto pero, estaba leyendo Bridget Jones y a la media hora dije "necesito un descanso" porque se me estaban cerrando los ojos. Cerré el libro y quería solo descansar un rato y.. me desperté una hora y pico más tarde cuando oí que mi familia estaba preparándose para irse a dormir. Eso sí, nunca me he dormido con el libro abierto entre las manos y desde luego, nunca he aguantado hasta las 3 a.m jajajja Mi límite está en la 1. La verdad es que a mí lo de dormir varias horas sí que me gusta y si duermo menos de 7, es probable que esté muy gruñona al día siguiente. Yo no tengo que ir a clase por las mañanas, pero me gusta levantarme sobre las 9.
    ¿¿¿A las 6 de las mañana??? Yo ni por reto ni nada, me veo incapaz de leer hasta esa hora. Es que, incluso alguna noche en la que tal vez he tenido insomnio, me molesta despertarme durante esas horas.
    Para que sea el libro el que me cause insomnio, tiene que ser triste. Me explico: si acabo las últimas páginas llorando a mares, luego esto muy despierta y me doy mil vueltas en la cama intentando dormirme y cuando lo hago, duermo fatal y me despierto cada poco rato.
    ¡Saludos y que sigas disfrutando de tus lecturas nocturnas! ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Omaira! (tranquila, no me había olvidado de tu comentario :P)
      ¿Pero cómo te has dormido leyendo Bridget Jones? ¡Pero si en teoría es un libro divertido! Pues vaya, sí que te dormiste pronto, debías estar muy cansada...

      No será verdad, ¿cómo que te límite está en la 1 de la mañana? Eso no puede ser, hará que hacer algo. Lo consultaré con la experta lectora nocturna, Patt,... Aunque claro, si te levantas gruñona no sé yo, puede que la solución sea que no te duermas y así seguro que no te despiertas gruñona :)
      Sí, yo también no soy mucho de levantarme tarde, incluso cuando no tengo clase.
      Jaja, que risa, que no puedas leer tan tarde, a mí me ha pasado alguna vez que incluso al volver a casa de una fiesta, sobre las tres de la mañana, luego me pongo a leer un rato xD

      Hum, qué curioso lo de que los libros tristes te producen insomnio, a mí me pasa con los que están muy emocionantes, porque quiero seguir leyendo y no puedo.

      un saludo,
      Laura.

      Eliminar

"Sabes que has leído un buen libro cuando al cerrar la tapa después de haber leído la última página te sientes como si hubieras perdido a un amigo." Paul Sweeney