jueves, 19 de octubre de 2017

Frases memorables: Cómo no ser una drama mamá


"Las madres pueden adivinar cosas imposibles con sólo mirarte a los ojos"

No creo que sea necesario añadir nada más.

Creo que todos estáis de acuerdo con esta cita.

No sé cómo lo hace mi madre, pero es así. Es capaz de analizar cada pequeño gesto de mi rostro, captar todos los matices de mis palabras, entender mis silencios. Sabe qué me pasa incluso antes de que lo sepa yo. Algunas de las cosas que hace me dejan de piedra. Siempre recuerda cuando tengo dentista/médico/hora con lo que sea. Recuerda las cosas que me gustan. Sabe cuando me ha venido la regla. Me pregunta acerca de mi día. Pero no es eso. Son los pequeños detalles. La forma en que coloca los cojines sobre mi cama cuando no tengo tiempo de hacerla. El hecho de que se le ocurra comprarme un libro porque sí (lo hizo solo una vez y justamente ya lo había leído, pero la intención es lo que cuenta). El hecho que por la noche se quede a ver una película que no le está gustando solo porque a mí me hace feliz. Incluso el hecho de que quiera que la acompañe a sitios en coche solo para pasar un rato conmigo.

Y eso que nos llevamos fatal. De verdad, no os creáis que somos una familia idílica. Con mi madre chocamos constantemente y discutimos día sí día no. Peleas de las grandes. Pero pese a todo, mi madre me conoce mejor que nadie. Me lee como un libro abierto.

Así que este libro al que pertenece la cita pertenece al libro, Cómo no ser una drama mamá, me encantó, pues me sentí muy identificada. Imaginaos lo que me gustó, que se lo recomendé a mi madre, ¡y se lo leyó! ¡Eso es inaudito! Os aviso desde ya que no es estilo novela, pero tampoco es un libro de frases. Cada capitulo está encabezado por una frase "típica de madre" y la autora se dedica a narrarnos algunas anécdotas relacionadas con esa cita. Sin duda, se profundiza mucho la relación madre e hija y lo mejor de todo: te ríes un montón. Yo os lo recomiendo. Si os interesa saber un poco más acerca de él, aquí os dejo el enlace a la reseña, espero que os animéis.

Y vosotros, ¿también tenéis una relación especial con vuestra madre?

domingo, 15 de octubre de 2017

Baby doll, de Hollie Overton

La verdad es que el tema de secuestros no lo he tocado mucho, así que esta novela me apetecía. Me habían hablado muy bien de La habitación, un libro que tengo en casa, pero la reseña de Baby doll de Mientrasleo, según la cual esta era una versión light. Y tan light. demasiado. Además, me llamaba el tema de que fuera un libro de personajes femeninos, saber cómo se reintegra uno en la sociedad tras vivir algo así y sobre todo el papel de los medios que explotan el morbo. Por desgracia, la novela me ha decepcionado.

Título: Baby Doll
Autora: Hollie Overton
Editorial: Suma de letras
Encuadernación: Rústico con solapas
Páginas: 400
Precio: 18,90 euros

Sinopsis:
Raptada a las puertas de su instituto, Lily ha estado aislada del mundo durante ocho años. Ha dejado de ser adolescente para convertirse en una mujer en la pequeña prisión del sótano en el que vive. Su hija Sky no ha conocido otra vida.
Pero, un día, su captor olvida echar la llave a la cerradura.
Esta es la historia de lo que sucede luego...
... a Lily, a su hermana gemela, a su madre, a su hija y a su secuestrador.

Por qué este título...
"El mundo no me había estropeado todavía. Yo era pura. Inmaculada. Es lo que me dijo después. Su mujer andaba por casa en ropa de deporte. No se depilaba las piernas. Se enfadaba si llegaba tarde a casa y sis e tomaba unas cervezas de más en el Rotary Club. Le contestaba. Cuando tenía la regla, nada de sexo. Su peso siempre fluctuaba y no le hacía caso cuando él le decía cómo debía vestirse y peinarse. Y yo era completamente suya. Una chica que nunca decía que no.Era la chica que obedecía todas sus peticiones. Era su muñeca, su baby doll, perfecta y obediente."

Opinión:
Impresión: Aburrido

Este libro empieza en el punto en que muchos terminan: cuando Lily consigue escapar del sótano en el que había estado ocho años encerrada y la policía coge a su captor. Y bueno, a la conclusión a la que he llegado tras terminar el libro es que si los demás libros terminan en este punto es por algo.

Y es que no ha pasado nada interesante en todo el libro. Simplemente, vemos cómo es la reinserción de Lily en la sociedad, lo duro que es para ella aceptar todo lo que le pasó. Lo que nos da a entender la novela es que Lily no es la única perjudicada de su secuestro. Su madre y su hermana Abby tienen un gran peso en la novela. Son unos personajes rotos, que no pudieron superar la desaparición de Lily, y ahora que ha vuelto, les cuesta mucho creerlo y aceptar todo lo que le pasó.

Sin duda, si hay algo que está bien trabajado en la novela son los personajes. Todos tienen mucha profundidad y me ha resultado muy interesante descubrir cómo se las apañan los familiares de las personas desaparecidas. La madre de Lily, por ejemplo, se convirtió en una sombra de lo que era, una mujer débil,  apagada y promiscua. Abby por su parte, está llena de odio, primero hacia sí misma y luego contra el captor de Lily, pero hasta el punto que roza  la locura. Lily, por el contrario, me sorprendió por su entereza. Sin duda, había tenido mucho más tiempo que su familia para asumir lo que le había pasado, pero de verdad, a veces parecía que era Abby la que había estado encerrada, tan desquiciada como está. Aún así, son personajes muy bien construidos y todo encaja con su personalidad.

Lo que me ha decepcionado más ha sido la trama. No sucede nada. Absolutamente nada. De verdad, estaba desquiciada por que pasara algo, tanta tranquilidad no me parecía normal, tenía que estallar algo en algún momento. Pero no. Sí, Abby hace algo inesperado, pero a parte de eso, nada. De verdad, no entiendo a los críticos que etiquetan este libro de "thriller". Como mucho puede entrar en la categoría de drama (pese a que no me ha parecido demasiado dramático), pero es que "thriller" no lo es ni en pintura. ¡Pero si no hay ningún tipo de tensión! ¡Ningún misterio! Así que me he aburrido bastante.

En los primeros capítulos capturan a Rick y la verdad es que él lo tiene todo en contra. Constantemente hablan de lo inteligente y previsor que es, así que esperaba que se guardara algún as en la manga, pero no es así. El único que tiene lo desperdicia inútilmente. De verdad, me pareció un hombre patético, muy alejado de la imagen de mente criminal que nos quieren hacer creer que es. Que sí, que me gusta esa idea de "cualquier persona normal en el fondo podría ser una psicópata", pero aún así, esperaba más de alguien capaz de llevar una doble vida, algún tipo de Plan B.

Eso sí, el libro es increíblemente realista, hasta el punto de parecer una crónica. Me lo creo todo. La autora se ha documentado muchísimo. Me creo completamente que lo que pasa tras escapar de un cautiverio es exactamente así: los sentimientos de la familia, cómo Lily se incorpora lentamente, el juicio, la prensa, etc.

En cuanto al periodo de cautiverio, es un tema que se pasa muy por encima. No hay ningún tipo de descripción al detalle ni ningún flashback morboso, así que para los que sois de estómago débil no será ningún problema. Eso sí, el problema de saltarse todo esto es que no hay drama, al contrario, el hecho de que Lily regrese es motivo de alegría, no de pena. Como veis, aburrido.

Otra cosa que me ha parecido muy bien desarrollada es el triángulo amoroso Abby-Wes-Lily. ¿Un triángulo amoroso, de verdad? Sí, y está muy bien desarrollado y tiene sentido. Wes fue el novio de Lily antes de que la seceustraran, pero después de ello, forjó una gran relación con Abby hasta el punto de terminar juntos. Me ha encantado cómo está narrada esta relación porque es muy lógico todo. Cómo Lily tiene que congeniar la imagen idealizada que tenía de Wes con el presente. Cómo Abby siente su relación con Wes como una traición. Cómo Wes sabe lo que quiere pero no quiere herir los sentimientos de nadie.

Por último, el final me ha resultado algo agridulce, y es que me ha parecido demasiado idílico. Con lo realista que había sido la novela hasta este punto, creo que el epílogo sobra completamente. Que sí, entiendo el mensaje de superación, pero no lo comparto. No me lo creo. Es todo demasiado bonito para ser verdad. Que entiendo que ha pasado el tiempo y tal, pero es que hay gente que no supera una cosa así. Que sí, que muchos siguen adelante, pero siempre te quedan cicatrices y eso aquí no lo vemos.

En conclusión, un libro que me ha sabido a poco. Esperaba una historia con mucho drama y no ha sido así. Es un libro realista, con una gran profundidad en los personajes y que trata todo el tema de qué pasa después de sobrevivir a un secuestro a la perfección. Pero la trama es bastante lineal, no hay sobresaltos y no consigue emocionar. A mí, me ha decepcionado porque esperaba más.

Y vosotros, ¿qué opináis? ¿Por la sinopsis pensabais que sería algo así? ¿Alguna recomendación de un libro sobre este tema? ¿Creéis que una situación así se puede superar sin que deje marca?

Y ya para terminar, os dejo con mi avance en Goodreads:


PUNTUACIÓN...2'5/5!

Primeras Líneas...

jueves, 12 de octubre de 2017

Viñeta del lector 32#


No soy muy adepta a hacer sesiones maratonianas de lectura. Antes sí. Antes dedicaba todo mi tiempo libre a leer. ¿Os lo imagináis? Tardes infinitas para leer. En esa época solo iba a clase por las mañanas y tenía que estudiar para algún examen. Y ya está. Ni siquiera perdía tiempo con las redes sociales porque aún no estaban de moda. ¿Os imagináis la cantidad de tiempo que tenía para leer? Entonces sí que hacía sesiones maratonianas. Me ponía a leer y seguía hasta la hora de cenar, o más tarde. A veces, leía un libro hasta las tantas, simplemente, porque no tenía sueño. NO TENÍA SUEÑO. ¡Ya no recuerdo la última vez que a las once no se me caen los ojos! Aish, qué recuerdos...

La desventaja (minúscula, en comparación con todas las ventajas) de aquella época es que no podía diferenciar entre cuando leía por leer y cuando NECESITABA leer. Todos los que estamos aquí somos lectores (si no es así, por favor, deja un comentario, tengo curiosidad por saber qué haces por aquí) y todos leemos libros (seguramente no enteros) cada día. Leemos por placer, para desconectar un rato de nuestra realidad, para sentir. Pero otras veces, leemos porque lo necesitamos.

Hay libros que los empezamos porque, bueno, tiene una portada bonita/sinopsis atractiva/estoy en el baño sin nada que hacer/buenas críticas, etc. Y de pronto, regresamos a la realidad y nos damos cuenta de que no podemos soltar. NO PODEMOS. Porque se nos va la vida en ello. NECESITAMOS seguir leyendo, saber qué pasará, saborear un par de palabras más. Entonces, es cuando "el libro te coge a ti". No lo puedes soltar para nada. Estás atrapado en su telaraña. No necesitas comer, beber, dormir (respirar sí). Un sentimiento que te embarga el corazón, que hace que te duela separarte de la historia. Porque sí, a veces no queda otra que dejar ese libro a un lado y hacer otras cosas. Pero incluso así, el libro no te abandona. Tienes su trama y sus personajes en la mente, las hipótesis danzando de aquí para allá, y estás, pero no estás.

Y luego lo terminas. 

No tiene por qué convertirse en tu libro favorito. Puede perfectamente no ser el mejor libro del mundo. Pero te ha atrapado de tal manera que hasta que no has leído la última página, no despiertas del hechizo. Porque esos libros tienen algo de magnético.

Sé que estáis esperando este párrafo. Sé que sabíais antes de empezar a leer esta entrada que en un momento u otro estaría este párrafo. Podría saltármelo, porque con el anterior el final de la entrada quedaba muy bonita, pero no me parecería justo que os lo preguntara y no dar mi respuesta. ¿Qué libros me han hecho sentir así?

Uno de ellos es La sombra de la luna, de José Antonio Cotrina, del que ya os hablé hace un par de entradas, un libro lleno de acción y momentos épicos. Otro fue El temor de un hombre sabio, seguramente ya conoceréis mi anécdota de que me lo llevé a un intercambio a Alemania y lo leí ahí. El recuerdo más preciado que guardo de ese viaje es estar tumbada en un sofá leyendo este libro. Aquí también puedo incluir La edad de los milagros, un libro lleno de desesperanza que leí adictivamente, deseando que todo mejorara en algún momento. Es el caso contrario de La princesa prometida y Cosas raras que se oyen en las librerías, dos libros que leí mitad en silencio, mitad en voz alta, porque sentía la necesidad imperiosa de compartirlo con alguien. A esta pequeña lista, hay que sumarle Princesa mecánica, un libro que desborda sentimientos y que me atrapó completamente; El chico, un libro del que no esperaba nada y que resultó serlo todo y La canción secreta del mundo, toda la maestría de José Cotrina (prosa cuidad, oscuridad, originalidad) concentrada en un único libro autoconclusivo.

Y a vosotros, ¿qué libro os ha hecho sentir así, qué libro os ha cogido y no os ha soltado hasta terminarlo?

domingo, 8 de octubre de 2017

Buenos presagios, de Neil Gaiman y Terry Pratchett

No es la primera vez que leo algo de Neil Gaiman. Ya he leído dos libros suyos antes, Stardust y El oceáno del final del camino. Ninguno de los dos libros llegó a ser lo que esperaba y me decepcionaron bastante. En el caso de Terry Pratchett de él sí que no había leído nada, aunque conocía su famosa saga Mundodisco que mi hermano adora. Además, este último autor me habían dicho que era muy divertido y ya sabéis que otro de los ganchos para hacerme leer un libro es decirme que me reiré a carcajadas.

Y bueno, este libro, pese a estar escrito por los dos, tenía una sinopsis que prometía diversión, así que me dije, ¿por qué no?

Nº de páginas: 352 págs.
Editorial: TIMUN MAS
Lengua: CASTELLANO
Encuadernación: Tapa blanda
ISBN: 9788448040253
Año edición: 2009
Plaza de edición: BARCELONA

Sinopsis:
Según Las Buenas y Acertadas profecías de Agnes la Chalada Bruja (el único libro fiable de profecías, escrito en 1655, antes de que ella explotara), el fin del mundo tendrá lugar el sábado. El próximo sábado, para ser exactos. Justo antes de la hora de la cena. Los ejércitos del Bien y del Mal se están agrupando, la Atlántida está resurgiendo, llueven sapos y los ánimos están algo alterados así que… todo parece ajustarse al Plan Divino. De no ser por un ángel quisquilloso y un demonio buscavidas que han vivido a costa de los mortales desde el comienzo de los tiempos y que no están dispuestos a aceptar tan fácilmente eso del «Fin de la civilización tal y como la conocemos». Y… ¡vaya por Dios! ¡Parece que alguien ha hecho desaparecer al Anticristo!.

Opinión:

Hoy estoy en modo off (ya empezamos). No me apetece hacer esta reseña (eso es lo que me llevas diciendo desde hace una semana). No sé ni por qué la estoy escribiendo (porque llevo insistiéndote desde hace una semana y porque a este paso se te va a olvidar). Sé que esta no es una buena forma de empezar una reseña (¿tú crees?), pero lo digo para que comprendáis por qué va a ser breve (pero qué vaga eres. ¿Ya te vale de criticarme, ¿no? No.)

¡Pero por favor, no vayáis a pensar que el libro no me ha gustado (estoy segura de que lo pensaban)! Es simplemente que estoy desganada (VAGA¬¬Si sigues así no te dejo decir nada más. Y encima de vaga, dictadora, ¡será posible!). Así que esta reseña será corta.

A ver, basta leer la sinopsis para darse cuenta de que este es un libro bastante disparatado. Un ángel y un demonio se alían para detener el fin del mundo en su propio beneficio. Surrealista. Pero brillante. Sin duda la trama nos presenta una idea muy atractiva y original, con bastantes dosis de humor.

Me ha gustado la caracterización de todos los personajes, todos tienen una forma de ser muy definida, y claramente vemos cómo Azirafel (os diré que aquí Laura puso unos espacios para luego buscar los nombres porque no se acordaba. ¡EH!) representa el bien y Crowley el mal. ¡Y aún así se ponen de acuerdo! ¡Y tiene sentido que se pongan de acuerdo! Me han gustado mucho estos personajes y he disfrutado muchos de los capítulos que estaban narrados por ellos. Sí, la historia no solo está centrada en ellos, sino también en varios personajes más cuyos nombres no recuerdo (te dije que te pusieras a hacer esta reseña antes. No me acordaría igual. No lo sabes. Sí. Podrías consultarlo en el libro. Me da pereza. Se confirma mi teoría de que eres una vaga, gracias por la prueba fehaciente).

Como decía, la historia está centrada en otros personajes como el anticristo (el único personaje cuya caracterización no me ha convencido) y sus amigos, los Cuatro Jinetes del Apocalipsis, dos cazabrujas, una bruja y algún que otro personaje más (¿contenta? Pero sí solo les has puesto un mote, sigues sin haberte molestado en buscar los nombres¬¬).A medida que vamos leyendo, conoceremos la vida de estos personajes.



 Esto, está contado de forma muy amena y divertida, con sarcasmo, humor y cosas fuera de contexto. (Ej: la Jinete del apocalipsis Hambre es quién patento los miniplatos carísimos de los restaurantes de lujo). Aún así, son biografías de personajes escritas en plan tocho, se desarrollan independientemente de la narración, no al mismo tiempo. Y eso con todos. Así que sentía que la historia se estancaba y que no avanzaba. Y es que si ahora me pongo a pensar en lo que pasa en todo el libro, lo podría resumir muy rápidamente (Nos lo creemos, no hace falta que lo demuestres, que te veo venir. Jó, yo que lo iba a poner para hacer relleno en la reseña...)


Aún así, el libro se lee muy bien porque es bastante divertido. Pese a que no me ha hecho estallar en carcajadas, me lo he pasado bien con la gran cantidad de disparates que hay. Y sí, los disparates en cierta manera me han parecido una pega porque había algunas cosas que no tenían lógica y no tenían sentido, y a mí eso no me convence. Pero repito, el libro es bastante divertido.

Por otra parte, no penséis que por ser un libro de humor es un libro banal. Al contrario, el libro encierra una reflexión potente, que no se dice directamente, pero que se da a entender durante toda la novela: la línea que separa el Bien y el Mal es muy fina.


Una última cosa que quiero mencionar es el uso de las notas al pie. El libro contiene numerosas notas al pie graciosas. Normalmente relacionamos las notas al pie como algo serio, y no es así. Pese a todos los problemas que tenía para verlas (mi ebook va como va :/) me han encantado y me han parecido muy divertidas. Aportan datos poco útiles, pero graciosos. No es el primer libro de humor que leo que usa este recurso, pues también lo podemos encontrar en Maldito karma.


En conclusión (vaya, pues al final te ha quedado la reseña más larga de lo que creía. Para que luego digas que soy vaga), un libro entretenido, disparatado, divertido, que te hará pasar un buen rato. Pese a que el ritmo sea un poco irregular y tampoco sea la octava maravilla, es un libro bien escrito, con una trama atractiva y unos personajes muy interesantes, perfecto para desconectar.

Curiosidad:
Con este libro he aprendido una palabra nueva, inefable, porque los personajes la usan continuamente. Según la RAE:
1. Inefable. adj. Que no se puede explicar con palabras.
Ejemplo:
"Como siempre digo, no se puede anticipar lo inefable. Lo que está bien es Bueno y lo que está mal es Malo, y punto. Si uno hace algo Malo cuando se le ha mandado hacer algo Bueno, se merece un castigo"

Y ya para terminar, os dejo con mi avance en Goodreads:




PUNTUACIÓN...3'5/5!
Primeras Líneas...

jueves, 5 de octubre de 2017

Visto en las redes 14#

¡Hola! ¿Cómo va todo? Ya estoy aquí de nuevo con una nueva entrega de la sección Visto en las redes, y esta vez, soy bastante puntual.

Para los que aún no lo sepan...¿en qué consiste la sección? Visto en las redes es una recopilación de todos aquellos tweets o mensajes relacionados con el mundo literario publicados durante el mes anterior por diversas personas y que yo he compartido por las redes sociales. Es decir que...¡atención, porque podríais salir mencionados en esta entrada! 

Me decidí a crear esta sección porque sé que algunos de vosotros no me seguís en las redes sociales qué de gente mala hay por el mundo, ¿verdad? (tanto porque no os interesa como porque no tenéis una cuenta) y pensé que os podría parecer interesante tener una recopilación de este tipo de cosas. Así, todos los que no tenéis redes podrías enteraros y los que me seguís, pero estáis saturados, podríais tener un resumen. 

Como sabéis, el blog está en varias redes: en Twitter, en Facebook, en Goodreads y en Bloguers (podéis acceder a mi perfil  de cada red social haciendo click en los enlaces), pero estoy especialmente activa en Twitter y Facebook, por lo que en esta sección me centraré en esas dos redes sociales.

Repito, como en cada ocasión, que la idea de esta sección no es completamente mía (siempre hay que dar créditos). Me inspiré en una sección muy parecida en el blog de Deja volar tu imaginación llamada Citando a Twitter. En ella, Patt recopila algunos de sus retweets favoritos, pero siempre están relacionados con reflexiones sobre el mundo en general, no centradas en el ámbito literario. Es una sección genial que me pareció muy interesante y a la que decidí darle mi toque personal.

Otra cosa que quiero añadir es que a partir de ahora traduciré (a petición popular) los tweets que estén en inglés, pues varios están en ese idioma. Lo haré lo mejor que pueda, de manera que los que no domináis el idioma también lo entendáis. Por cierto, en esta ocasión, creo que se me ha ido un poco la mano, sobre todo en Facebook...

Visto en...Twitter

Para empezar, confesaré que de nuevo, he pasado bastante por la cuenta de Brooding YA Hero, por lo que he decidido reunir aquí los tweets más destacados que encontré. Me reitero diciendo que es una cuenta crítica muy divertida.
"Es increíble lo mucho que se pierden las princesas. Llega un momento en el que piensas que el reino debería invertir en tenerlas en seguimiento"
Pues sí, si hay algo que me crispa más que los esbirros de pacotilla es la baja seguridad que hay en la corte. Entre secuestros, princesas que se fugan con solo chasquear los dedos y gente que se pasea por palacio como Pedro por su casa.... Que sí, que si las princesas no se escaparan no habría historia, pero es que llega un punto en que es ridícula la facilidad que tienen para huir, y en especial siendo mujeres, que tenían todo un séquito de damas de compañía y que no podían ir a casi ningún sitio. Y lo curioso es que luego es como si tuvieran un GPS incorporado y pese no haber salido casi nunca del castillo lo saben absolutamente todo de la forma de ser del pueblo llano y nadie se sorprende por sus modales.



"Siempre que paso por un espejo, tengo que pararme y describirme a mí mismo con gran detalle. A saber si estoy en el primer capítulo de mi libro."
A mí las descripciones directas no me gustan, no sé cuántas veces os lo he dicho ya. No me importa no saber en el primer capítulo qué aspecto tiene la protagonista. A ver, tampoco es plan de descubrir en el último capítulo que es de raza oriental, pero vamos, no necesito una descripción espejo, sino que me lo cuenten poco a poco. Además, lo que importa es la historia, ¿no? ¿Qué más da si tiene los ojos negros o caoba? ¡Un poco de libertad para el lector!



"Un equipo variopinto liderado por una chica adolescente y su novio (éste normalmente a pecho descubierto) tienen, y de lejos, muchas más posibilidades de vencer al enemigo que cualquier ejército profesional bien entrenado."
Sí, podéis sumar este a los tópicos que no soporto. Eso NO ES CREÍBLE. No importa cuánto me entrene, nunca me convertiré en una súper guerrera con grandes  habilidades (eso Laura, muy bien, diciendo cosas como esas solo vas a conseguir que no te incluyan en ningún equipo post-apocalíptico. No importa, seguro que muero antes de que se formen equipos). Me molesta mucho los personajes que en un par de meses de entrenamiento se convierten expertos invencibles que sepan hacer cualquier técnica de ataque y dispara a la perfección. O que un equipo no entrenado sea mucho mejor que un ejército. Esto último me parece muy insultante para los soldados entrenados. Mira, querido autor, si quieres, te sacas de la manga un ejército escondido en la montaña, pero esto no. 



"Soy un poderoso hombre inmortal pero solo persigo romances con chicas adolescentes. Si yo tuviera 43 años en lugar de 430, esto sería espeluznante".
A mí me pareció espeluznante, y en algunos casos muy espeluznante y criticable, pero en el caso de la gente inmortal, no es así, no nos resulta "raro", normalmente porque ellos (curiosamente, el ser inmortal suele ser él [ahora es cuando viene la experta de Tetsu Hana y me rebate]) tienen un aspecto juvenil. De todas formas, ¿no debería ser raro? Además, ¿qué ven esos seres inmortales en las adolescentes? En personas mortales, se entiende, por la nostalgia de cuando se tenía cuerpo de adolescente, pero en el caso de inmorales que no envejecen...no sé qué encuentran de atractivo en una persona inmadura y voluble (no es por insultar, pero en general todos hemos sido adolescentes inmaduros en algún momento[o aún]).



"Mi actual novia es malvada.
¿Por qué?
Bueno, ella está saliendo conmigo, y tu ahora quieres salir conmigo, así que, por supuesto, ella tiene que ser una persona horrible"
Esto también es algo recurrente. Si la protagonista es la chica, las anteriores relaciones del chico (porque él siempre es un experto) no han terminado por incompatibilidad de caracteres, o porque él haya metido la pata (¡ni pensarlo! ¡Él es perfecto!), sino porque ella es hija de siete padres y una persona horrible (pero hasta ese momento, super popular). Además, si la exnovia deja al chico para estar con otro está mal, pero en cambio si el chico deja a su novia para estar con la protagonista, es que es amor verdadero <3 (Patt, el ejemplo de La decisión, de Nicholas Sparks no me vale porque en el libro casi no sale la exnovia).



"Yo nunca presto atención en clase, pero en secreto adoro leer y puedo citar a tu autor favorito (información que es de conocimiento público)"
Aquí hay dos cosas que me dejan de piedra. Por una parte, esos adolescentes que sacan notas altísimas, pese saltarse las clases/pensar en su interés amoroso en clase/no estudiar/no hacer trabajos ni deberes. Definitivamente, la educación en América ya no es lo que era. Con lo que yo siempre me he esforzado por sacar las mejores notas, como persona me siento insultada cuando veo cosas así, porque banaliza todo mi esfuerzo. 
La segunda cosa que me dejad de piedra es lo de citar autores favoritos. ¿Alguna vez alguien os ha citado a un escritor, el que sea? Como mucho me han dicho "sólo sé que no sé nada", y ni me han contado de quién es la cita, posiblemente porque no lo sabían. Ahora ya, citarme a mi autor favorito es como tener una semana de tres jueves, porque, para empezar, mi círculo de conocidos no sabe ni cuáles son mis autores favoritos, así que, mal vamos.



"Sabes qué necesita este libro
Una subtrama romántica totalmente innecesaria.
Un libro sin besos no puede existir."
Antes no era así. Antes me gustaban las historias de amor, como podréis ver si buscáis las primeras reseñas del blog. ¡Antes me gustaban los romances juveniles en institutos! Pero es que llega un punto en el que una se cansa, se cansa de leer siempre lo mismo. Es por eso por lo que últimamente huyo de los romances (y de los libros que no sean autoconclusivos), porque ya es todo más de lo mismo. ¿Y para qué leer un libro de romance, si puedo leer un libro de fantasía y habrá romance igual? Y es que nos han metido el romance hasta en la sopa. ¿Cuál fue la última lectura en la que no encontrasteis romance? En mi caso, Los imaginarios (solo faltaría, pues tiene un toque infantil) y Las quince vidas de Harry Ausgust.



"Cualquier conflicto entre naciones puede arreglarse con una heroína valiente y privilegiada que se enamore del chico sexy (como yo) del otro bando"
(Los ojos de Laura ruedan tanto que parecen una peonza. En una noria). Que si fuera un matrimonio de conveniencia lo entiendo, es un hecho histórico. Pero, ¿el amor? ¿De verdad? Of course, ambos se han encontrado "por casualidad", después de escaparse de sus castillos de alta seguridad (véase el primer mensaje). Claro que sí, guapi, y yo me chupo un pie.


"Wow. ¡Pero qué primera escena tan intensa y emocionante! Estoy ansiosa por empezar este libro. Parece que será muy...
Oh. Era un sueño. Olvídalo."
Si el primer capítulo está lleno de acción trepidante, no lo dudes: es un sueño. O también puede ser un fragmento de la mitad del libro. Pero suele ser un sueño (que en muchos casos es una premonición [véase Medianoche{Bueno, no lo podéis ver (leer) porque aún no he hecho la reseña, pero todo llegará}]). ¿Por qué los libros tienen que empezar con una introducción? ¿Por qué no ir al grano y que el lector se vaya enterando de todo a ratos? Puede ser interesante. A la serie The magicians le falta una introducción en todos los capítulos, pero me parece interesante igual.


"Ahora que he alcanzado la riqueza y la eterna inmortalidad, qué podría hacer ahora?
No, gobernar el mundo no.
¡Voy a volver al instituto!"
Voy a poner como ejemplo Crepúsculo (aunque sé que todos lo estabais pensando), pero hay muchos más libros de seres paranormales así. ¿Alguien me puede explicar qué interés tiene la familia Cullen de enviar a "sus hijos" al instituto? ¿Para aparentar normalidad? ¿Irías durante toda la eternidad al instituto para aparentar normalidad? ¡Que digan que tienen tutores privados y punto! Madre mía, es que tiene que ser soporífiero. ¡Yo solo he ido una vez y las clases ya me parecían un muermo! ¡Imaginad después de haber ido medio centenar de veces! 


"Los bailes de máscaras me parecen desconcertantes. Nunca puedo identificar a mi interés amoroso por su voz.
Aunque quizás sea porque nunca la escucho cuando me habla."
Vale, es cierto que hay máscaras y máscaras, y que algunas no te dejan ver bien la cara. Lo acepto. Pero lo de la voz sí que no tiene explicación. ¿Cómo no puedes reconocer a alguien por la voz? ¿Es que habla todo el mundo en falsete? ¿Las máscaras llevan incorporado un distorsionador de voz? Es que si no es así, no me lo explico...


"Baby, por supuesto que me enamoré por tu belleza interior.
Simplemente, ha sido coincidencia que te besará después de que te maquillaras/mejoraras tu vestuario/perdieras peso/fueras coronada".
¡Vivan los libros que defiendes así la belleza interior! Antes comentaba que no soy muy fan del romance, y en parte es porque muchas historias de amor se basan solo en el aspecto exterior. Los personajes se enamoran uno del otro sin conocerse, sin saber absolutamente nada de ellos ni de su pasado. ¿Hola? ¡Quizás tiene una orden de alejamiento o ha estado en prisión o le gusta la pizza con piña! Pero sobre todo me molesta cuando hacen un cambio de look y TODO EL MUNDO se las queda mirando (curiosamente, esto del cambio de look con ellos no pasa) un poco más y lo ponen en portada en el periódico.


Pues eso, que me hago eco de la pregunta de Biblio de Flashia. ¿Sabéis de alguna aplicación así? Yo probé con la de Blogger, pero solo me dejaba editar entradas, no ver los blogs que sigo y comentar. Antes aprovechaba el tiempo libre para visitar blogs con el móvil, pero escribir allí se me da fatal, voy muy lenta, así que ahora solo leo artículos interesantes, pero con el móvil no comento. Aún así, me gustaría una aplicación para tener más facilidades en ese aspecto. ¿Alguien sabe algo? 



Para empezar, en los libros en papel no subrayo (nunca tengo un lápiz a mano) y con el Kindle tampoco (el mío no tiene esa opción, solo la de poner marcadores), pero entiendo a qué te refieres, Mi rincón privado. Hay libros que veo claro desde la primera página que me van a gustar. Es lo que me pasó con Cosas por las que discutimos mi chica y yo, el primer capítulo me pareció hilarante, y empecé a poner marcadores cada dos por tres porque me parecía muy divertido, hasta el punto que tuve que dejarlo porque me iba a quedar sin. Con esto, la crisis es cuando el libro está en ebook, porque luego lo termino, y veo que tengo siete páginas de marcadores y es en plan "SOS"


Sí, bueno, Mi rincón privado, la clave está en "encantarte", porque el riesgo de leer libros de los que no sabes nada es que es más probable que no te guste (si fuera tan bueno, tendría más éxito, ¿no?). Peeero, en todo hay excepciones, y sí, que hay libros que me digo "OMG, por qué nadie más conoce esta maravilla". ¿Esto se contradice con mi paréntesis anterior? Para nada, hay libros que no son populares pero que me han encantado, quizás porque los leí en el momento justo o por experiencias personales. Uno de esos libros que siempre me vais a oír mencionar como infravalorado (no lo conoce nadie) y que merece un montón la pena pese a su portada es ¿Quién es ella? (En inglés Stargirl).



Siguiendo con #CosasQueMeIndignan, esto que nos cuenta Bela Darcy me ha dejado de piedra. Bé, quizás era una editorial de libros infantiles ilustrados, a saber, pero lo dudo. No tengo nada en contra de Instagram, pese a que no me emociona ver fotos y menos llenas de filtros (lo de los filtros es algo que no entiendo, sí, la foto queda más bonita, pero yo valoro mucho más una que no tenga filtros). Si no tuviera nada mejor que hacer me haría una cuenta. Aún así, la importancia que dan las editoriales a las redes sociales y lo que infravaloran a los blogs, me crispa.




Me uno al brindis de Efraim Suárez. He leído alguna novela que no ha pasado por este tipo de personas, y hasta que no leí una novela así no empecé a valorar de verdad el trabajo de estas personas. Editar un libro no es corregir los errores ortográficos es mucho más. Es como si los escritores te dieran una pala y un mapa sobre donde encontrar un pozo petrolífero y tu tuvieras que cavar hasta encontrarlo. Así que, gracias por vuestro trabajo.


Sé que la Feria del libro pasó hace mucho, pero yo voy a mi bola. Así que, rescato este tweet de Mientrasleo. Realmente, no quiero quejarme de la poca importancia que se le dio a la Feria del libro, que salió muy brevemente. Lo que me irrita (hoy estás muy susceptible, ¿eh?) es la poca importancia que se da a la literatura en general por televisión. Hay muy pocos programas literarios y el espacio que se les concede en las noticias es mínimo. En cambio, la mitad del telediario está dedicado a los deportes y hay un montón de canales dedicados solo a ese tema. Así va España.


Visto en...Facebook

Las otras portadas de la saga Covenant también me parecían bonitas pero esta reedición que nos comparte Rincón Leyna me encanta. Aún así, puede que dependa y la cosa cambie en papel. Sin duda son unas portadas muy modernas, pero puede que sea todo demasiado psicódelico. ¿Qué opináis? Mi favorita es Half Blood.


Vale, no, no lo habéis visto, pero aquí os dejo el enlace para que veáis esta biblioteca tan chula que comparte La Bioguia. ¿Sabéis eso de "estanterías del suelo al techo"? Pues aquí se lo han tomado muy en serio. Vale, la pregunta del millón es, ¿Cómo llegar a los estantes de arriba? Pero no importa, con lo bonita que es...


Yo no soy muy pastelera...¡Pero estas cositas me encantan! Si queréis ver la colección completa de postres literarios de Tutos & Ideas, click aquí. A ver, que sería incapaz de hacer algo así, además, parece que todo está hecho con fondant (que no es santo de mi devoción). Pese a eso, es una currada, yo sin duda lo guardaría en lugar de comérmelo (entre mis estantería tengo un león de fondant que hizo una amiga que no es la mitad de bonito que esto, y se quedará allí por los siglos de los siglos).


Por otra parte, aquí tenemos esta curiosidad que nos comparte Can Sales Biblioteca Pública (mi biblioteca [sé que la entrada dedicada a ella está pendiente, está en proceso de elaboración, ya tengo un guión y todas las fotos hechas]). Me pareció muy curioso descubrir por qué algunos libros tienen el título en el lomo en una dirección y otros en la otra, siempre es un dolor de cabeza terrible ir leyendo los títulos...


Por curiosidad, ¿alguno de vosotros usa sujeta-libros? Yo cuando era pequeña y tenía menos libros sí tenía, pero ahora me parece un desperdicio de espacio. Que sí, que sí, que estos que comparte Nerds with vaginas (y que podéis terminar de ver aquí) son una pasada y muy originales (me encanta el de NERD), pero ocupan mucho espacio.


Y por segunda vez en esta entrada, tenemos a Entre montones de libros. Normalmente, siempre incluyo alguna de las citas que nos comparte porque son preciosas, pero en esta ocasión lo que quería destacar es su comentario final. Siempre se habla del temor de los escritores a la página en blanco, pero, ¿qué pasa con los lectores? ¿No os da miedo de que un día vuestro escritor favorito se enfrente a este dilema? ¿Y si no se recupera? ¿Y si descubrimos que la última novela que hemos leído suya, es realmente la última?

Y bueno, creo que por hoy ya es suficiente. Espero que os lo hayáis pasado bien leyéndome y que os haya hecho reflexionar un poco. Nos leemos en los comentarios^^