martes, 31 de julio de 2012

Huellas y Manchas, de Jordi Sierra i Fabra

Hola! Aquí tenéis la reseña de esta increíble novela. El libro, se lo compré a Cristina del blog Welcome to Pinkiland (¡muchas gracias!), que los vende a muy bajo precio.

¡Aquí tenéis la reseña!

Título: Huellas y Manchas
Autor: Jordi Sierra i Fabra
Idioma de lectura: Castellano 
Páginas: 222
Editorial: Plataforma Neo
Encuadernación: Rústica con solapas
Fecha de la primera edición: 2012
Precio: 12€ 
ISBN: 978-84-15577-04-1
Sinopsis:

Cecilia tiene 17 años y cuida a su madre, enferma terminal. Al llegar la hora de la verdad, las preguntas no resueltas son más necesarias: ¿por qué la tuvo a ella mediante inseminación?, ¿por qué en Estados Unidos, sola, tan lejos de sus abuelos?, ¿qué esconde el pasado de su madre? Gracias a Emilio, un muchacho que vive encerrado en su casa y se comunica con el mundo únicamente mediante ordenadores, Cecilia descubrirá un secreto guardado durante años. 

Opinión:
A pesar de tener 17 años, Cecilia hace tiempo que dejó atrás la juventud y maduró: las circunstancias la obligaron a ello. La muerte de su hermano cuando ella era pequeña, la enfermedad terminal de su madre, su amor que se debate entre Juancho y Emilio...y solo es el principio. Su madre se muere. Así de simple. Sin rodeos. Y ahora que la hora final está cerca, las preguntas nunca respuestas se agolpan en la mente de Cecilia. ¿Quién es realmente su madre? y ¿porqué quiere ocultar su pasado?
Impresión: Conmovedora

Muchas reseñas afirmaban que esta era una novela dura. Tuve que leerla para descubrir que es cierto. Es triste perder a un ser querido; es horrible saber que va a morir y no poder hacer nada para evitarlo; pero es peor si tienes 17 años y ese ser querido es tu madre.

Es una novela corta, con una narración sincera y sorprendente, que muestra la realidad tal como es, sin rodeos ni adornos. También he de decir que, a pesar de tener 210 páginas, es una novela que se lee rápido, y no solo por la tensión constante, ni por la cantidad de frases cortas que hay, sino porque las palabras atraen la mirada como las abejas a la miel.

 Aún así, he de recordar lo de las frases cortas. Es algo que le aporta mucha rapidez a la lectura y que solo había visto anteriormente en un libro llamado "Seda". Ha sido curioso.
Por otra parte, tengo que hablar de los espléndidos personajes, tan bien definidos. Está Esperanza, la madre de Cecilia, una mujer dura y fuerte, con mucho carácter, que aguanta, a  pesar de todo lo que ha sufrido y lo que sabe que sufrirá. También tenemos a la protagonista, Ceciliauna chica fuerte como su madre, pero que, a pesar de aparentar tener un corazón de hierro, es tan solo un disfraz, tras el cuál oculta la desesperación y la inseguridad, además del ansia de sentirse protegida de este mundo tan cruel que le arrebató primero a su hermano, luego a Emilio y que ahora amenaza con matar a su madre.

 Pero no soporta eso sola. A su lado, siempre leal, está Juancho, un joven perdidamente enamorado de ella, que trabaja en el hospital. Él la ama, y ella lo sabe, pero no está segura de si su amor hacia Juancho es real o solo le quiere por la promesa de protección y seguridad que ofrecen sus besos y caricias. Y luego, está Emilio. Emilio...se amaron, lo quiso más que a nadie, pero las nuevas tecnologías se apoderaron de su mente, incapacitándolo, impidiéndole salir de la cárcel en la que se había convertido su cuarto. Por eso lo dejaron. Porque Emilio había tenido que elegir entre su mundo virtual y ella y no había podido tomar una decisión. Aún así son amigos, a pesar de que los recuerdos de otros tiempos felices sean a veces más profundos que una simple amistad.

Luego tenemos a los personajes secundarios, los cuales no están demasiado trabajados, pues se los deja un poco apartados. Entre ellos, puedo nombrar a los abuelos, que no salen hasta la mitad del libro (¿qué clase de padres no se preocupan por su hija enferma de cáncer?), las mejores amigas de Cecilia, las cuales solo hacen algún que otro comentario en vano y solo sirven para reforzar la apariencia de madurez de Cecilia (en serio, ¿no se podían hacer unos personajes un poco más profundos?) y Simon, el hermano de Cecilia. Simon es el que más me ha intrigado de todos. ¿Por qué? Pues porque ni aparece, tan solo lo nombran de pasada. Normal, está muerto. Murió cuando era pequeño. Pero no me preguntéis de qué, porque no lo he llegado a saber. Me parece que de una enfermedad, pero, ¿cuál? ¿Cáncer, quizás? Vete tu a saber. Y luego, que no me enteré de que era el hermano gemelo de Cecilia hasta la mitad del libro, cuando lo comenta con su madre, así, de casualidad .

Pero, a pesar de la bella historia que narran estas páginas, lo que de verdad me ha enamorado han sido las cartas y haikus escritos por la madre de Cecilia. Son de una belleza desgarradora. ¿Conocéis la prosa poética? Pues de eso están formadas las cartas. Precioso. Indescriptible.


Y ya solo me queda hablar del final. Un final previsible, pero no menos sorprendente que el resto de la novela. Aún así, quizás...haya sido un poco rápido. Ya sabíamos cómo terminaría y leer toda la novela para que luego lo último suceda en...10 páginas...no sé, no lo esperaba así. Aún así, no me ha decepcionado ni me arrepiento de haber leído la novela.

PUNTUACIÓN...4/5!


Primeras líneas...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

"Sabes que has leído un buen libro cuando al cerrar la tapa después de haber leído la última página te sientes como si hubieras perdido a un amigo." Paul Sweeney