miércoles, 25 de diciembre de 2013

Erebos, de Úrsula Poznanski

La portada me da miedo. ¿A vosotros no? Llamativa, lo que se dice llamativa, sí que es pero...A pesar de la sinopsis, el libro parecía una especie de thriller sangriento, lleno de niños-psicópatas. Afortunadamente, no ha sido así.
¿Recordáis que hace poco reseñé Fabuland? Pues Erebos es la versión adulta y madura. Mientras que el otro parecía un libro medianamente infantil, Erebos se lo puede clasificar como juvenil-adulto.
En fin, os dejo con los datos y la reseña:


Título: Erebos
Autor: Ursula Poznanski
Editorial: Alfaguara
ISBN: 9788420407609
Año: 2011
Número de páginas: 504
Género: Aventuras/ Intriga

Sinopsis:
En un instituto de Londres circula un misterioso juego informático llamado Erebos. Copias piratas pasan secretamente de un alumno a otro provocando una fuerte adicción entre los estudiantes. Las reglas son muy estrictas: debes jugar siempre solo, tienes una única oportunidad y no puedes hablar con nadie sobre ello. Quien no las cumple o no termina una misión se queda fuera y no puede volver a intentarlo. Solo hay un pequeño inconveniente: Erebos es mucho más que un simple juego informático y las pruebas que exige no deben ser realizadas en ese escenario sino en la vida real. El límite entre la realidad y el mundo virtual empieza a desaparecer peligrosamente… Si estás dentro serás cómplice. Si estás fuera, no podrás evitar lo peor.
Erebos es un juego. te recompensa, habla contigo, te amenaza, te observa, te castiga.
Erebos tiene un objetivo: quiere matar.

Opinión:
Impresión: Adictivo

Y es que es un libro muy adictivo. Aún así, por razones personales exámenes que no quiero comentar exámenes y que no vienen al caso malditos exámenes, este libro me ha durado muchísimo más de lo habitual: dos semanas. Y no era por falta de ganas, sino por falta de tiempo. Pero aún así, cada vez que me sumergía en sus páginas, ni que fuera diez minutos, era un no para. La prosa y las descripciones, te mantienen atado al libro, por no hablar del misterio y la originalidad de la trama. Pero vayamos por partes.

En primer lugar, mencionar un poco de qué trata. En el instituto de Nick hay un videojuego que está causando furor: Erebos. Nadie habla de ello, pero todos saben quién está dentro y quién no. Y finalmente, el juego llega a Nick. A partir de ese momento, nos veremos alternando entre el punto de vista de Nick, la realidad, y el punto de vista de Sarius, que vive en el mundo de ficción (o no).

El autor ha logrado crear un mundo completamente realista (aunque algunas descripciones de monstruos flojeaban un poco) y consigue introducir al lector no en un videojuego, sino en otra realidad. Y eso por no hablar de las conexiones con la realidad. A diferencia de lo que pueda parecer, Nick está completamente bajo el embrujo de Erebos, pero aún así, va a clase.
Ver cómo se las apaña para hacer las dos cosas a la vez ha sido muy entretenido, sobretodo en la primera parte de la novela, por no hablar de algunos elementos del juego que logran que el mundo virtual y el real no se vea tan distante. Me refiero a los encargos. De tanto en tanto, si Sarius está a punto de morir o quiere subir de nivel, el Mensajero le encargará a Nick una misión, que al principio pueden parecer simples tonterías, como fotografiar a alguien, pero que cada vez irán a mayores.

Pero lo mejor de todo es el misterio. Erebos está envuelto en el secretismo, los jugadores a penas pueden interactuar entre ellos y en el mundo real nadie habla, puesto que Erebos lo sabe todo y lo ve todo. Así que, poco a poco iremos viendo como Sarius conoce las intenciones de Erebos desde dentro, y como Nick trata de juntar todas las piezas del rompecabezas hasta formar algo con sentido.

Entre los personajes, hay que destacar a Nick, el protagonista, como no. Es bastante listo, hay que admitirlo, pero por lo demás, no sobrepasa a la media. La coprotagonista, es Emily, una chica con carácter, que no teme a nada, y que luchará con todas sus fuerzas contra Erebos. Luego, hay algunos personajes, más secundarios, como Victor, Jamie o Collins, aunque estos a penas tienen protagonismo.

Y ese es uno de los errores de la novela. Se le concede tanto importancia a Erebos y a encajar las piezas del misterio, que no hay demasiada comunicación entre los personajes. De esta manera, a penas llegamos a conocerlos y las relaciones de unos con otros me parecen muy falsas. Claro ejemplo de ello, es el "romance"  que surge entre Emily y Nick. Me ha parecido muy frustrante que pasaran de conocidos a novios sin que a penas se digan nada el uno al otro. Sí, vale, es cierto que empiezan a pasar más tiempo juntos, pero en ningún momento me he encontrado con una escena dulce o romántica.

En fin, una última cosa que quiero mencionar, es la intención crítica de la obra. A medida que vas leyendo, te percatas de que esto que está escrito, podría suceder en realidad, de lo influenciables que somos los seres humanos, y más los adolescentes, de lo cerca que estamos de ser controlados por las máquinas. Si un videojuego te pide que, para subir de nivel, fueras dos calles más abajo a recoger una caja y se la dieras a tu vecino, lo harías ¿verdad? Ni que fuera solo por curiosidad. Y con cada encargo, más te enredas en la telaraña de su control. ¿Y si en la caja hubiera una pistola? ¿Y si alguien te fotografiara con esa caja? ¿Qué puedes hacer sino ceder al chantaje? No sé, a mi me ha impresionado por eso.


En cuanto al final, es esperado, los malos nunca ganan, pero tiene su toque tierno y la verdad es que hay mucha acción.

En fin, nada, que lo recomiendo, puesto que es una brisa de aire fresco en una literatura cada vez más cargada de tópicos. Aquí os dejo el book trailer :D


PUNTUACIÓN...4/5!

Primeras Líneas...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

"Sabes que has leído un buen libro cuando al cerrar la tapa después de haber leído la última página te sientes como si hubieras perdido a un amigo." Paul Sweeney