jueves, 26 de mayo de 2016

Viñeta del lector 16#

El sábado fui de comunión. Vestido bonito, maquillaje, prisas, mamá date prisa que llegamos tarde, recoger a la tía, coger el regalo de compromiso para mi sobrina (una Biblia),...lo de siempre. ¡Qué os voy a contar! Todos hemos pasado por esto. A ver, que no os negaré que no sea bonito, especialmente para el niño/niña, (porque para los padres la cosa ya es otro cantar) y es que, ¿a quién no le gusta ser el centro de atención? A mí. 

Y aunque el vestido, la tarta, el banquete, la ceremonia, la presencia de todos los amigos y conocidos (y desconocidos, que también los hay) son muy emocionantes, el momento más esperado del día no es recibir el cuerpo de cristo, sino abrir los regalos. Recuerdo perfectamente lo que me regalaron a mí (bueno, más o menos): dos cajas de música, la colección de Kika Superburja, una bola del mundo, muchos sobres con dinero, un par de libros más...lo típico. 

Lo que me sorprendió (y por eso os estoy contando todo esto) es que a mi sobrina le regalaron un smarthphone. Y desde el momento en que lo vio, ya podía haberse puesto a llover a cántaros o derrumbado la iglesia, que para ella no hubo ojos para nada más. ¿En serio? ¿Un smartphone? Por favor, ¡si tiene ocho años! ¿A quién va a llamar? ¿A Dora la Exploradora?

Y no os estaría contando todo esto si fuera un caso excepcional, pero no es así y lo sabes. A esta misma sobrina le regalaron una tablet con seis años, y un vecinito mío de 7 años tiene una pared de su casa completamente (no exagero, incluso le hice una foto porque no me lo podía creer) forrada de juegos de Wii. Y es que cada vez empiezan antes. Seguro que vosotros también conocéis casos así.

A esto se le llama ahora "quedar con los amigos"
Que sí, que sí, que saber usar las nuevas tecnologías está muy bien, pero, ¿de verdad estamos mucho mejor que antes?
- Tenemos acceso a gente de todo el globo. Sí, muy bien ¿y cuántos de ellos verás algún día en persona?
- Hacemos amigos que comparten nuestros gustos. Sí, muy  bien, pero ¿cuántos de ellos saben cuándo es tu cumpleaños sin que se lo diga Twitter o Facebook?
- Tenemos toda la información a nuestro alcance. Ajá, dime ¿qué aprendiste ayer que no supieras? No lo recuerdas, porque nos sobrecargamos con tanta información que no retenemos nada.

Y eso por poner algunos ejemplos. Yo recientemente he descubierto las maravillas del diccionario. Sí Diccionario. Ese libro tocho que todos tenemos de decoración en nuestras estanterías. En papel. Existen. No sabéis la sensación de buscar algo en el diccionario y no tener miedo a que Google traductor te esté timando, ni que la RAE te diga algo como Hermoso ----> Dotado de hermosura. (Olé). El día en que abra una enciclopedia (algo que no he usado en mi vida) puede que se destruya el mundo.

Y es que a pesar de que tenemos acceso a todo, no sabemos nada. No podemos sobrevivir sin las tecnologías, dependemos demasiado de ellas. Y lo que es peor, nos roban lo más valioso que tenemos: el tiempo. De verdad, pensadlo por un momento, ¿qué os aportan todos esos vídeos graciosos de Facebook? ¿Y los vídeos de gatitos? ¿Y el vídeo ese de cómo construir una casa hobbit o cómo hacer una increíble tarta de (inserta aquí cualquier cosa)? Nada, absolutamente nada. Y ahora sed sinceros, con el tiempo que pasáis revisando Facebook, Twitter, editando un vídeo para Youtube, poniendo filtros en Instagram, con ese tiempo, ¿cuántos libros podríais haber leído? Yo lo dejo en el aire.

Por último, quería hacer otra referencia a la viñeta de hoy. Las bibliotecas. ¿Cuánto hacer que no visitáis una biblioteca? Esta es fácil, somos lectores, puede que no haga mucho. Y aquí otra pregunta, cuando habéis ido a la biblioteca, a parte de babear por los libros que hay, ¿alguna vez os habéis fijado en la gente que hay? Yo sí: hombres mayores con el periódico, jóvenes "estudiando" y niños pequeños (5 años) ojeando libros infantiles. Más que una biblioteca, aquello parece una guardería, y eso me parece muy triste. 

En fin, supongo que nadie habrá llegado hasta aquí y leído mi reflexión de hoy, pero realmente me apetecía hacer algo nuevo. Y es que en algunos aspectos creo que la sociedad debería involucionar un poco, porque hay cosas que ya se nos escapan de las manos.

16 comentarios:

  1. Me ha encantado tu entrada y estoy totalmente de acuerdo contigo. Mi hijo mayor tiene nueve años y me pide un móvil desde hace tiempo porque "todos sus amigos lo tienen" y yo me niego, no veo la necesidad de crearle esa dependencia, en cambio vamos a la biblioteca una vez cada quince días y disfruta mucho con ello. Es un buen lector y creo que es una gran herencia crearle ese amor por la lectura desde pequeños.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy totalmente de acuerdo con tu decisión. Es cierto que llega un momento en la vida en que el móvil es útil, pero no desde tan pequeños.
      Gracias por pasarte por aquí:)

      Eliminar
  2. Totalmente de acuerdo contigo. Tenemos mucha dependencia de todas estas maquinitas, todas estas redes sociales... Y nos estamos olvidando de vivir, vivir de verdad.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, somos completamente adictos, y eso es algo que parece que no tiene solución...

      Eliminar
  3. Hola!!!
    bueno, una entrada llena de reflexiones
    1º parte: infancia y nuevas tecnologías: totalmente de acuerdo. Me pasó hace poco parecido, a un niña de once años le regalaron por su cumple una funda para el móvil, un soporte para ponerlo en la mesilla y un cargador portátil...Cuando me lo dijo me dio tanta pena...me pareció muy triste.
    2ªparte: Diccionarios y enciclopedias: hay amigos míos, que tienen unos años menos que yo, que flipan porque les digo que en clase en lengua hacíamos competiciones a buscar en el diccionario o que me encantaba entrar en la biblioteca y revisar cientos de enciclopedias para hacer trabajos del cole, porque ellos siempre lo han hecho con el ordenador. ¿Más rápido? si ¿más fácil? claramente ¿mejor?¿más pedagógico?¿sientes lo mismo? yo estoy convencida de que no.
    3ª parte: las bibliotecas: me he fijado en quienes están en las bibliotecas, y principalmente como bien dices son jubilados, universitarios pre exámenes y, por lo que yo he visto, extranjeros. Sin embargo, yo no soy muy de bibliotecas, me gusta ir a coger libros y salir de la misma. Hay demasiada gente como para que me sienta cómoda sentándome con mi libro, no es mi sitio.

    Muy buena entrada ;)
    Un saludo :D!!!
    http://yeswecanreadtogether.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. (¡Gracias por molestarte en escribir tanto!)
      Iré por orden:
      1. Sí, es que la cosa me parece exageradísima
      2. Cierto, ya nadie usa los diccionarios en papel y mucho menos las enciclopedias. También tienes razón en que el uso de internet es menos pedagógico, una cosa te queda más en la mente si la has buscado durante más de 30 segundos
      3. También puede que sea por eso. Yo tampoco me siento cómoda, especialmente porque no hay un "silencio sepulcral", por eso yo me escondo entre las estanterías más recónditas Pero es que no es eso, es que yo no he visto ninguna vez a un joven paseando entre las estanterías buscando un libro :O

      Eliminar
  4. Y vendrán cosas peores. Esto me recordó la vez que fui a la casa de una amiga y mientras ella buscaba algunas cosas me senté al lado de su primito de quizás 4 añitos. El niño no soltaba una tabla y hasta ni se molesto en contestarme el hola por la tabla.
    Le dije a mi amiga que si no creía que estaba muy pequeño para andar con esa tabla y me dijo que no porque la usaba para ver videos infantiles en Youtube.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, tengo una conocida que igual, tiene unos cuatro años y está muy enganchada a ver Peppa pig por la tablet. No se, yo no lo termino de ver bien... :/

      Eliminar
  5. Hola guapa!
    Te diré que yo he llegado hasta el final, y me ha gustado mucho la reflexión. Yo tengo una niña de 22 años y te diré que la vida ha cambiado mucho, los adelantos y la educación que le estamos dando a los hijos cada día va de mal en peor y luego nos quejamos cuando pasan cosas, creo que cada cosa tiene su tiempo. Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy cierto, gracias por leerme y compartir tu opinión :)

      Eliminar
  6. Hola, me ha gustado mucho tu post. La verdad que a mi también me escandaliza un poco que los niños tan pequeños tengan acceso a la tecnología tan pronto, creo que les quita parte de su infancia y además puede ser peligroso si tienen acceso a internet y no los vigilas.
    Saludos :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, se debería controlar más, pero claro, a muchos padres les viene bien tener a sus hijos tranquilos enganchados a las maquinitas...

      Eliminar
  7. Hola!
    Me ha gustado mucho tu entrada,creo que te lo has currado bastante.
    Estoy muy de acuerdo contigo,creo que no es lógico que todas las personas estén tan pilladas por la tecnología y mucho peor si esas personas son niños.
    Los pobres van a estar siempre con eso y no van a saber lo que son los juegos de toda la vida,una lastima.
    Un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que sí, a mi mis padres me educaron sin PSP ni Gameboy ni cosas de esas y tuve una infancia muy feliz. Por eso me entristece ver a mi primita así...

      Eliminar
  8. ¡Hola, Laura! Uff.. menuda entrada, pero tienes toda la razón. A mí regalarle un smartphone a alguien menor de 14 años (12 si me pongo generosa) me parece un error. Yo creo que hay una edad para todo y tan jóvenes deberían disfrutar más de la vida real. No te voy a decir que yo a esa edad fuera de estar todo el día jugando en la calle, pero si me lo pasé bien sin tanta tecnología. Hoy en día si me gusta mirar FB o Instagram, pero no me paso horas y horas, sencillamente lo utilizo para estar al día de cosas que me interesan. Eso si (salvo en la página del blog) en mi perfil personal casi no publico, pero porque no veo necesidad de contar mis andanzas diarias. Yo a la biblioteca fui por última vez la semana pasada y, más que parezca una guardería, lo que veo es que mucha gente que parece "estudiando", en realidad tiene todos los apuntes abiertos pero en la pantalla del ordenador no ves precisamente cosas de estudio, sino redes sociales o vídeos (no todo el mundo, pero muchos van a pillar wi-fi nada más). De pequeña lo que yo si tenía era Gameboy y.. me encantaba, no era una viciada, pero si que me lo pasé bien jugando con ella xD. ¡Saludos y enhorabuena por la entrada, no solo es bastante detallada sino que tiene un toque que hace que realmente parezca que te escuchamos hablar y no estemos leyendo el típico artículo que habla de estos temas pero de manera fría! ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Muchas gracias por tu comentario, me alegro que te haya gustado la entrada y que coincidamos en cuanto a opiniones.
      Tienes razón que hay mucha gente que va a la biblioteca más para aparentar que para estudiar, pero vaya.
      También no digo que esté mal que los niños tengan videojuegos, pero si cuando se vuelve algo vital y se enganchan a ellos.
      Ah, y me alegro que seas de las pocas que puede estar en Instagram y Facebook con moderación^^

      Eliminar

"Sabes que has leído un buen libro cuando al cerrar la tapa después de haber leído la última página te sientes como si hubieras perdido a un amigo." Paul Sweeney